Análisis | Assassin’s Creed Valhalla

Análisis | Assassin’s Creed Valhalla

16 noviembre 2020 0 Por Alejandro Altaber

Ubisoft firma la entrega más completa de la serie a nivel narrativo, jugable y audiovisual, siendo un título imprescindible para disfrutar del comienzo de una nueva y prometedora generación de videojuegos. Forja tu propia leyenda vikinga viajando desde las escarpadas costas de Noruega hasta los hermosos reinos de Inglaterra.

Ficha Técnica

  • Título: Assassin’s Creed Valhalla
  • Desarrollador: Ubisoft Montreal
  • Editora: Ubisoft
  • Distribuidor: Ubisoft
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series, Stadia y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 10 de noviembre de 2020
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Aventura, Acción, RPG

 

No es la primera vez que lo comentamos, pero tampoco está de más repetirlo de nuevo, Ubisoft ha aprendido de los fallos del pasado. Todavía se le puede achacar que sigue jugando sus cartas mediante sus franquicias estrellas como Assassin’s Creed, Far Cry y Tom Clancy’s, pero una evolución en el modelo de negocio y la estructura interna de la empresa no es posible en el corto plazo. Immortal Fenyx Rising, Roller Champions, Skull & Bones o Riders Republic son solo unos pocos ejemplo del proceso de diversificación de géneros y propuestas que la compañía está implementando en su catálogo de lanzamientos, y seguro en los próximos meses sorprenden con la presentación de nuevos proyectos en el horizonte.

Otra de las lecciones aprendidas fue la de dar descanso a las series estrella. Assassin’s Creed Origins y Assassin’s Creed Odyssey sirvieron para revitalizar una fórmula que se había estancado, y por suerte tras estas dos excelentes entregas, decidieron dar un nuevo año de margen para la llegada de Assassin’s Creed Valhalla, episodio que supone el estreno del buque insignia de Ubisoft en la nueva generación de consolas.

Historia

Ubisoft vuelve a ceder la decisión al jugador a la hora de elegir el género del protagonista. Bajo un mismo nombre, Eivor, debemos escoger entre personaje masculino o femenino, incluyéndose un montón de herramientas para personalizar el diseño físico y otros elementos como pelo, tatuajes, pinturas de guerra, equipamiento inicial, etc.

Eivor es una feroz leyenda vikinga criada entre historias de batallas y gloria, dividido entre dos duras opciones, quedarse rindiendo pleitesía al Rey Harald o por el contrario viajar con su clan a tierras británicas con su clan y su amigo y hermano Sigurd. Cansado de los continuos conflictos en su tierra natal y finalmente  expulsado de Noruega por las guerras interminables y la escasez de recursos, su clan tendrá que asegurar el futuro a través del helado Mar del Norte a las ricas tierras de los reinos rotos de Inglaterra

Un intenso prólogo que se alarga durante un largo periodo de tiempo antes de arrancar la verdadera aventura, para seguidamente dar paso a Layla Hassan, la protagonista de la línea argumental del presente y que aparece por tercer episodio consecutivo tras Origins y Odyssey. Continuarán las investigaciones y todo lo relacionado con Abstergo Industries, donde revivir los acontecimientos de Eivor serán esenciales para descubrir como salvar de nuevo el mundo.

No vamos a entrar en más detalles argumentales para evitar estropearos la experiencia, simplemente mencionar que a lo largo de su periplo Eivor se topará con los Ocultos, tendrá que luchar y enfrentarse a personajes de gran poder como los reyes sajones o los belicosos hijos de Ragnar Lothbrok; además, de lidiar con una misteriosa y creciente amenaza. De la misma forma, al igual que en Origins, hay alianzas políticas, decisiones de combate y elecciones en el sistema de diálogo que tendrán una influencia y consecuencia muy perceptible en ciertos acontecimientos y misiones de la historia.

Una historia principal y una duración general que siguen los estándares de la franquicia, es decir, necesitaremos unas 40 horas para superar el argumento central de Eivor, mientras que es tremendamente complicado dar una cifra estimada para completar todo el contenido de su vasto mundo abierto.

Wessex, Northumbria, Anglia Oriental y Mercia son los cuatro grandes puntos de la región británica, con Londres, Winchester y Jórvík (York) como tres grandes núcleos, a lo que se suma también una enorme cantidad de poblados en tierras noruegas.

