DmC Devil May Cry

DmC Devil May Cry

7 febrero, 2013 4 Por Alejandro Altaber

Acaba de comenzar el 2013 y ya tenemos entre nosotros uno de los juegos recomendados para disfrutar este año. Aunque no lo parezca, es uno de los títulos más esperados por diversos motivos, uno de ellos por su indudable calidad como hack and slash, por otro lado, la gran polémica que ha provocado desde su anuncio oficial el cambio de estilo de Dante. Muchos fans de la saga de Capcom estaban esperando con el cuchillo entre los dientes para destrozar el juego sin haberle dado siquiera una oportunidad.

No siempre un reinicio de una saga ha sido un descalabro, por ejemplo, Nintendo y su Gamecube consiguieron crear un remake de Resident Evil al que muchos usuarios de PlayStation se quedaron con las ganas de jugar. Viendo el gran resultado que algunos reinicios han tenido en los últimos años, Capcom cedió el honor a Ninja Theory de crear la quinta entrega de la franquicia. La compañía nipona pidió a este estudio británico que occidentalizaran al protagonista, que le dieran un cambio de aires y una nueva visión del particular universo protagonizado por este ser medio demonio medio ángel. Y así fue, se lo tomaron al pie de la letra y han hecho de DmC un cambio radical de la saga.

Dante presenta ahora un aspecto muy cambiado, sí, nadie le puede quitar la razón, pero sigue siendo ese cazador de demonios con modales de estrella del rock de vuelta de todo que tanto nos gusta, tanto por su chulería como por su espíritu inconformista. Se nota que Ninja Theory ha sido quien ha llevado todo el trabajo de Dmc ya que ha plasmado sus características historias y argumentos, hecho que se pondrá una vez más de manifiesto en DmC, que utilizarán esta entrega para viajar hasta las raíces de Dante Sparda. Nosotros ya hemos probado más de 14 misiones del jeugo, y podemos afirmar sin duda que aunque nuestro querido protagonista haya cambiado, la esencia Devil May Cry no se ha perdido ni un apice.

dmc_artwork

Historia

La nueva historia creada por los chicos de Ninja Theory nos lleva a los inicios de Dante. y a lo largo de la aventura iremos conociendo su infancia, inquietudes, personalidad, sensibilidad, etc. Al comienzo del juego veremos a un protagonista que vive con pocas preocupaciones en la cabeza. Sus principales preocupaciones son las mujeres y el alcohol, y una característica propia de Dante es hacer lo que le venga en gana. Todo cambiará con la visita de una misteriosa chica que os descubriremos más adelante llamada Kat.

Kat es la mano derecha del líder de La Orden, que no es ni más ni menos que el hermano gemelo de Dante, Vergil. Él le ayudará a recordar su pasado, quienes eran sus padres y cuál es el destino que tiene marcado. Una vez que Dante sepa que Vergil es su hermano, se unirán como Nefilins que son para derrotar a Mundus y vengar la muerte de sus padres, Sparda y Eva. Cuando te adentres unas horas en DmC, pensarás que estarás ante un prólogo de todo lo vivido en las anteriores cuatro entregas, algo necesario para conocer el pasado de Dante.  La historia tiene como muchas, sus puntos fuertes y débiles. El comienzo te lleva a explorar los inicios e infancia del propio Dante. Posteriormente las emociones decaen pero están bien solventadas con los continuos cambios entre el mundo real y el limbo. Eso sin contar algunas situaciones creadas para sacar el máximo partido al lado chulesco y canalla de Dante.

