Análisis | Far Cry: Primal

Análisis | Far Cry: Primal

25 marzo, 2016 1 Por Borja Fernández

Dejamos atrás las islas paradisiacas y las armas de fuego para sumergirnos en la Edad de Piedra y enfrentarnos a cavernícolas, mamuts y dientes de sables, algo realmente diferente a cualquier entrega de la saga.

Ficha Técnica

Título: Far Cry: Primalfar_cry_primal_ps4

Estudio desarrollador: Ubisoft Montreal

Distribuidor: Ubisoft

Número de Jugadores: 1

Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC

Demo: No disponible

Fecha de salida: 23 de febrero de 2016

PEGI: +18

Site Web Oficial: Far Cry: Primal

Cómpralo ya desde 55 euros a través del siguiente enlace: Far Cry Primal

La industria de los videojuegos parece no ponerse de acuerdo en qué ofrecer, y es que contamos con una grandísima variedad, algo que se agradece, y mientras unos buscan nuevos horizontes en el futuro otros investigan el pasado para ofrecernos una aventura original. Este último es el caso de Ubisoft, que se ha atrevido a cambiar el 80 por ciento de Far Cry para presentarnos un spin-off ambientado en la Edad de Piedra, dejando atrás lo acostumbrado, con personajes destinados a realizar una gran hazaña en islas alejadas de la mano de Dios y malo malísimos que forman unas mafias a las que debemos plantar cara con ayuda de armas de fuego.

En Far Cry: Primal se mantiene la esencia de la saga, se nota mucho que es un juego tratado por los mismos editores que los cuatro primeros capítulos, pero cambia por completo el esquema. Muchos son los que piensan que la compañía se puede aprovechar del tirón del nombre Far Cry, que cosecha grandes críticas y unas ventas envidiables, pero como decimos, se nota que Primal pertenece a la franquicia, gracias a los elementos como el mundo abierto, la acción y otros muchos que os iremos comentando a lo largo de esta crítica.

far-cry-primal-3

A Ubisoft les gusta cambiar las tramas, ahí tenemos el ejemplo de Assassin’s Creed, que ha pasado por varios marcos históricos y visitado el mundo entero, y en Far Cry ocurre algo similar. Ya hemos sido Jack Carver en las islas de Micronesia, un mercenario en África, un turista y obligado héroe en Bangkok y un heredero de tierras lejanas como Ajay Ghale en el Himalaya, todos diferentes entre sí pero dentro de un círculo al que ahora se une Takkar, nuestro nuevo protagonista en el periodo mesolítico. Este fuerte hombre ha pasado por grandes penurias, ha perdido el contacto con todos sus familiares de la tribu Wenja, un poblado amenazado por un grupo de salvajes, a lo cuales se les llama Udam y, como imaginaréis, deberá hacer frente a estos indeseables que sólo desean la extinción de sus más llegados con el fin de lograr reagruparse y vivir en paz. Nuestra misión principal será reunir a todos los posibles wenjas de nuevo, pero el camino no será nada fácil y hará falta aprender a sobrevivir, a construir objetos y a practicar con magia, ¿os va recordando ya a la serie original?

La prehistoria la conocemos como un mundo hostil de hace ya más de doce mil años (10.000 antes de Cristo en nuestra cultura) y en Primal se refleja de verdad dicha situación. Todo a nuestro alrededor presenta algofar_cry_primal-3250367 de peligro, desde los citados Udam, hasta la propia naturaleza. Los animales como tigres dientes de sables, lobos, perros salvajes, osos o mamuts nos hará apuntarnos a atletismo, porque correremos como Usain Bolt, hasta un jabalí nos desafiará, así como animales voladores como águilas (como en Far Cry 4) y acuáticos (algunos sacados de películas de terror). También encontramos otros bichos inofensivos, como ciervos, que sirven para recolectar comida y pieles. Estos seres vivos son realmente unos protagonistas, debido a que, aparte de los mencionado para sobrevivir y conseguir objetos con los que fabricar o mejorar otros, podemos convertirlos en fieles compañeros por medio de la domación, así pues, el primero de nuestro lado será un búho, el más útil por el hecho de que será nuestros ojos en el cielo. Con él podremos sobrevolar las zonas, marcar a nuestros enemigos y objetivos con el fin de tomar la mejor decisión e incluso atacar para acabar con ellos o presentar una distracción. El siguiente en unirse gracias a una misión será un lobo, que atacará a todo el que le mandemos sin piedad, pero una vez dominada la técnica, iremos amaestrando a más animales, cada vez más grandes y fuertes que cuenta con unas series de características, entre ellas, velocidad, sigilo o fuerza.

