Análisis | Chicken Range

Análisis | Chicken Range

5 noviembre, 2018 0 Por Alejandro D. Coto

Los pollos han tomado el mundo.

Y los más peques de la casa tienen en Chicken Range, el juego que vamos a analizar, un entretenimiento muy exigente. Y cuidado si no eres tan peque porque al verlo querrás poner a prueba tus habilidades en este juego, que desde el primer momento ya exige lo máximo del juegador.

Ficha Técnica
  • Título: Chicken Range.
  • Desarrollador: Funbox Media Ltd.
  • Distribuidora: Meridiem Games.
  • Número de Jugadores: .
  • Plataformas: PlayStation 4 y Nintendo Switch.
  • PEGI: +7
  • Fecha de salida: 26 de Octubre de 2018.
  • Idioma: Inglés.
  • Género: Arcarde y Shoot – em – up.
  • Precio: € a través de este enlace.

Así pues, lector de cualquier edad, atento a lo que ofrece Chicken Range porque es más de lo que parece a simple vista.

JUGABILIDAD

El objetivo de Chicken Range es ir desplumando todos y cada uno de los pollos que iremos viendo en pantalla. En la teoría suena fácil, y quizás aburrido, pero en la práctica, resulta muy difícil y más divertido aún.

Chicken Range cuenta con ocho niveles bien diferenciados los unos de los otros con una única coincidencia: Todos están llenos de pollos a cada cuál más gamberro. Nuestra función no es otra que la de ir eliminando a todos y evitar que nos lancen huevos, pues dejarían una mancha en nuestra pantalla que no solo afectaría a nuestro campo de visión, sino que de llenarla entera nos darían la partida como terminada.

CONTROL

El control ha sido adaptado de manera sobresaliente, pues lo único que controlaremos será el puntero y responde adecuadamente a las órdenes de nuestro mando, por lo que en un principio podría suponer un incordio al estar hablando de un juego no ideado en su día para consolas, ofrece un acabado impecable. Y es de agradecer porque como ahora indicaremos, el juego exige que acertemos lo antes posible.

DIFICULTAD

El juego comienza con una dificultad que la verdad avisa desde el minuto uno lo que nos encontraremos, y es que desde este momento inicial ya nos daremos cuenta que morir forma parte de la jugabilidad. Eso sí, de errores se aprende y en todo momento vamos a saber cuáles son los pollos que deberemos plantarle cara primero, porque la verdad que existe una variedad importante a medida que vamos avanzando por los diferentes niveles que ofrece el juego. Y a pantalla partida, también.

Además, se nos ofrece un arsenal variado que, aunque comienza con una variedad escasa pero diferente, a medida que vayamos pasando pantallas de juego, irán apareciendo nuevas pero mejores. Y de todo tipo, pistolas, metralletas y hasta lanzamisiles. Aunque no olvidemos nunca las armas más antiguas, porque, aunque podemos eliminar a todos los enemigos con el arma que sea, sí es cierto que algunas armas darán más facilidades para eliminar a un tipo de pollo en concreto.

GRÁFICOS Y SONIDO

El apartado técnico es quizás la asignatura pendiente de Chicken Range en una consola que le queda muy grande a causa de haber llegado tras el éxito conseguido en dispositivos móviles, por lo que debemos coger el juego sabiendo lo que nos vamos a encontrar y lo que será un apartado que, sin llegar a ser malo, porque no lo es, sí que tendrá unas prestaciones muy por debajo de lo que nos encontraremos en el catálogo de la consola. Pese a ello, tanto la imagen del juego como también el sonido, con sus efectos sonoros y demás, rinden a la perfección.

CONCLUSIÓN

Chicken Range ha sorprendido más por su jugabilidad y lo rápido que resulta echar de nuevo una partida tras ver en pantalla las odiosas palabras de “Game Over”. Un juego destinado, como hemos indicado al principio del análisis, a los más peques de la saca, pero que, sin lugar a dudas, todos querrán al menos probar sin saber que difícilmente dejaremos el mando.

Author: Alejandro D. Coto

Un tipo normal y corriente que le gustan los videojuegos, el manga y el anime

Chicken Range

29.99€
Chicken Range
5.7

Jugabilidad

6.0 /10

Gráficos

5.0 /10

Sonido

5.0 /10

Diversión

6.5 /10

Duración

6.0 /10

Pros

  • Rápido de jugar.
  • Querer intentarlo de nuevo tras fracasar.
  • El tiempo jugando pasa sin darnos cuentas.

Cons

  • El precio puede ser un tanto elevado.