Análisis | Borderlands 3

Análisis | Borderlands 3

15 octubre, 2019 0 Por Alejandro Altaber

La franquicia estrella de 2K y Gearbox demuestra su poderío con la mejor entrega hasta la fecha. El rey del ‘shooter-looter’ regresa para reclamar su trono con una caótica aventura repleta de contenidos, nuevos protagonistas y un gunplay perfecto.

Ficha Técnica

  • Título: Borderlands 3
  • Desarrollador: Gearbox Software
  • Editora: 2K
  • Distribuidor: 2K
  • Número de Jugadores: 1-4
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 13 de septiembre de 2019
  • Idioma: Voces y yextos en español
  • Género: Aventura, Acción, RPG

 

Gearbox Software vuelve por fin a la franquicia que la hizo triunfar marcando un antes y un después estableciendo prácticamente un nuevo género. En 2009 surgió Borderlands para definir la fórmula del ‘looter-shooter’ brindándonos hasta tres entregas en la pasada generación de consolas, sin embargo, lo único que habíamos visto hasta ahora en PS4 y Xbox One eran simples remasterizaciones junto a una versión para realidad virtual y la colaboración Telltale Games para el desarrollo de Tales from the Borderlands.

Entre medias de tanto éxito queda una ‘mancha’ en el historial de Gearbox, Battleborn. En un intento por subirse al carro de la vorágine de los ‘hero-shooter’, la propuesta del estudio tejano sucumbió ante Blizzard y su imparable Overwatch, que dominaba el terreno con autoridad y ningún otro contendiente consiguió hacerle sombra. Es una evidencia, Battleborn fue todo un auténtico fiasco a nivel comercial. Aunque los desarrolladores han afirmado en numerosas ocasiones haber aprendido muchísimo de su creación de cara a Borderlands 3.

Tras ese pequeño traspiés Gearbox se propuso volver con entereza ofreciendo la aventura más grande y ambiciosa de la serie añadiendo nuevos protagonistas, una mejorada historia, más tipos de enemigos, más planetas a explorar y millones de armas para derrotar a innumerables cabronazos a través de su perfecto y adictivo gunplay. 2K sabía de las expectativas generadas y el tremendo potencial del juego que tenían entre manos, por ello han puesto toda la carne en el asador con una campaña promocional para el recuerdo desatando el caos de Borderlands 3.

Historia

Tras explorar a fondo Pandora en Borderlands 1 y Borderlands 2, y visitar la luna Elpis en Borderlands: The Pre-Sequel, el nuevo argumento nos lleva mucho más allá de este mundo para hacer frente a la secta de los siameses Calypso y así evitar que unan a los bandidos y obtengan el poder supremo de la galaxia. Con Jack El Guapo fuera de la narrativa y ambientación de la serie, Gearbox ha suplido su ausencia con dos magníficos villanos. Tyreen y Troy son unos auténticos canallas que mantienen la esencia Borderlands haciendo uso de un exquisito humor y situaciones muy surrealistas.

Solo tú, un buscacámaras que quiere emociones fuertes, tiene el arsenal y los aliados que hacen falta para acabar con ellos. Los guionistas han trabajado  duro para ofrecer un argumento de calidad que se encuentre a la altura de la jugabilidad, ya que el equipo ha querido que la narrativa tuviera un papel más importante que en lo visto en los juegos anteriores. Una promesa que se ha cumplido al regalarnos una historia con múltiples giros de guión, diálogos ingeniosos y unos personajes únicos que desarrollan su papel con maestría a lo largo de la aventura.

Borderlands 3 arranca con una majestuosa cinemática de introducción dejándonos posteriormente a Marcus como narrador de la historia de los buscacámaras. Aquí se presentan y conocemos a los cuatro nuevos protagonistas, el grupo de buscadores de la cámara, cada uno de ellos con sus poderes exclusivos, estilo de juego propio, árbol de habilidades independientes y cientos de opciones de personalización.

