Análisis | A Plague Tale: Innocence

Análisis | A Plague Tale: Innocence

14 mayo, 2019 1 Por Alejandro Altaber

La joven Amicia y el pequeño Hugo nos llevan a vivir una extraordinaria aventura a través de una Francia medieval  huyendo de la Peste Negra, una gigantesca plaga de ratas, la Inquisición y otros oscuros secretos. Un desgarrador relato donde la narrativa, la cuidada jugabilidad y el increíble diseño artístico conforman una de las grandes sorpresas de 2019.

Ficha Técnica

  • Título: A Plague Tale: Innocence
  • Desarrollador: Asobo Studio
  • Editor: Focus Home
  • Distribuidor: KochMedia
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 14 de mayo de 2019
  • Idioma: Voces en inglés, francés y alemán, y textos en español
  • Género: Aventura, Acción, Sigilo
  • Cómpralo ya por 43,90€

 

Presentado en febrero de 2017 a la prensa en un evento interno de Focus Home Entertainment, fue en el E3 de ese mismo año cuando se descubrió el primer tráiler de A Plague Tale Innocence, que sorprendió a todos los asistentes por su magistral apartado artístico y el magnífico trato de la narrativa. Sin apenas hacer ruido, Asobo Studio ha trabajado durante todo este tiempo  y en los últimos meses la expectación que ha levantado la aventura es igualmente proporcional al resultado final que ha firmado el equipo afincado en Burdeos.

A Plague Tale: Innocence es la primera gran licencia desarrollada por el estudio galo, una auténtica pena que llegue a estas alturas teniendo en cuenta los encargos que ha llevado a cabo en los últimos años. La compañía ha puesto todo su empeño, dedicación y esfuerzo en sacar adelante una propuesta basada en las claras ideas de su estructura, es decir, una sólida narrativa junto a una ambientación y dirección artístico únicos.

Con la aventura de Amicia y Hugo ya en las tiendas, Asobo y Focus Home han decidido ampliar su colaboración y ya se encuentran trabajando en una segunda propiedad intelectual tal y como se confirmó el pasado mes, aunque habrá que esperar todavía un tiempo para ver las primeras ilustraciones y conocer los detalles iniciales de su argumento y jugabilidad. Eso sí, podemos estar tranquilos pues viendo el resultado de A Plague Tale: Innocence, es fácil augurar un buen futuro para el estudio.

Historia

La historia comienza en los primeros años de la epidemia de muerte negra en la Francia medieval de 1349, en un momento en el que la Guerra de los Cien Años y el brote de la peste negra comienzan a asolar la población. La familia De Rune vive una vida tranquila y protegida en su castillo y sus tierras circundantes, pero la paz nunca reina para siempre. Durante una época tranquila, la tierra comienza a temblar en los tranquilos poblados, la enfermedad se cuela entre los muros y la plaga alcanza todos los lugares. De la misma forma, el ejército llega a los dominios de los De Rune y comienza a asesinar a todos los presentes con el único objetivo de encontrar con vida al pequeño del linaje.

En su seno se encuentran  Amicia, de 14 años, y su hermano pequeño Hugo, de 5 años. Ahora están perdidos, húerfanos, perseguidos, solos pero juntos y con la voluntad de luchar por sobrevivir y evitar el avance la infección que sufre el pequeño por sus venas. Combatiendo a la plaga y el peligroso mordisco, los protagonistas van conociendo a otros personajes como Lucas, Melie, Arthur y Rodric que arriesgarán sus vidas para defender a los hermanos De Rune evitando siempre los letales ataques que tienen lugar únicamente en la oscuridad, moviéndose entre espacios iluminados empleando las habilidades y conocimientos para salir airoso del enjambre y hambre de dientes cortantes, ojos fulgentes y colas retorcidas.

