Análisis | Call of Duty: Modern Warfare

Análisis | Call of Duty: Modern Warfare

12 noviembre, 2019 0 Por Alejandro Altaber

Infinity Ward vuelve a los orígenes de ‘Modern Warfare’ con acertadas novedades a nivel jugable, regreso del modo campaña y, al fin, nuevo motor gráfico.

Ficha Técnica

  • Título: Call of Duty: Modern Warfare
  • Desarrollador: Infinity Ward
  • Editora: Activision
  • Distribuidor: Activision
  • Número de Jugadores: 1 (Incluye multijugador)
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 25 de ocubre de 2019
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Acción, Shooter, FPS

 

La nueva generación de consolas ya está prevista para navidades de 2020 y Activision ya se encuentra completamente inmersa en el desarrollo de la primera entrega para dichas plataformas, no obstante, este año han querido apelar a la nostalgia y recuperar buena parte de su base de usuarios mediante el reinicio de la subsaga Modern Warfare a manos de Infinity Ward.

La compañía estadounidense lleva un par de ediciones aprendiendo la lección y sacando conclusiones de las opiniones de la comunidad. Vamos por partes. En primer lugar, gráficamente la franquicia más rentable de la industria del videojuego se estaba quedando muy anticuada y Call of Duty: Modern Warfare regresa con la introducción de un nuevo ‘engine’.

Seguidamente, la política de micropagos, contenidos descargables y modelo de negocio era demasiado abusiva, por lo que han prescindido de gran parte de ello para ofrecer todas las novedades de manera gratuita. Y por último, pese a que un enorme porcentaje de jugadores se dedica plenamente al ‘multiplayer’ y Call of Duty: Black Ops 4 decidió centrarse 100% a ello, este nuevo episodio vuelve a introducir una trabajadísima campaña a la altura de las mejores de la historia de la serie.

Con todo ello, Call of Duty: Modern Warfare es un positivo paso adelante para la saga, demostrando que al fin Activision tiene en cuenta el feedback reportada por los usuarios, aprende de los errores y los corrige de cara al futuro. PS5 y Xbox Scarlett están a la vuelta de la esquina y Call of Duty encara su llegada con aires renovados, aunque eso sí, las nuevas entregas continuarán lanzándose en PS4 y Xbox One durante unos cuantos años.

Campaña

En una misión desesperada, el Capitán Price y los SAS se asocian con la CIA y la Fuerza de Liberación Urzikstaní para recuperar las armas químicas robadas. La intensa batalla nos lleva desde Londres hasta Oriente Medio así como otros lugares del mundo, mientras esta nueva formación lucha por detener una guerra mundial inminente. Se rompen las reglas y se pone a prueba tu determinación, y el mundo entero se fija en vosotros para que cumpláis con vuestro deber.

De hecho, la historia está narrada desde el punto de vista de tres personajes distintos: el sargento de las fuerzas especiales Kyle Garrick, Alex, un agente de la CIA, y Farah, la líder de un grupo de guerrilleros rebeldes de un país de Oriente Medio. Tres experiencias diferentes pues cada uno de los protagonistas cuenta con recursos exclusivos y limitados. Siguiendo el estilo habitual de la franquicia, la campaña de Modern Warfare muestra la crudeza de la guerra a través de impresionantes cinemáticas potenciadas por una narrativa mucho más elaborada y compleja.

En términos de duración se ajusta a los estándares de la saga con unas 6-8 horas de partida  repartidas en 11 capítulos que dependen del grado de habilidad a los mandos y el nivel de dificultad seleccionado. Eso sí, cabe tener en cuenta que cada misión presenta los nuevos elementos de la jugabilidad, siendo más pausado y táctico que en otras ocasiones. Como es habitual, no falta la destrucción de los escenarios, buena variedad de objetivos para probar todas las clases de armamento, vehículos de combate, etc. Aunando todos estos elementos, manteniendo un buen ritmo y con un guión más que respetable, Call of Duty: Modern Warfare brinda una de las mejores campañas de los últimos años.

Multijugador

Finalizada la campaña toca pasar al modo por excelencia de Call of Duty, la vertiente multijugador. Modern Warfare introduce nuevas mecánicas que hacen del sistema de control un ritmo más pausado y táctico, al menos en estas primeras semanas iniciales en el mercado. Ahora está por ver como evoluciona próximamente mediante la llegada de actualizaciones y parches que cambien y equilibren la jugabilidad.

Todos los amantes y seguidores de la franquicia conocen a fondo el funcionamiento de los clásicos modos de juego como Dominio, Buscar y Destruir o Duelo por Equipos, por lo que vemos mucho más interesante explicar las nuevas modalidades junto a otras que se le han introducido algunos retoques.

