Análisis | Death’s Door

Análisis | Death’s Door

30 noviembre 2021 0 Por Alejandro Altaber

Una de las mejores obras independientes de 2021 llega a PS4 y PS5 después de estrenarse con sobresalientes valoraciones en consolas Xbox y PC.

Ficha Técnica

  • Título: Death’s Door
  • Desarrollador: Acid Nerve
  • Editora: Devolver Digital
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS4, PS5, Switch, Xbox One, Xbox Series X/S y PC
  • PEGI: +12
  • Fecha de salida: 20 de noviembre de 2021
  • Idioma: Textos en español
  • Género: Aventura, Acción

 

2021, al igual que en las grandes producciones, ha provocado que numerosas obras independientes no hayan llegado a tiempo a su lanzamiento retrasándose hasta el próximo año. Aun así, PS4 y PS5 han recibido multitud de obras de excelente calidad como F.I.S.T.: Forged In Shadow Torch, Chicory: A Colorful Tale, Disco Elysium: The Final Cut, Kena: Bridge of Spirits, The Forgotten City o Ender Lillies: Quietus of the Knights, e incluso el mes de diciembre cuenta con interesantes títulos como Record of Lodoss War: Deedlit in Wonder Labyrinth, Aeterna Noctis o Twelve Minutes.

The Legend of Zelda, Dark Souls y Studio Ghibli. Esas son las tres principales inspiraciones que ha tomado Acid Nerve, estudio formado por solo dos integrantes para el desarrollo de Death’s Door, su segundo proyecto tras publicar Titan Souls hace unos años y que ya hemos podido probar en la consola de Sony.

Death’s Door es una aventura de acción y exploración en vista isométrica que nos introduce en un pintoresco mundo que presenta a los cuervos como encargados de recolectar las almas de los muertos. Un cuento sombrío que derrocha humor negro y que cuenta un bonito argumento sobre la vida y la muerte, acompañando con sumo acierto el ritmo de una historia que gana en interés cuando un día roban el alma que tienes asignada y tienes que seguirle el rastro a un ladrón desesperado. Asimismo, la narrativa sigue la premisa del anterior juego del equipo de Manchester, ocultando en los colosales tiranos a derrotar un montón de pequeños e interesantes detalles sobre sus motivaciones, orígenes y verdades.

Si hablamos en términos de duración, la historia principal de Death’s Door puede completarse en unas 8 horas de partida, aunque si decidimos ir a por el 100% y encontrar todos los coleccionables la cifra puede aumentar hasta las 12 horas. Es posible que alguna zona y mazmorra extra le hubiese ido genial, no obstante se agradecen las propuestas concretas y directas que se superan en 3-4 tardes de juego moderado.

Pasando a términos centrados en la jugabilidad, Death’s Door combina con acierto acción, exploración y resolución de puzles, sumado a grandiosos enfrentamientos ante excepcionales jefes finales. Es cierto que no inventa nada nuevo y se basa en mecánicas muy manidas en el género, pero todo lo que plantea está bien ejecutado. Cuenta con multitud de zonas visitables, escenarios con recovecos a investigar sin ser demasiado grandes, generosa cantidad de tipos de enemigos, ingeniosas trampas en las mazmorras y un buen reto en los enfrentamientos más importantes.

Pero sin lugar a dudas lo mejor es el diseño de niveles, repleto de tesoros escondidos, coleccionables a los que debemos estar muy atentos para no dejarlos en el camino, y muchísimos atajos en los escenarios para explorar cada vez con mayor rapidez. Y esta grata sensación se acrecienta con el paso de las horas y la obtención de nuevas habilidades que potencian todavía más el back-tracking. De esta forma deberemos volver a regiones de los compases iniciales para alcanzar lugares inaccesibles en primera instancia.

Cuando llega el momento de la batalla, nuestro carismático cuervo exhibe un sistema de control muy sencillo. Golpe, débil, golpe fuerte y esquiva son los movimientos básicos en el combate, ampliando horizontes después con el equipamiento de diversos artefactos y armas extra como son un arco a distancia y un hechizo de bolas de fuego. A priori puede resultar un set limitado, no obstante sientes que es más que suficiente al ir alternando constantemente todas las opciones mientras estás atento a lograr sobrevivir ante los peligros que acechan.

Por otro lado, aunque no existe una progresión ‘per se’, si se han incorporado algunos toques RPG. Derrotar a los enemigos y explorar cada lugar aporta recompensas que se pueden ‘gastar’ en la oficina (nexo de la aventura) para desbloquear diversas mejoras permanentes que potencian por ejemplo la salud máxima, velocidad de movimiento o fuerza de los golpes. Un sistema básico que podría haberse trabajado y potenciado más, pero al menos consigue aportar una sensación de avance.

Pese a todas sus bondades jugables, el aspecto que más nos ha cautivado de Death’s Door es la soberbia dirección artística. Acid Nerve nunca ha negado la inspiración en potentes licencias como The Legend of Zelda y Studio Ghibli, y pese a tomar ciertas referencias, ha sabido plasmar su propia personalidad mediante un acabado visual muy característico presente en el diseño de los personajes, enemigos, escenarios y atmósfera que rodea al mundo del juego.

Mediante la vista isométrica han logrado unos escenarios bonitos y variados que juegan a la perfección con las tonalidades y contrastes, alternando entre la decadencia grisácea de algunas zonas, y la colorida alegría de otras. Y todo ello es posible por la posición de la cámara, muy alejada del personaje para así exponer el mayor número de detalles visuales en la pantalla. Cuando los artistas toman un estilo tan definido, es muy complicado llegar a sacarle pegas importantes, pues encima las animaciones y modelados son también realmente buenos.

Y tampoco podemos pasar por alto el excelente rendimiento en PS4 y PS5. Ya en su lanzamiento funcionaba a las mil maravillas en Xbox One y Xbox Series, y repiten con un magnífico trabajo de optimización sin ninguna caída del frmaerate, rápidos tiempos de carga, etc.

Por último toca hablar de la banda sonora,  que para muchos puede llegar a pasar desapercibida pero siempre está presente con fantásticas melodías repletas de épica, tranquilidad y algo de nostalgia, todas ellas acertadas para cada momento de la aventura. Y aunque durante toda la partida no escuchemos ni una sola voz, lo suple con una solemne traducción de los textos al español.

En definitiva, Death’s Door es una propuesta muy entretenida y satisfactoria para el jugador. Con una estructura muy definida y mecánicas jugables conocidas por todos, ofrece una aventura de una duración perfectamente medida que aúna acción, exploración y puzles en una increíble ambientación y una dirección artística sublime. Como hemos dicho, no reinventa nada, aunque tampoco falla en el resto de ideas que propone. Un título más que notable pero que con unos pocos añadidos en su jugabilidad, puzles mejor ideados  y alguna zona extra habría sido un trabajo sobresaliente para la pareja de desarrolladores de Acid Nerve.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Death's Door

19,99€
8.5

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

8.5/10

Diversión/Duración

8.5/10

Pros

  • Sistema de combate simple pero efectivo, destacando los enfrentamientos ante jefes
  • Diseño de niveles y gran cantidad de secretos y coleccionables a encontrar
  • Estupenda dirección artística y rendimiento
  • Una entretenida y variada aventura a un gran precio (19,99€)

Cons

  • Puzles mejorables
  • Sistema de progresión bastante básico