Análisis | 13 Sentinels: Aegis Rim

Análisis | 13 Sentinels: Aegis Rim

15 septiembre 2020 0 Por Alejandro Altaber

Vanillaware se consagra con 13 Sentinels: Aegis Rim, una auténtica obra maestra narrativa y audiovisual que supera con creces los anteriores trabajos del estudio, brindando una imperial historia de misterio y ciencia ficción repleta de increíbles giros de guión.

Ficha Técnica

  • Título: 13 Sentinels: Aegis Rim
  • Desarrollador: Vanillaware
  • Editora: Atlus
  • Distribuidor: KochMedia
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4
  • PEGI: +16
  • Fecha de salida: 22 de septiembre de 2020
  • Idioma: Voces en japonés y textos en español
  • Género: Aventura, Acción, Rol

 

Anunciado durante el Tokyo Game Show 2015 para PlayStation 4 y PlayStation Vita, el nuevo proyecto de Vanillaware llegará por fin a Europa el próximo 22 de septiembre dejándose por el camino la cancelada versión de la portátil. Pese a que no se conocen todos los detalles sobre el desarrollo, la creación del juego seguramente pasó por momentos complicados, pues estuvo más de dos años sin ofrecer noticias desde su presentación.

Regresó con un breve tráiler confirmando su lanzamiento para 2018, sin embargo poco después se reveló su retraso de manera indefinida centrándose plenamente en la versión de PlayStation 4. A partir de ahí el camino fue más tranquilo hasta que se puso a la venta a finales del año pasado en Japón arrasando entre crítica y público, convirtiéndose en un nuevo éxito en la alianza entre Atlus y Vanillaware.

Odin Sphere, Grand Knights History, Muramasa: The Demon Blade y Dragon’s Cown. El estudio nipón lleva muchísimos años desafiando a la industria del videojuego manteniéndose fiel a su estilo, evolucionando desde unos ideales fijos y apenas variando los pilares de sus propuestas salvo para el título que hoy analizamos, el cual va a convertirse en la obra culmen de toda su historia. 13 Sentinels: Aegis Rim se olvida de los frenéticos combates hack and slash en 2D para que el equipo de Osaka desate su creatividad en un terreno diferente, mostrando su talento en la faceta narrativa y dejando a un lado la frenética jugabilidad, profundos combos y los habituales sistema de progresión.

13 Sentinels: Aegis Rim es el proyecto más personal de Vanillaware, un precioso argumento de ciencia ficción que mezcla con auténtica maestría la novela visual interactiva, aventura gráfica y combates estratégicos en tiempo real, abarcando trece historias entrelazadas protagonizadas por otros tantos inolvidables personajes. Secretos, traiciones, viajes temporales y la unión por cambiar el destino del mundo, un derroche de expresividad e inteligencia para postularse como la mejor narrativa de 2020, viviéndola además completamente traducida al español mediante la impecable localización que lleva estableciendo Atlus en sus últimas apuestas en terreno europeo.

Historia

13 Sentinels: Aegis Rim nos ha tenido atrapados durante más de 30 horas ya no solo por su soberbia historia, sino por la prodigiosa narrativa definida a través de 13 historias independientes que se entrelazan en un argumento coral. El comienzo de la trama nos cuenta como la Tierra ha sido invadida por unos robots gigantes denominados ‘kaijus’ y un grupo de chicos y chicas son los jóvenes que pilotarán a los ‘centinelas’ para luchar por la supervivencia de la humanidad. No obstante, esto es solo una premisa inicial muy básica de todo lo que nos depara la historia, pues enseguida los sucesos se van enredando con viajes temporales, androides, dimensiones paralelas, saltos incesantes, traiciones, revelaciones, etc. Además, La historia se plantea de forma no lineal, permitiéndonos cambiar el destino de los acontecimientos a través de visiones del pasado, presente y el futuro, donde el reloj del fin del mundo está en marcha.