Si como buenos vikingos os dedicáis a explorar cada rincón del mapa, Assassin’s Creed Valhalla se convierte en un auténtico pozo de horas para el usuario, algo que a muchos también les ocurriría en Assassin’s Creed Odyssey pues a cada paso sientes un universo repleto de vida, continuas actividades que realizar, eventos aleatorios e incontables secretos a descubrir.

Jugabilidad

Assassin’s Creed Valhalla sigue la estructura marcada por sus dos anteriores predecesores, definiéndose como RPG de acción y aventura en tercera persona en mundo abierto. Ubisoft ha ido puliendo y perfeccionando la nueva fórmula de la saga desde Assassin’s Creed Origins, y la nueva aventura vikinga tiene un componente RPG  mucho más definido y profundo que nunca.

El equipamiento es uno de los aspectos que más cambios ha sufrido respecto a Odyssey, reduciendo drásticamente el número de piezas y armas que aparecen a lo largo del juego, dándole más sentido y utilidad a cada una de ellas. Asimismo, los recursos y la herrería tienen una gran importancia pues puedes ir mejorando el equipo sin necesidad de quedarte atrás respecto a los enemigos y las particularidades de las armas más avanzadas.

La rareza o nivel es un valor que desparece en el título, otorgándole todo el valor a las características en combate. Como decimos, la típica rareza por colores queda apartada a un lado para que la subida de nivel sea más significativa. Con el aumento de nivel vamos recibiendo los típicos puntos para desbloquear las habituales habilidades especiales para ataques cuerpo a cuerpo, ataques  a distancia y técnicas elementales o mejoras de estado. Todo ello en un amplio y complejo árbol en forma de constelación de estrellas con infinitas posibilidades y variantes para formar el estilo de Eivor.

En Assassin’s Creed Valhalla, Eivor tiene tres ramas diferentes para mejorar las habilidades: el camino del oso (guerrero), del lobo (cazador) y del cuervo (asesino), donde cada vertiente está orientada hacia un estilo de combate propio. En este sentido parece casi idéntico a lo visto en el pasado, no obstante tenemos el añadido de las denominadas ‘Aptitudes’, que se obtienen mediante la exploración con unos libros ocultos por el mundo que permitirán aprender las técnicas más letales de la mitología nórdica.

El prólogo se la aventura ya se lleva un buen puñado de horas, y no es hasta bien entrado el juego cuando arranca una de las partes fundamentales de Assassin’s Creed Valhalla. Al llegar a Inglaterra deberemos establecer nuestro campamento, nuestro asentamiento, el cual debemos ir mejorando para hacerlo crecer en número de integrantes y propiedades edificadas. Los fieles acompañantes de Eivor en el Clan del Cuervo serán los primeros en ayudarlo saqueando, invadiendo y conquistando, no obstante las alianzas con los principales gobernantes de Inglaterra son vitales para crear el imperio vikingo. Completando cada uno de los tipos de misiones del asentamiento ganaremos en suministros y materias primas, las dos monedas de cambio para desbloquear la construcción de nuevos edificios, el esencial ‘Cuartel de lo Ocultos’, reclutar y personalizar nuevos vikingos, etc.

El sistema de combate mantiene buena parte de la Odyssey, pero ahora luchamos sin piedad como un auténtico guerrero vikingo, o al menos es lo que en nuestro caso hemos intentando recrear para disfrutar de la mayor espectacularidad de la ambientación. Ubisoft sigue aprendiendo de otras obras del género e introduce dos espacios para las armas, principal y secundaria, añadiendo para la ocasión desde hachas hasta espadas, pasando incluso por escudos.

Está la opción de elegir un arma pesada y golpear brutalmente a dos manos, hacha y escudo para combates equilibrados y posibilidad de contragolpear, o finalmente un estilo brutal y despiadado con un arma en cada mano para atacar a toda velocidad, desmembrando a los oponentes, decapitando e incluso lanzando hachas a diestro y siniestro.

Características agradecidas que dotan de profundidad a las batallas, pero donde más se nota la evolución es en la sensación de pesadez y contundencia que existe en cada golpe dado y recibido por Eivor, factor extrapolable a los movimientos y animaciones del protagonista. Igualmente, Assassin’s Creed Valhalla una barra de aguante/resistencia que va disminuyendo con cada ataque básico o potente, esquivas o bloqueo de golpes rivales. Por ello es esencial manejar a la perfección el timing del ‘parry’ para salir airosos de los envites.