La primera de ellas es Moze, la artillera, que podrá convocar a su fiel máquina, el oso férreo, para conseguir potencia de fuego adicional. Mara, la sirena, es una hábil guerrera que puede invocar unos puños etéreos y emplear sus poderes de sirena para machacar a sus enemigos. A continuación tenemos a FL4K, una IA emergente con tres leales mascotas que lo ayudarán a rastrear a sus presas y acabar con ellas mientras caza sin descanso por toda la galaxia. Por último y no menos importante está el agente Zane, un asesino corporativo a medio jubilar con décadas de experiencia en misiones de espionaje y un montón de artilugios bajo la manga. Tampoco faltana la cita viejos conocidos Ellie, Tiny Tina, Lilith, Maya, Mordecai, Brick y el querido Claptrap, aunque buena parte de la narrativa recaerá sobre los nuevos personajes que iremos viendo a lo largo del juego.

Jugabilidad

Gearbox no ha querido hacer ningún cambio drástico en el apartado jugable de Borderlands 3. Si algo funciona bien ¿Para qué cambiar? Simplemente  con tomar la base original y mejorar unos pocos aspectos se consiguen unos resultados sorprendentes tal y como demostraron con el salto entre la primera y segundo entrega que fue una auténtica pasada.

Si bien la franquicia arrancó con algunas deficiencias en el manejo de las armas, el apuntado o el retroceso, esta tercera entrega numerada se hace fuerte y ofrece un ‘gunplay’ sobresaliente. Gearbox ha dedicado buena parte de este tiempo a pulir al máximo el gunplay, mejorando más si cabe las excelentes sensaciones de cara a los tiroteos dándole un toque realista de contundencia a las armas, retroceso y la detección de impactos en el cuerpo de los enemigos.

Asimismo, uno de los principales objetivos de los tiroteos es evitar que te quedes siempre quito disparando sin variar la posición. De hecho, hasta hay habilidades a desbloquear que aportan potenciadores si eliminamos enemigos mientras estamos en pleno movimiento. Por ejemplo, los cuatro protagonistas son mucho más ágiles que sus predecesores debutando en este episodio la mecánica de deslizamiento tras realizar un sprint. A la movilidad horizontal se suma la verticalidad con la opción de escalar objetos, riscos y edificaciones para jugar con las alturas. De esta forma, y casi de manera inconsciente, veremos como la jugabilidad gana en dinamismo desatando el caos desde cualquier punto del mapa.

Lo mismo ocurre con las armas, no hay dos iguales en todo el juego. Todas ellas cuentan con características propias, atributos realmente locos e incorporando una interesante mecánica en una gran cantidad de modelos. Es cierto que no está presente en las más básicas, pero el disparo alternativo es toda una genialidad que permite emplear dos modos de tiros distintos para dotarles de versatilidad y utilidad, pues es posible variar la ráfaga de disparos, munición y daño elemental. De esta manera podemos ‘duplicar’ el número de armas equipadas, teniendo más opciones para hacer frente a los enemigos durante el combate.

También se ha mejorado el sistema de físicas de los enemigos y la llamada ‘caja de impactos’, es decir, la sensación de peso y reacción a los disparos en los cuerpos oponentes. Pese al estilo cel-shading característico de la franquicia y el alocado armamento, ahora la potencia de las armas es mucho más realista que antaño. Igualmente, si bien muchos de los tipos de enemigos iniciales son conocidos de anteriores Borderlands, la nueva obra de Gearbox sorprende en cada nueva misión y planeta con nuevos tipos de adversarios  programados con sus propias rutinas, estrategias y debilidades en su cuerpo.

Aun así, lo mejor de todo son los enfrentamientos ante jefes finales, tanto por su elevado número como por el majestuoso diseño de todos ellos en cuanto a mecánicas y estética. En otras entregas de la saga eran auténticas esponjas de balas, y ahora es vital moverse constantemente y estudiar sus ataques para salir airoso de las diversas fases que los componen. Espectaculares, intensos, largos, únicos y con mucho ritmo, cada batalla contra el jefe de las diversas misiones es una verdadera locura.