Asobo logra con A Plague Tale: Innocence un hito que muy pocos juegos son capaces de alcanzar, unificar y construir una elaborada narrativa repleta de momentos de drama, tensión y continuas desgracias que poco a poco van mostrando un trasfondo mucho más grande y oscuro respecto al planteamiento inicial. Con la plaga de ratas como elemento principal de las primeras horas, Amicia, Hugo y sus otros compañeros descubrirán los tenebrosos planes y secretos del Gran Inquisidor, el papel del Arzobispo, la Iglesia o los alquimistas.

A Plague Tale: Innocence ha sido concebido para superarse en una dificultad previamente establecida por el estudio, es decir, no podemos seleccionar un rango más complicado que eleve la peligrosidad o inteligencia de los soldados enemigos. Si bien los desarrolladores habían comentado que la duración se situaba entre las 12-15 según la habilidad del jugador y tiempo que dedicase a explorar al máximo, completar los 17 capítulos de A Plague Tale: Innocence nos llevará de media en torno a las 9-10 horas.

Asimismo, la rejugabilidad es prácticamente nula más allá de encontrar todos los coleccionables repartidos por el escenario en forma de flores (‘El Herbario de Hugo’), regalos y otras curiosidades que desbloquean algunos interesantes y amenos diálogos entre la pareja de protagonistas.

Jugabilidad

A Plague Tale: Innocence es una aventura de sigilo y acción en tercera persona donde prácticamente durante el 100% del lineal viaje manejamos a Amicia, eso sí, casi siempre acompañada por el pequeño Hugo u otro de los restantes personajes que los hermanos conocerán mientras escapan de las garras de la Inquisición. Esto se traduce en una aventura muy tradicional marcada por la linealidad, un camino a seguir muy predefinido y con unos escenarios bastante acotados y delimitados, aunque también hay zonas para la exploración y recolección de recursos.

La sorprendente y original propuesta de Asobo Studio base su estructura jugable en tres pilares fundamentales: sigilo, exploración/crafteo y resolución de puzles vivos jugando con la luz, fuego y las ratas. Habituados a la amplísima oleada de títulos de mundo abierto con inmensos mapeados y cientos de misiones principales y secundarias por completar, es una auténtica gozada disfrutar de una historia así de concentrada y bien cuidada. Con un arranque fulgurante que fija unos duros sucesos, Amicia y Hugo comienzan a escapar de las garras de la Inquisición con una honda como única arma por parte de la joven, pero toda la perspicacia para evitar ser capturados.

Como hemos dicho, el sigilo es la mecánica principal del apartado jugable de A Plague Tale: Innocence. Con un funcionamiento aparentemente básico en sus primeros compases, Amicia va aprendiendo a fabricar nuevos proyectiles y mezclas que amplían gratamente las posibilidades frente a ratas y soldados enemigos.  En los capítulos iniciales la pareja de protagonistas debe estar más pendiente de ir agachado, adentrarse en hierbas altas y emplear los elementos del entorno para generar ruido y despistar a los enemigos.

Cabe decir que la inteligencia artificial es uno de los elementos más flojos del título y la ausencia de selector de dificultad hace que parte de la experiencia se vea enturbiada por esta faceta. En gran parte de las ocasiones es muy evidente la acción a ejecutar para avanzar en el camino, con objetos colocados en los lados para desorientar y así no ser descubiertos. Por suerte, poco a poco el título va progresando de manera satisfactoria, y aunque nunca se vuelve un reto excesivamente complicado, la variedad de situaciones se convierte en una de sus fortalezas.

Si la habilidad de Amicia con la honda apenas le permite disparar unas pocas rocas inicialmente, su pericia con esta arma aumenta paulatinamente con la fabricación de nuevos tipos de proyectiles y la obtención de ‘conjuros’ mediante los conocimientos de alquimia al mezclar sustancias y obtener distintos efectos.

Ignifer permite calcinar rocas para encender brasas y despistar a las ratas, Demorantis es un corrosivo que debe golpearse en el casco de los enemigos para obligar que quedan al descubierto, Odoris lleva a las ratas a un punto concreto y despejar el camino, y Exstinguis apaga el fuego de cualquier antorcha o brasero. Asimismo tenemos Somnun, una poderosa mezcla básica para eliminar enemigos en silencio dejándolos en un largo letargo, y Luminosa, una eficaz composición que emite una poderosa fuente de luz que mata a las ratas de los alrededores.

