Análisis | Balan Wonderworld

Análisis | Balan Wonderworld

13 abril 2021 0 Por Víctor González Valle

Los creadores originales de Sonic se unen a Square Enix para ofrecernos un plataformas entrañable en su estética pero irregular en sus resultados.

Ficha Técnica

Título: Balan Wonderworld

Desarrollador: Balan Company / Square Enix

Distribuidor: KochMedia

Número de Jugadores: 1-4

Plataformas: Playstation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC (26 de marzo)

Género:Plataformas

El verano del año pasado Square Enix anunció para sorpresa de todos su colaboración con Balan Company, una empresa formada por Yuji Naka y que junto a Naoto Ohshima, creador de los diseños originales para personajes como Sonic the Hedgehog o su archienemigo Doctor Eggman , se unieron para crear un nuevo título de plataformas en tres dimensiones, llamado Balan Wonderworld. Uno de los principales motivos de esta unión, según sus propios creadores era el sacar de la zona de confort a la propia Square Enix, acostumbrada al JRPG, para participar en el desarrollo de un género más desconocido para la compañía nipona.

El propio Yuji Naka, en diferentes entrevistas, ha comentado inspirarse parcialmente en otra de sus obras cuando aún trabajaba para Sega, el mítico Nights into Dreams ( algo que servidor nota en que los protagonistas son dos niños así como el diseño de Balan, que recuerda a Nights) pero dándole un toque más profundo a la historia ( algo que se ha logrado a medias, todo sea dicho).

Pero empecemos con una breve sinopsis del título. Desde el comienzo podremos elegir entre dos personajes, Leo Craig y Emma Cole, que además tendrán diferentes tonos de pelo y de piel que se verán reflejadas incluso en las escenas CGI gracias a una tecnología que ha implementado Visual Works para realizar estos cambios en los propios videos grabados sin que estos ocupen mucho más en memoria, algo que puede utilizarse en el futuro para mejorar las secuencias CGI de muchas maneras.

En cualquier caso, estos dos jóvenes tiene distintos problemas. Leo lleva un tiempo sin querer tratar con otros niños debido a una pelea tiempo atrás con un amigo, mientras que Emma tiene pánico a pensar lo que puedan hablar de ella a sus espaldas. Ambos niños están en un punto anímico muy bajo cuando por arte de magia se topan con el Balan Theater, un lugar que conecta con Wonderworld, una tierra regentada por Balan y que solo se le aparece a la gente que ha perdido el equilibrio en su corazón.

En Wonderworld, nuestro protagonista, sea cual sea el que escojamos, aparecerá en Isla Tim, un mundo HUB desde el que accederemos a 12 mundos distintos divididos en dos niveles y un jefe cada uno ( con un tercer nivel extra cada uno para los que quieran desafíos extra posteriores al final del juego). Cada mundo nos contará un pequeño cuento donde un personaje adulto habrá perdido el equilibrio en su corazón por diversos motivos y será nuestro objetivo recorrer esos “mundos interiores” para derrotar a los enemigos que pueblan y restablecer sus emociones al equilibrio que necesitan.

Bajo esta premisa se encuentra un plataformas en 3D muy sencillito donde recorreremos cada uno de estos niveles, ya sea de forma lineal para llegar de principio a fin sin más, como explorándolos, lo más recomendable ya que además del diseño de los mismos, bastante más grandes de lo que parece en un principio, encontraremos lagrimas cristalizadas de diversos colores que podremos usar en Isla Tim para alimentar a las pequeñas mascotitas que se irán uniendo y que irán construyendo una suerte de parque de atracciones contra más activos y más cantidad haya.

En los niveles también tendremos las estatuillas de balan, unos coleccionables que deberemos recoger para ir desbloqueando nuevos mundos, ya que cada ciertos niveles se nos pedirá una cantidad determinada de estatuillas para que Balan nos de acceso a los siguientes, haciendo como hemos comentado anteriormente, doce en total más el jefe final.

Por último tenemos el equivalente a las fases de bonus de cualquier plataformas que se precie. Las Batallas con Balan, donde controlaremos al carismático personaje en una especie de QTE que consistirá en juntar a tiempo la silueta de Balan con el personaje para realizar los diferentes ataques. Dependiendo lo bien que se nos de nos puntuarán más o menos e incluso podrán darnos alguna estatuilla de Balan.

La principal mecánica consiste en diferentes trajes, 80 en total, que tienen habilidades cada uno de ellos y que nos permitirán avanzar por el nivel. Por poner un par de ejemplos, tendremos un traje que nos permiten mantenernos un poco en el aire, otro que genera escaleras que podemos escalar para llegar a lugares más altos o uno que lanza agua, permitiendo apagar las zonas de lava o si lo mantenemos pulsado , disparar un proyectil para atacar a los enemigos.

No cabe duda de que esta mecánica es atractiva, en especial para los más pequeños de la casa, el diseño de cada traje siempre es muy familiar, viendo a nuestro personaje disfrazado de conejo, bombero, o cohete, entre muchos otros. Aunque por desgracia, la tremenda cantidad de trajes es un poco tramposa. Si bien es un hecho que hay 80 diferentes, muchos de ellos no se utilizarán más que para probarlos ya que no tienen demasiada utilidad, mientras que otros tienen habilidades demasiado parecidas entre ellas como para considerarlos útiles, por lo que terminaremos usando unos 10 o 15 trajes de forma convencional y los otros quedarán relegados a probarlos o buscarlos, ya que algunos están bastante escondidos.

