Hoy nos acercamos a RAID: World War II, un shooter que, bajo una trama parecida a Malditos bastardos, hace agua por todos lados. En nuestro canal de YouTube ya hicimos una primera toma de contacto, y hoy toca adentrarnos de lleno en él. Aunque nos cueste.

Ficha Técnica

Título: RAID: World War II 
Desarrollador: Lion Game Lion
Producción: Starbreeze
Distribuidor: PlayStation Network
Número de Jugadores: 1 / Online
Plataformas: PlayStation 4
PEGI: 18
Fecha de salida: 13 de octubre del 2017
Idioma: Castellano (textos), inglés (voces)
Género: Acción
Precio: 44,99 en PlayStation Store

RAID: World War II es un desastre. Incluso sobrevalorando alguna de sus cualidades, es difícil recomendarlo sobre otros shooters fenomenales de la Segunda Guerra Mundial que han llegado este año como Wolfenstein II: The New ColossusCall of Duty: World War II. El juego parece una unión de demasiadas ideas que nunca se concretan.

Los desarrolladores del juego, Lion Game Lion, buscaban que RAID: World War II fuese su propio juego online cooperativo, como algunos de los que ya existen. Teniendo en cuenta que el equipo ya ha tenido experiencia en la creación de contenido para el juego Payday, este debería haber sido mucho mejor que lo que finalmente hemos podido probar. Pero no lo es. De hecho, RAID falla en casi todos los sentidos que puedas imaginar.

Todo en RAID: World War II es un lío. La escena que se reproduce cuando empieza el juego se frena cada dos segundos y su frame rate baja como a… 2 frames por segundo. El juego todavía se está cargando durante esta escena, por lo que no se puede omitir. Lo que significa que se reproduce cada vez que se inicia el juego.

Aunque, para ser justos, puedes omitirlo una vez que haya terminado de cargar en segundo plano, solo que es extraño que tarde tanto. Este tedioso trámite que hay que pasar una y otra vez al iniciar el juego sería un poco menos frustrante si el juego fuera divertido en cualquiera de sus ámbitos.

La introducción es una clara advertencia antes de saltar al juego principal. No existe demasiado tutorial, ya que no se necesita aprender mucho. La mayoría de las misiones de RAID: World War II consisten en plantar o recoger cosas con solo presionar un botón. Las recolecciones incluyen tesoros, documentos, oro, cuerpos, placas de identificación y algunas cosas más. A veces, tienes que moverlos del punto A al punto B, todo mediante un simple aviso de botón. Es todo tan adormecedoramente repetitivo y poco original, que no invita a continuar con más misiones.

Nada en las misiones de RAID parece que mejoraría al jugar con un escuadrón de cuatro personas de forma online. Otros juegos, como Left 4 Dead o Payday, han mantenido el gancho durante mucho más tiempo y son mucho más interesantes si se está buscando un shooter cooperativo.

Hubo una misión en la que tuve que preparar una emboscada a un convoy, y para ello antes tenía que eliminar a varios soldados alemanes. Una vez listo el trabajo, tenía que esconder los cuerpos para que los camiones que llegasen no descubriesen el pastel. Para ello, existen unos contenedores de basura perfecto para guardar cadáveres. El problema está en que, uno de ellos, al tirarlo dentro no “activó” el contador de haberlo escondido (básicamente, desaparecen), así que me llevé al menos tres o cuatro minutos buscando dónde estaba el fallo. Hasta que lo saqué y volví a tirarlo dentro.

Por otro lado, los mapas son bastante pequeños, y la única razón por la que tardarás más en completarlos es porque se te echarán encima enormes oleadas de enemigos. Para acabar con ellos, tendrás que buscar munición y paquetes de salud, pero con un resultado bastante torpe en general. Tampoco puedes coger el arma de un enemigo muerto, así que estás atrapado con las dos armas que eliges al principio de cada misión. Simplemente hay cosas que esperas de un shooter moderno que RAID no cumple.

 

Gráficamente también es bastante limitado, e incluso la personalización de los personajes es bastante sosa. Por no hablar de las escenas cinematográficas en live action que son, cuanto menos, esperpénticas.

Eso es más o menos todo lo que hay que contar de RAID: World War II. Tienes una lista con algunas misiones, subes de nivel lentamente y desbloqueas algunas mejoras y armas. El proceso es increíblemente lento y probablemente te aburras después de un par de horas. Me gustaría pensar que el juego se puede mejorar a través de las actualizaciones, pero me temo que RAID: World War II será abandonado y olvidado por desarrolladores y jugadores. Si estás ansioso por matar nazis en esta temporada navideña, prueba con Wolfenstein 2: The New Order o Call of Duty: WWII.

Author: Alex Fdez

Nací a mediados del año 92, y como cualquiera de mi generación, crecí a medias entre los balonazos en la plazoleta y los botones de una consola. Y hasta ahora. 🙂

RAID: World War II

44,99 €
RAID: World War II
3

Historia

4/10

Jugabilidad

3/10

Gráficos

2/10

Sonido

3/10

Diversión

3/10

Pros

  • Pocas cosas positivas pueden sacarse de RAID.

Cons

  • Jugabilidad torpe y poco atractiva.
  • Mapas pequeños con misiones repetitivas.
  • Falta de consistencia en el frame rate.
  • ¿45 euros? ¿En serio?

Related Posts

Análisis | Morphite

Análisis | Dragon’s Dogma: Dark Arisen

Análisis | WWE 2K18

Análisis | Rugby 18

Avance | School Girl/Zombie Hunter

Avance | Los Sims 4

Comments

Reply comment