Análisis | Mafia III

Análisis | Mafia III

16 octubre 2016 1 Por Alejandro Cruz

Tras años de espera, por fin hemos podido jugar a Mafia III el tiempo suficiente como para poder traeros nuestro análisis del que prometía convertirse en uno de los títulos de este año 2016. La pregunta que nos queda hacernos en este punto es, ¿habrá conseguido Mafia III superar el hype generado o habrá sucumbido a éste?.

Ficha Técnica
mafia-iii-2016419144610_1
Título: Mafia III Estudio desarrollador: Hangar 13 Distribuidor: 2K Games Número de Jugadores: 1 Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC Demo: No Fecha de salida: 7 de Octubre de 2016 Género: Acción, Aventura

list_item]Cómpralo ya pro 54,95€: Mafia III[/list_item]

Mafia III es la nueve entrega de una saga con solera. Con solera y con una fanbase enorme. Quizás por eso el estudio encargado de su desarrollo, Hangar 13, haya tenido que enfrentarse a una presión bastante grande. Debemos tener en cuenta que tanto Mafia I como Mafia II se encuentran, en pleno 2017, en la cúspide de los videojuegos como dos grandes títulos que en su día cautivaron a un amplio abanico de jugadores.

Con el anuncio de Mafia III los jugadores que pudimos disfrutar de las dos entregas anteriores volvimos a soñar, volvimos a ilusionarnos con una nueva entrega que esperábamos estuviese a la altura de las dos anteriores, pero, ¿ha ocurrido eso?

Mafia III nos traslada a una nueva ubicación. En esta ocasión ya no nos encontraremos ni en Nueva York ni en San Francisco. La ubicación elegida por Hangar 13 para este nuevo Mafia será la de una Nueva Orleans reimaginada y que recibirá el nombre de New Bourdeux.

Pero antes de adentrarnos en el mundo de Mafia III creo que es importante hablar de su historia.

Historia

Mafia-III_2015_08-05-15_004.jpg_600Mafia III transcurre, como ya hemos dicho en New Bourdeux, más concretamente en los años 60. Nuestro protagonista, Lincoln Clay acaba de volver de la guerra y como bien se nos irá contando a lo largo del transcurso del título, nada vuelve a ser como lo era antes de partir al combate. Al volver a su casa, Lincoln se reunirá con su familia, pero comprobará que ésta anda metida en ciertos negocios que pueden resultar peligrosos y ni corto ni perezoso decide ayudar a su familia, lo que provocará el enfado de Sal Marcano, capo de la mafia. Esto llevará a una serie de acontecimientos que harán que Lincoln decida tomar represalias y buscar la forma de acabar con Marcano.

El argumento de Mafia III me parece, en sí, sublime. Pero en parte es tan bueno por la forma en la que se narran los hechos. Todo está narrado como si se tratase de un documental. Juegas ciertas partes y de vez en cuando aparecen ciertos personajes de la trama hablando delante de una cámara, contando lo que estaba sucediendo en el momento que acababas de jugar. En otras partes de la historia aparecen ciertas cinemáticas en las que un compañero de Lincoln, Donovan, está siendo interrogado en un juicio. Juicio en el que también se nos relatan los actos que han sido llevados por Lincoln y que previamente hemos realizado. Realmente en esos momentos parece que estuvieses viendo algún documental de una cadena de televisión.

mafia-iii-conoce-a-thomas-burke_v8uf.640
Es el argumento, el cómo está construido junto con la forma narrativa lo que más nos ha cautivado de Mafia III. Hay que destacar que a lo largo de la historia de este título nos encontraremos con diversos personajes (algunos de los cuales recordaremos de entregas anteriores) que serán de gran importancia en la trama del título pues acabarán constituyendo nuestra “familia”, aquella con la que tomaremos los diferentes distritos de New Bourdeux para acabar con Sal Marcano. Hay que destacar la importancia de estos personajes, pues cada uno tiene sus propios motivos para querer acabar con Marcano y eso es algo que le da mucha más profundidad al argumento de Mafia III. Sin embargo, acabar con el gran capo de la mafia no será sencillo y previamente deberemos acabar con sus lugartenientes. Será un camino complicado que deberemos llevar a cabo junto con la ayuda de los personajes anteriormente mencionados, como son Vito, Burke y Cassandra.

