Codemasters convenció a crítica y usuarios con DiRT Rally y prácticamente un año después regresa a la serie principal con una nueva entrega que mantiene la exigencia del último gran éxito unido a competiciones más amenas y divertidas.

Análisis