Para elaborar cualquiera de estos proyectiles debemos explorar al máximo todos los escenarios y recoger rocas, azufre, alcohol, episanguis, herramientas, cordel, tela, salitre o cuero, es decir, los elementos básicos para fabricar nuestras municiones. Algunos de ellos los hayamos en cantidades muy elevadas, pero abusar por ejemplo de Somnum o Luminosa conlleva que no podemos manejar al máximo todo el equipamiento en la partida.

Dicha progresión está fragmentada en tres apartados diferenciados como son la honda, el equipo y la alquimia. En cuanto a la honda, tenemos la opción de mejorar las cuerdas y el zurrón para reducir el ruido, velocidad de uso y recarga de munición. El equipo está centrado en la capacidad del bolsillo y municiones, aumentado el número máximo de materiales en posesión o la vital importancia de no depender de un banco de trabajo o herramientas para optimizar el equipamiento. Por último, la alquimia se centra en los recipientes e instrumentos que mejoran los efectos, poder de los proyectiles, etc.

En resumidas cuentas, es un sistema de artesanía básico que no deja mucho a la imaginación, pero realmente funcional y bien equilibrado. De la misma forma, terminar de completar toda la progresión del equipo no es complicado si prestamos atención al escenario y recogemos todos los recursos, pues no está implementada la función de NG+ y la rejugabilidad de la historia, al menos a corto plazo, no es el mayor de los atractivos del título.

Si bien manejamos a Amicia, Hugo es la pieza fundamental de A Plague Tale: Innocence tanto en la historia como en momentos puntuales de su faceta jugable. La trama nos va obligando a colaborar constantemente con el pequeño, por ejemplo, agarrándole de la mano en los instantes de tensión, ordenándole que se quede quieto mientras despejamos el camino, pidiéndole que entre por huecos pequeños para que busque una forma de ayudarnos a superar un obstáculo, y otros fantásticos que cada usuario debe descubrir y deleitarse por sí mismo.

Hugo no es el único compañero que va toda la aventura a nuestro lado, sino que otros personajes que el propio estudio ha presentado previamente como Lucas, Melie y Rodric son fundamentales a nivel narrativo y jugable. Lucas es el miembro más inteligente y el alquimista del grupo, idóneo para resolver puzles moviendo algunos objetos del escenario, hallando pistas.

Melie, hermana de Arthur y ladrona como profesión, nos desbloquea puertas con su pericia con las cerraduras y muy hábil para despistar a los soldados. Por último tenemos a Rodric, un herrero y el más fuerte físicamente es capaz de derribar puertas y matar a los enemigos con mayor protección sin hacer ruido.

Ya sea con Hugo o con el resto de integrantes como compañeros, es vital no dejar atrás a ninguno de ellos cuando estamos rodeados de ratas o acabarán devorados por los voraces roedores. Lo mismo ocurre con los miembros de Inquisición, que no dudan en usar sus espadas, arcos y lanzas para matar tanto a Amicia como a los demás. De hecho, la joven De Rune no tiene una barra de salud propia, si no que es asesinada al ser golpeada una única vez o también al descubrirla en su intento de infiltración, obligándonos a regresar al último punto de control.

A partir de mitad de la aventura, Amicia ya empieza a ser una formidable manejadora de la honda y es capaz de pasar al ataque en muchas más situaciones de peligro. La rapidez al cargar y usar el arma, unido a la obtención de nuevos tipos de proyectiles permite incluso usar a las ratas a nuestro favor para que devoren a los enemigos y crear estrategias muy interesantes.

Por ejemplo, la complicación de los soldados con protección pasa a la historia cuando podemos dejarles vendidos de un solo pedrazo, al igual que apagar sus candelabros con Exstinguis, lanzar una horda de ratas hacia ellos con Odoris, etc.