Borderlands siempre ha sido una propuesta para disfrutar en compañía y esta tercera entrega numerada no podía ser distinta. Siguiendo el estilo de la saga, podemos jugar en solitario, en modo cooperativo online para hasta cuatro jugadores o en cooperativo local a pantalla partida para dos usuarios. En este aspecto se ha introducido una nueva característica que debemos decidir antes de arrancar la aventura, escogiendo si el botín obtenido se reparte entre todo el grupo, o si por el contrario cada jugador recibe sus propias recompensas.

Seguramente se amplíe el límite con la publicación de los cuatro paquetes de contenidos descargables, pero de lanzamiento podemos subir nuestros personajes hasta el nivel 50 como máximo. En este aspecto no hay ninguna sorpresa, sigue la misma estructura de la serie subiendo de nivel paulatinamente y obteniendo puntos para desbloquear nuevas habilidades. Sin embargo, Borderlands 3 propone un progreso distinto y cada clase puede optar por tres habilidades distintas, excepto Moze que relaciona su evolución con modificaciones en su mecha. Asimismo, son personalizables con diversos modificadores que al desbloquearlos en los árboles de talentos se pueden intercambiar, ofreciendo una tremenda personalización para ir variando y experimentando al redistribuir nuestros puntos de habilidad.

Nuevos personajes, mejor jugabilidad, más armas, más tipos de enemigos, variación en la progresión, y como no, nuevos planetas a explorar. Pandora no es el único escenario de Borderlands 3 y desde nuestra nave visitaremos Athenas, Eden-6 y Promethea, mundos tan variados como peligrosos tanto a nivel de contraste como clima y ecosistema, paleta de colores y, lo más importante, enemigos. Nunca antes en la franquicia habíamos viajado a planetas tan variados y de tamaños tan gigantescos como en este nuevo episodio. Y como hemos comentado anteriormente, la introducción de la escalada los hace crecer en escala vertical permitiendo diseñar zonas laberínticas a múltiples alturas.

Todas estas novedades se ven plasmadas en una historia principal que se completa en unas 30-35 horas de partida, aunque esta duración es una nimiedad pues solo habremos finalizado las misiones obligatorias. Dicha cifra fácilmente se puede doblar si aceptamos todas las misiones secundarias que van saliendo con el progreso natural de la aventura, que dicho sea de paso, en ocasiones son incluso de mayor calidad que las principales. Decir eso son palabras mayores ya que el diseño de misiones de Borderlands 3 es fantástico, profundizando en los personajes, villanos, universo a la vez que cuenta una historia interesante y mantiene el habitual tono divertido y desenfrenado.

Tras las más de 60 horas que puede llegar a dar el contenido inicial, después queda el endgame con diversas misiones secundarias por realizar y localizaciones por explorar. También hay muchos tipos diferentes de desafíos, tales como: encuentros raros, cazas enemigas, desafíos grupales, exploración y otros eventos similares. Sin embargo, lo mejor es optar por el modo NG+, las opciones de dificultad escalable Caos 1, 2 y 3, y las exigentes arenas de combate. En resumidas cuentas, una experiencia más ‘hardcore’ que brinda mejor botín, experiencia, dinero y eridio. Toneladas de contenido que se ampliarán tras el lanzamiento con un par de actualizaciones gratuitas ya programadas y hasta cuatro expansiones adicionales que forman parte del pase de temporada.

Gráficos y Sonido

Gráficamente Borderlands 3 sigue el mismo estilo visual cel-shading pero enormemente potenciado con un aspecto colorido, recargado y lleno de detalles. Un auténtico cómic en movimiento que muchos han desprestigiado por la aparente falta de evolución a lo largo de todo este tiempo. Nada más lejos de la realidad, el avance tecnológico es fácilmente reconocible en el diseño de personajes, enemigos y escenarios, presentando un acabado más sólido y complejo con mejores efectos de iluminación y partículas y diferentes niveles de alturas y multitud de zonas sin ningún tipo de tiempos de carga. De la misma manera, la pantalla refleja unos modelados exquisitos  con mayor número de elementos en la partida y animaciones que demuestran su evolución en los últimos 10 años.