Por desgracia, la inteligencia artificial sigue presentando los mismos fallos de programación de siempre. En combate los enemigos se mueven de forma desordenada y actitudes poco creíbles, en sigilo su comportamiento roza e ocasiones lo absurdo y solo presenta un verdadero reto cuando en las batallas aparece un numeroso grupo de soldados que nos pondrán las cosas muy complicadas.

Pese a que hablado de la brutalidad del combate también está la opción en determinadas fases de acribillarlos a flechazos, o bien  empleando el sigilo de la hoja oculta. Los desarrolladores siempre han querido mostrar y representar el poder de los vikingos, su fortaleza en la batalla, pero como buen Assassin’s Creed, siempre llega algún momento donde toca ponerse la capucha, agacharse, esconderse entre la hierba alta y las alturas de las edificaciones, y asesinar sin piedad desde las sombras.

Los vikingos son exploradores por naturaleza, por lo que Ubisoft ha implementado sistemas y mecánicas nunca antes vistas en la saga. Por ejemplo, la salud de Eivor no se va recuperando automáticamente, sino que hay que recolectar alimentos, cazar animales y pescar para sanar las heridas. De la misma forma, pieles, minerales y otros recursos son fundamentales para la mejora del equipamiento.

Tampoco faltan los jefes finales, con los enemigos más variados y letales de toda la extensa historia de la franquicia. Son brutales enfrentamientos 1vs1 al más puro estilo Souls donde hay que seguir estrategias pues el rival va evolucionando su patrón de ataques y movimientos durante varias fases. Además, hay animales legendarios, espectros con ataques sobrenaturales y otros muchos enemigos tanto en misiones principales, encargos secundarios e incluso en la exploración libre del escenario.

El objetivo central de Assassin’s Creed Valhalla es el crecimiento del asentamiento, y para ello el avance funciona como en cualquier otro episodio de la franquicia, completando la línea temporal de misiones principales apoyándose en una ingente cantidad de contenido secundario. De hecho, es en este punto donde Ubisoft ha puesto el foco del desarrollo, y cabe destacar el fantástico trabajo que han conseguido.

Artefactos revelan información sobre el mundo y argumento de la ambientación vikinga, y Riquezas propone saqueos de multitud de lugares para agenciarse una buena cantidad de recursos para continuar creciendo. También tenemos los Eventos, historias con su propia narrativa a pequeña escala que aportan un mayor grado de implicación con los habitantes de la zona, sus costumbres y determinados sucesos de importante relevancia, añadiendo incluso en ocasiones la toma de decisiones. No falta a su vez otro tipo de contenido alternativo y unos divertidos minijuegos que aportan un grado extra a la fantástica experiencia de Assassin’s Creed Valhalla.

Gráficos y Sonido

Antes de entrar a detallar este apartado, cabe mencionar que hemos analizado el juego en su versión de PlayStation 4 Pro puesto que en RegionPlayStation, al igual que el resto e mortales europeos, todavía no disponemos de PlayStation 5. Será en unos días cuando podremos utilizar la copia de Assassin’s Creed Valhalla para acceder a todas las mejoras que ofrecen las consolas de nueva generación.

En la actual generación de consolas Assassin’s Creed Valhalla es una experiencia bastante continuista respecto a lo visto en Origins y Odyssey, sin embargo denota un asombroso trabajo de campo y documentación para plasmar una brutal ambientación en tierras anglosajonas y nórdicas. Los equipos de Ubisoft tienen un enorme talento para el desarrollo de gigantescos mundos abiertos que rebosan vida y naturalidad en todos sus ambientes, tanto en entornos exteriores como la espectacularidad de cuevas, edificaciones y otras muchas sorpresas. Es realmente increíble la recreación de Inglaterra y Noruega, sorprendiendo en cada escalada hacia montañas nevadas o en descensos hacia parajes boscosos, sil olvidar los ocultos asentamientos al borde de los ríos, la vitalidad que derrochan las principales ciudades o la navegación a bordo de nuestra embarcación, Drakkar. Un auténtico portento que sin duda es muy complicado de ejecutar debido al salvaje nivel de detalle en su casi infinito mundo abierto.