Por último, los jefes de final de fase tendrán unos patrones muy marcados y bastante simples, siendo combates bastante sencillos donde el mayor reto es completarlos en el menor tiempo posible y sin recibir golpes, ya que se nos podrá recompensar hasta con tres Estatuillas de Balan.

El juego cuenta con un modo cooperativo a dos jugadores, donde podremos ayudarnos o combinar nuestros trajes para facilitar las tareas.

Resumido todo el aspecto jugable nos damos cuenta que Yuji Naka y su equipo tenían una ambición con el título, completarlo al 100% nos llevará bastantes horas, así como probar cada uno de los trajes, completar la Isla de Tim etc. El problema es que el diseño del juego en si no termina de enganchar como para completar todo. El juego en general es muy sencillo y simple, y por mucho que cambien los mundos y se añadan pequeñas mecánicas con los trajes, al final resulta todo muy parecido, en lo que es claramente un juego enfocado a los más pequeños de la casa, ya que no llega a tener ningún momento donde nos hayamos quedado atrancados o hayamos llegado a morir más de una o dos veces ( además no hay sistema de vidas por lo que siempre volveremos al checkpoint más cercano, pudiendo intentarlo una y otra vez).

Queremos decir con esto que quizás para los niños pueda ser un plataformas entretenido, sin grandes pretensiones y con un resultado irregular, pero con una dificultad suficientemente baja como para servir de punto de entrada para luego saltar a otras propuestas más grandes. Para los más veteranos del género, probablemente notarán un juego que no está creado para ellos, no solo la dificultad, los trajes no terminan de convencer, el diseño de algunos mundos está poco inspirado y quizás lo más interesante es la estética que pasaremos a comentar a continuación.

A nivel técnico el juego funciona sin problemas en su versión de Playstation 5 ( que aprovecha los gatillos adaptativos para muchas de las habilidades de nuestro personaje) que hemos utilizado para el análisis. En todo momento funciona a 60 fotogramas por segundo en 1080p con la posibilidad de jugar a 4k manteniendo la misma tasa de refresco. En términos gráficos, no es un juego que vaya a pasar a la historia, lo que más destaca es la estética de cada mundo, el colorido, y los diseños de muchos de los trajes asi como del propio Balan o del villano del juego.

Lo que si destaca mucho en este sentido son las escenas previas y posteriores a cada jefe. Como hemos comentado al principio, son pequeños cuentos realizados mediante CGI realizadas por Visual Works, que para quien no la conozca, es la compañía propiedad de Square Enix que realiza las cinemáticas de casi todos sus títulos como por ejemplo Final Fantasy VII Remake o la película Final Fantasy XV: Kingsglaive entre muchos otros proyectos, por lo que estamos ante unas escenas si bien cortas, de una calidad sublime, probablemente de lo mejor del juego.

Y si en otro aspecto no suele defraudar los juegos en los que ha participado Square Enix ( pese a que os recordamos que está desarrollado por Balan Company, la empresa de Yuji Naka), es en el apartado musical. Los temas de cada mundo nos retrotraerán a los plataformas de los años 90, melodías muy bonitas y alegres que acompañan cada temática perfectamente. A ello sumamos los números finales después de cada mundo, donde nuestro protagonista y el personaje principal del mundo en cuestión se marcarán un baile acompañado de unos temas cantados tanto en inglés como en un idioma inventado y que podrían acompañar perfectamente cualquier evento de un parque de atracciones o de cualquier película de animación por su ambiente festivo y su calidad.

Conclusión

Balan Wonderworld es un juego de grises, la expectativa que causó la unión de dos grandes de la industria como Yuji Naka y Naoto Ohshima junto a la propia Square Enix ha caído un poco en saco roto, con un plataformas que claramente no está a la altura de sus anteriores creaciones. Si bien no es tan malo como se ha ido oyendo estos días, no deja de ser un título prescindible.

Es una pena que se ve claramente las intenciones del juego, tiene momentos donde brilla, apartados como el musical o el artístico donde brilla con luz propia, pero luego se emborrona con la poca inspiración del sistema de trajes o el poco reto que supone, con una curva de dificultad casi nula, algo que puede ser positivo para el publico infantil, pero entendemos perfectamente que el adulto pueda terminar cansado o terminándose el juego sin más.

 

Author: Víctor González Valle

Redactor de RegiónPlaystation desde octubre de 2014. Fan de los JRPG , el terror y casi cualquier tipo de género. Escribo sobre Anime, manga y libros además de videojuegos. Me encanta aprender hasta el menor de los detalles de los juegos, empresas y desarrollos. ¡Me encanta escribir!

Twitter: @BarryMurtonYT

Balan Wonderworld

0.00
6.1

Jugabilidad

5.8/10

Gráficos

6.3/10

Sonido

6.8/10

Diversión

5.7/10

Duración

6.0/10

Pros

  • Los videos CGI son sublimes.
  • La banda sonora es lo que más destaca.
  • El diseño artístico.

Cons

  • Se pierde parte del potencial de los trajes.
  • No tiene curva de dificultad alguna.
  • El obligarte a recoger Estatuillas de Balan para avanzar.