Análisis | Elden Ring

Análisis | Elden Ring

18 marzo 2022 1 Por Guillem Sanchis

La compañía conserva lo mejor del género soulslike pero se atreve a llevarlo más allá, desarrollando un mundo vasto donde en esta ocasión será el jugador el que decida el camino a seguir.

Ficha Técnica
  • Título: Elden Ring
  • Desarrollador: FromSoftware
  • Editora: Bandai Namco
  • Número de Jugadores: 1 – 4
  • Plataformas: PS5, PS4, Xbox Series, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 25 de febrero de 2022
  • Idioma: Inglés con subtítulos en español
  • Género: Action-RPG / Soulsborne

Conocidos popularmente por ser los creadores del soulslike, Hidetaka Miyazaki junto con su equipo, FromSoftware, han conseguido lo que para muchos parecía imposible, reinventar un género y una fórmula creada por sí mismos para llevarla a un nivel impensable, superando todas las expectativas que se tenía en ella, un auténtica proeza sólo para el alcance de la mente más brillante. Nadie hubiera dicho en 2010 que Demon’s Souls iba a ser el juego que cambiaría sus vidas, un camino que no ha sido nada fácil, con propuestas muy desafiantes, historias que no necesitaban ser contadas y una profundidad en el gameplay apasionante, pero han sabido perfeccionar y mejorar su género con el paso de los años y a pesar de las inmerecidas críticas por su dificultad, los jugadores han sabido apreciar la verdadera satisfacción que se siente al completar cada una de sus obras.

No obstante, y tras 100 horas de juego, podemos afirmar sin temor que Elden Ring supera con creces cada uno de los títulos anteriores del estudio, no sólo por que ha conseguido reúnir lo mejor de cada uno de ellos, desde Demon’s Souls, Sekiro, Bloodborne hasta la saga Dark Souls, sino porque introduce multitud de novedades sin perder la esencia que siempre los ha caracterizado y lo más importante de todo, han sabido adaptar sus mecánicas a los nuevos jugadores y nuevas generaciones. El resultado es un impresionante viaje de redención a través de un colosal mundo abierto con multitud de secretos, por arriba, por el subsuelo, por donde sea, Miyazaki no es que no haya cumplido con las enormes expectativas que había en él, ha ido más allá empequeñeciéndolas.

Historia

La premisa narrativa de Elden Ring es aparentemente sencilla, el círculo de Elden fue completamente destruido, lo que sumió al mundo en una era de guerra, desolación y oscuridad. Nosotros tendremos que buscar a los semidioses para acabar con ellos y obtener las runas necesarias para reconstruir dicho círculo y hacernos con su poder. Sencilla sí, pero el estudio ha aprendido de sus anterior títulos para ofrecernos una experiencia mucho más profunda, con un argumento más claro, un lore inmenso y multitud de NPC’s con subtramas cada cual más interesante que conforman una red de maquinaciones en las que el usuario es capaz de sentirse parte de este fascinante mundo vivo. 

Como viene siendo habitual a lo largo de la trayectoria del género soulsborne, FromSoftware ha vuelto a dar a Elden Ring un enfoque lleno de misticismo, con un trasfondo muy apasionante lleno de tragedia, traiciones que construyen un universo muy complejo en el que será el propio jugador el que tendrá que decidir si quiere conocer más acerca de la historia o decide dejarlo en un segundo plano. La profundidad narrativa está presente en cada rincón del juego, algunos secretos son más fáciles de encontrar gracias a los diálogos con NPCs, descripciones de objetos enfrentamientos contra los jefes finales o en monolitos repartidos por el mapa y otros están más ocultos, perceptibles a través de puntos concretos del escenario. 

En esta entrega, FromSoftware premia por encima de todo la exploración, por lo que el jugador tendrá que esmerarse a fondo para encontrar a todos los personajes secundarios repartidos por el mapa, cumplir sus misiones y reencontrarse con ellos mientras avanza en la historia principal, descubre nuevas zonas y se enfrenta a nuevos desafíos. Sin embargo, no os preocupéis, ya que la mayoría de las quest se pueden cumplir incluso después de haber terminado el juego, aunque las más importantes para la trama sí son perdibles, ya que están muy ligadas a la historia, por lo que tendremos que estar muy atentos a cada paso que demos. 