La beta abierta realiza en septiembre previa al lanzamiento oficial ya nos dejó los primeros detalles de los mismos y ahora hemos podido probarlos en profundidad en condiciones reales. Tiroteo es quizás el modo que más se ha promocionado en los últimos meses, ofreciendo trepidantes duelos por parejas a corta distancia. En equipos 2vs2 vivimos un combate a muerte donde la colaboración, cooperación y estrategia es esencial para alzarse con la victoria.

Las partidas se desarrollan en mapas de reducidas dimensiones con una gran implementación de coberturas y en condiciones cambiantes, pues cada dos rondas varía el armamento disponible y es vital tener un buen manejo de todo el arsenal del juego. Son enfrentamientos con una tensión increíble al apoyarte únicamente en un compañero, donde el nerviosismo se incrementa al quedarte solo ante el equipo rival y tener que defenderte por varios flancos en un escenario con nulas escapatorias y vías de escape.

Guerra Terrestre es un modo completamente opuesto con partidas para hasta 64 jugadores y es lo más parecido a lo que ofrece DICE y Battlefield. Con el objetivo de ir controlando zonas al más puro estilo ‘Dominio’, son mapas de enormes dimensiones donde entran en juego vehículos y edificios de elevada altura con grandes espacios abiertos en los aparecen multitud de usuarios francotiradores que buscan sumar muertes sin apenas moverse por el escenario. Si bien la experiencia ha sido grata, es una modalidad distinta a la esencia de Call of Duty y que no termina de brillar debido a la falta de equilibrio en ciertos aspectos. Battlefield domina muy bien esta vertiente y aquí la serie de Activision todavía debe mejorar.

Asimismo también tenemos las denominadas ‘Reglas Tácticas’, que toman los modos de Call of Duty: Modern Warfare ajustándolos al realismo eliminando todos los elementos de la interfaz en pantalla, convirtiendo la experiencia en una guerra cruda y caótica. Para haceros una idea, no tenemos información de las balas restantes en el cargador, minimapa, mirilla holográfica, etc, obligando a replantear el estilo de juego, estrategia y siendo más cauteloso en cada decisión durante la partida.

En lo que se refiere a los mapas de lanzamientos, tenemos sensaciones encontradas. Hay mapas geniales en su diseño y composición ajustados perfectamente al correspondiente modo de juego, mientras que en otros la decisión de añadirlos es simplemente inexplicable. No tiene ningún sentido jugar 6vs6 en un Duelo por Equipos en un mapa gigantesco. La experiencia se vuelve muy aburrida ya que llega a costar encontrarse con el equipo oponente por el escenario y el ritmo se siente demasiado irregular. Ahora está por ver como evoluciona la propuesta, lista de mapas y modos de juego en las próximas semanas, pero Activision e Infinity Ward deberían tomar buena nota para dotar cada modalidad de mapas ajustados para los mismos.

Cambiando de tercio, Call of Duty Modern Warfare tiene más opciones de personalización que nunca. Cada una de las armas puede subir independientemente de nivel y es posible modificarla con 50 accesorios y más de 100 camuflajes distintos para equipar en la armería. Por ejemplo, tras desbloquear un determinado tipo de camuflaje se activarán desafíos para obtener una variedad de skins para esa arma.

Si tras exprimir al máximo la Campaña y Multijugador todavía tienes más ganas de Call of Duty te queda ‘Operaciones Especiales’, uno de los modos de juego más queridos de la serie que vuelve para sustituir a ‘Zombies’. Representa una ramificación del modo campaña que está formado por un conjunto de misiones interconectadas en las que los jugadores se enfrentan a un enemigo invasor en equipos de cuatro para completar objetivos por fases que amplían la historia general de Modern Warfare. Otro detalle importante que no cabe olvidar es el ‘crossplay’ entre PS4, Xbox One y PC, que funciona sin ningún tipo de problemas en partidas multijugador indicando en pantalla la plataforma de cada usuario y su sistema de control, es decir, mando o ratón y teclado.

Gracias a otras propuestas del género que han cambiado su política de negocio, Activision también se ha tenido que adaptar para no quedarse atrás. Por ello, Call of Duty Modern Warfare no apuesta por el clásico pase de temporada ni cajas de botín e introduce un pase de batalla al más puro estilo Fortnite. No hay que pagar absolutamente nada para disfrutar de todas las mapas, modos de juego, contenido, eventos, etc. La única exclusiva es el modo ‘Supervivencia’ que estará disponible en PS4 durante un año hasta que se estrene en octubre de 2020 en las restantes plataformas.

