Análisis | Eiyuden Chronicle: Rising

Análisis | Eiyuden Chronicle: Rising

16 mayo 2022 0 Por Víctor González Valle

Un pequeño JRPG de acción que nos da un pequeño vistazo a lo que el universo de Eiyuden Chronicle nos traerá en el futuro.

Ficha Técnica

Título: Eiyuden Chronicle: Rising

Desarrollador: Rabbit & Bear Studios / NatsumeAtari

Distribuidor: 505 Games

Número de Jugadores: 1

Plataformas: Playstation 4,Playstation 5, Xbox One, Xbox Series S/X Nintendo Switch y PC

Género: JRPG de acción

Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes es un JRPG por turnos que se encuentra actualmente en desarrollo por Rabbit & Bear Studios, conformado por veteranos de Konami que trabajaron en la saga Suikoden, siendo este nuevo juego una especie de reinvención y homenaje a la añeja saga de rol.

Presentado como un Kickstarter en el año 2020, el proyecto logró recaudar todo lo que necesitaban y agregar muchas más metas, que harán del juego algo más ambicioso, añadirá DLC y mucho contenido extra. Pero hoy no venimos a hablar de este juego, si no de una de sus metas. Precisamente el último objetivo del Kickstarter era el llamado «Companion Game», un juego más pequeño desarrollado con la ayuda de NatsumeAtari y que nos permitiría acercarnos al universo de Eiyuden Chronicle bajo el prisma de un RPG de acción en 2D y empezar a conocer algunos de sus conceptos e incluso alguno de los personajes que luego veremos en el título final.

Ese juego que comentamos se ha hecho realidad bajo la forma de Eiyuden Chronicle: Rising, un juego que nos pone en la piel de JC, una cazadora de tesoros que llega a una pequeña aldea que acaba de ser arrasada por un terremoto. En su afán por conseguir una licencia para poder buscar tesoros en el Túmulo, deberá ayudar a los habitantes del pueblo en diferentes tareas, para llenar varios libros de sellos.

Con esta premisa tan sencilla, que tendrá sus pequeños giros de guion y varios personajes controlables nos ofrecerá un juego de unas 15 horas de duración ( si hacemos la gran mayoría de tareas secundarias) que no está nada mal para algo creado como incentivo para un juego mayor.

La mecánica del Eiyuden Chronicle: Rising es muy sencilla. Primero partiremos del pueblo, revisando el tablón de anuncios para aceptar todas las misiones secundarias posibles mientras vamos avanzando en la trama principal. Si vamos cumpliendo estas secundarias, el pueblo irá creciendo, se abrirán nuevos negocios y podremos comprar más objetos, armas y armaduras, así como mejorar las mismas a cambio de materiales o asignar diferentes runas elementales al ataque y defensa de nuestro personaje.

Para conseguir estos materiales ( y para avanzar en la historia) visitaremos diferentes mazmorras , dos que visitaremos constantemente y otras que se irán desbloqueando conforme avancemos en la trama, siendo algo escasas pero que nos muestran cierta variedad en los entornos. Estos escenarios tendrán un mapeado que pueden recordar ligeramente a un metroidvania donde deberemos volver una y otra vez tanto para recoger minerales , carne y materiales que sueltan los enemigos como para acceder a nuevas zonas a buscar más tesoros.

Al final de cada mazmorra y en los momentos álgidos de la historia encontraremos algunos jefes que tendrán mecánicas particulares, por ejemplo el primero es un árbol maldito que tiene barra de vitalidad , pero también de ruptura. Esta segunda barra muchas veces romperá las defensas, en este caso hará que un gusano salga del árbol, el verdadero enemigo, al que deberemos atacar todo lo que podamos hasta que vuelva a esconderse, momento en que tendremos que repetir la mecánica.