No obstante, el estudio ha creado un rompecabezas argumental mucho más fácil de advertir que en otras entregas de la saga Souls. Y aunque el jugador puede descubrir la trama principal siguiendo únicamente la historia, le será mucho más fácil comprenderla si avanza en las quest de los diferentes NPC’s que se encontrará repartidos por todo el mapa de las Tierras Intermedias. Y es que estos personajes nos revelarán mucha información sobre lo que tenemos que hacer, a quién tenemos que enfrentarnos y sus principales motivaciones. Un guión magistral que hace Elden Ring mucho más cautivador para los amantes de la novela fantástica, razón por la cuál FromSoftware tuvo el gran acierto de contar con la colaboración de George R.R. Martin, responsable de la saga Juego de Tronos, que ha dejado su imprenta en el nuevo paraíso de Miyazaki. 

Jugabilidad

A estas alturas lo habréis escuchado ya muchas veces, pero la definición más pura y clara de Elden Ring es un Dark Souls de mundo abierto. Hemos disfrutado de lo mejor de esta increíble franquicia pero ahora sin límites y a lo grande; con un sistema de combate que limita nuestras acciones con la estamina, progresión de personaje, multitud de armas, armaduras, encantamientos y milagros, puntos de control para descansar y reponer nuestros frascos a cambio de que los enemigos revivan, etc. Todo es muy familiar para cualquier fan del soulslike, pero ahora ante nosotros se abre un territorio de dimensiones imposibles, donde es el jugador el que elige a donde ir, qué hacer y qué explorar. Más allá de eso también incluye interesantes novedades como la posibilidad de usar el salto a través de un botón, tener una montura para desplazarnos rápidamente por el mapa o un sistema de habilidades original que nos permite “imbuir” nuestras armas con “cenizas de guerra” alterando sus propiedades, mejorándolas y concediéndoles técnicas devastadoras. 

La aventura comienza con un pequeño tutorial, donde tras haber elegido una de las cinco clases disponibles en la prueba, renaceremos en la llamada Cueva del Conocimiento. Una estancia que sirve tanto a novatos como a veteranos de la saga souls, para descubrir que las mecánicas continúan siendo fiel a los títulos anteriores del estudio, con algunas ligeras modificaciones. Una vez completado el tutorial, nos espera un enorme mundo por descubrir, y aunque en un principio sólo tenemos acceso a una porción reducida del mapa, es sólo un avance del entramado que conforma el increíble viaje que nos depara Elden Ring.

Ante nosotros se abre una pradera extensa, un simple vistazo es suficiente para hacerse una idea del reto que nos plantea Elden Ring. Una sensación muy familiar que asociamos perfectamente a cualquier juego Souls, y como no podía ser de otra forma, From Software nos da la bienvenida con un enfrentamiento épico contra un boss montado a caballo con el que ya no avisa que Elden Ring no va a ser una aventura nada fácil. Tras completar este primer desafío podemos descansar en las míticas hogueras (ahora llamadas Lugares de Gracia), que cumplen una función similar a lo visto anteriormente, sirven para curarnos, reponer curaciones (y distribuirlos entre magia y vida), punto de control, subir de nivel, aprender hechizos e incluso alternar el ciclo de día y noche.

Además, cada Lugar de Gracia emite una pequeña estela de luz que nos indica el camino principal a seguir, para aquellos que no tienen el sentido de orientación más acertado. No obstante, los jugadores pueden decidir en todo momento a donde ir, ya que, por primera vez From Software ha creado un mundo donde no toda la forma de vida que hay en él quiere acabar con nosotros. Encontraremos fauna salvaje (cabras, águilas, etc.) que huye ante nuestra presencia, podemos optar por dejarlos tranquilos o eliminarlos y obtener materiales que nos pueden servir más adelante para vender o mejorar equipo. Lo mismo ocurre con la flora, ya que existen diferentes plantas que podemos recolectar y que nos ayudarán a crear nuestros propios objetos en cualquier momento, no es necesario descansar en una hoguera, simplemente no encontrarnos en combate. Se trata sin duda de una de las principales novedades jugables que ha introducido el estudio, por primera vez los jugadores podrán crear sus propias flechas, ascuas para imbuir armas (sangrado, rayo, magia, fuego etc.) consumibles para curar estados como veneno o congelación e incluso objetos arrojadizos para dañar al enemigo. Al principio, sólo podremos crear una serie limitada de ellos, pero conforme vayamos avanzando la aventura podremos comprar pergaminos a los vendedores ambulantes que nos permitirán acceder a nuevas fórmulas para crear objetos absolutamente imprescindibles si queremos sobrevivir al desafío que representan las Tierras Intermedias. 

