Analizamos Dragon’s Dogma: Dark Arisen, el título de Capcom que aterrizaba a PlayStation 4 el pasado 3 de octubre con motivo de su quinto aniversario. La épica aventura regresa con un renovado apartado gráfico dispuesto a arrebatar los corazones de los jugadores. ¿Sucumbirás al poder del Grigori?

Ficha Técnica

  • Título:  Dragon’s Dogma: Dark Arisen
  • Desarrollador:  Capcom
  • Distribuidor: Koch Media
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: 18
  • Fecha de salida: 3 de Octubre de 2017
  • Idioma: Textos en castellano, voces en inglés
  • Género: RPG
  • Cómpralo para PS4 por 21,99: Dragon’s Dogma: Dark Arisen

Lanzado originalmente en 2012 para PlayStation 3 y Xbox 360, Dragon’s Dogma presentaba a los jugadores un mundo lleno de épicas criaturas en un mundo fantástico además de un amplio abanico de lugares  para explorar. El proyecto desarrollado por Capcom bajo la dirección de Hideaki Itsuno (Monster Hunter), traía un año más tarde un DLC llamado Dark Arisen, en el que se incluían además de nuevas características, un nuevo mapa llamado Isla de Bitterblack un aliciente para muchos jugadores que no dudaron en  regresar de nuevo a las tierras de Gransys.

Dragon’s Dogma: Dark Arisen regresaba en 2016, en esta ocasión para los usuarios de PC y ahora con motivo de su quinto aniversario regresa una vez más para la nueva generación de consolas con un apartado visual mejorado en alta resolución.

Historia

La historia o trama de Dragon’s Dogma se describe como una cadena sin fin, en la que nuestro paso en el juego formará parte de un eslabón en este proceso cíclico de origen y final inciertos.

Iniciaremos partida en algún lugar de una tenebrosa mazmorra. Encarnaremos a un guerrero anónimo provisto de una espada y avanzaremos por el lugar a medida que un tutorial nos familiarizará con las mecánicas del juego mientras una tenebrosa voz nos alentará a seguir adentrándonos por los lúgubres pasillos repletos de enemigos. Tras un encuentro épico con una quimera negra, se nos introduce una pantalla de creación de personaje con un editor muy completo en el que podremos escoger desde el sexo de nuestro avatar, apariencia física, forma de la cara incluso podremos cambiar los ojos o labios, escoger la altura, el peso, la forma de andar o el timbre de voz.

A continuación , una vez hayamos creado nuestro personaje una cinemática nos mostrará un dragón descendiendo de los cielos junto a una bandada de arpías dirigiéndose hacia la costera ciudad de Cassardis, nuestra ciudad natal. Caballeros y aldeanos serán llamados a las armas para combatir al corpulento dragón que pretende arrasar con la aldea. Tomamos un arma y nos disponemos a hacer frente a la amenaza logrando herirlo. Será entonces cuando la desalmada mirada de la criatura recobrará vida y nos arrebatará el corazón in situ. Tras el mortal encuentro renaceremos como Arisen, el que está destinado a luchar con el poderoso dragón para salvar las tierras de la destrucción.

Jugabilidad

Como os explicaba unas líneas más arriba, Dragon’s Dogma: Dark Arisen ofrece un profundo sistema de edición de personajes, quizá no tanto como el de los Sims 4, pero suficiente para permitir a los jugadores la creación de un personaje con total libertad creativa. Tipos de rostros, distintas formas de ojos, bocas incluso oreja. Además de poder cambiar la altura, el tipo de cuerpo, brazos y piernas, peinados,  incluso maquillaje serán algunas de las opciones posibles para la creación de avatares totalmente únicos. La creación de personaje también afectará de alguna forma a la jugabilidad, los personajes más altos podrán alcanzar salientes a más altura mientras que los personajes más bajos recuperarán la resistencia mucho antes.

