Análisis | Far Cry: New Dawn

Análisis | Far Cry: New Dawn

11 marzo, 2019 0 Por Alex Fdez

Volvemos al condado de Hope tras el desastre nuclear, con una vuelta de tuerca y algunos problemas.

Ficha Técnica

Título: Far Cry: New Dawn
Desarrollador: Ubisoft
Producción: Ubisoft
Distribuidor: Ubisoft
Número de Jugadores: 1-2 (online)
Plataformas: PlayStation 4
PEGI: 18
Fecha de salida: 15 de febrero del 2019
Idioma: Castellano
Género: Acción
Precio: Resérvalo ya por 44,99€

Far Cry: New Dawn nos presenta un dilema importante. Por un lado, es justo lo que necesitaba la serie, una reorganización en la mecánica y la jugabilidad para darle un poco de vida. Gran parte de lo que haces mientras juegas es lo mismo que en Far Cry 5 (que no está tan lejos de Far Cry 4 o incluso 3), pero New Dawn remezcla características y nuevas capas que hacen al jugador involucrarse más con el mundo que, además, funcionan.

Pero a pesar de todas sus nuevas mecánicas, New Dawn es una prueba más de que esta serie va un poco a la deriva. Parece que Ubisoft no es capaz de decidir si hacer de Far Cry un juego loco y divertido, o darle un ambiente más serio y oscuro; y New Dawn cae está en esa tierra de nadie que ya pasaba con Far Cry 5.

Historia

La historia la conocemos bien (porque Ubisoft se ha encargado de mostrarlo bien en la promoción del juego): las bombas nucleares cayeron sobre Hope (Montana), nuestro protagonista y el Padre acabaron en el búnker donde empiezas el juego y esperando al apocalipsis.

Far Cry: New Dawn es una secuela directa, con un nuevo protagonista. 17 años después de que cayeran las bombas, Montana llegó a cierta apariencia de normalidad post-apocalíptica, con mucha gente volviendo a sus tierras y construyendo de nuevo las ciudades.

Y, claro, hay otra gente que quiere arruinarlo todo. En este caso son los Salteadores, dirigidos por las hermanas Mickey y Lou. Dos personajes bastante planos y muy obsesionadas con el poder, con una banda a sus pies que controlan todo EEUU (en serio, desde San Francisco hasta Florida) con sus motos de cross. Y aquí vienen, al condado de Hope, a fastidiar a los treinta y tantos que viven en la ciudad de Prosperidad.

Una de las dudas que me quedan respecto a esta historia es: ¿por qué es tan importante y estratégico este trocito de tierra con tan poca gente viviendo allí? ¿Por qué te mandan a defenderlo de los Salteadores? Si, al menos, fueras el mismo personaje que en Far Cry 5 o fuese más correlativo, tendría cierto sentido. Pero no es así. Y luego vuelve al tema de los Edenistas y todo se hace un poco más enrevesado.

Aún así, es interesante encontrarse ante esta amalgama de cosas raras y atrevidas, hasta refrescante para la saga. Pero lo dicho, la franquicia Far Cry quizás debería decidir entre lo serio y lo divertido, entre lo oscuro y lo colorido. A veces es todo demasiado confuso.

Jugabilidad

Pero bueno, si dejamos de un lado la historia, hay muchas cosas que avanzan y mejoran en New Dawn. Si en Far Cry 5 ya hubo una revolución en muchos sentidos (como la forma de descubrir los elementos del mapa), hay otras tantas en esta nueva entrega de Ubisoft.

Por una parte, al igual que ya hace la compañía francesa con The Division o Assassin’s Creed (aunque de modo más simple), se han añadido un sistema de niveles en las armas que aparecen en Far Cry: New Dawn. En el anterior juego, lo que sueles hacer es comprar al principio tus dos o tres armas favoritas y con eso aguantas el resto de la partida. Ahora notas cierto grado de progresión, empezando con una “Pistola Oxidada” y mejorando un poco a lo largo de las 10 o 15 primeras horas.

Para conseguir estas mejoras tienes que actualizar el taller de tu base, por lo que te obliga a buscar etanol de los puestos avanzados para mejorar la ciudad de Prosperidad. Y aquí viene otro de los cambios de Far Cry, un cuartel general que puedes ir reconstruyendo para conseguir mejoras para tu personaje. Además, los puestos avanzados tienen varios escalones de dificultad, ya que podremos saquearlo y liberarlo cuando tomemos el control, por lo que los enemigos volverán más fuertes que antes. Esto, al menos, añade una capa más de rejugabilidad que añade diversión a tu partida.

Pero, posiblemente, lo mejor que han añadido es New Dawn son las Expediciones. Básicamente, son viajes a puntos concretos de los Estados Unidos que están infestados de enemigos. Entras, recoges un paquete y esperas a que un helicópteros os recoja a ti y a tu compañero (aquí tienes una guía de todos ellos, por cierto). Esto, claro, rodeado de oleadas y oleadas de cafres que quieren arrancarte la cabeza. Lo dicho, posiblemente lo mejor que ha pasado en los últimos 17 años en el condado de Hope (y en todo USA).

Resumen

Lo dicho, han llegado algunos cambios importantes para una saga que aún está encontrando su camino. Far Cry: New Dawn es sorprendentemente satisfactorio de jugar y te lleva a explorar más allá de la historia principal, más de lo que lo hicieron sus antecesores. Entre las búsquedas de tesoros, las expediciones, los puestos avanzados y los sistemas de armas, un hipotético Far Cry 6 ya tiene una base sólida desde la que trabajar.

Pero la historia hace agua por todos lados. No hay una identidad general, no hay cohesión. En un segundo, estás escuchando un sermón serio sobre la purificación de tu alma para crear un Nuevo Edén, al siguiente participas en un derby de demolición y sacas un arma de un inodoro lleno de caca. Son como dos juegos diferentes, con muy poca unión entre ellos.

Author: Alex Fdez

Nací a mediados del año 92 y, como cualquiera de mi generación, crecí a medias entre los balonazos en la plazoleta y los botones de una consola. Y hasta ahora. 🙂

Far Cry: New Dawn

44,99€
Far Cry: New Dawn
7.9

Historia

6.5 /10

Jugabilidad

8.5 /10

Gráficos

8.5 /10

Sonido

8.0 /10

Diversión

8.0 /10

Pros

  • Las expediciones son altamente divertidas y adictivas.
  • El sistema de mejora y progresión añade un plus al juego.
  • El acabado visual es increíble.

Cons

  • La historia no es, desde luego, lo mejor que ha escrito Ubisoft.
  • La ambientación post-apocalíptica está muy poco aprovechada.