Para desplazarnos rápidamente por este enorme mundo, From Software nos ofrece la posibilidad de viajar entre las diferentes zonas en las que hayamos descansado anteriormente en un Lugar de Gracia utilizando el viaje rápido, o bien a lomos de un híbrido caballo/cabra que será nuestro transporte por los campos de Elden Ring. Llamado Torrentera, podemos invocarlo en cualquier momento y no sólo nos será útil para cubrir grandes extensiones de terreno, sino que también podemos luchar subidos a nuestro corcel tanto contra enemigos corrientes como contra algunos jefes finales. Sin embargo, si Torrentera sufre mucho daño desaparecerá durante unos instantes y tendremos que utilizar uno de nuestros viales para curarlo y que vuelva al combate. 

Por lo que respecta a los enemigos, a lo largo del mapa podemos encontrar todo tipo de monstruos que sí que querrán atacarnos, como lobos, murciélagos, guardias por los caminos andando o subidos a caballo e incluso campamentos. Podemos optar por enfrentarnos directamente (no muy recomendable si es un grupo grande) u optar por el sigilo, uno de las nuevas mecánicas que introduce Elden Ring. Si bien es verdad que no es una mecánica en la que hayan profundizado mucho (no hay iconos ni avisos de visión de enemigos), podemos despejar campamentos escondiéndonos en la maleza y haciendo backstabbing. Precisamente el backstabbing vuelve a ser una herramienta fundamental para cercenar la vida de nuestros contrincantes, sin embargo, el Parry al contrario que en otras entregas de la saga queda en un segundo plano, ya que si bien es cierto que hay objetos que permiten llevar a cabo este movimiento, ahora es mucho más fácil hacer un Parry con tan sólo realizar un golpe cargado para interrumpir a nuestro enemigo, el cuál quedará inconsciente en el suelo, listo para recibir un crítico. 

Elden Ring continúa representando un reto incluso para los fans más veteranos de la serie. FromSoftware ha encontrado multitud de formas de acabar con nosotros, ya sea a base de trampas, emboscadas o con grupos numerosos de enemigos. El bestiario es absolutamente enorme, la variedad de enemigos es gigantesca, no recicla monstruos de otras zonas y cada región tiene sus propias clases. Lo que más nos ha sorprendido de todo es que son muy agresivos, realizan ataques normales e incluso especiales con sus propios combos mortales, muchos de ellos pueden matarte de un sólo golpe. Lo mismo ocurre con los jefes finales, Elden Ring incluye varios tipos o rangos de ellos, podemos encontrarnos minibosses repartidos por el mapa que sólo aparecerán en momentos concretos (sobre todo durante la noche), jefes con los que completaremos mazmorras y cuevas para conseguir objetos importantes de mejora o jefes secundarios a los que tendremos que derrotar para acceder al jefe principal de la zona. Pero sin lugar a dudas las batallas más importantes las llevaremos a cabo frente a los poderosos semidioses de la historia, donde para la ocasión, el equipo de desarrollo nos ha sorprendido introduciendo mecánicas inéditas, originales e ingeniosas, con increíbles ataques, cambios en el escenario o segundas fases que nos obligarán a estar buscando nuevas estrategias continuamente. El desafío en líneas generales es bastante equilibrado, aunque existen un par de bosses que son de largo lo más difíciles de toda la serie. No obstante, la recompensa siempre está a la altura del logro conseguido, y es que cada semidios derrotado nos dará una Gran Runa que tendremos que activar en la Torre Sagrada de la zona y que nos concederá habilidades y mejoras en nuestros atributos de nuestro personaje, eso sí, sólo podemos equipar una a través de un objeto llamado Arco Rúnico, equivalente a las humanidades. Además estos jefes también nos permitirán cambiar su “recuerdo” (o alma) por armas y hechizos muy poderosos. 

