Análisis | Deathloop – PS5

Análisis | Deathloop – PS5

22 septiembre 2021 0 Por Alejandro Altaber

Los creadores de Dishonored y Prey hacen su debut en la nueva generación de consolas con una propuesta única y diferente, pero que no pierde la esencia que los ha caracterizado en los últimos años.

Ficha Técnica

  • Título: Deathloop
  • Desarrollador: Arkane Lyon
  • Editora: Bethesda
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS5 y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 14 de septiembre de 2021
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Shooter

 

Cuando Bethesda anuncio Deathloop en su conferencia de prensa en el E3 2019 como título exclusivo en consolas de PS5, además de PC, seguramente todavía desconocía el vuelco que iba a dar el destino de la compañía. Apenas un año después Microsoft confirmaba la compra de Zenimax, empresa matriz de Bethesda, por una astronómica y descomunal cifra de dinero, adquiriendo a su vez todos los estudios internos y propuestas intelectuales de la marca.

Sin embargo, los acuerdos y contratos están para cumplirse y aquí estamos, comentando el reciente lanzamiento de Deathloop en PS5 y PC, mientras que no llegará a Xbox Series X/S hasta dentro de un año. Eso sí, a partir de ahora será la consola de Sony quien difícilmente llegue a ver las producciones de Bethesda, pues todos los recientes proyectos están solo confirmados para la máquina de los norteamericanos y la salida en PS5 de cada uno de los juegos será analizada de forma individual.

Historia

Deathloop nos lleva hasta la misteriosa isla de Blackreef, donde dos asesinos rivales, Colt y Juliana, están atrapados en un infinito bucle temporal. Una historia que nos pone en la piel de Colt, cuyo objetivo es acabar en un solo día con los ocho visionarios dispersados por los cuatro distritos del lugar. Si no lo consigues el ciclo se reinicia y el bucle arranca de nuevo. Una lucha aparentemente sin fin, donde en cada partida aprendes muchas cosas nuevas y comienzas a encajar todas las piezas que forman este enigmático rompecabezas.

Y es que la narrativa es un elemento esencial en Deathloop que encima se emplea de formas muy diferentes como son las conversiones con radio entre Cold y Juliana, las grabaciones desperdigadas por la isla, las notas de texto, las voces escuchadas por la megafonía de los distritos, e incluso la ambientación y los propios escenarios.

Poco a poco llegas a desentrañar las motivaciones,  secretos, fortalezas y debilidades de los ocho visionarios, además de la principal rival del protagonista, la mortal pero a su vez encantadora asesina Juliana. En numerosas ocasiones se ha calificado Deathloop como un título ‘roguelike’, no obstante Arkane Lyon ha tejido una estructura perfectamente hilada que no deja a la aleatoriedad ninguno de sus elementos.

Solamente hay que investigar y trazar un plan perfecto para que en un mismo día, dividido en amanecer, mediodía, atardecer y noche, terminemos por romper el bucle y conseguir la ansiada libertad. Completarlo puede rondar entre las 15-20 horas de duración, cifra que varía según vayamos de manera directa al objetivo principal, o bien explorando cada rincón de Blackreef y resolviendo ciertas encargos secundarios.

Jugabilidad

Deathloop nos lleva hasta la misteriosa isla de Blackreef, donde dos asesinos rivales, Colt y Juliana, están atrapados en un infinito bucle temporal. Una historia que nos pone en la piel de Colt, cuyo objetivo es acabar en un solo día con los ocho visionarios dispersados por los cuatro distritos del lugar. Si no lo consigues el ciclo se reinicia y el bucle arranca de nuevo. Una lucha aparentemente sin fin, donde en cada partida aprendes muchas cosas nuevas y comienzas a encajar todas las piezas que forman este enigmático rompecabezas. Y es que la narrativa es un elemento esencial en Deathloop que encima se emplea de formas muy diferentes como son las conversiones con radio entre Cold y Juliana, las grabaciones desperdigadas por la isla, las notas de texto, las voces escuchadas por la megafonía de los distritos, e incluso la ambientación y los propios escenarios.

