Análisis | Final Fantasy XIV Shadowbringers

Análisis | Final Fantasy XIV Shadowbringers

17 agosto, 2019 0 Por Víctor González Valle

Después de Stormblood, Final Fantasy XIV vuelve a marcarse un punto con Shadowbringers, su expansión más ambiciosa.

Ficha Técnica

Título: Final Fanasy XIV: Shadowbringers

Desarrollador/Editor: Square Enix

Distribuidor: Ziran Comunicación

Plataformas: PlayStation 4 y PC

Fecha de salida: 2 de julio de 2019

Género: MMORPG

Final Fantasy XIV lleva muchos años a sus espaldas. Con un inicio nefasto allá por el 2010 que casi provocó una crisis en la propia Square Enix. Por suerte, el equipo de Naoki Yoshida tomó las riendas del proyecto creando A Realm Reborn, que proponía un nuevo inicio cambiando toda la jugabilidad y arreglando todos los problemas de la versión anterior.

Gracias a esto el título ha ido recibiendo cada vez más apoyo y más cantidad de jugadores, acumulando más de 16 millones de usuarios registrados a mayo de 2019, que probablemente haya aumentado con el lanzamiento de esta expansión, que es la tercera de ellas, siendo la primera Heavensward y la segunda Stormblood, analizada en RegiónPlaystation.

En esta ocasión abandonamos The Source para viajar a The First, uno de los múltiples reflejos de nuestro mundo, que cambia la estética que conocíamos y presenta nuevos conceptos.

Historia

Después de los hechos acontecidos en Stormblood y sus múltiples actualizaciones, nuestro protagonista deberá viajar a The First, invocado por el Crystal Exarch. Nuestro objetivo será encontrar a nuestros compañeros que ya quedaron atrapados en este mundo, quedando su cuerpo físico de The Source inconsciente, pero cuando lleguemos a estas tierras descubriremos el gran problema que asola ese mundo.

En The First encontraremos un mundo en plena decadencia, que ha sido asolado por una calamidad de luz, haciendo el día eterno, tapando los cielos con una luz completamente deslumbrante, habiendo desolado gran parte del terreno y los pocos supervivientes se encuentran constantemente atacados por unas criaturas de pura luz, llamadas Sin Eaters.

No queremos comentar más para no haceros spoiler ya que estamos ante una de las mejores historias que ha contado Final Fantasy XIV desde su lanzamiento, y sin duda alguna, una historia a la altura de la saga, tanto por sus giros de guión, la evolución de los personajes conocidos y la presentación de los nuevos, de los que nos encariñaremos ( u odiaremos) muy rápidamente gracias al buen hacer de Square Enix escribiendo los diálogos.

Esta historia principal nos puede durar entorno a las 50 horas si vamos directos , pero si entramos en las sidequests que comentamos a continuación, el habitual farmeo de equipamiento y todos los elementos que conforman un MMO pueden ser muchísimas más, siendo un juego prácticamente inacabable gracias a su ingente cantidad de contenido.

Volveremos a contar con cientos de Sidequests nuevas, con sus propios arcos argumentales, muchos de ellos muy interesantes y que sobre todo contribuirán a que conozcamos más la historia de este mundo nuevo para nosotros así como las diferentes razas, poblados y problemas que puedan tener sus habitantes, nosotros hemos completado muchas de estas lineas de quests ya no solo por las recompensas y experiencia que reportan, si no por lo interesante que son sus tramas.

 

Jugabilidad

Una vez más una gran expansión viene acompañada de novedades jugables y diversos cambios. Para empezar se elimina la barra de TP y se quedan solo la barra de vitalidad y la de PM, que se establece en 10.000 puntos y se utiliza para lo mismo que la de TP, habiendo cambios en las habilidades, añadiéndose nuevas para todos los jobs y retirándose las más innecesarias y redundantes, creando un sistema igual de complejo pero más accesible de base.

Añadimos dos razas más a las ya conocidas, ni más ni menos que las Viera y los Hrothgar, con lo que podremos diseñar un personaje completamente nuevo basado en estas nuevas razas o continuar con el mismo que teníamos desde el inicio.

Cada job ve incrementado su nivel hasta el 80 con lo que ello conlleva tanto en nuevas habilidades, equipamiento y mecánicas, pero lo más interesante es la inclusión de dos nuevos jobs. Por un lado tenemos al Gunbreaker que abarcan el rol de tanque y están basados en el diseño de Squall o Seifer de Final Fantasy VIII, con una mecánica de cargar nuestro sable pistola para soltar los cartuchos en ataques especiales que realizarán más daños  o ayudarán a proteger a nuestro equipo. Por otro lado tenemos al Dancer, un DPS a distancia que puede mejorar los parámetros de los aliados así como crear desventajas al enemigo.

Ambos jobs están muy bien implementados y empiezan al nivel 60, por lo que deberemos subirlos 10 niveles para poder acceder al contenido de la expansión, ambos son muy interesantes y crean mecánicas nuevas y muy divertidas así como espectaculares animaciones y ataques que harán las delicias de los jugadores.