Quizás el principal aspecto a mejorar de cara a futuras entregas en PS5 y Xbox Series es el acabado de los modelados de los personajes, un punto por debajo del resto de elementos. El diseño de Eivor tanto en su versión masculina como femenina es una auténtica pasada, así como en otros personajes principales de la historia, no obstante otros secundarios muestran unas animaciones y modelado algo más vago. Para terminar, también empaña un tanto el conjunto determinados fallos técnicos que dejan entrever que el motor gráfico está pidiendo a gritos una buena evolución. Por suerte varios de ellos se pueden solventar y seguramente veamos un próximo parche que los corrija.

En términos de calidad gráfica en pantalla el título alcanza en PlayStation 4 Pro una resolución máxima de 1620p bajando a 1440p en determinados momentos de la aventura, manteniendo una tasa estable de 30 fotogramas por segundo. Si por el contrario decidís estrenar la nueva generación con la obra de Ubisoft, ahí llega a 4K y 60fps, sin embargo el verdadero salto se apreciará en el nivel de sus texturas y sistema de iluminación en exteriores e interiores.

Pasando al apartado sonoro, Jesper Kyd, Einar Selvik y Sara Schachner son los responsables de la completa banda sonora de la aventura. Ya comentamos en el pasado avance el tremendo bagaje que tienen todos ellos, con gran experiencia en la saga Assassin’s Creed y otros de renombre como Borderlands, State of Decay, Call of Duty o Need for Speed. Un trío que ha plasmado todo su talento en el mundo nórdico creando temas inspirados en esta mitología, con un amplio número de melodías para elr ecuerdo tanto en los momentos de aventura como en investigaciones sigilosas y aspectos más divinos. Por último, Ubisoft tampoco falla en con el habitual doblaje de las voces al español, destacando a Fernando Castro y Catherina Martínez como actores que ponen su voz a Eivor, según escojamos la versión masculina o femenina.

Conclusión

Ubisoft continua innovando y mejorando en el terreno RPG con Assassin’s Valhalla. El equipo de Montreal ha sabido quedarse con todos los factores positivos de Origins y Odyssey, corregir otras ideas y introducir sus propios conceptos de cara al futuro. Mantener viva una saga durante 13 años e innumerables episodios es una tarea titánica, y por suerte la compañía francesa pudo parar a tiempo para coger aire y encauzarla de nuevo hacia el éxito.

Toda la madurez y talento se han plasmado en una increíble obra que destaca por su impecable ambientación, la brutalidad del sistema de combate y las renovadas mecánicas en el sistema de progresión. Igual de importantes son las mejoras de cara a las nuevas plataformas, y solo ensombrece el conjunto la casi inmediata necesidad de renovar el motor gráfico Anvil, el cual está pidiendo a gritos una evolución para acabar de una vez por todas con determinados problemas técnicos y pequeños bugs.

Concretando, Assassin’s Creed Valhalla es un título idóneo para arrancar la nueva generación de consolas en PS5 y Xbox Series. Es cierto que los usuarios de la consola de Sony tenemos tres potentes exclusivos para escoger en este comienzo, no obstante, nada igual la calidad, contenido y grandeza de la franquicia de Ubisoft. Un auténtico imprescindible para disfrutarlo a 4K y 60fps con todo lujo de detalles gráficos, que sin revolucionar el planteamiento firma una aventura sobresaliente.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Assassin's Creed Valhalla

59,95
9

Historia

8.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Diversión

9.5/10

Pros

  • Excelente ambientación, papel de Eivor como protagonista y la presentación de la narrativa
  • La franquicia otorga de nuevo un papel importante al sigilo y la infiltración
  • Ideas renovadas en el planteamiento del contenido secundario, equipamiento, desarrollo y progresión
  • Brutal y satisfactorio sistema de combate junto a la perfecta implementación de habilidades en la batalla
  • Altísimo nivel audiovisual, mejoras gráficas next-gen y actualización gratuita a PS5/Xbox Series

Cons

  • Ubisoft necesita renovar o evolucionar el motor gráfico para pulir defectos técnicos y mejorable IA
  • Diseño, modelado y animaciones insuficientes en personajes secundarios