Poco a poco llegas a desentrañar las motivaciones,  secretos, fortalezas y debilidades de los ocho visionarios, además de la principal rival del protagonista, la mortal pero a su vez encantadora asesina Juliana. En numerosas ocasiones se ha calificado Deathloop como un título ‘roguelike’, no obstante Arkane Lyon ha tejido una estructura perfectamente hilada que no deja a la aleatoriedad ninguno de sus elementos. Solamente hay que investigar y trazar un plan perfecto para que en un mismo día, dividido en amanecer, mediodía, atardecer y noche, terminemos por romper el bucle y conseguir la ansiada libertad. Completarlo puede rondar entre las 15-20 horas de duración, cifra que varía según vayamos de manera directa al objetivo principal, o bien explorando cada rincón de Blackreef y resolviendo ciertas encargos secundarios.

Si estás familiarizado con los anteriores trabajos de Arkane, Deatloop no te coge por sorpresa en cuanto a mecánicas jugables. Estamos ante un shooter de acción en primera persona que vas mucho allá ofreciendo una libertad casi infinita que potencia los elementos de sigilo, exploración y creación de vías para afrontar las misiones

Cada bucle temporal se distribuye en cuatro partes diferentes del día, y a su vez la isla de Blackreef se divide en cuatro distritos independientes. Esto convierte el ciclo en algo cambiante y de constante evolución, variando actividades que se realizan a una hora concreta, posiciones de los enemigos, niveles de alerta, caminos abiertos o cerrados, mayor o menor vigilancia, etc. Eso sí, pese a actuar con independencia, al final los distritos están interconectados y las acciones cometidas en uno tienen su directa consecuencia en otro. De hecho, tal y como investigas y obtienes información puedes formar un efecto dominó que vaya echando al traste los planes de los Visionarios.

No fantan decenas de secretos y resolución de puzles mediante la obtención de pistas del lugar, y mientras sobrevivimos a cada paso pues hay infinidad de enemigos que pueblan las calles de los distritos. Todos los puntos comentados son propios de los últimos proyectos del estudio, aun así lo que de verdad les ‘delata’ es el exquisito diseño de escenarios, el sinfín de posibilidades y caminos para afrontar cada situación, y la interacción que existe entre cada una de ellos. Escoger entre acción o sigilo es solamente la punta del iceberg en términos jugables, pues comienzas a rascar y hallas múltiples capas de profundidad que además varían las variables del momento del día. Un verdadero trabajo de ingeniería que solo unos pocos  talentosos locos del diseño como Arkane son capaces de implementar en sus juegos, y más todavía mejorarlo con el paso de los años.

El director del juego, Dinga Bakaba, ya describió Deathloop como una especie de ‘Cluedo invertido’, un asesinato en forma de acertijo que debe descubrirse a través de un ciclo perfecto, sin fisuras. La propuesta está diseñada para echar una mano al jugador para aprender y saber que piezas tocar del rompecabezas, sin embargo al necesitar un punto de imprevisibilidad a la IA (algo mejorable a decir verdad) decidieron añadir un comportamiento creíble. Aquí entra en juego el característico modo multijugador, donde un segundo usuario online pasa a controlar a Julianna para afectar aleatoriamente  tu progreso, idea que Arkane había explorado anteriormente para The Crossing, uno de sus proyectos cancelados que iba a estar ambientado en una Paris futurista.

Hay libertad absoluta, estás encerrado en un bucle temporal infinito y la variabilidad y aleatoriedad juegan un papel importante, pero pese a todo, Deathloop no se encasilla dentro del género roguelike. Al poco tiempo de deambular por Blackreef notas como siempre hay una misión u objetivo principal a completar, que va progresando al derrotar un Visionario y obtener un nuevo poder, conseguir un conocimiento adicional, etc. Al final se trata de una cadena de misiones que lo convierten en un juego tradicional, salvo sus claras particularidades que lo hacen único e imprescindible para cualquier poseedor de PS5.

En Deathloop, pese a tratarse de un bucle donde la muerte te lleva al punto de partida, caer en combate no es tan complicado ya que Colt tiene hasta tres vidas. Al morir en un nivel volveremos hasta el cuerpo caído para recoger el residuo que habíamos conseguido. Por otro lado, al pasar de un nivel a otro, las vidas también se reinician. Si por desgracia nos eliminan en tres ocasiones en el mismo nivel, ahí el ciclo sí que se reinicia y te despiertas varado en la orilla de la playa. Asimismo, decimos que no es roguelike ya que Colt y Julianna siempre recuerdan su pasado, los enfrentamientos anteriores, las pistas obtenidas, las investigaciones completadas… En resumidas cuentas, tienen memoria de todos y cada uno de los bucles previos.