En lo que se refiere a la versión de PlayStation 4 Pro, Gearbox ofrece diferentes modos gráficos para Borderlands 3 con el salto al Unreal Engine 4, pues pasados episodios todavía empleaban la tercera versión del motor gráfico. Los jugadores de la consola podemos optar  entre “favorecer la resolución” y “favorecer el rendimiento”. Cuando se elige “favorecer la resolución” el título busca alcanzar la resolución más alta posible, limitando el rendimiento a 30 fotogramas por segundo. En el modo “favorecer el rendimiento” se incrementa el framerate hasta los 60 cuadros por segundo y se renderiza a 1080p. Dos modos igual de sólidos con sus propias particularidades, aunque no libres e ciertos problemillas en la carga tardía de las texturas y algún que otro bug.

Mención especial para el sobresaliente doblaje al español, cuidado hasta el más ínfimo detalle. Todas las bromas, chistes, juegos de palabras y anécdotas de los personajes están perfectamente localizadas al español, y casi más importante, actualizadas a pleno 2019 y la cultura ‘millenial’ con diferentes expresiones muy reconocibles. Repiten buena parte de los actores principales de anteriores entregas de Borderlands y se incorpora también al reparto un buen elenco de voces con magníficas interpretaciones.

Tampoco falta a la cita una esplendida banda sonora y unos mejores efectos, especialmente el ruido de las armas y la contundencia de los disparos, totalmente diferenciados según el tipo que estemos empuñando en cada momento.  Lo repetimos en otros textos, pero es fascinante cuando los temas y melodías encajan a la perfección con cada situación jugable, y por suerte, Gearbox ha dado en el clavo de nuevo. La música se compone de temas propios y otros licenciados, sobre todo para las cinemáticas de apertura y cierre, ambientando con finura cada escena que aparece en pantalla.

Conclusión

Hemos tenido que esperar un largo tiempo pero seguramente todos los seguidores de la franquicia se encuentren satisfechos con el lanzamiento de Borderlands 3. Es la mejor obra hasta la fecha de Gearbox y una secuela de manual, siguiendo la misma estructura que ha llevado a la franquicia a vender más de 50 millones de copias desde su estreno en 2009. Borderlands 2 ya se encargó de corregir todos los defectos de la propuesta original y esta vez únicamente han potenciado todas las virtudes ya existentes.

Con una jugabilidad todavía más pulida, Borderlands 3 ha ganado en dinamismo y verticalidad añadiendo una infinidad de combinaciones en las armas y habilidades de los cuatro nuevos protagonistas. Ampliando el número de planetas, ecosistemas y tipos de enemigos, los guionistas también han firmado un magnífico trabajo profundizando en la narrativa manteniendo un argumento atractivo en la inmensa cantidad de contenidos disponibles en forma de misiones principales y secundarias. Gran parte de culpa está asociada al perfecto diseño de los personajes y su magnífica evolución durante la aventura. Para rematar, un relevante apartado audiovisual donde destacan dos elementos característicos en la franquicia, el estilo artístico cel-shading potenciado gracias a las actuales consolas y el maravilloso doblaje al español.

Se le puede achacar los pocos riesgos tomados para entrega tan potente como esta, no obstante, Borderlands 3 es un episodio imprescindible para los amantes de la saga y los amantes del género shooter-looter. Por si fuera poco, el trabajo de los buscacámaras no ha terminado, pues en los próximos meses nos deparan nuevas historias con cuatro expansiones independientes.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Borderlands 3

59,95€
Borderlands 3
9.1

Historia

8.5 /10

Jugabilidad

9.5 /10

Gráficos

9.0 /10

Sonido

9.0 /10

Diversión/duración

9.5 /10

Pros

  • Jugabilidad perfecta. Mecánicas, gunplay, armas, progresión y habilidades.
  • Gran trabajo a nivel narrativo ofreciendo una muy buena historia
  • Hasta seis únicos y extensos planetas a explorar
  • Genial ritmo de la aventura, diseño de misiones y variedad de contenidos
  • Sobresaliente acabado gráfico, banda sonora y doblaje al español

Cons

  • Siguiendo el tono del juego, podría haber sido más gamberro y arriesgar en ciertos aspectos
  • Pequeños problemas técnicos en carga de texturas