Análisis | Death Stranding: Director´s Cut

Análisis | Death Stranding: Director´s Cut

27 septiembre 2021 0 Por Pablo Valdés

El mañana está en tus manos, y el ayer… ¿En los pies?

Quién me iba a decir hace poco más de año y medio que ahora estaría escribiendo el análisis de Death Stranding, la fantasía máxima que se sacó de la manga el misterioso, y a la vez aclamado, Hideo Kojima, hace casi 2 años. Todavía no me lo acabo de creer, pero no es plan echarse a llorar y dejar el teclado lleno de lágrimas como la primera vez, porque sí, es inevitable que me emocione escribiendo sobre este videojuego. Para los recién llegados, comencé por estos lares con un reportaje en el que indagué sobre Death Stranding y cómo su director consiguió conectar el mundo real con el mundo de su insólita obra. Un reportaje donde todo estaba conectado: la banda sonora, la narrativa y sus personajes, una alianza
entre Guerrilla Games y Kojima Productions para la cesión del Decima Engine, el motor gráfico de Horizon Zero Dawn, la banda sonora y demás temas musicales de Chvrches, Low Roar o Bring Me The Horizon, e incluso los cameos de varias personalidades del mundo del entretenimiento. Esos nexos son más que latentes.

En aquel reportaje, publicado el 5 de febrero de 2020 comentaba que “Death Stranding engloba un nuevo género en los videojuegos, al que el mismo Kojima ha denominado como Social Stranding Game. Pero este concepto va más allá del propio juego, ya que sin las conexiones del creativo japonés con el resto de la industria, difícilmente hubiese sido posible desarrollar Death Stranding tal y como lo conocemos en la actualidad”. Porque como ya sabemos, el título protagonizado por Sam Porter Bridges y BB nos transmite de muchas maneras esa forma de conectar y de unir a una sociedad fragmentada. Es hora de unir a los divididos mediante la entrega de los paquetes y la activación de los terminales para devolver todo a la normalidad. A la vida de siempre.

Con esta Director´s Cut, no solo llega una versión completamente remasterizada para la nueva máquina de Sony, la PlayStation 5, sino también una nueva forma de descubrir esta enigmática aventura por parte de nuevos jugadores, o de redescubrirla si ya tuvisteis la oportunidad con las versiones de PlayStation 4 y PC. Me he sentido más “conectado” que nunca, gracias a las posibilidades que nos ofrece el Dualsense, con su tecnología de gatillos adaptativos o su vibración háptica. Toda una experiencia que no voy a olvidar.

Aclarar que en este análisis no voy a entrar a profundizar en lo básico que ya nos ofrecían las versiones anteriores, estrenadas en 2019, sino más bien comentaré lo novedoso de esta remasterización. Hay novedades, y no son pocas. El creativo japonés no se ha limitado a mejorar los “4 texturas y la resolución” como dirían algunos. Nuevas misiones, entornos completamente innéditos y ciertas mecánicas las cuales unas son más agraciadas que otras (más abajo os comentaré el porqué) son solo algunos de los añadidos que solo veremos en exclusiva para el titán blanco de PlayStation.

Pero claro, cuando se anunció, todos creíamos que esta iba a ser una experiencia mejorada en todos sus sentidos, pero creo que no es así. Si ya su versión básica de PlayStation 4 era una pasada en lo técnico, esta no se queda atrás, aumentando la resolución hasta los 4K y llegando a unos 60 FPS muy estables en todos y cada uno de los modos gráficos. Y de ahí viene el que os comente que esta remasterización no sea lo que esperába, en primer lugar, basándome en que la calidad técnica ya era sobresaliente.

Con Death Stranding ya teníamos suficiente. Es una aventura que solo podemos vivir de esa manera tan especial la primera vez, y con lo que traía en su principal edición. Los añadidos no justifican ni su precio, ni la aventura que queremos llevar a cabo, debido a que algunos de estos extras rompen (aunque sea un poquito) en cierto modo, esa solitaria aventura de Sam por los Estados Unidos.

Como decía, si ya has tenido la oportunidad de recorrer junto a Sam y BB las desoladas tierras americanas y has tenido unas sensaciones indescriptibles, lo mejor es que no juegues a esta versión, porque a veces, volver a este tipo de experiencias puede arruinar esa primera vez. Todos sabemos que las primeras veces son especiales, con los videojuegos es un no parar. Recuerdo perfectamente toda mi odisea con Xenoblade Chronicles 2 o The Last of Us, unas obras que me marcarán para siempre y de las que solo guardo buenos recuerdos, y eso es, gracias a que prefiero quedarme con esa primera y única partida, porque sé, que si vuelvo a jugarlos, nada volverá a ser lo mismo e incluso ciertos pensamientos cambiarán a peor.

Mis sensaciones mientras jugaba no cambiaron con respecto a lo que se enseñó durante el anuncio de esta Director´s Cut, de la mano de nuestro viejo amigo Geoff Keighley: una sensación de extrañeza, de rotura y de incredulidad. Las rampas para saltar con la moto, con la que acortar distancias de una forma aún más rápida, ese Buddy Bot, capaz de ayudar a Sam en las tareas de repartidor cogiendo muchísimos más paquetes o las catapultas, con las que los repartos pueden cruzarse medio mapa en cuestión de segundos, son lo que menos me ha gustado de los añadidos que componen esta remasterización. Se pierde un poco la esencia que hizo especial y único a la versión base, la original: Esas largas caminatas por las llanuras, esas conversaciones contigo mismo, el llanto desconsolado de BB o ese ritmo tan pausado y contemplativo. Todo eso se desvanece de aquella manera con estos artilugios, aunque siempre está la opción de no utilizarlos, claro.