La mayoría de las críticas hacia DmC ha sido el  cambiado aspecto de Dante, al que ven como un niñato, un emo o un “cani”. La verdad es que esa es la impresión que podía causar viendo algunos vídeos o escenas concretas. En el juego completo enseguida se comprende el porque de este comportamiento. Dante fue un chico que pasó todo su vida solo, sus padres muertos, separado de su hermano, borrando todos sus recuerdos y siendo el día a día una mera supervivencia, lo que le ha empujado a ciertos de excesos y una mala vida, un camino casi contrario al de su hermano Virgil, más cerebral y ordenado. En definitiva, el personaje no te has espantoso como todos lo han querido pintar, y de verdad este nuevo Dante se merece una oportunidad.

vergil_and_dante_large_verge_medium_landscape

La duración del juego estará comprendida entre 10-15 horas, ya que cuenta con unas 20 misiones. Además, los misiones llaman a la rejugabilidad casi obligatoria, con niveles bastantes secretos ocultos, e invitan a explorar los escenarios, para conseguir más orbes rojos, con los que después podemos comprar nuevos combos o mejoras para las armas.  Muchas veces volver a reiniciar el nivel será casi obligatorio ya que para recoger ciertos objetos o entrar en algunas misiones secretas será necesario tener un arma concreta que siempre recibiremos después de haber pasado por ese punto del nivel.

 

Jugabilidad

Después de esto, ya sabéis cual es la nueva historia de Dante, que aunque haya cambiado su aspecto exterior, sigue conservando todo su carisma, mala leche y chulería que tanto lo había caracterizado en el pasado. Antes estos cambios Ninja Theory ha querido crear una jugabilidad adaptada a los nuevos y viejos fans, y como todo hack and slash, el título cuenta con un buen sistema de combate, unos controles precisos que nos permiten hacer en todo momento lo que queremos, y un sistema de combos que permite a todo el mundo hacer las diabluras que los jugadores puedan llegar a pensar.

Con DmC han realizado su mejor trabajo hasta el momento, su juego más redondo y mejor acabado, con un control preciso y casi impecable. Dante se mueve por la pantalla con suma elegancia y unos movimientos asesinos bien definidos para acabar con los demonios. Lo que se echa de menos son algunos puzles a lo largo de la aventura, solamente hay uno y será casi al final del juego ya que es lineal y la exploración es más bien escasa salvo la búsqueda de llaves y misiones secretas.

Al comienzo habrá disponibles tres niveles de dificultad: Humano, Demonio y Nefilim. Para disfrutar al máximo de un género como es el hack and slash, yo he comenzado el juego en la mayor dificultad posible. Al comienzo será fácil avanzar pero con el paso de las misiones habrá que tener mucho más cuidado y aprender a utilizar las armas con cabeza y esquivar todos y cada uno de los ataques de los demonios enemigos. Tras acabar el juego en cualquiera de las tres dificultades iniciales llegaremos a desbloquear Hijo de Sparda, un modo en el que las cosas se empiezan a poner muy interesantes. Si nos lo pasamos en este modo desbloquearemos, ¡Dante debe morir!, y luego hay otras dos dificultades más, Cielo o infierno, donde tanto los enemigos como Dante mueren de un solo golpe, e Infierno e infierno, donde los enemigos tienen un nivel normal de salud pero Dante muere de un solo golpe.

Además, el popular Modo Palacio Sangriento regresa por todo lo alto en Devil May Cry y estará disponible a modo de descarga gratuita en una de las próximas actualizaciones del juego. Al igual que en anteriores entregas de la serie, el Modo Palacio Sangriento se puede jugar tras completar el juego principal y ofrece más de 100 niveles de demonios y enemigos, entre los que se incluirán cinco brutales jefes finales.

dmc_devil_may_cry_launch_screenshot_04

Con cada clase de arma tendremos dos tipos de ataques, uno medio y uno fuerte, un botón de evasión de ataques, disparo con las pistolas de Dante tan conocidas como Ebony y Ivory. Con la X podremos realizar el salto o doble salto, y si cuando estamos elevándonos pulsamos realizamos diferentes acciones, como puede ser el atacar realizamos un lanzamiento del enemigo hacia el aire o el comienzo de un combo. Estas son las nociones básicas para llevar el control de Dante, con el paso de las horas, cada uno irá dominando en mayor o menor medida todos los ataques especiales disponibles.