La variedad de armas y magias vuelve a estar a la altura de un juego de la saga Souls. Por si no fuera poco el estudio ha introducido una interesante novedad llamada “cenizas de guerra”, es decir, una serie de habilidades únicas que se puede equipar a cada arma o escudo y que nos permite ejecutar un ataque más potente en forma de habilidad. Únicamente podemos equipar una a cada arma, aunque las cenizas se pueden duplicar para que las utilicemos en otras armas y hacer combinaciones absolutamente mortales, como por ejemplo una katana en la que se potencie el sangrado o un estoque con congelación. Lo mejor de todo es que estas cenizas no sólo implementan ataques y nuevos combos en el arma, sino que también le confieren la posibilidad de escalar con otros atributos, como Fe, Inteligencia, Destreza, etc. Por desgracia no se pueden mejorar y dependen siempre del nivel de daño que haga la arma en la que está equipada y que sí podremos mejorar con las ya habituales piedras de mejora en el herrero hasta +25. 

Más allá de eso el combate es idéntico a lo que ya habíamos visto, con parry, esquivas, armas a dos manos, arco, etc. la diferencia más destacable de Elden Ring respecto a los Souls es que por primera vez se ha introducido la mecánica de salto. Los encantamientos también presentan ligeras novedades ya que ahora además de los hechizos podremos utilizar invocaciones de enemigos derrotados anteriormente y que nos ayudarán en futuros combates. Estas invocaciones se pueden mejorar y aguantan muy bien frente a los jefes, la más potente de todas es sin duda la Lágrima Mimética, una especie de clon de nuestro personaje que utilizará las mismas armas y equipo que llevemos en el momento que lo invoquemos, tiene mucha vida y se puede curar una vez. Por lo que respecta al multijugador, es todo muy familiar. Podemos invocar a otros jugadores para que nos ayuden contra un jefe que se nos haya atragantado, invadir mundos y eliminar usuarios al más puro estilo PVP, escribir mensajes, ver manchas de sangre para saber cómo murieron otros jugadores, etc.

Gráficos y Sonido

FromSoftware ha creado un gigantesco mundo lleno de detalle que no dejará indiferente a nadie. Es un juego intergeneracional, por tanto, no ha sido pensado para exprimir al máximo el potencial de las consolas de nueva generación, ya que también ha sido desarrollado para PlayStation 4 y Xbox One, por lo que no podemos esperar texturas o gráficos del nivel que nos ofreció por ejemplo el remake de Demon’s Souls. Sin embargo, donde realmente brilla por encima de todo Elden Ring es en su inigualable diseño artístico. Y es que cada rincón de las Tierras Intermedias rebosa una personalidad propia, con escenarios muy variados, flora y fauna característica de cada zona, en definitiva, denota que el estudio ha pensado en todos y cada uno de los elementos que iban a conformar el paisaje y ha construido un mundo vivo con sus particularidades, adaptado a cada región, trama y posibilidad. 

Pero si en algo destaca Elden Ring es sin duda en la distancia de dibujado, con sólo un pequeño vistazo al inicio de la aventura podemos ver un horizonte plagado de territorio, con multitud de zonas que visitar, explorar o perderse. Puedes fijar el destino en una montaña lejana y de camino encontrarte una misteriosa cueva a la que no puedes resistirte entrar. El juego está pensado para que cada segundo que pases en él, te sorprenda, ¿y que no sorprende más que el magnífico y colosal Árbol Áureo? Este es el único elemento distinguible desde cualquier zona del mapa, una auténtica preciosidad, sólo puedes comprender su enorme belleza cuando lo hayas visto por primera vez. Existen otros árboles similares, aunque más pequeños que se pueden ver desde ciertas zonas, donde encontraremos enemigos únicos que los defienden, fortalezas o mazmorras mortales llenas de secretos. 

Hay un sin fín de castillos y fortalezas, si bien es cierto que tienen un diseño bastante similar, algunas están menos fortificadas y son más sencillas de asaltar. Y es que las Tierras Intermedias componen un mundo muy rico en todo tipo de entornos, desde bosques, zonas volcánicas, lagos, montañas nevadas, hasta mazmorras de piedra, cuevas, playas, islas, etc. Pero es que además del mundo que puedes ver en la propia superficie, Miyazaki ha construido otra capa de mundo en el subsuelo, un entramado de zonas subterráneas absolutamente magníficas, como el enorme Río Arisen, Nokrom o el Lago Putrefacto, y algunas de ellas disponen de su propia bóveda celestial, con un cielo de estrellas que te dejará pasmado con sólo admirarlo. También cabe señalar, que algunas cuevas y mazmorras secundarias pecan de repetitivas, ya que son muy similares en diseño y en enemigos. 