Si bien en la mayor parte de la aventura predomina el sigilo, hay fases muy logradas incluso con batallas contra jefes finales en combate directo cuerpo a cuerpo marcadas por el empleo de la esquiva y el seguimiento de una rutina para superarlos. Si bien Amicia está en clara desventaja física, si tiene a su disposición un extenso elenco de posibilidades capaz de exponer los puntos débiles y desmontar los ataques rivales.

Lo mismo se puede decir de la gran batalla final, que consta de tres fases cuyo diseño denota dedicación y cariño por los protagonistas intercalando el uso de todas las mecánicas aprendidas con estrategias conjuntas, ofreciendo al jugador un convincente cierre de todas las ramas de su argumento, aunque esperemos que Asobo siga deleitándonos con otras entregas si bien actualmente está desarrollando una nueva IP en su segunda colaboración junto a Focus Home Interactive.

Tampoco nos podemos olvidar por el mimo que ha puesto el estudio en brindar al usuario la mejor experiencia posible gracias a una jugabilidad completamente  inmersiva con la ocultación de prácticamente todos los elementos de la interfaz de pantalla como es el caso de tutoriales, objetivos, munición, marcas de superación de obstáculos, interacciones, ayudas, estado del compañero, peligro del acompañante, retícula o presencia de los enemigos. Así conseguimos maravillarnos del sobresaliente apartado artístico y el magnífico y precioso diseño de escenarios tanto exteriores como interiores.

Gráficos y Sonido

Donde rara vez falla cualquier estudio de desarrollo francés es sin lugar a dudas en el apartado audiovisual, y todavía más en la dirección artística. Asobo Studio no iba a ser la excepción y sorprende con un precioso despliegue a nivel audiovisual. A Plague Tale: Innocence plasma a la perfección la representación de la Francia medieval asolada por la guerra, la implacable persecución por parte de la Inquisición y las interminables hordas de voraces ratas en un mundo cruel y despiadado.

Es realmente increíble el detallado de los escenarios, el modelado de los protagonistas (en los soldados rasos deja un poco que desear) y el acabado de las cinemáticas, que como todo el mundo habrá podido comprobar a estas alturas, son de una calidad excelsa. Bosques otoñales, cuevas iluminadas a la luz de la luna, noches de tormenta, lúgubres pasadizos, pantanos repletos de muerte, aldeas abandonadas o viejos castillos olvidados son algunos de los variadísimos escenarios que van in crescendo en sus visitas a lo largo de las 9-10 horas de juego.

Tal y como avanza la aventura somos conscientes en toda su plenitud de la transformación del mundo del juego. Los preciosos parajes y su naturaleza se van trasfigurando hacia la decadencia impregnándose de oscuridad, muerte, terror, enfermedad y desesperación. De hecho las ratas y la Inquisición van comiendo terreno y el pesimismo se va adueñando de la vitalidad de los protagonistas, todo ello adaptado en la majestuosa labor artística.

El equipo creativo de Asobo buscó su inspiración para crear el mundo de juego visitando aldeas francesas reales cuya disposición, calles y edificios tienen su raíz en la época medieval y así recabar pistas de famosos pintores para diseñar la iluminación naturalista del juego. El mundo cuidadosamente diseñado sirve para enriquecer la historia y los personajes y contribuye a crear esta experiencia emotiva y conmovedora.

En términos de resolución, A Plague Tale: Innocence alcanza los 4K y HDR en PlayStation 4 Pro y Xbox One X, ofreciendo un acabado sin precedentes que permite el deleite de los bellos paisajes, el detallado de los personajes y los demás horrores de su inigualable ambientación medieval.

Las ratas de A Plague Tale: Innocence son uno de los aspectos de la doble amenaza a la que se enfrentan Amicia y Hugo. Son la manifestación física de todo lo que representa, y es que el equipo ha sido capaz de mostrar 5000 ratas al mismo tiempo y simular otras 5000 detrás del jugador gracias a la laboriosa faena de optimización.

