Análisis | Destroy All Humans!

Análisis | Destroy All Humans!

31 julio 2020 0 Por Alejandro Altaber

El clásico título de Pandemic Studios regresa en forma de notable remake con gratas mejoras jugables y gráficas, pese a mantener los principales defectos de diseño originales.

Ficha Técnica

  • Título: Destroy All Humans!
  • Desarrollador: Black Forest Games
  • Editora: THQ Nordic
  • Distribuidor: KochMedia
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Switch, Xbox One y PC
  • PEGI: +16
  • Fecha de salida: 28 de julio de 2020
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Acción, Aventura

 

La industria de los videojuegos ha evolucionado una auténtica barbaridad en los últimos 15 años, tiempo que ha pasado desde el lanzamiento original de Destroy All Humans!, y lo mismo ocurre con el tipo de producciones de gama media que se lanzan actualmente al mercado.

Los denominados AA incluso hoy en día intentan imitar a las grandes obras pero presentando unos valores más comedidos, sin embargo, en la época de PS2 y Xbox veíamos títulos que arriesgaban bastante más en el terreno jugable y sobretodo en aspectos tan relevantes como la ambientación, humor, etc.

Destroy All Humans! es uno de los mejores ejemplos en este sentido, pues difícilmente en 2020 lleguemos a ver una nueva IP original como esta. En 2005 el equipo de Pandemic Studios quiso imitar, dándole su genio toque personal, la destrucción y locuras que presentaban las misiones de las entregas de Grand Theft Auto en un título cuyas tareas siempre buscaban un claro objetivo, la eliminación de cualquier ser humano que se pusiese por delante de Cryptosporidium-137, más conocido como Crypto. Y su particular juego tuvo una grata recompensa, pues fue todo un éxito con más de un millón de copias vendidas, algo casi impensable a día de hoy para este tipo de creaciones.

15 años más tarde y con THQ Nordic en plena reconstrucción recuperando clásicas joyas de antaño mientras crea nuevas ideas, se alía con el estudio alemán Black Forest Games para traernos el remake ya disponible en PlayStation 4, Switch, Xbox One y PC. Para quien no conozca el equipo subsidiario de la empresa, son los creadores de la aventura de supervivencia Fade to Silence, la propuesta de plataformas Giana Sisters: Twisted Dreams, además de Rogue Stormers, una mezcla de Contra y Metal Slug con toques tipo roguelike y rol.

Historia

El hilo argumental principal de Destroy All Humans! no deja lugar a muchas dudas, no hace falta más que leer el propio nombre y ver el arte de la portada. Como hemos dicho encarnamos a Cryptosporidium-137, Crypto, al cual se le ha encargado la misión de socavar la democracia de EE. UU., derrocar su Gobierno y recoger el ADN de sus ciudadanos. En pleno 1959, el clon predecesor de nuestro protagonista, Crypto-136, desapareció después de que el líder Orthopox-13 lo enviara a la Tierra para preparar la extracción de ADN humano a gran escala.

Ahora deberemos llegar hasta la Tierra para extraer bulbos raquídeos humanos que continen ADN alienígena debido a un antiguo encuentro entre ambas razas, derrotando a nuestro paso a las fuerzas de EE. UU y derrotar a Majestic, una oscura organización gubernamental dirigida por una figura vestida de negro llamada Silhouette. A lo largo de unas 8-10 horas de partida afrontaremos multitud de misiones claramente divididas entre las centradas a la acción o el sigilo, visitando un total de seis localizaciones y alguna que otra sorpresa, pues Black Forest Games ha incorporado contenido recortado del original en este notable remake.

Jugabilidad

Si bien THQ Nordic ha categorizado siempre el desarrollo como un remake, la verdadera evolución está enfocada principalmente al apartado audiovisual, pues el desarrollo, estructura de misiones y jugabilidad conservan la esencia del original. Eso sí, las limitaciones de PS2 eran las que eran y en esta nueva entrega el control y posibilidades de Crypto son muchísimo más amplias. Pistola desintegradora, sonda anal, poderes mentales, lanzamiento de objetos, extracción de cerebros, hipnotización y un montón de locas habilidades para desatar el caos, expuesto todo de manera clara y sencilla en una limpia interfaz en pantalla.