Si bien varios personajes son nativos de la década de 1980, otros provienen del futuro o de la era de la Segunda Guerra Mundial, entrelazando sus destinos mediante una magistral combinación de un guión que va mucho más allá de la supuesta invasión alienígena en la Tierra y la batalla entre 13 pilotos. Contar más detalles de la historia sería arruinar una experiencia para el recuerdo, por lo que solo os invitamos a que descubráis por vosotros mismos el tremendo trabajo de Vanillaware.

Juro Kurabe, Iori Fuyusaka, Ei Sekigahara, Keitaro Miura, Takatoshi Hijiyama, Nenji Ogata, Natsuno Minami, Shu Amiguchi, Yuki Takamiya, Tomi Kisaragi, Megumi Yakushiji, Ryoko Shinonome y Renya Gouto. Estos son los 13 grandes protagonistas de la aventura, perfectamente definidos con caracteres y personalidades únicas, venidos de diferentes épocas y con el único objetivo de unir sus fuerzas para salvar el mundo empleando el poder sus centinelas.

Aun así, la extraordinaria historia de 13 Sentinels: Aegis Rim no tiene ningún sentido sin otros personajes de lujo igual de importantes que el resto como Chihiro Morimura, Tsukasa Okino, Kyuuta Shiba, Erika Aiba, Tetsuya Ida o los carismáticos BJ, un pequeño robot que acompaña a Natsuno Minami durante su trama, o Michi, un gato parlante que hará un peligroso pero irrechazable trato con Megumi Yakushiji. Nosotros únicamente os dejamos sus nombres, ahora es el turno de que os adentréis en el magnífico argumento que ha creado el genial director George Kamitani y su equipo de desarrollo.

Una verdadera joya que hará las delicias de los amantes y seguidores de las propuestas de ciencia ficción, múltiples ambientaciones temporales y multitud de oscuros secretos. 13 Sentinels: Aegis Rim es un título imprescindible para todo aquel que desea vivir una épica historia de misterio a través del tiempo, el espacio y la humanidad; que pese a la larga espera desde su anuncio oficial se convierte en la mejor obra firmada por el estudio nipón y uno de los títulos más relevantes de 2020.

Jugabilidad

Centrándonos en el núcleo jugable, 13 Sentinels: Aegis Rim presenta una clara y evidente división ya presente en el propio menú del juego. Las aventuras nos permiten revivir el pasado desde la perspectiva de los 13 protagonistas, mientras que en las batallas controlamos a los centinelas en su objetivo de defender el mundo.

Si bien ambos aspectos son el eje principal del juego, queda un tercer apartado denominado archivos, una especie de enciclopedia para repasar todos los secretos revelados y que viene realmente bien para echar un vistazo a todos los acontecimientos y sucesos descubiertos, y por lo tanto aclarar algunas ideas difusas entre tanta información.

Pese a que inicialmente el concepto general puede parecer confuso, Vanillaware ha ordenado a la perfección el progreso entre ambas vertientes para no ir descompensado entre la narración y diálogos en los combates, y lo desbloqueado en las vivencias del grupo de personajes.  Tal y como os contamos en las impresiones, las primeras horas de partida pertenecientes al prólogo sirven para presentar a los 13 protagonistas que manejan los centinelas, intercalando con las primeras batallas para explicar las nociones básicas del intrincado sistema.

La ‘Aventura’ de 13 Sentinels: Aegis Rim, es decir su faceta narrativa, nos incentiva a movernos por los escenarios para entablar conversaciones con el resto de personajes e ir  revelando los siguientes entresijos de la trama. De esta manera al rascar toda la información posible se van desencadenando nuevos pensamientos y palabras que debemos ordenar en nuestro cabeza, para finalmente desbloquear los sucesos que  permiten continuar avanzado en el argumento principal de cada protagonista.  A través del botón triángulo accedemos a dichos pensamientos para conocer más detalles sobre ellos o aplicarlos con otros personajes para seguir el transcurso de la conversación.