Jugabilidad

En el apartado jugable, Mafia III tenía todo un desafío por delante y es que, aunque se diga eso de que las comparaciones son odiosas, es imposible jugar a Mafia III y no comparar este aspecto con los anteriores títulos de la saga.
Pero antes de nada vamos a destacar las bondades de Mafia III. Éste es un título que se hace bastante intuitivo en cuanto tomas el control de Lincoln por primera vez. Tienes los controles típicos de cualquier personaje de este típo de títulos. Así, podremos andar, correr, saltar obstáculos (ojo, no podremos saltar así porque si), podremos disparar, lanzar granadas o cócteles molotov, conducir, y así con una larga serie de cosas.

Una de las cosas más importantes a la hora de llevar a cabo una venganza es tener amigos, y es aquí donde entran en juego Vito, Burke y Cassandra. Pero, ¿cómo podemos conseguir que se unan a nosotros? Sencillo, únicamente deberemos hacerles ver que somos capaces de llegar a Marcano enseñándoles de lo que somos capaces con ciertos problemas algo más pequeños.

Mafia-III_2015_08-05-15_002.jpg_600El sistema de juego de Mafia III es muy sencillo. Contamos con 10 distritos y cada uno de ellos con diferentes negocios. Si vais hilando un poco os daréis cuenta de que, obviamente cada uno de nuestros tres compañeros querrá esos negocios y ahí será donde nosotros deberemos decidir con qué negocio se queda cada uno. Pero ojo, antes habremos debido acabar con dichos negocios pudiendo usar tanto la fuerza bruta como el sigilo. El tema está en que en cada distrito hay cierto número de negocios y para llamar la atención del jefazo de cada conjunto de negocios deberemos causar cierta cantidad de daños que se traducen en un horroroso dolor de bolsillo para nuestro objetivo. Una vez hayamos reventado un número determinado de negocios atraeremos a nuestro objetivo y podremos acabar con él, hecho lo cual deberemos asignar ese pequeño negocio a cada uno de nuestros tres compañeros, a nuestra elección, contando con que cada uno nos ofrecerá beneficios diferentes.

Las primeras veces que asignemos un negocio a cada uno de nuestros compañeros se nos desbloquearán ciertos “beneficios” como la posibilidad de llamar a un hombre de armas que nos traiga su furgoneta cargada de armamento y munición; o la posibilidad de entregarle el dinero que tengamos en mano a nuestra consigliere, quien vendrá a recogerlo en su coche con tan sólo una llamada pues si morimos perderemos parte de ese dinero que llevemos encima. Según vayamos entregando más negocios a un mismo compañero este irá mejorándonos las ayudas con las que podremos contar durante nuestra partida, ampliándonos el número de munición que podemos llevar o aplicando mejoras de rendimiento y manejo a los vehículos, etc.Mafia-III_2015_08-05-15_003.jpg_600