No le encuentro el sentido, por ejemplo, al circuito de carreras del que ahora disponemos. Creo que no tiene nada que pintar con Death Stranding, y, aunque está bien, no más allá de sus controles y mecánicas básicas típicas de la conducción de un GTA, no debería de ser un punto de referencia a la hora de dar el salto a esta versión del amigo Hideo, sino más bien como punto de desconexión cuando no quieres seguir con la parte más característica del juego: el caminar, no el conducir. Sin embargo, el nuevo campo de tiro, lugar donde poder probar cada una de las armas que podemos llevar con nosotros, así como realizar pequeños y variados desafíos contrareloj y de otros tipos sí que mola, no os lo voy a negar. Aunque ya sabemos que los disparos o gunplay no es ni mucho menos el punto fuerte del título de Kojima Productions.

El propio Kojima mencionó hace unos meses en su cuenta oficial de Twitter que no le resultaba demasiado atractivo el subtítulo “Director´s Cut”, pero es contraproducente, porque con esta edición le han dejado hacer y plasmar todas esas locuras que con la inicial de PlayStation 4 no pudo llevar a cabo. Encontramos nuevos enemigos o vehículos, así como misiones totalmente inéditas en una nueva zona denominada “La fábrica”, que en mi caso, han resultado ser llamativas y nos brindan algo más de información acerca del fenómeno Death Stranding.

En la nueva generación de Sony contamos con nuestra mejor arma. Esa capaz de ayudarnos en cualquier situación y de transformarse en cualquier equipamiento que queramos, es decir, el mando Dualsense. Sin duda, no le podían haber sacado mejor partido. Gracias a la vibración háptica notamos los pasos de Sam por los distintos tipos de terrenos y con los gatillos adaptativos las diferentes armas se sienten más que nunca. Si no sois de jugar con auriculares, sentiréis justo debajo vuestra el llanto de BB, que se reproduce por el altavoz integrado del mando.

No obstante, creo que no soy el único que disfruta mucho más de los videojuegos con unos buenos auriculares. En este caso, contamos con la tecnología Tempest 3D con la que todos los efectos sonoros se escuchan mejor que nunca y a todo nuestro alrededor. El título ha aprovechado el nuevo hardware en su totalidad. Aquí no podemos reprocharle nada en absoluto. Pero la fantasía tecnológica no acaba aquí, aparte también de los mencionados 4K de resolución, los sesenta fotogramas por segundo y el Alto Rango Dinámico (HDR) con el que se nos muestra unas escenas más naturales, brillantes y coloridas, el título está optimizado para pantallas “ultra wide” de aspecto 21:9. Como no iba a ser de otra manera… ¡Los tiempos de carga son casi inexistentes con el disco duro SSD! De las obras más “pepino cósmico” en lo visual que he tenido el placer de jugar. Esta lluvia tecnológica es buena… porque la del propio juego no tanto… (Lo siento por tanto humor forzado).

Por último, si ya disponíais de Death Stranding en PlayStation 4, podréis seguir vuestra misma partida en playStation 5, aunque hay que pasar alguna que otra fatiguita para conseguirlo. Básicamente, hay que iniciar el título en PlayStation 4, y estando conectado a internet, seleccionar la opción Sistema para luego elegir la opción Exportar datos guardados. Con esta parafernalia, nuestra partida se almacenará en la nube, por lo que tendremos que iniciar otra vez el juego desde la PlayStation 5 y, en definitiva, seleccionar Cargar el juego de PlayStation 4 en PlayStation 5. Mucha kojimada para el jugador.

Hasta aquí os puedo contar. Death Stranding: Director´s Cut es la grata experiencia que vivimos anteriormente en la pasada generación, pero con ciertos añadidos que restan más que suman. No todos, pero algunos no nos convencen. Y como decimos, no estamos obligados a utilizarlos, pudiendo vivir una experiencia narrativa sublime e igualitaria a la de PS4. Si ya lo habéis jugado, no creo que haya alicientes suficientes como para darle una segunda vuelta. Por el contrario, si os adentráis como debutantes en esta América insólita, lo vais a disfrutar como niño en el día de Navidad. El viaje por salvar a la nación nunca había sido tan bonito, tan espectacular, tan solitario… tan Kojima.

 

Author: Pablo Valdés

Estudiante de periodismo y ciencias de la información. Un placer redactar en esta web junto a un gran equipo.

Twitter: @_Pablovaldes
Contacto: pablo.valdes@regionps.com

Death Stranding: Director´s Cut

49.90
9.4

Historia

10.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

10.0/10

Sonido

9.0/10

Diversión / Duración

9.5/10

Pros

  • Una superlativa historia, perfecta construcción de la narrativa y cierre inmejorable
  • Creativo sistema de funcionalidades online unido al mensaje de reconexión para colaborar con otros jugadores
  • Excelente en lo técnico y en lo visual
  • Tremendamente atrevido en todas las facetas para tratarse de un proyecto triple A

Cons

  • Flojo diseño del combate, sigilo y enfrentamientos con jefes finales
  • Los nuevos añadidos deberían haber sido gratuitos en su totalidad
  • Algunos objetos rompen con el gameplay establecido en la versión original