En términos de jugabilidad , Dark Arisen es muy intuitivo y dinámico.  El juego funciona con un sistema de vocaciones, cada una de las nueve incluye un paquete de habilidades y se agrupan en tres categorías: vocaciones básicas, vocaciones avanzadas y vocaciones combinadas. Al principio de la partida nos dan a escoger entre tres vocaciones básicas, luchador, strider y mago. En caso de no agradarnos la elección podremos cambiarla en cualquier momento de la partida.

Cada personaje podrá llevar un límite de peso y podremos intercambiar objetos entre ellos a modo de ‘mulos de carga’ o bien depositarlos en almacenes. Existe además gran variedad de artículos combinables entre sí.

 

Podremos  aprender habilidades activas mediante puntos de vocación  ganados en combate y que podremos asignar  a distintos botones . Dependiendo de la clase que escojamos tendremos hasta seis habilidades disponibles a la vez. Por ejemplo, en caso de coger un luchador,  los jugadores podrán equiparse tres habilidades de espada y otras tres de escudo. Puede parecer limitado, pero fluye perfectamente con el sistema de peones y siempre estaremos a tiempo de cambiar nuestra vocación o la de nuestro fiel compañero, si no estamos a gusto con la elección original, sin coste alguno, tan solo tendremos que comprar la vocación y una vez adquirida podremos cambiarla cuantas veces queramos. Esto nos permite, a diferencia de otros títulos del mismo género, probar todas las clases que ofrece el juego garantizando una gratificante profundidad de combate.

Cada vocación tendrá sus propias habilidades que podremos adquirir mediante puntos vocacionales obtenidos al vencer enemigos.

Por otro lado, Dragon’s Dogma ofrece un modo multijugador mediante un sistema de peones, también conocidos como legión de mirmidones. Los jugadores pueden compartir con otros usuarios su peón principal y contratar los servicios de hasta dos peones más que se añadirán al grupo. Los peones además de tener sus propias vocaciones, habilidades y equipo,  estarán dotados de actitud propia que dictarán su comportamiento en combate. Su forma de actuar también podrá cambiarse cuando queramos mediante una serie de preguntas que nos formulará el juego. De este modo podemos determinar si queremos que nos proteja o si por el contrario queremos que se lance a los enemigos. Es muy importante prestar atención a su comportamiento y que actúe tal y como le hemos ordenado. No queremos que acompañe a otro Arisen y durante el combate no haga absolutamente nada, ¿verdad?.

El punto culminante de Dragon’s Dogma: Dark Arisen es sin duda el amplio repertorio de criaturas fantásticas. Desde goblins, no muertos, arpías hasta los más despiadados cícoples, serán algunos de los enemigos con los que tendremos que enfrentarnos. Todos y cada uno de los enemigos de gran envergadura, son escalables, es decir que podremos trepar y alcanzar zonas vulnerables de su cuerpo como el ojo de un cíclope o las cabezas de la hidra.

Las profundas mazmorras de la Isla de Bitterblack alberga algunas de las criaturas más poderosas del juego.

A nivel argumental Dragon’s Dogma: Dark Arisen es bastante clásico y los jugadores, salvo algún giro de guión inesperado, no encontrarán estimulantes para seguir con interés la historia. Sin embargo, los trepidantes combates compensarán con creces la monotonía de la trama y la inclusión del DLC Dark Arisen al título fue todo un acierto. En Bitterblack además de la posibilidad de subir las habilidades a nivel 3 o obtener nuevo armamento de nivel alto con el que equipar a nuestros personajes, nos espera un nuevo reino subterráneo lleno de mazmorras para explorar, con más de una veintena de poderosos enemigos a los que hacer frente. Si os gustan los desafíos os aseguro que pasaréis la mayor parte del tiempo jugando en Bitterblack.