Igualmente, hay dos vías diferentes, una básica y otra premium de pago. No obstante, todo contenido funcional que tenga un impacto en el equilibrio del juego, como armas básicas y accesorios, es posible desbloquearlo simplemente jugando. Por último, el pase de batalla no forma parte del título en su lanzamiento sino que llegará más adelante en una fecha por determinar

Gráficos y Sonido

Durante toda la generación de PlayStation 4 y Xbox One los análisis de cada entrega de Call of Duty eran críticos en un mismo aspecto, el apartado gráfico. Si bien anualmente se atisbaban mejoras en el ‘engine’ al potenciar ciertos elementos, la base estaba completamente obsoleta y la brecha con los principales referentes del género era cada vez más amplia. De hecho, suena extraño que una franquicia como Call of Duty, la que más genera cada año en la industria del videojuego, no haya modificado su motor gráfico durante casi 14 años y únicamente se haya dedicado a potenciar y exprimir una tecnología creada para Call of Duty 2 allá por 2005

Los equipos de desarrollo de Sledgehammer Games, Treyarch e Infinity Ward se han dedicado durante más de una década a la creación del aspecto jugable descuidando el apartado gráfico, y han tenido que llegar las críticas al modelo de negocio y falta de ideas en sus modos de juego para que apuesten de verdad por un motor gráfico a la altura de la tecnología de 2019.

Este ‘engine’ por fin permite a los aficionados jugar a Modern Warfare a 4K con HDR, ofrecer unos entornos más detallados, ubicaciones mucho más eficientes y reducción del tiempo necesario para crear complejas texturas y modelados. La visión nocturna y térmica es más realista que nunca, capturando elementos que anteriormente se perdían.

Por ejemplo, la nueva iluminación volumétrica permite a Infinity Ward mostrar los rayos de sol que brillan a través de una ventana o el humo. Además, Activision ya ha confirmado que este motor está totalmente preparado para la llegada de PlayStation 5 y Xbox Scarlett, y será capaz de aprovechar mejor el hardware más potente y adaptarse anualmente a las exigencias de la industria.

En cuanto al apartado sonoro hay también sensaciones encontradas. Infinity Ward reaprovecha parte del trabajo realizado en entregas anteriores y lo mejora con unos efectos fantásticos en los disparos de cada arma, explosiones, movimientos y pisadas por los escenarios y cualquier otro elemento presente en una situación bélica. En ese sentido es imposible achacarle nada a la desarrolladora.

Para el modo campaña y el doblaje de las voces al español la compañía ha hecho un esfuerzo contratando a una de las actrices más relevantes del panorama nacional en los últimos años como es Najwa Nimri, que ponesu voz a Kate Laswell, Supervisora de la División de Actividades Especiales de la CIA, en la lucha antiterrorista. Las expectativas eran muy altas y por desgracia, el resultado final ha sido bastante mejorable pues la actriz no está al nivel de la obra, quedando por detrás de otras voces que funcionan mucho mejor durante el transcurso de la historia. Aun así, se agradece muchísimo el esfuerzo de la división española de Activision por dotar a su franquicia estrella de voces de enorme calibre año tras año, aunque no siempre acaba saliendo como está previsto en primera instancia.

Conclusióna

Call of Duty: Modern Warfare es un magnífico primer paso para recuperar el reinado en el género del FPS multijugador. Es cierto que en números de ventas no hay quien compita ante la saga de Activision, sin embargo, lo más importante como es la comunidad de jugadores llevaba varias ediciones gritando a los cuatro vientos que era necesario un cambio de gran envergadura. El regreso a los orígenes de Modern Warfare eliminando los toques futuristas para plasmar un control más realista y táctico es quizás lo más relevante al tratarse de variaciones puramente jugables, no obstante, la introducción de un nuevo motor gráfico tras más de 15 años es algo a tener muy en cuenta, sobre todo de cara a las próximas consolas.

También regresa la campaña tras un año de ausencia y un experimento fallido al orientar Black Ops 4 puramente al terreno online, y encima lo hace agregando ideas frescas al multijugador con modos inéditos muy entretenidos como Tiroteo. Call of Duty: Modern Warfare es una propuesta sólida y convicente en prácticamente todos los apartados, y para redondear, abandona el abusivo modelo de negocio de pasadas entregas para ofrecer todo el contenido postlanzamiento de manera gratuita y desbloqueable desde el propio título.

Veremos si en 2020, con la llegada de PS5 y Xbox Scarlett se toman las mismas acertadas decisiones y Call of Duty remonta entre la comunidad de jugadores. Para ello queda un año todavía, mientras tanto, Call of Duty: Modern Warfare ya está a la venta en PS4, Xbox One y PC.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Call of Duty: Modern Warfare

59,95
Call of Duty: Modern Warfare
8.8

Campaña

8.0 /10

Multijugador

9.0 /10

Jugabilidad

9.0 /10

Gráficos y Sonido

9.0 /10

Diversión / Duración

9.0 /10

Pros

  • Buen regreso del modo campaña con una interesante y trabajada historia
  • Agradecidos cambios en diversas mecánicas jugables
  • 'Tiroteo' y 'Reglas Tácticas', dos nuevos y acertados modos de juego
  • Tras 15 años, Call of Duty renueva su motor gráfico
  • Sistema de personalización, mapas postlanzamiento gratuito y buen funcionamiento del juego cruzado

Cons

  • Irregualr diseño de mapas
  • Mejorable doblaje de ciertas voces al español