Pero cuando hayamos acabado con todos los negocios de un distrito, este podrá ser ocupado por nuestra “familia”y en la reunión que tendrá lugar deberemos elegir sabiamente a quién asignaremos el distrito entero. Deberemos tener en cuenta que asignárselo a uno de nuestros compañeros hará que los otros dos se sientan ofendidos, por lo que deberemos elegir sabiamente. Por poner un ejemplo, si elegimos asignar un distrito a Burke, este nos dará cierta cantidad de ingresos y además nos aportará nuevas mejoras de cara a nuestro avance hasta Marcano, sin embargo, Vito y Casandra se sentirán ofendidos y esperarán que el siguiente distrito se lo ofrezcas a ellos. De esta forma, si asignamos diferentes distritos siempre al mismo compañero, esto hará que los otros se acaben revelando contra nosotros. En sí, este es un sistema que en la teoría suena estupendamente, pero, en la práctica puede convertirse en un quebradero de cabeza para el jugador, pues en mi caso, que no me gusta tener a la gente enfadada me veo en la obligación de repartir cada vez un distrito a un miembro diferente, aunque en este caos es más problema mío y de mi afán por que todo el mundo se lleve bien y esté contento.

Otros temas importantes a tratar son el de la conducción y el del sistema de combate, que podríamos haber incluido mientras hablábamos de la forma de acabar con los negocios, pero creo que es más conveniente dejarlo en un punto aparte.

Mafia-III_2015_08-05-15_007.jpg_600En el aspecto relacionado con la conducción, se nos permite elegir una conducción “normal” o una conducción más “simulada”. El principal cambio que se observa entre una opción y otra es que, seleccionando la opción de simulación los vehículos derraparán más en las curvas y serán “algo” más complicados de controlar. Quitando eso, realmente la conducción que ofrece Mafia III es bastante arcade. Aunque se agradece que al menos tengamos la opción de poder hacer esa conducción arcade algo más simulada, habría estado bien que dicha opción cambiase más parámetros a la hora de llevar vehículos. Otro aspecto a mencionar en el tema de la conducción es que mientras manejemos un vehículo podremos disparar siempre y cuando tengamos una pistola. Además el sistema de combate desde el vehículo se ha hecho de forma que resulte sencillo y espectacular al mismo tiempo. Cuando apuntas a un vehículo, por ejemplo, de la policía que te está persiguiendo puedes decidir si apuntar a las ruedas, al copiloto, al motor o al piloto y según donde dispares acabarás antes o después con él. Así, si disparas a un neumático el coche perderá durante unos segundos el equilibrio; si disparas al conductor el coche se detendrá al instante; y si decides disparar al motor, necesitarás muchas balas.

Por otro lado tenemos un sistema de combate bastante al uso. Podremos decidir si llevar a cabo las misiones de forma sigilosa o de forma “Rambo total”. Obviamente cada una de estas formas de afrontar los combates tiene sus pros y sus contras, aunque yo me declaro más partidario de acabar con los enemigos sigilosamente.

Si decidimos actuar con sigilo, tendremos la opción de ir agachados y usar un sistema de coberturas que es realmente intuitivo. Tendremos la opción de silbar o utilizar ciertos objetos (que desbloqueamos al dar negocios a ciertos compañeros) para atraer a los enemigos a un punto concreto y así separarlo del resto de la manada. El aspecto sigiloso hasta cierto punto puede resultar algo tedioso y lento, pero esta traba se ve compensada con unos asesinatos brutales y sangrientos cuando Lincoln no lleva ningún tipo de arma de fuego equipada, pues es entonces cuando utilizará su cuchillo de combate para ejecutar a los enemigos. En este sentido tendremos diferentes formas de eliminarlos; así, podremos ir por la espalda, ahogarlos desde una cobertura o directamente ir corriendo hacia ellos y empujarlos contra el suelo o la pared.

Por otro lado un combate abierto y a tiros puede resultar más espectacular, pero también más peligroso. Mientras que con el sigilo conseguiremos reducir el número de enemigos antes de que pueda detectarnos alguno, con un combate abierto se alertarán todos desde el principio, y no suelen andarse con chiquitas. Aquellos que están en posiciones de tiro lejano se cubrirán bien y los que lleven escopetas nos buscarán en nuestras coberturas para aprovechar al máximo su daño de fuego. En este punto la espectacularidad reside en los efectos del impacto de nuestras balas sobre los cuerpos de los enemigos, pudiendo ver como se desequilibran si les disparamos a las piernas, o incluso cómo salpica la sangre y caen desplomados de un tiro en la cabeza. Cuando tengamos equipada un arma (recomendable una escopeta por la violencia) y quede un enemigo o pocos, podremos ir corriendo hacia él, y si mantenemos pulsado el botón O hasta cierto punto podremos hacerle un “finisher”utilizando el arma que llevemos equipada (por eso lo de llevar una escopeta. Siempre es más espectacular y violento).

