5 motivos por los que jugar Dying Light 2: Stay Human

5 motivos por los que jugar Dying Light 2: Stay Human

2 febrero 2022 0 Por Pablo Valdés

Mucho zombie, mucho parkour y mucha fatiga.

Estamos a un par de días del lanzamiento oficial de Dying Light 2: Stay Human, uno de los títulos que más espero este año 2022, y más si cabe, después de su fecha allá por el lejano verano de 2018 en la conferencia del E3 de Microsoft, cuando aún se celebraban presentaciones presenciales, vaya.

Para celebrar que tras innumerables retrasos, por fin estamos a nada de alcanzarlo con nuestras manos, os voy a dar 5 simples tips de porqué creo que deberíais jugarlo, independientemente de si no habéis dado un tiento a la primera entrega de la saga de zombies y parkour de los polacos de Techland, la cual considero una absoluta bendición para los amantes de los survival horror.

Un mundo postapocalíptico enorme 

Cuando los estudios nos suelen dar esta libertad con los mundos que crean nos sentimos, muchas veces, desbordados en un principio, pero cuando le cogemos el truco a las mecánicas jugables, puede convertirse en una auténtica delicia. Exploración sin límites, cientos y cientos de kilómetros por descubrir y recorrer, montañas, bosques, edificios completos (sobretodo sus tejados en los mundos de Techland), calles, alcantarillas, lagunas… e incluso los cielos.

 

Toma de decisiones. Más historia. Más lore

El título original de 2015 me dejó loquísimo con su narrativa, y más aún con sus tareas secundarias, que ampliaban la narrativa de varios personajes, e incluso de un NPC que te encuentras a medianoche escondido bajo unas cajas para no ser encontrado (y devorado) por los infectados.

En esta nueva entrega, el equipo dirigido por Tymon Smektala ha querido dar un paso más con una mecánica, que no es nueva en los videojuegos, pero sí en esta saga, y creo que le va a venir como anillo al dedo: la toma de decisiones. El elegir esto o lo otro, lo que es mejor para unos u para otros. Sé que habrá que arriesgarse y tomar decisiones muy duras, pero por lo que ya se ha podido ver en el metraje mostrado, las decisiones pueden ir desde activar una estación de metro o activar las fuente de energía de ciertas zonas de “La Ciudad”, hasta destruir áreas por completo o matar a quien no debíamos. Tocará ser cautos.

Más armas. Más formas de destrucción

Una de las facetas que más me gustaron de la primera obra, y que ya existía en la saga Dead Island son las armas modificadas. El crafteo es sencillo y muy icónico en los videojuegos: Recolectar los onjetos necesarios que se nos piden para crear las armas definitivas. Bates de béisbol con clavos, machetes con fuego incorporado,granadas de lo más locas o tuberías electrificadas son solo algunas pinceladas de lo que podemos encontrar tanto en Banoi, Harran o Villedor.

Un apartado técnico a la altura de los saltos y piruetas que daremos

El Dying Light original de por sí venía con un apartado gráfico y de rendimiento digno de la generación de PlayStation 4 y Xbox One. Deciros también, que se tuvieron que cancelar las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360 debido a la potencia que requería. No obstante, esto ahora ha cambiado, y gracias a la experiencia que ha ganado el estudio polaco, podremos jugarlo sin problemas y con una resolución, detalle y tasa de frames notable en la anterior generación de consolas, y a un nivel excelente en PlayStation 5 y Xbox Series, con hasta 3 modos gráficos: Resolución 4K y 30 FPS, Resolución Full HD 1080P con 60 FPS y trazado de rayos activado, mejorando así la iluminación, las sombras y los reflejos; y un último modo con una resolución 4K, 60 fluidos FPS, pero sacrificando el Raytracing. Variedad al gusto de todos. Pepino técnico.

 

Nuevos movimientos de Parkour. ¡Corre, salta, lucha!

Para esta segunda entrega, Techland ha querido potenciar su argumento principal, además de los zombies, es decir el parkour. Para ello, los polacos han vuelto a contar con la sensacional “motion capture” o captura de movimientos con David Belle, parkourista francés y un gran profesional, por no decir que él fue quien creó la acrobática y divertida forma de recorrer los espacios hace muchos años.

Se han añadido más de tres mil animaciones y movimientos nuevos para hacer una experiencia más fluida, se ha añadido una opción para activar o desactivar el dichoso tiempo de gravedad para acomodarlo a nuestro gusto,e  incluso mejorado el “magnetismo” que sufríamos en el primer juego al momento de aterrizar en la superficie tras realizar un salto desde una altura elevada. Y a todo esto hay que añadir más, mucho más, que os contaremos cuando probemos el juego o decidáis probarlo por vosotros mismos.

Dying Light 2: Stay Human sale a la venta este próximo viernes 4 de febrero para todas las plataformas, aunque la “cloud version” de Nintendo Switch se ha retrasado para más adelante.

Author: Pablo Valdés

Estudiante de periodismo y ciencias de la información. Un placer redactar en esta web junto a un gran equipo.

Twitter: @_Pablovaldes
Contacto: pablo.valdes@regionps.com