Y volvemos a un término anterior, el residuo, elemento que conseguimos explorando y descartando las mejoras que no queramos y que sirve para conservar las armas, poderes, mejoras, ingenios y habilidades de Colt pese a morir en un bucle. De esta manera todo el equipamiento estará con nosotros desde el nuevo comienzo, y los objetos no imbuidos con residuos se perderán para siempre.

Lo que más se le puede achacar a Deathloop es la falta de reto que supone la dificultad establecida. En primera instancia, con las armas básicas y sin poderes quizás avanzar con cautela es lo mejor, pero enseguida el arsenal se amplía de forma masiva y las habilidades conseguidas te vuelven casi imbatible. Encima dichos poderes abarcan todos los estilos de juego y se adaptan perfectamente al jugador, El sigilo se potencia con teletransporte e invisibilidad, mientras que la acción desenfrenada con doble salto, mayor velocidad de movimiento, más rapidez al hackear, etc.

En cuanto a las armas, no hay demasiados tipos pero son todas muy originales y con diferentes efectos en los tiroteos. Asimismo, la posibilidad de incluirles silenciador hace la experiencia todavía más sencilla. Simplemente hay que tomar una buena posición, controlar a los enemigos y acabar con ellos sin ser descubierto. Encima, la mejorable inteligencia artificial tampoco demasiados impedimentos por su tardía reacción, rapidez al olvidarse de nosotros o nula percepción al estar junto a ellos.

El estreno de Deathloop como exclusivo en consolas, ha supuesto que Arkane haya dedicado numerosos recursos a sacar el máximo provecho del DualSense. Con la respuesta háptica sientes en las manos la utilización de los poderes, el avance arrastrándose por la nieve o carreras por torres de lanzamiento o la utilización de las armas, ya que los disparos, recargas o retrocesos se notan con vibraciones sutiles que siguen tus movimientos.

En cuanto a los gatillos adaptativos, sientes un peso distinto cada vez que presionas L2 para apuntar y encima el sonido del gatillo es exclusivo según disparas armas automáticas o armas pesadas. Y al igual que en experiencias de corte más realista, las armas del arsenal de Colt también pueden atascarse, algo que se siente en el botón R2 al quedarse atrancado a medio recorrido.

Gráficos y Sonido

Desde el primer segundo que inicias Deathloop y accedes al menú, sabes que estás ante un título muy especial que derrocha esencia Arkane. El estudio galo sabe imprimir su sello en cada producción, destilando personalidad en la navegación por menús, pantalla de carga, diseño de la interfaz, caracterización de las armas o carisma de los personajes.

Blackreef, o Arrecife Negro en nuestro idioma, es el escenario principal de Deathloop, y está basado en las Islas Feroe e inspirado en los estilos de los Swinging Sixties, revolución cultural capitaneada por los jóvenes europeos, pro principalmente británicos, que marcó un antes y un después a mediados y finales de los años 60, buscando voz propia entre la ciudadanía, una identidad cultural, lucha por los derechos y un mayor peso en la sociedad contemporánea. Todos estos elementos se ven claramente reflejados en la dirección artística de Deathlop, sobre todo en la personalidad de los Visionarios, el espíritu que desprenden los escenarios de Blackreef o la propia decadencia del lugar.

Para su creación han escogido una vez el ‘Void Engine’, motor propio de Arkane Studios que está basado en el núcleo del Tech 6 de id Software, y que ya emplearon en el pasado en los desarrollos de Dishonored 2 y Dishonored: La Muerte del Forastero. Es sorprendente ya que Prey fue creado con el CryEngine 4. El motor gráfico no es el más avanzado a nivel tecnológico y se puede apreciar en cualquier captura del juego, y más todavía en movimiento, no obstante es capaz de meterte de lleno en una mezcla entre estilo animado, un aspecto retrofuturista y una paleta de colores muy singular. Como decimos, en lo técnico Deathloop no es el mayor exponente que tiene ahora mismo PS5, aunque consigue lo que se plantea de manera más que notable.