Otra de las grandes novedades de Shadowbringers es el llamado sistema Trust. Con esta opción podremos jugar muchas de las mazmorras instanciadas sin necesidad de contar con la ayuda de otros jugadores, siendo los personajes del juego los que nos acompañarán, cumpliendo los roles que nosotros no podamos cubrir. Esto le da un toque de Final Fantasy clásico y evita que tengamos que esperar a que se conecte gente si nos apetece ir por libre o simplemente subir nivel o conseguir equipamiento. El mimo de este sistema es impresionante, ya que los personajes controlados por la IA se comportarán de forma muy realista, jamás serán un lastre y esquivarán los ataques correctamente o nos curarán cuando toque, así que si fallamos, probablemente será por un error nuestro.

Este sistema ayuda mucho a aprendernos las mecánicas de los bosses, a cada cual más impresionante y original, con patrones únicos que deberemos aprender para realizar las acciones más efectivas en cada momento.

A las mazmorras sumamos las Trials , poderosos jefes que solo podremos jugar con otros jugadores reales y que nos ofrecen de las batallas más épicas de toda la trayectoria del título. Atentos al antagonista del juego, no solo su combate será de lo más impresionante de la franquicia, si no que su personalidad, trasfondo y carisma lo ha convertido en un favorito de mucha gente, y no sin razón, ya que rezuma carisma por todos sus poros.

Gráficos y Sonido

El juego continua utilizando el motor gráfico de las anteriores expansiones, por lo que más que mejoras gráficas debemos centrarnos en el apartado artístico. A nivel técnico el juego es continuista , estamos ante un juego con muchos años a sus espaldas que ha hecho lo posible para actualizarse dado también el género y la cantidad de elementos en pantalla que debe mover, haciéndolo siempre de la manera más fluida posible, por lo que no estamos ante un portento gráfico ni para la generación ni para la franquicia.

Por otro lado, el equipo de desarrollo, probablemente consciente de esto busca satisfacernos cambiando siempre la estética lo máximo posible, y elegir cambiar directamente de “mundo” es un acierto. The First comparte elementos con nuestro mundo por motivos argumentales que no vamos a elaborar aquí, pero es suficientemente diferente para sentir que la expansión vale la pena.

El estar constantemente iluminados por un cielo con unas tonalidades muy características y la capacidad que han tenido para mostrar la desolación de ese mundo, donde quedan pocos emplazamientos en pie es sublime, además, cada tierra que visitemos será completamente distinta de la anterior.

El Crystarium será enorme y con unas bóvedas semitransparentes muy llamativas, mientras que Eulmore será una ciudad que aparentemente ostenta mucha riqueza y eso se verá reflejado en los escenarios. Mención especial para la tierra de las hadas, con un uso de colores excepcional o el ultimo lugar que visitaremos antes del enfrentamiento final, del que no vamos a desvelar ningún detalle pero que nos ha dejado impresionados.

Contamos con muchos enemigos nuevos y la reutilización de viejos conocidos, pero la palma se la llevan los Sin Eaters y en especial los jefes, con diseños espectaculares y de gran tamaño y ataques que nos dejarán la boca abierta, incluso con guiños a otras entregas de la saga en el postgame, por lo que dentro de un apartado gráfico modesto, se cumple sobradamente en el diseño artístico.

A nivel sonoro volvemos a estar ante un sobresaliente en todos los sentidos. Soken, compositor habitual de Final Fantasy XIV vuelve firmando muchas composiciones nuevas, remixes y temas de todo tipo que casan perfectamente con todas las situaciones. Para aplaudir son el tema principal de la expansión, el tema de los jefes o el del boss final, impresionantes y que demuestran el cuidado que lleva poniendo Square Enix desde siempre con la composición musical.

Volvemos a contar con doblaje al inglés y japonés y desgraciadamente el juego continua subtitulado únicamente al inglés, un grave problema dada la cantidad de texto que tiene, quizás para jugar solamente no afecte tanto pero perdernos algo tan importante como la historia puede ser un lastre muy grande para los que no dominen la lengua de Shakespeare.

Conclusión

Final Fantasy XIV Shadowbringers continua demostrando que este MMO es de los más interesantes que hay en el mercado actualmente, en constante expansión , con infinidad de cosas por hacer, la inclusión constante de contenido y una historia a la altura de los mejores títulos de la franquicia y del género JRPG.

Sin duda los que ya conocen este título disfrutarán durante mucho tiempo de sus aventuras en The First, sabiendo ya que como siempre cada tres meses más o menos recibimos contenido de historia nuevo hasta el lanzamiento de la próxima expansión, jefes a más dificultad y multitud de contenido postgame.

El sistema Trust permite jugar en solitario prácticamente sin problema y demuestra el buen hacer del equipo de Yoshida para crear una IA completamente funcional y solvente, pero por supuesto, lo más divertido de este tipo de juego es conectar ya sea con amigos o desconocidos y disfrutar del contenido acompañado, algo que sin duda Final Fantasy XIV lo sabe hacer como nadie.

 

Author: Víctor González Valle

Gamer de nacimiento, amante del JRPG y redactor por vocación y en tiempos libres. Amante de Japón y los juegos RPG. Aprendiendo cada día.

Final Fantasy XIV: Shadowbringers

0.00
Final Fantasy XIV: Shadowbringers
9.3

Historia

9.4 /10

Jugabilidad

9.4 /10

Gráficos

8.8 /10

Sonido

9.5 /10

Diversión / Duración

9.5 /10

Pros

  • La historia engancha de principio a fin.
  • Banda sonora magistral.

Cons

  • Textos en inglés.
  • Alguna que otra trial más.