Asimismo, veremos como el porcentaje global va aumentando aunque en ocasiones podremos repetir ciertas escenas donde entran en juego la toma de decisiones, llevándonos por un arco narrativo distinto. Sin lugar a dudas 13 Sentinels: Aegis Rim es como un río que se divide en multitud de afluentes, conduciéndonos por distintos lugares hasta alcanzar un objetivo final  único. Igualmente, es una auténtica maravilla ir variando para conocer el origen de la amenaza,  el trasfondo de cada miembro del escuadrón y adentrarse en sus relaciones más personales.

En este sentido la obra de Vanillaware se convierte casi en una auténtica novela visual, pero dotada de mayor interacción y elegancia al posibilitar la semi libertad de movimientos por cada escenario. No obstante siempre tienes la sensación de que todo está demasiado guionizado y el avance es tremendamente simple. Por ello, nos hubiera gustado una mayor dosis de exploración e investigación, algo que habría sentado realmente bien al misterio y secretismo que envuelve al título durante toda la aventura.

El estudio nipón ha cambiado drásticamente el apartado puramente jugable, pero la interacción entre personajes se mantiene al 100% mediante una perspectiva side-scrolling en dos dimensiones que alterna continuamente el contexto espacio-temporal. Una gran parte del  juego ocurre en 1985, aun así, debido a las trece historias entrelazadas se narran hechos en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial (1945), un futuro cercano ubicado en 2025 y otras fechas que preferimos guardarnos para evitar chafaros más de una sorpresa. Solo os avisamos y recomendamos que tengáis siempre a mano la pestaña de ‘Archivos’, ya que los responsables narrativos de Vanillaware han creado una historia de ciencia ficción a la altura de las novelas y películas más reputadas.

Viendo un par de imágenes sobre la aventura y las batallas, seguramente todo el mundo afirmaría que se trata de dos juegos distintos e independientes. 13 Sentinels: Aegis Rim varía drásticamente de la novela visual hacia un sistema de combate en tiempo real donde controlamos hasta 13 centinelas en batallas cargadas de estrategia y basadas en el continuo movimiento, estudio de los enemigos y uso de habilidades según el tipo de androide que estemos manejando.

Habituados a profundos enfrentamientos al más puro estilo hack and slash y beat’em up 2D, pasamos a una vista aérea de diversos sectores de la ciudad mientras manejamos a nuestras unidades de combate, estableciendo contacto directo con los robots enemigos y empleando habilidades ofensivas y defensivas en un sistema por turnos mucho más elaborado de lo que trasmite inicialmente.

El avance por las batallas está fragmentado en diversas en zonas de la ciudad donde debemos superar 10 misiones u oleadas de enemigos kaiju en combates tácticos de perspectiva top-down. Orientado para todo tipo de usuarios, hay disponibles tres niveles de dificultad (fácil, normal y difícil) y siempre somos calificados con un rango final (S, A, B, C, D).

Asimismo, en cada misión podemos escoger un escuadrón formado por hasta seis integrantes de ataque, quedando el resto en posiciones defensivas. Por otro lado, siempre hay establecidos algunos objetivos predeterminados (no perder centinelas, personajes obligatorios en el grupo, etc), además de ciertas recompensas por obtener rango S o cumplir otras tareas.

A pesar de que las imágenes definen algo raido y complicado de comprender, desde el primer minuto se siente todo realmente orgánico, intuitivo, satisfactorio y muy fácil de asimilar, pues las acciones a tener en cuenta se limitan a atacar, movernos por el mapa, defender o recargar energía, sin perder de vista tampoco las transiciones enemigas y los niveles de defensa y destrucción de la ciudad.