Gráficos y sonido

Dragon’s Dogma regresa a la nueva generación de consolas con gráficos en alta resolución bastantes notables respecto a la versión de PlayStation 3, sin embargo no son tan notorios si los comparamos con la versión de PC. Recuerdo que gráficamente la versión de PS3 estaba muy bien cuidada, tanto el diseño de los personajes, criaturas, iluminación y en general todas las texturas lucían un acabado bastante pulido para la época. En esta nueva versión si no jugaste en la de PC notarás unas texturas muy definidas y te darás cuenta de ello en el primer encuentro con la quimera. El pelaje de la cabeza del león está increíblemente bien definido o los detalles de las armaduras. La evolución gráfica de la pasada generación de consolas a la nueva es bastante notorio.

En la silla del saber pordremos modificar el carácter de nuestro peón y definirlo según nuestras preferencias en combate.

En cuanto al audio, destacar la excelente partitura a cargo de Inon Zur responsable de la composición de célebres bandas sonoras como Dragon’s Age, Fallout 4 o el reciente Syberia 3 por nombrar algunas. Dragon’s Dogma ofrece pistas de audio variadas y muy bien adaptadas a cada situación. Canciones vocales tranquilas que nos acompañarán durante la exploración hasta pistas orquestales con riffs de guitarra en los combates. A destacar los efectos de sonido salidos de las entrañas de las distintas criaturas, mostrando una amplia gama de emociones, desde los furiosos graznidos de un grifo hasta la confusa comprensión de un cíclope al que hayamos arrancado los colmillos. Oiremos el viento agitar las ramas de los árboles, cantar los grillos durante la noche incluso predecir si hay un campamento de goblins cerca por los gorjeos de su jerga.

Conclusión

Tras haber jugado a Dragon’s Dogma en todas sus versiones,  en términos generales siempre me deja muy satisfecha. Es uno de los pocos títulos a los que he jugado en distintas plataformas y creo que pocos juegos consiguen reenganchar a los jugadores. Sin embargo, esta remasterización podría haber dado más de sí. Sigue siendo aquel juego que te dejaba la sensación de no estar terminado, tiene algunos fallos a nivel gráfico, los mismos que en sus versiones anteriores y es una lástima que Capcom no los haya tenido en cuenta. Sin embargo los trofeos son totalmente nuevos respecto a la versión de PlayStation 3 y en esta ocasión han tenido en cuenta el DLC. Ahora matar a la muerte tendrá recompensa en forma de trofeo, todo un aliciente.

Una joya con multitud de posibilidades a nivel de jugabilidad,  horas de diversión a un precio muy asequible que hace las delicias de los amantes del género. Sin duda un ‘must have’ que no puede faltar en tu colección.

 

 

Author: Cristina Ferragut

Jugadora desde 1986. Adoro los juegos de terror y aquellos que pasarlos suponen todo un reto. Lo difícil en general me atrae… “Hay cosas que olvidamos… Y hay cosas que no podemos olvidar, es gracioso, no sé cual es mas triste”. PSN ID: Hottarubi YT: InaGame

Dragon's Dogma: Dark Arisen

21.99
Dragon's Dogma: Dark Arisen
8.7

Historia

7.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Diversión

9.5/10

Pros

  • Sistema de combate divertido, intuitivo y gratificante
  • Amplio repertorio de vocaciones con opción de cambiarse tantas veces como queramos durante el juego
  • Notables mejoras gráficas respecto a la versión de PS3
  • Nuevos trofeos

Cons

  • No se han corregido algunos fallos a nivel gráfico y tampoco ofrece 60 fps estables

Related Posts

Impresiones Jugables | Kingdom Come: Deliverance

Avance | Resident Evil 7: Gold Edition

Análisis | Sonic Forces

PE2017 | God of War tendrá una duración estimada de entre 25 y 30 horas de juego

PE2017| Sony confirma el regreso de MediEvil a PlayStation 4 con una remasterización de la primera entrega | Nuevo tráiler

Avance | Ōkami HD

Comments

Reply comment