Al principio del juego Dante solo cuenta con las armas habituales en su vida, Rebellion, la espada que le dejo su padre como recuerdo, y Ebony&Ivory un par de pistolas que aunque no son demasiado potentes cumplen bien su función en algunos combates concretos. Poco a poco y de manera muy progresiva vamos consiguiendo nuevas armas, habilidades y movimientos, volviéndose la jugabilidad cada vez más compleja.

Junto con las armas básicas que son la espada y las pistolas, existen dos nuevas armas, un hacha demoniaca (Arbiter), que se manejará con el gatillo derecho trasero más uno de los dos botones de ataque, y por otro lado, una guadaña (Osiris) que se usa con el gatillo izquierdo. Dos armas totalmente contrapuestas para complementarias en el transcurso del combate, la primera muy poderosa pero lenta, la otra no tan dañina pero sí muy rápida.

En total ya contamos con cuatro armas, con las que podremos ir hacer combos combinando todas y cada una de ellas. Con la aventura más bien avanzadas recibiremos otras armas como Eryx, unos guanteletes en la línea del hacha, y Aquila, un arma arrojadiza de largo alcance. También conseguimos nuevas armas de fuego, como una escopeta o Kablooey, que dispara unos útiles dardos explosivos. Arbiter y Eryx son las armas demoniacas que tendrás más efecto con ciertos enemigos, y Osiris y Aquila son las armas angelicales que también tendrán su superioridad característica.

Habrá que ser astuto y rápido para derribar a los enemigos, los escudos se machacan con un arma potente para posteriormente asestarle una buena tanda de ataques rápidos y precisos. Cada enemigo requiere una estrategia concreta, y muchos juntos nos obligan a pensar, movernos y actuar rápido. Algo que puede sonar un tanto complicado, pero que en la práctica es muy intuitivo y sencillo gracias al impecable control, exacto y que nunca nos falla. La IA de los enemigos va cambiando según el nivel de dificultad que elijamos pero su acabado es aceptable y sus grandes números nos garantizan que los combates serán frenéticos e intensos. Entrando de forma rápida en los jefes finales, son  asombrosos ya no sólo por su diseño, sino por su comportamiento y patrones de ataque, elementos que nos han sorprendido muy gratamente.

602977531

Para hacer frente a los demonios no bastará con los movimientos básicos de estas 8 armas y deberemos mejorar a nuestro personaje y convertirlo así en una máquina de matar más engrasada. Para ello habrá que ir recogiendo las esferas blancas que van dejando los enemigos derrotados, y estas irán rellenando la barra de mejora de Dante, y cada vez que se completa este puede desbloquear una nueva habilidad para sus armas. Para comprar los nuevos movimientos podemos utilizar las estatuas situadas en puntos determinados del escenario, que ejercen a modo de improvisadas tiendas, o también al acabar cada misión ya que la suma de los puntos de estilo, los objetos recogidos y el tiempo de duración nos dará una puntuación total del nivel que también hará que recibamos nuevos puntos de habilidad.

Por otro lado están las esferas rojas, verdes y doradas. Las primeras serán útiles para gastar en la tienda de objetos para comprar mejoras de salud, de ira demoniaca, etc.  Las esferas verdes están repartidas por los escenarios para recuperar parte de nuestra barra de salud  y las esferas doradas serán de suma ayuda ya que nos proporcionan una “vida extra” que al morir no nos obligue a retroceder al último checkpoint.

Para terminar entramos en la sección de plataformas del juego, donde  gran parte del tiempo lo pasaremos saltando entre los escenarios. La incorporación resulta agradable y respeta de forma muy escrupulosa el estilo de la saga, pero si vemos que se ha abusado en mayor medida que en anteriores entregas. Este nuevo Dante es mucho más rápido y ágil muy preparado para llevar a cabo saltos y saltos dobles, pero también para un nuevo movimiento, flotar. Esta acción la llevaremos a cabo pulsando L2 y X en el momento que queramos impulsarnos hacia delante. Esta habilidad será fundamental para salir airosos en cuantiosas ocasiones.