Todas las buenas historias necesitan una banda sonora a la altura y A Plague Tale: Innocence cumple dicho cometido con una increíble selección de temas orquestados que corren a cargo del conocido Olivier Deriviere, encargado también de la composición en otros proyectos como Vampyr, Assassin’s Creed IV: Black Flag – Freedom Cry, Remember Me o Alone In The Dark.

Sin lugar a dudas, el músico ha realizado un extraordinario trabajo introduciendo temas oscuros con sus instrumentos característicos y melodías que se adaptan a la perfección a cada situación de la narrativa, estableciendo una experiencia de juego inolvidable para todo aquel amante de las buenas historias.

Por otro lado, Asobo Studio implanta el doblaje de las voces al alemán, inglés y francés. En nuestro caso hemos intercalado las dos últimas y los personajes son mucho más realistas en el idioma natal del estudio de Burdeos, ya que en inglés las actuaciones se sienten un tanto forzadas. Aunque no tenemos la fortuna de escuchar el doblaje al español debido a las limitaciones presupuestarias, solventa

Conclusión

Éramos conscientes que Asobo Studio y Focus Home tenían entre manos una propuesta con muchísimo potencial, no obstante, A Plague Tale: Innocence ha superado todas las expectativas que habíamos previsto. Jugabilidad y narrativa se complementan de manera orgánica y natural desarrollándose magistralmente con el paso de las horas, y es que el estudio ha logrado un resultado muy a tener en cuenta en este primer semestre de 2019, colocándose como firme candidato a título revelación del año.

Religión, muerte y enfermedad se dan la mano en una impactante y emocionante historia que mezcla la aventura, infiltración y exploración mientras guiamos a los hermanos Amicia y Hugo en un viaje para escapar de la Inquisición, salvarse de los peligros de la Peste Negra que asola el territorio francés y descubrir la importancia que tiene el pequeño de los De Rune para las filas enemigas. Con un temible poder corriendo por sus venas, la oscuridad será tanto tu aliada como tu enemiga para conocer el verdadero secreto que escondía la madre de los ahora huérfanos.

Aunando una notable mezcla de sigilo, exploración, recolección de recursos y fabricación de objetos, A Plague Tale: Innocence combina todos estos elementos engrasando los  engranajes para crecer en todos los sentidos tal y como avanza el peligroso periplo. A medida que avancen juntos, el mundo se vuelve más inhóspito y ese vínculo se torna cada vez más vital para no caer en la desesperación. Las sensaciones que nos ha dejado el juego han sido tremendamente satisfactorias, demostrando que las aventuras lineales y directas siguen teniendo cabida en la industria actual, siendo un complemento perfecto a los monstruosos desarrollos que dominan el presente de este entretenimiento.

A Plague Tale: Innocence ya está a la venta para PlayStation 4, Xbox One y PC lanzándose incluso a precio reducido, haciendo su compra todavía más irrechazable ¿Podrán todos ver la luz del día una vez más y sobrevivir juntos a la espantosa plaga de temibles ratas?

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

A Plague Tale: Innocence

43,90€
A Plague Tale: Innocence
8.8

Historia

9.5 /10

Jugabilidad

8.5 /10

Gráficos

8.5 /10

Sonido

9.0 /10

Diversión

8.5 /10

Pros

  • Magnífico argumento y fluidez narrativa. Guión sólido con la interacción de la Inquisición, Peste Negra y sombríos secretos en la Francia medieval de 1349.
  • Perfecta jugabilidad orientada al sigilo, colaboración con compañeros, uso general del entorno y estrategias en combate
  • Increíble apartado artístico y diseño de escenarios. Puro talento francés que sombra en resolución 4K.
  • La implementación de un casi infinito número de ratas y el sistema de progresión y artesanía
  • Preciosa banda sonora orquestada y doblaje en hasta tres idiomas.

Cons

  • Poca rejugabilidad más allá de encontrar todos los coleccionables.
  • Inteligencia artificial poco convincente
  • Algunos detalles gráficos desentonan en el conjunto