La aventura va alternando de manera acertada las misiones de acción con las de sigilo. Las primeras están enfocadas a acabar con todo humano que se ponga por delante, ya sea usando las armas y habilidades mientras avanzamos a pie, o destruyéndolo todo desde el platillo volante.

Las más pausadas muchas veces nos obligan a poseer y adoptar una apariencia humana con la tarea de infiltrarnos para cubrir algún objetivo adicional ya sea para matar a alguien sin ser reconocido, abducir personas, etc. Todo ello mientras se mantienen los típicos esquemas en las fases como defender la posición, pasar al ataque y aniquilar, cumplir la tarea en un límite de tiempo o recolectar un número determinado de objetos.

Es una gozada manejar al personaje por el buen rediseño que le han dado al apartado jugable, pero lo estropea la estructura tan típica de pasadas generaciones que acaban convirtiendo la experiencia en algo tremendamente repetitiva. Por ello, para sacarle el máximo partido y disfrutar de Destroy All Humans! vale la pena enfocarse en partidas cortas completando unas 2-3 misiones.

Hablábamos antes de la influencia de GTA en el desarrollo del juego, sin embargo, no estamos ante un sandbox o juego de mundo abierto sino que los niveles son pequeñas fases abiertas mientras visitamos hasta seis localizaciones distintas de Estados Unidos, yendo incluso hasta el Área 42 en una misión descarta en el proyecto de hace 15 años.

Gráficos y Sonido

Quizás Destroy All Humans! no es de los proyectos más potentes de THQ Nordic para 2020, pero el trabajo realizado por Black Forest Games para su actualización a 2020 es francamente notable. Mediante el Unreal Engine 4 han logrado una propuesta bastante fidedigna al original en el apartado artístico, con unos modelados muy cuidados, un convincente sistema de iluminación y partículas, y unas animaciones acordes al sentido del humor del juego y sus constantes referencias a películas y cultura norteamericana.

En lo que se refiere al rendimiento, la versión de PlayStation 4 funciona casi siempre a 60 imágenes por segundo de manera estable, salvo esporádicas caídas o presencia popping.  A nivel sonoro la adaptación presenta más deficiencias, pues han optado por mantener las grabaciones originales, y en el proceso de remasterización se notan ciertos defectos en ciertas líneas de diálogo de su doblaje al inglés. Por suerte, los textos llegan completamente traducidos al español.

Conclusión

No se le puede decir más a THQ Nordic y Black Forest Games. El planteamiento y diseño del Destroy All Humans! lanzado en 2005 estaba claro, ofreciendo una experiencia directa y divertida mediante una alocada historia y unas mecánicas jugables igual de disparatadas, y por ello, la adaptación en forma de remake devuelve las mismas sensaciones con mejoras en el sistema de control, jugabilidad y sobre todo, la faceta visual.

Si bien los fallos siguen estando presentes, nos regalan nuevo contenido que aumenta un par de horas la duración original de la aventura y encima es una propuesta idónea para el verano, desconectar en este periodo de los grandes triple AAA que aparecen durante los primeros y últimos meses del año, y encima pasar unos buenos ratos adquiriendo el título a precio reducido en PS4, Xbox One, Switch o PC. Reconstruido desde cero en todo su galáctico esplendor, llega el momento de revivir una invasión alienígena durante los años 50 mediante una narración humorística, constantes referencias de películas serie B y una accesible jugabilidad mediante armas y utensilios de lo más delirantes.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Destroy All Humans!

34,90€
7.7

Historia

7.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Diversión

7.5/10

Pros

  • Toques de humor y original historia
  • Diversión asegurada, profundidad jugable y las habilidades de Crypto
  • Nuevos añadidos mediante contenido descartado del original
  • Gran acabado gráfico...

Cons

  • ... y pobre resultado sonoro
  • Diseño y sistema de misiones muy desfasado
  • Tiende a hacerse repetitivo bastante pronto