Para desafiar nuestro talante con los botones DmC nos reta muchas veces destruyendo los escenarios del Limbo deformando estos de formas grotescas y deberemos escapar haciendo gala de nuestros hábiles movimientos. Asimismo también destacamos de forma positiva la incorporación de los ganchos demoniacos y angelicales para alcanzar determinados lugares. Al igual que para acabar con ciertos enemigos necesitaremos uno u otro tipo de arma, para alcanzar determinadas plataformas sucede exactamente lo mismo. Esto genera momentos de tensión y habilidad máxima en los que nuestra agilidad con los dedos será tan importante como la de Dante con sus piernas, y es que si en una cadena de saltos con garfio “azul” de repente se alterna uno “rojo” tendremos que ser rápidos a la hora de cambiar de herramienta en pleno vuelo.

dmc-boss-mundus

Por último os queremos comentar las posibilidades de rejugabilidad del juego. Por sus escenarios hay repartidas multitudes de llaves, que serán de cobre, plata, oro y marfil y que habrá que encontrar su puerta correspondiente para superar algunas misiones secretas que nos recompensará con mejoras de vida e ira. Nos ha gustado el fuerte intento de sus responsables por inyectar una notable variedad en la unidad del producto. Habrá quien eche en falta ciertos toques de los primeros Devil May Cry pero dentro de este género, es uno de los más recomendables en la generación de PlayStation 3.

 

Gráficos

El pequeño estudio de Cambridge ha querido diferenciar muy bien los dos mundos paralelos donde se mueve la historia, el mundo real y el limbo. El videojuego resulta potente, hermoso y de enorme pulcritud en todos sus diseños. El gran trabajo realizado por Ninja Theory no hay manera de reprochárselo y lo han vuelto a demostrar en un título realmente brillante desde el punto de vista puramente gráfico. Desde el polémico diseño de Dante hasta los escenarios tan bien diferenciados son dignos de admiración.

Es algo habitual que Ninja Theory utilice colores muy vivos e intensos tal y como se puede observar en los escenarios siempre modulables y cambiantes en tiempo real del Limbo. Cuando Dante caiga en el Limbo, veremos enseguida como los escenarios se deforman, empiezan a surgir palabras escritas en las paredes (mayoritariamente el ‘’matar a Dante’’, o ‘’Dante debe morir’’). Estos cambios nos desvelarán el gran cambio sobre ciertos aspectos de la realidad, y un uso del color extremo, llevándonos a lo largo del juego por una montaña rusa de imágenes y sensaciones visuales.

En cuanto a los enemigos, son extraños e inquietantes, por lo que Ninja Theory lo ha dado todo y no le ha temblado la mano a la hora de arriesgar y plasmar su particular visión del universo Devil May Cry, con un diseño artístico con mucha personalidad. Todos estarán llenos de heridas, malformaciones pero gozan de un buen nivel. Sin embargo, no existe mucha diversidad de clases de enemigos y al final nos cansaremos de visualizar siempre a los mismos demonios,  Tal vez no sea un punto muy importante pero es algo sumamente remarcable.

dmc-devil-may-cry-900x506

Eso sí, de lo que nunca nos aburriremos será de avanzar misiones ya que cada escenario es totalmente distinto al anterior, tiene su identidad bien definida, y esto es uno de los elementos que ayuda a luchar contra la monotonía. Si a esto le sumamos el continuo intercambio de Dante entre el mundo real y el limbo, tenemos en conjunto un acabado sensacional. Por último, esto será todavía más impactantes en las continuas y poderosas secuencias de huida en las que el escenario se destruye a nuestro alrededor.