¿Y cómo se plasma toda esta información en el transcurso de las batallas? Vanillaware ha integrado un sistema híbrido que va alternando los turnos y acción en tiempo real mediante unas magistrales mecánicas. Para explicarnos, los movimientos comienzan a fluir solo cuando ya hemos elegido la orden que deben seguir nuestros mechas.  En los anteriores títulos del estudio pudimos disfrutar de trabajadísimos sistemas de progresión adaptados a la acción, y sin perder un ápice de calidad han adaptado dichas ideas y estructura a la potenciación y mejora de los centinelas. Encima lo consigue mediante un sistema claro e intuitivo que te va enseñando poco a poco todas sus mecánicas como los efectos, rangos y uso de las armas, defensa para recargar energía de las habilidades, reparación de daños o traslado de las unidades a otros puntos del mapa.

Poco a poco iremos aprendiendo diferentes habilidades activas y pasivas para cada tipo de centinela (cuerpo a cuerpo, a distancia, defensa/apoyo o completo), subiendo de nivel las armas, aumentando los atributos y estadísticas, etc. En resumidas cuentas, multitud de parámetros a tener en cuenta para afrontar con garantías las complicaciones que van apareciendo en la batalla en forma de kaijus voladores que lanzan misiles, otros con una terrible defensa y grandes escudos, y un enorme elenco de adversarios que requieren de elaboradas estrategias para que los 13 centinelas elegidas puedan superar cada oleada.

Y por si fuera poco todo lo que os contamos es simplemente un primer adelanto de las posibilidades totales en la gestión tanto dentro como fuera de la batalla, pues el descanso, organización de los tipos de centinelas y estudio de los kaijus se va desarrollando y ampliando con el paso de los enfrentamientos.

Gráficos y Sonido

Vamos a ser honestos desde el principio, aunque siempre desde una visión personal. 13 Sentinels: Aegis Rim es el título 2D más bonito de la actual generación de consolas y top 5 de toda la historia del videojuego. Vanillware lo ha vuelto a hacer firmando un acabado gráfico y artístico exquisito, un auténtico escándalo y derroche visual que te deja encandilado desde el primer minuto. Cada ilustración, fondo, modelado y personaje ha sido creado a mano hasta el más ínfimo detalle, a lo que debemos sumar el aplique de cada milimétrica animación para dotar al mundo de la fluidez y suavidad necesaria para no desentonar en ningún momento.

13 Sentinels: Aegis Rim también escapa de los mundos de fantasía plasmados en Odin Sphere, Muramasa o Dragon’s Crown para darle un enfoque más contemporáneo, presentando en su modo aventura en una propuesta que podría compararse, salvo enormemente las distancias, con Persona 5 Royal. Los estilos artísticos son completamente opuestos, pero hace gala de la típica ciudad nipona bulliciosa, el movimiento continuo de estudiantes en las aulas tras finalizar la jornada escolar, preciosos atardeceres, oscuros y misteriosos callejones, etc. Por si fuera poco, es una verdadera delicia comprobar cómo varía la implementación de la paleta de colores según la época y etapa de la historia representada en ese instante, ya sea colores más cálidos para las visiones en 1945, 1985, 2025, 2065 o el futuro más lejano.

Solamente hace falta echar un vistazo a los pantallazos que acompañan el texto para comprobar el sobresaliente nivel que ha alcanzado Vanillaware en su portentosa creación, exhibiendo un fantástico despliegue de creatividad que deja ver un cariño extremo en cada uno de los pixeles que forman parte de los personajes y escenarios del juego, que encima ha sido pulido hasta la extenuación ofreciendo un rendimiento impecable y unos tiempos de carga casi inexistentes.

