Las lesiones, un mal cada vez más extendido en los consumidores de videojuegos

Las lesiones son sin duda una de las mayores inquietudes para un deportista de élite, la práctica intensiva de cualquier tipo de ejercicio lleva al atleta a sufrir un riesgo irremediable. Si bien es cierto que se pueden evitar en mayor o menor medida, los problemas físicos siempre suelen ser una constante. Los equipos de fútbol europeo o de la NBA llegan a invertir de un 10 a un 30% de su presupuesto en ellas.

Ahora el mundo de los videojuegos también se ve afectado por este daño colateral. La gran mayoría estaréis pensando ¿lo dicesesports enserio? Pues por desgracia así es. Un jugador ocasional puede llegar a tener problemas en articulaciones (brazos, muñecas, manos), circulación de las piernas (al estar varias horas sin moverse) e incluso cervicales (malas posturas frente al televisor) o jaquecas. Lo ideal sería parar entre 15 y 20 minutos cada sesión de juego de 60-90 minutos, para estirar, moverse un poco y descansar, pero hay algunos usuarios a los que su trabajo les impide hacerlo.

Hablamos de los jugadores electrónicos de eSports, competiciones de gran nivel en el mundo de los videojuegos que cada vez cobran mayor importancia en la industria. Las lesiones están afectando a muchos profesionales de este sector y aunque lo más sencillo sería dejar de jugar, simplemente no pueden hacerlo, ya que sus carreras dependen de los torneos. Algunos han tenido problemas de muñeca, dolencias de cuello o codo de tenista, pero hay otros más graves como Lee “Flash” Young Ho (StarCraft) que incluso tuvo que operarse, o Geoff “Incontrol” Robinson, que en 2014 sufrió un coágulo en la rodilla y tuvo que ser intervenido.

Lo peor de todo es que actualmente no están reconocidos como deporte en sí y no hay ninguna organización ni seguridad social que defienda sus derechos y les ofrezca coberturas por accidentes. Esperemos que esto cambie pronto.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/9 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)
Las lesiones, un mal cada vez más extendido en los consumidores de videojuegos, 9.0 out of 9 based on 2 ratings

Leave a comment