El motor gráfico utilizado es el Unreal Engine 3, algo pasado de moda ya que si se aprovecha al máximo puede crearse algo muy notable, tiene algunos de los defectos clásicos de esta herramienta, como la carga tardía de texturas o el parón repentino en algunas de las escenas cinematográficas. El juego es tan fluido como un Hack and Slash debe ser, frenético, agresivo y emocionante. Muchas veces también echamos de menos unos escenarios más acogedores, ciertas texturas mejorables y cámaras lentas al reaccionar, pero lo compensan con una estética impecable y una fluidez de movimientos y un control muy preciso. Podrá gustar o no su diseño artístico, ya que es extremadamente arriesgado en ocasiones, pero no se puede decir que no esté trabajado o que sea convencional.

 

Sonido

En cuanto al apartado sonoro, DmC llega en primer lugar con voces en nuestro idioma con un correcto doblaje pero que tiene bastantes errores de traducción y numerosos fallos en la sincronización de las voces con las imágenes y los subtítulos. Estamos ante una nueva y buena costumbre a la que se ha sumado Capcom que ya hemos podido disfrutar recientemente en Resident Evil 6. Algo que siempre es de agradecer para disfrutar al máximo de los juegos siempre y cuando se cuide su acabado al detalle.

Por otro lado, al cargo de los temas musicales están los potentísimos Noisia y Combichrist, mezcla de hard rock con electro agresivo. DmC no ha querido perder la oportunidad de repetir con unos altos valores de producción que ha exhibido tradicionalmente la marca en sus cinco entregas. La música metalera no falla a su cita y para ello han creado bases especiales que encajan perfectamente con los valores del juego y las rapidísimas batallas, y aunque muchos no escucháramos estos temas a diario, son necesarios para su perfecta ambientación y la frenética jugabilidad.

Desde el primer minuto estarás machacando demonios con guitarreos y sonidos electrónicos que elevan la tensión. Sin unos buenos temas que acompañen a los combates, la emoción no será la misma ni por asomo. Para finalizar, los efectos de sonido por su parte también se encuentran  a un nivel bastante elevados, destacando por ejemplo el sonido de las armas y los gritos y lamentos de los monstruos a los que iremos masacrando. Todos estos detalles confieren más personalidad si cabe a un título que ya trae una buena dosis por sí solo.

dmc1

Conclusión

En definitiva, puede que Dante y Devil May Cry haya cambiado, pero Ninja Theory ha trabajado muy duro durante meses desarrollando este nuevo estilo del protagonista. Si de verdad sois muy fans de la saga, debéis darle una oportunidad ya que los medios, gameplay e imágenes vistos distan demasiado con el acabado general del juego. La personalidad de Dante está totalmente justificada en el juego y veremos al final del juego como en realidad no es tan malo como parecía. Tal vez este sea un aliciente para que os hagáis con él, o al menos, alquilarlo y observar el trabajo realizado por Ninja Theory. Presenta un renovado personaje, un apartado artístico muy cambiante pero poderoso, una música muy cañera, una jugabilidad muy sencilla para nuevos seguidores, un hack and slash que promete darle la variedad que necesita este género. Dale un voto de confianza al nuevo Dante porque se exhibe como una de las sorpresas y título recomendado del 2013. Dante está de vuelta con polémica como a él también le gusta pero con una mecánica de juego distinta y convincente desde el primer momento.

 

YouTube

No Description

Lo Mejor

  • Frenetismo en todos los combates y desafíos variados
  • Atractivo nivel de rejugabilidad de las misiones
  • Momentos plataformeros bien implementados
  • Banda sonora perfecta para un hack and slash

 

Lo Peor

  • Que el nuevo Dante no convenza a ciertos seguidores
  • Fallos en la sincronización de voces en algunas escenas
  • Errores técnicos y caída de texturas en lugares determinados

 

Puntuación

Historia: 8
Jugabilidad: 9
Gráficos: 8,5
Sonido: 8
Diversión: 9

Nota Final: 8,5

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012