Por la noche la cosa se intensifica, aparecen otras criaturas y la oscuridad nos obliga de ser mucho más precavidos. Ante esta situación tenemos varias opciones, entre ellas el correr también y más cuando hay animales bastante peligrosos, prender fuego a nuestras armas para iluminar el alrededor o hacer uso de la vista del cazador, una de las opciones que más utilizamos y es que nos destaca lo importante en la pantalla como animales, enemigos, rastros de sangre o huellas. Enfrentar  a estos seres no es tarea fácil debido a que el juego no cuenta con un sistema de combate sencillo, es tosco en el cuerpo a cuerpo y las mejores opciones las tenemos con armas de largo alcance como arcos o mandar a un compañero a atacar. Este hecho es un punto en contra para el juego y para Ubisoft, que ante la ausencia de armas de fuego no ha mimado el sistema. Igualmente a nuestro alcance tenemos un arsenal variado, desde lanzas, arcos, garrotes, hondas y proyectiles, todos ellos son mejorables al conseguir los objetos apropiados. Gracias a la libertad que ofrece Far Cry: Primal, podemos desbloquear el arsenal y mejoras completos desde el principio de la aventura. También podemos aumentar los atributos de nuestro protagonista y aliados realizando misiones o superando desafíos con el fin de conseguir puntos de habilidad y entre ellas encontramos mejoras en los puntos de salud, recolectar más objetos diarios por parte de Sayla, la primera wenja que se une a la nueva tribu o para los animales amaestrados. Los objetos que Sayla encuentra los podemos recoger siempre que queramos en escondites de recompensas situados en los puestos enemigos llamados piras, los cuales sirven para desbloquear partes del mapa y apreciar las nuevas misiones, objetos, animales más habituales de la zona o los coleccionables, que aportan experiencia extra.

far-cry-primal-spear

Lo mejor que expone Far Cry: Primal es la verdadera sensación de encontrarnos solos en un mundo hostil repleto de opciones y enemigos. Los paisajes pueden llegar a ser repetitivos al principio, por ser mucha selva, pero a medida que avanzamos en la trama vamos encontrando la variedad típica de esta saga, así como las zonas únicas que decoran con gran entusiasmo. Los momentos de sigilos también son para citar, nos metemos de lleno en la experiencia cuando los intentamos camuflar con el entorno a observar los movimientos de los contrarios y aprovechar la situación aunque a veces la inteligencia artificial de los animales no se expresa debidamente. En ocasiones estamos parados y bien escondidos, los animales acuden a atacarnos, incluso en el agua.

Todo esto se engloba en un apartado visual tremendo, algo a lo que nos tiene bien acostumbrado Ubisoft. En esta ocasión se usó el motor gráfico Dunia Engine, que presenta un mundo abierto muy vivo y decorado de vegetación, aunque decae en la variedad de enemigos humanos y algo en los animales, de los cuales se esperaba mucho más. La iluminación si es espectacular, tanto de día con las sombras bien ejercidas sobre el terreno como por la noche, donde la luz que emana de las antorchas es de alabar. Unos momentos que sorprende gratamente son en las misiones del chamán, como la primera al domar a nuestro compañero búho, que nos presenta un viaje bajo una tormenta impresionante. Por su parte, el sonido está a la altura de una título de este calibre contando con hasta un dialecto creado expresamente para el juego, siendo este con frases sin construir dando a entender que es un idioma primitivo al que le falta evolucionar. También los sonidos de los animales, las plantas al moverse con el viento o el agua, son complementos magistrales.

far_cry_primal-3284365

Far Cry: Primal quizás no se presentado en su plenitud debido al gran cambio que ha sufrido la saga con respecto a las primeras entregas, donde siempre contábamos con armas de fuego y mucha variedad, pero en voz de alguien quien se ha pasado por completo todos los juegos, os recomiendo darle una oportunidad. Realmente se siente como un Far Cry incluso sin los detalles mencionados y en todo momento nos invita a seguir jugando, a aumentar nuestro inventario y a evolucionar nuestro personaje desbloqueando todo lo posible. Teníamos una premisa bastante buena con Primal y ha cumplido.

Far Cry Primal - Story Trailer | PS4

In the face of deadly predators and even deadlier foes, the hunter Takkar comes to Oros to help the Wenja people rise above extinction. Prepare to take on the Stone Age when Far Cry Primal releases on PlayStation® 4 on February 23, 2016. Learn more at http://farcrygame.com.

Author: Borja Fernández

No soy perfecto, nadie lo es, pero sí soy “perfeccionista” por lo que me gusta dar el máximo de mi en cada cosa que hago. Redactor de Regionps desde los inicios, gran fanático del fútbol y apasionado del cine y de la música, así como todas las variantes de shooters.

Far Cry: Primal

59,95€
Far Cry: Primal
8.5

Historia

8.0 /10

Jugabilidad

8.5 /10

Gráficos

9.0 /10

Sonido

8.5 /10

Diversión y Duración

8.5 /10

Pros

  • La fórmula Far Cry encaja perfectamente en el contexto temporal
  • El mundo abierto que nos presenta enamora
  • El dialecto creado expresamente para el juego
  • La propagación del fuego, parece real

Cons

  • Falta variedad en varios puntos como aspectos de enemigos y animales o las misiones
  • La historia entra quizás con demasiada rapidez
  • El sistema de combate cuerpo a cuerpo, necesita mejorar