Mafia-III_2015_08-05-15_006.jpg_600
Si hubiese que poner alguna traba al tema de los combates sería que la inteligencia de los enemigos varía demasiado. Hay una marcada diferencia entre los enemigos normales y los “centinelas”. Estos últimos te verán a grandes distancias y en un corto periodo de tiempo, sin embargo hay enemigos normales que no te verán aunque están mirando hacia la puerta en la que te estás cubriendo y cambies el lado de la cobertura delante de sus narices. Mención especial también a los policías que, aunque en el juego se te advierte que si conduces con exceso de velocidad o cometes delitos cerca de la policía estos comenzarán a perseguirte. Pues bien, si pasas a toda velocidad cerca de ellos, nada; si te saltas un semáforo cerca de ellos, nada; si chocas contra otro vehículo cerca de ellos, nada. Las pocas veces que nos ha perseguido la policía ha sido por matar a alguien cerca de ellos o porque algún civil les ha avisado, algo que realmente podemos evitar con relativa facilidad. Eso sí, una vez están persiguiéndote es complicado perderlos de vista

Pero no sólo de eliminar negocios y capturar distritos se vive en Mafia III. En general, y aunque se considere a este título como un Sandbox, yo lo denominaría más bien un sandbox guiado. Me explico. Es cierto que tienes todo el mapeado de New Bourdeaux para recorrerlo cuando quieras, pero al final todos los distritos que captures tienen como finalidad avanzar en la historia. No hay ninguno que te permita capturarlo por gusto y por asignárselo a quien más te apetezca. Simplemente deberás hacerte con todos para poder avanzar en la historia, es decir, prácticamente todas las misiones de las historia se basan en conseguir los negocios y distritos de New Bourdeaux. Tendremos misiones secundarias como en todo juego de este tipo que se precie, pero estas se resumirán en seguir algún vehículo, destruir a algún vehículo objetivo o en matar a alguien, algo que de por sí ya estamos haciendo en las misiones de la historia.

Ojo este punto expuesto anteriormente no tiene por qué ser malo ni mucho menos, es simplemente otra forma de enfoque. Es más, yo casi prefiero que sea así, pues con muchos Sandbox al uso acabo aburriéndome por no tener algo “obligado”que guie mi camino y al final se convierten en títulos que por falta de tiempo no consigo terminar. En ese punto entrarán mucho los gustos de cada uno.

Ahora bien, en este punto, habría que, por así decirlo, pegarle un tirón de orejas a Hangar 13, ya que sobre todo en este apartado jugable es donde más se nota un retroceso con respecto a sus dos anteriores predecesores. Y es que, en tema de interacción con el medio Mafia III supone un paso atrás con respecto a Mafia I y II. Por poner algunos ejemplos, en Mafia III si se nos estropea el coche no podemos acceder al motor para arreglarlo, algo que en Mafia II si podía hacerse; en Mafia III podremos pegar sin ton ni son a los viandantes y knoquearlos de un solo golpe, sin embargo en Mafia II por ejemplo si pegabas a algún paisano este se enzarzaba contigo y comenzaba un pequeño combate de ganchos y esquives.

Gráficos

El apartado gráfico de Mafia III es quizás uno de los apartados más destacables del título, pero ojo, que en este sentido Mafia III destaca tanto para lo bueno, como para lo malo.