Las animaciones y efectos de los ataques están muy bien conseguidas, aunque generalmente el estudio ha introducido nuevos movimientos en la mayoría de las armas, también ha reciclado muchos de otras entregas, lo mismo ocurre con el diseño de los hechizos, piromancias y milagros. Por otro lado el bestiario de Elden Ring es absolutamente único e inigualable, con una enorme cantidad y variedad de enemigos bien diferenciados en cada zona y aunque algunos jefes secundarios en cuevas y mazmorras suelen repetirse a lo largo de la aventura, quedan como anécdotas si los comparamos con los increíbles jefes finales de la trama principal, un disfrute para todo aficionado de la franquicia. 

El juego funciona bien tanto en PS5 y PS4, con diferentes modos en los que el jugador puede elegir si prefiere optar por un mejor rendimiento con tasa de frames estable o una mejor calidad técnica. La experiencia ha sido fluida en general con algunos problemas de popping y bugs de caídas o aparición repentina de hierba en el suelo o algunos trozos de terreno. En resumen, con Elden Ring FromSoftware ha conseguido construir un juego con seña de identidad propia, un maravilloso mundo abierto con un diseño artístico que se convierte en el nuevo paraíso de Miyazaki. 

Por lo que respecto al sonido, el juego incluye una banda sonora absolutamente imperial, FromSoftware nos tiene acostumbrados a componer unos temas épicos para los enfrentamientos contra los jefes finales del juego y en esta ocasión han mejorado incluso las expectativas que teníamos en ellos. Y no es una BSO que se aplique sólo a estas batallas, sino que nos acompañará a lo largo de nuestra aventura, ya que incluye algunas piezas dinámicas que suenan en diferentes zonas del escenario con enormes coros, sonidos ambientales y más. Destacar que como viene siendo habitual, Elden Ring incluye voces en inglés aunque está traducido con enorme precisión al español. 

Conclusión

En definitiva, Elden Ring representa lo mejor del género soulslike pero ahora completamente potenciado por un vasto y precioso mundo abierto, con enormes y variados escenarios que se complementan entre sí y que componen un entresijo de secretos. Recicla muchas mecánicas de Dark Souls, pero Miyazaki ha conseguido generarnos la sensación de que estamos ante un título muy diferente.

Una inabarcable oda al género soulslike que rompe todas las limitaciones vistas hasta el momento para regalarnos uno de los mundos más ricos, impactantes y bien diseñados que se han desarrollado en la industria del videojuego. Los fans de FromSoftware quedarán impactados con cada zona, cada enemigo, cada arma, cada descubrimiento, porque en definitiva, eso es lo que propone Elden Ring, enfrentar al jugador ante su capacidad y ansias de conocer cada detalle de su espectacular y desafiante viaje.

¿Es un reto apto para todos los públicos? Si y no. Si lo que persigues es un juego más accesible en dificultad, pese a contar  con ciertas herramientas que pueden ayudar al usuario, en líneas generales mantiene su nivel de desafío respecto a sus antecesores. De hecho la grandeza de FromSoftware radica precisamente en que han conservado la fórmula que les ha mantenido en lo alto durante los últimos años. Por tanto, Elden Ring es un auténtico regalo para todo aficionado de la serie Souls, aunque también lo es para todo aquel que decida intentar enfrentarse a esta nueva propuesta. Una nueva forma de mundo abierto con la ya inolvidable insignia hostil del género soulsborne.

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.

Elden Ring

59.90
10

Historia

10.0/10

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos

10.0/10

Sonido

10.0/10

Diversión / Duración

10.0/10

Pros

  • La misma fórmula de siempre, pero mejorada
  • Majestuoso diseño de un enorme mundo abierto
  • Épicos enfrentamientos contra jefes finales

Cons

  • El sistema de crafteo es muy básico
  • Algunas cenizas de invocación son excesivamente poderosas