En cuanto a las opciones gráficas, hay tres modos distintos según deseemos orientarlo hacia mejorar la resolución o el rendimiento, aunque desde nuestro humilde punto de vista y teniendo en cuenta la propuesta de juego, el más adecuado es el primero de los siguientes :

  • Modo Rendimiento para priorizar los fotogramas por segundo estables en 60 a una resolución 4K dinámica.
  • Modo Calidad Visual para priorizar una mayor resolución de imagen manteniendo los 60 fotogramas por segundo, pero oscilando demasiado en ocasiones clave.
  • Modo Ray-Tracing para ver efectos visuales increíbles a 30fps y 4K, si bien la diferencia respecto al modo rendimiento no es tan clara como para merecer apostar por esta opción.

Pasando al apartado sonoro, antes de nada cabe mencionar el magistral trabajo realizado con el doblaje al castellano, marca de la casa de Bethesda que nunca defrauda en este sentido.  Y si bien no desmerecemos parte del elenco de voces, tampoco podemos dejar pasar por alto las actuaciones de Héctor Garay y Catherina Martinez, intérpretes de Colt y Julianna. El actor ya tremendamente conocido en la industria del videojuego por poner su voz últimamente por ejemplo a Genichiro Ashina en Sekiro, Thor en Marvel’ s Avengers o el Señor Shimura en Ghost Tsushima. Por su parte, Catherina ha sido Afrodita en Immortals Fenyx Rising o Eivor en Assassin’s Creed Valhalla, entre otros muchos en su dilatada carrera.

La banda sonora también rinde a un buen nivel con temas de corte sesentero compuestos por Ross Tregenza y Tom Salta, y es que va evolucionandos egún cambiemos de distrito en Blackreef. No solo la arquitectura varía, la música propone por momentos tonos de rock psicodélicos y toques ciencia ficción, mientras que en otros destacan acompañamientos melódicos basados ​​en guitarras. Un punto del tremendo detallismo y peculiaridad que pone Arkane en sus creaciones.

Conclusión

Arkane se ha superado una vez más con Deathloop. Tomando como referencia su experiencia en toda la saga Dishonored y Prey, plantean una propuesta única y muy especial. Bethesda, y ahora Microsoft, tienen con el equipo francés una auténtica joya a nivel interno, pues llevan encadenando juegos sobresalientes durante años, y si nada se tuerce con el crecimiento que han experimentado, esta generación de consolas van a continuar sorprendiendo con sus magistrales ideas.

Puede que Deathloop no lidere las listas de ventas, pero es un juego que engrandece el catálogo de una consola como PS5. Es realmente fascinante el mundo que han conseguido crear mediante una estructura única, saliéndose de la manida moda del roguelike introduciendo mecánicas frescas y una narrativa excepcional. El diseño de niveles, las posibilidades de los poderes, la relación entre los protagonistas, la magistral dirección artística y el soberbio doblaje al español lo convierten en una obra sobresaliente, que no llega más alto por la mejorable IA, falta de poderío técnico y un multijugador que podría haber añadido alguna opción adicional.

Aun así, es un gustazo repetir una y otra vez el infinito bucle que encierra la isla de Blackreef. No lo dudes y lánzate en la aventura de Colt para desentrañar todos los secretos, derrotar a las Visionarios, la poderosa rival Julianna y llegar a urdir un plan sin fisuras para escapar con vida. Deathloop ya está a la venta para PS5 y PC.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Deathloop

59,95€
9

Historia

9.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Diversión / Duración

9.0/10

Pros

  • La sensación de libertad para afrontar cada situación en el exquisito diseño de niveles
  • Sobresaliente dirección de arte y hasta tres modos gráficos
  • Satisfacción de utilizar las armas y distintos poderes
  • Explota con creces las funcionalidades del DualSense
  • Asaltar las partidas de otras partidas con Julianna en el modo multijugador

Cons

  • Inteligencia artificial bastante mejorable
  • A nivel técnico se le podría exigir un punto más
  • Puede terminar volviéndose sencillo con todas las opciones de habilidades