El sistema de combate es muy básico, aunque hay que concederle que conforme subimos de nivel, adquirimos armas y se nos unen personajes termina siendo algo más divertido. Como decíamos anteriormente, para este pequeño juego, los desarrolladores han apostado por un sistema de combate en tiempo real, bastante simple. Controlaremos a nuestro personaje mientras tenemos un botón para saltar y otro para golpear ( más adelante podremos aprender más combos o ataques especiales), cada botón pertenece a un personaje y cada personaje tiene una forma distinta de combatir, mientras que nuestra protagonista opta por unos ataques ágiles y esquivas, otro de nuestros personajes tendrá un espadón y causará muchos más daños pese a ser más lento y con capacidad para bloquear mientras que el tercer personaje optará por ataques a distancia con proyectiles y la capacidad de hacer unos ligeros planeos que nos permitirán movernos con más soltura.

Pero no nos engañemos, estamos ante un juego desarrollado casi para promocionar el título que se lanzará más adelante, por lo que todas las mecánicas son bastante sencillas, no solo el sistema de combate, los objetivos de las misiones, tanto principales como secundarias siempre serán muy parecidos ya que consistirán o en ir a x punto a derrotar al enemigo de turno, o en recolectar materiales en una de las dos mazmorras principales, por lo que al final puede resultar un poco repetitivo, sobre todo si aspiramos a completar el 100% del título.

Todo esto se compensa con la sensación de satisfacción que nos queda cuando vemos el pueblo crecer, algo que se muestra de manera visual, musical y en cuanto a oferta comercial dentro del mismo, pero al final el núcleo del juego es ese, recoger sellos una y otra vez para conseguir que el pueblo crezca lo máximo posible, si preferimos dejar de lado esta parte nos quedará una sencilla historia que sirve más para meternos un poco la cabeza en el universo de Eiyuden Chronicle que para sorprendernos de alguna manera especial.

Quizá la parte que más nos ha gustado ha sido su apartado artístico. El juego mezcla de forma bastante hábil unos Sprites muy expresivos para los personajes con unos escenarios en 3D que pueden recordarnos a otras propuestas como Octopath Traveler, donde la selección de colores, los efectos de luz o de líquidos nos deja unos parajes muy bonitos, si bien escasos, pero que vuelven a ser un pequeño aperitivo para lo que nos encontraremos en Hundred Heroes.

Musicalmente estamos ante una banda sonora bastante alegre aunque no destaca especialmente, con melodías correctas que acompañan cada momento y que pese a que algunas de ellas las escucharemos constantemente al volver una y otra vez a los mismos lugares no se harán pesadas ya que son composiciones simples y no molestan. El juego no cuenta con voces pero sí con textos en perfecto castellano, por lo que no tendremos problema alguno en seguir la historia que se nos contará.

Conclusión

Eiyuden Chronicle: Rising es un incentivo para los que esperan Hundred Heroes, el plato principal, hay que agradecer que en vez de realizar una simple demo, hayan creado un juego totalmente distinto, con un acercamiento al RPG de acción y una historia exclusiva, que nos permite soñar con lo que será el juego principal. Aún sin eso es un juego bastante disfrutable por sí solo y con unas decisiones artísticas muy acertadas, pero es cierto que notaremos desde el principio que estamos ante una propuesta con un presupuesto muy ajustado dada la repetición de escenarios, enemigos y especialmente los objetivos de las misiones, o la simpleza de su sistema de combate que puede no ser del agrado de todos.

Author: Víctor González Valle

Redactor de RegiónPlaystation desde octubre de 2014. Fan de los JRPG , el terror y casi cualquier tipo de género. Escribo sobre Anime, manga y libros además de videojuegos. Me encanta aprender hasta el menor de los detalles de los juegos, empresas y desarrollos. ¡Adoro escribir!

Twitter: @BarryMurton29
Youtube: https://www.youtube.com/barrymurton
Twitch: https://www.twitch.tv/barrymurton26

Eiyuden Chronicle: Rising

0.00
7.3

Historia

7.1/10

Jugabilidad

7.2/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.2/10

Diversión / Duración

7.2/10

Pros

  • Visualmente precioso.
  • Los personajes derrochan carisma.

Cons

  • Se puede hacer algo repetitivo.
  • Sistema de combate algo simple.