Como explicación adicional en referencia al apartado gráfico, el estudio con sede en Osaka vuelve a apostar por su estilo gráfico característico llamado ‘tebineri’ creando escenarios bidimensionales, en esta ocasión, de ambientación urbana y mechas. Los desarrolladores utilizan un conjunto de herramientas de programación patentados que permite a los artistas crear entornos y personajes que parecen 3D pero que se renderizan en 2D, si bien dotan al mundo de profundidad ofreciendo finalmente un acabado 2,5D. Una técnica que llevan utilizando y perfeccionando desde hace muchos años, pues en cada producción han ido incorporando sofisticados efectos gráficos como efectos de sombras, iluminación solar o movimiento del agua para alcanzar un diseño de niveles y escenarios tremendamente variado mediante la profundidad de campo.

Ejemplificar tantos contextos históricos y encima con saltos temporales tan rápidos y variados es una locura, pero encajar todo ello en su banda sonora es un reto todavía más desafiante pues las melodías deben adaptarse y encajarse en cada secuencia sin que nada acabe desentonando del resto del conjunto. La historia de nuestros ya inolvidables 13 jóvenes elegidos siempre va acompañada de una formidable y extensa banda sonora dirigida por Hitoshi Sakimoto, veterano compositor nipón que ha creado la banda sonora de otras obras de Vanillaware, si bien previamente había participado en otras tan importantes como varias entregas de la serie Final Fantasy, Valkyria Chronicles, Shin Megami Tensei o Tekken.

El genio nipón ha logrado plasmar efectos y temas diferenciados para cada parte de la novela, narración y exploración respecto a las fases de batalla de mayor frenetismo, otorgando una ambientación impecable a 13 Sentinels: Aegis Rim. Cierra el círculo un inmejorable doblaje con voces en japonés (las voces en inglés llegan junto al lanzamiento del juego mediante una actualización gratuita) y la impecable traducción de los textos al español, la cual va un paso más allá de los estándares habituales mediante la increíble localización de los textos a nuestro idioma con expresiones propias de la lengua castellana.

Conclusión

Nuestro único deseo es que 13 Sentinels: Aegis Rim tenga el reconocimiento que se merece y el excelso trabajo de Vanillaware en el desarrollo y el apoyo de Atlus por localizar un título de nicho como este se vean recompensados por un buen rendimiento a nivel comercial en Occidente. El estudio nipón se lo merece pues y ha superado una vez más firmando las expectativas a través de una grandiosa épica de misterio y ciencia ficción, sin perder un ápice de su esencia presentando una nueva aventura de desplazamiento lateral en 2D, un sobresaliente apartado artístico y un interesantísimo cambio en el sistema de combate apostando por el componente estratégico.

Sabíamos del excelente recibimiento que había tenido en Japón a finales del pasado año, sin embargo, no esperábamos que 13 Sentinels: Aegis Rim iba a convertirse en uno de los mejores juegos de 2020 y una de las obras más completas del catálogo de PlayStation 4. Un título con una historia soberbia, unos personajes convincentes  y unas batallas que son el complemento idóneo a la estructura narrativa. El reloj del día del juicio final ya está corriendo, y será a partir del 22 de septiembre cuando los 13 centinelas libren la batalla final ante los ‘kaiju’ para salvar a la humanidad. ¿Conseguirán cambiar el inevitable destino?

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

13 Sentinels: Aegis Rim

59,95€
9.5

Historia

10.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.5/10

Sonido

9.5/10

Diversión / Duración

9.5/10

Pros

  • Una de las mejores historias de la última década. Maravillosa narrativa que sorprende tras cada escena.
  • Perfecta sintonía entre la aventura en forma de novela visual y los estratégicos combates con mechas. Una auténtica maravillas de más de 30 horas de partida.
  • Elaborado sistema de progresión y planteamiento de los combates.
  • Arte hecho movimiento. Vanillaware se corona con un espectacular apartado visual y artístico pintado a mano.
  • Nueva apuesta de Atlus traduciendo los textos al español con una localización magistral.

Cons

  • Podría haberse potenciado más la exploración, investigación y jugabilidad en la aventura de cada personaje.
  • Tras finalizar la historia principal hay pocos alicientes para su rejugabilidad.