Análisis | Disaster Report 4: Summer Memories

Análisis | Disaster Report 4: Summer Memories

18 abril 2020 0 Por Víctor González Valle

Llega un juego que estuvo a punto de no ver la luz nunca, sumiéndonos en una historia de catástrofes bastante personal.

Ficha Técnica

Título: Disaster Report 4: Summer Memories

Desarrollador/Editor: Granzella

Distribuidor: Nis America/Bandai Namco

Número de Jugadores: 1

Plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch y PC

Género: Aventura

Disaster Report es una saga algo desconocida en nuestros lares. Nacida en el año 2002 para la añeja Playstation 2 y desarrollada originalmente por Irem el juego contó con tres entregas. Las dos primeras llegaron a occidente con el nombre de Disaster Report y Raw Danger! respectivamente mientras que la tercera salio en exclusiva para PSP y no llegó a despegar de tierras niponas.

La historia de esta cuarta entrega es algo curiosa y trágica. Y es que este juego volvía a estar desarrollado por Irem y tenia previsto su lanzamiento para Playstation 3 en el año 2011. Debido a los trágicos sucesos acontecidos aquel año en Japón, con el terremoto y posterior tsunami que afectó a la región y en especial a Fukushima, el título vio retrasado su lanzamiento para posteriormente verse completamente cancelado en el año 2014.

Cuando ya todo el mundo daba por hecho que esta entrega no aparecería, llega ahora , un año después que en Japón, desarrollada por el estudio Granzella y que presenta un resultado un tanto irregular.

Disaster Report 4 comienza un tranquilo día de verano que acabó en catástrofe cuando un gran terremoto devasta la ciudad que nuestro protagonista está visitando, derribando edificios y sembrando el caos. Este protagonista lo podremos crear nosotros con un sencillo editor, pudiendo ser hombre o mujer y pudiendo cambiar cosas como el peinado, color de piel etc.

Una vez aparezcamos en el escenario tendremos libre albedrío en la zona inicial, donde podremos hablar con los diferentes supervivientes y explorar los locales que hayan sobrevivido al terremoto. Aquí conoceremos a diversos personajes secundarios que tendrán sus propios miedos, sus problemas para salir de la zona o incluso algunos más malvados que buscarán aprovecharse de la situación. De nuestras respuestas dependerá el devenir de estas tramas, muchas de ellas secundarias asi como del final del título.

Porque aunque pueda parecer por el título que estamos ante una aventura repleta de momentos épicos realmente estamos ante un juego muy pausado, personal y que va dirigido a intentar replicar un terremoto con las consecuencias reales tanto físicas como psicológicas que eso conlleva. A nivel de gameplay eso afectará en que habrá múltiples réplicas del terremoto que hará caer edificios, farolas o carteles, y que deberemos refugiarnos si no queremos recibir daños e incluso estrés.

Nuestro personaje además de su barra típica de vida y el estrés tendrá necesidades fisiológicas, ganas de comer y de beber, que aunque no afectan en gran cosa, añaden un poco de componente de supervivencia para identificarnos más con la situación. Viviremos situaciones de todo tipo conforme avanzamos en la trama principal del título, desde el mencionado terremoto, incendios , inundaciones e incluso problemas causados por la gente, algunos más realistas que otros.

A esta trama principal se suman las subtramas que también pueden tener diferentes opciones y que atañen a como diferentes tipos de persona sobreviven en una ciudad completamente devastada, desde estudiantes, gente mayor sin capacidad de moverse y muchos otros exponentes, algunos resueltos con maestría y otros de manera un poco surrealista.

Por el escenario iremos encontrando coleccionables como trajes de todo tipo y brújulas de lo más estrafalarias, que nos incitarán a explorar cada rincón del escenario así como diversas tiendas donde comprar víveres para aguantar en nuestra aventura.

El resultado es algo irregular ya que algunos momentos pueden ser bastante emotivos, haciéndonos empatizar con la situación y los personajes, mientras que otros momentos pueden rozar lo absurdo, con un humor demasiado japonés que a algunos puede dejarles el cuerpo frio en un juego que trata de ser realista en su propuesta.

Como extra el juego cuenta con un modo para Playstation VR para revisitar algunos niveles de la forma más inmersiva posible, algo que añade un plus a la gente que disponga de este accesorio.

Técnicamente, y pese a que Granzella asegura que el título ha sido desarrollado de cero para Playstation 4 el resultado es bastante flojo. En especial los personajes, con animaciones muy ortopédicas, una integración de los NPC algo artificial, lo que le quita vida al escenario y unos efectos bastante irregulares, todo esto para colmo acompañado de unos problemas de framerate bastante constantes. Los escenarios lucen mejor y destacamos los efectos de caída de edificios, de carreteras y de mobiliario, probablemente lo más conseguido del título.

A nivel sonoro cumple sin más, la mayor parte del tiempo el juego carece de banda sonora y solo nos acompañarán los diferentes efectos de sonido que cumplen sin más así como escenas con doblaje en japonés ( con subtítulos por desgracia solo en inglés, por lo que los menos duchos en el idioma de Shakespeare pueden tener problemas para seguir la trama).

En los momentos más emotivos el juego cuenta con canciones en japonés de corte lento que nos transmite la tristeza y desolación pero a la vez la esperanza y la voluntad de continuar adelante que se desprende cuando hay desgracias de este tipo, y que cumplen su cometido con resultados muy notables.

Conclusión

Disaster Report 4 es un juego irregular. Si logramos empatizar con la situación y los personajes podemos vivir una aventura que nos sumergirá de principio a fin y que nos permitirá vivir situaciones bastante duras, pese a no tener la crudeza que quizás se le supone de inicio. Por otro lado algunas salidas de tono en algunas misiones secundarias o algunos momentos de humor un tanto surrealista nos pueden sacar de la experiencia.

En cualquier caso estamos ante un título que ofrece una experiencia poco convencional, que además cuenta con la suerte de haber podido ser lanzado pese a su prematura cancelación en 2014 y eso siempre es de agradecer, aunque esperamos que si cuenta con más secuelas, se puedan pulir muchos de los aspectos que chirrían en esta cuarta entrega.

Author: Víctor González Valle

Gamer de nacimiento, amante del JRPG y redactor por vocación y en tiempos libres. Amante de Japón y los juegos RPG. Aprendiendo cada día.

Disaster Report 4: Summer Memories

0.00
6.7

Historia

7.0/10

Jugabilidad

6.6/10

Gráficos

6.5/10

Sonido

6.8/10

Diversión / Duración

6.7/10

Pros

  • Algunos momentos nos hacen empatizar con la situación.
  • Algunos temas musicales principales.

Cons

  • Localizado en inglés.
  • Algunas situaciones surrealistas.