Mafia-III_2015_08-05-15_008.jpg_600Creo que va a ser mejor que nos expliquemos. En un primer contacto con Mafia III, con Lincoln Clay y con la ciudad de New Bourdeux el título cumple bastante bien. No estamos ante la mayor potencia gráfica, pero el juego se ve muy bien. Sin embargo, y como viene ocurriendo en ya muchos títulos, Mafia III ha sido un título que, a pesar de no tener muchos bugs (al menos en PlayStation 4) si que presenta diversos fallos tales como popping o una iluminación que en ocasiones deja bastante que desear. Así, por ejemplo, cuando el cielo tiene nubes se observa como la iluminación cambia según se mueven las nubes, pero es un cambio de iluminación muy brusco. Parece que hay una línea recta imaginaria que marca donde acaba la sombra de la nube proyectada en el suelo y donde comienza la iluminación provocada por la luz solar. La lluvia es otro de los temas que podrían mejorarse bastante en este título, ya que, si, se ve que está lloviendo, pero no te llega a dar la sensación de que esa lluvia se transporte al titulo y provoque cambios en este.

A favor del aspecto gráfico, Mafia III presenta unas explosiones bastante impresionantes, y el efecto de los impactos de las balas sobre los enemigos está muy conseguido, ya que según la parte del cuerpo donde les disparemos, dicho impacto provocará unos efectos en el cuerpo del contrario. Así, si por ejemplo le disparamos a la pierna, los impactos harán que el enemigo pierda el equilibrio, dándonos cierta oportunidad de acercarnos a el para eliminarlo cuerpo a cuerpo o de encargarnos durante ese periodo de tiempo de otros enemigos.

Por otro lado, las representaciones faciales de los personajes son espectaculares, sobre todo la de los personajes principales del título. En este aspecto Mafia III cumple muy ampliamente las expectativas.

Sonido

El apartado sonoro es quizás el punto más fuerte de Mafia III.

En este apartado prácticamente todo el título es realmente bueno. Hay ciertos fallos en algunos puntos de las cinemáticas donde parece que las voces no terminan algunas frases, pero al fin y al cabo es algo muy puntual y que sólo nos ha pasado en un par de cinemáticas.

El sonido de las armas, de las explosiones, las sirenas de los coches de la policía…todo está cuidado con gran detalle. Cabe destacar que las voces en castellano del título cuadran bastante con el aspecto físico de los personajes que ves en la pantalla, y quizás la voz que más rara se puede hacer de escuchar en un principio sea la del propio Lincoln Clay, aunque pronto te acabarás acostumbrando.

Por último, pero no por ello menos importante, debemos hacer una mención muy, pero que muy especial a la banda sonora del título. Ésta es de las mejores bandas sonoras (si no la mejor) que hemos escuchado en un videojuego, con temas que realmente te transportan a la época en la que todo está teniendo lugar.

Conclusión

Bien, después de desgranar Mafia III lo único que podemos hacer es recomendaros jugarlo, porque es un título que se está llevando grandes críticas (muchas de ellas sin fundamento) cuando realmente es un título que te hace pasarlo genial, viviendo una época complicada para la gente de color y en un lugar precioso como es la imaginada ciudad de New Bourdeux.

Mafia III os aportará unas cuantas horas de diversión y rejugabilidad debido a las diferentes combinaciones que podéis hacer repartiendo territorios entre vuestros lugartenientes.

Author: Alejandro Cruz

Psicólogo. Estudiante de Máster en Psicología General Sanitaria. Apasionado de la tecnología en general y de los videojuegos en particular.

Mafia III

59.90 €
8.5

Historia

9.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

9.5/10

Diversión

8.5/10

Pros

  • Su banda sonora es, sencillamente sublime
  • Su historia te engancha desde el minuto uno
  • En conjunto es un must have

Cons

  • Fallos gráficos muy llamativos
  • Una inteligencia artificial que deja mucho que desear, es muy variable.