Análisis | Ghostbusters: The Video Game Remastered

Análisis | Ghostbusters: The Video Game Remastered

20 noviembre, 2019 0 Por Alejandro D. Coto

Hoy os presentamos el análisis de uno de los juegos que vienen remasterizado de la pasada generación y que, sin ruido en ninguna de las dos, es un juego que hay que seguir muy de cerca. Hablamos de Ghostbusters: The Video Game Remastered y aquí os contaremos el motivo por el que estamos casi obligados a jugar a este videojuego.

Ghostbusters: The Video Game Remastered (a partir de ahora Ghostbusters para hacer más ameno el análisis) es un juego que transmite mucha nostalgia. Primero, porque volvemos a un juego de la generación anterior y, luego, porque no es otro que es de uno de los clásicos del cine más emblemático. Antes de comenzar a desmenuzar todos y cada uno de los puntos, decimos de ya que, quien sea amante del universo de los cazafantasmas, está obligado a comprarlo.

Ficha Técnica
  • Título: Ghostbusters: The Video Game Remastered.
  • Desarrollador: Saber Interactive.
  • Distribuidora: Koch Media.
  • Número de Jugadores: 1 jugador.
  • Plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y Pc.
  • PEGI: +12
  • Fecha de salida: 4 de Octubre de 2019.
  • Idioma: Textos de pantalla en castellano.
  • Género: Aventuras.

.

HISTORIA

Aunque el juego pretende, y consigue, ser fiel a lo creado por Dan Aykroyd y Harold Ramis (guionistas originales de las películas de los 80), el juego cuenta con una historia totalmente independiente de todo lo conocido hasta el momento de la marca. Estamos en Nueva York, y nuestro primer destino será ir al museo de la ciudad, a “ver” una exposición dedicada a Gozer, enemigo principal de nuestros protagonistas. Y todo en el papel de un nuevo miembro del grupo creado para la ocasión.

JUGABILIDAD

Las mecánicas jugables, pese a su simpleza, hacen amena la aventura y ofrece justo lo necesario para recrear a la perfección el duro trabajo de un verdadero Ghostbusters. Como imaginaréis, deberemos atrapar a los seres sobrenaturales que nos irán mandando. Lo primero de todo, y no es muy fácil, es localizar a dicho ser. Para ello contaremos con un arsenal pensado para cada acción, y muy completo y divertido, como en este caso necesitaremos un Escáner Psicoquinético. Cuando lo localicemos, y nos acerquemos, podremos verlo ya para proceder al siguiente paso de la jugabilidad. La captura. Aquí es lo que se consideraría combate en otro juego. Con nuestros rayos de protones, vamos a debilitar al enemigo para posteriormente atraparlo en nuestra mochila. Pero no basta con persistir durante un largo periodo de tiempo. De hacerlo, nuestra mochila se sobrecalentará y quedará inutilizada por unos momentos. Cuando se debilite, lo siguiente será intentar atraparlo, y para ello, tendremos que guiarlo hacia la trampa que debemos utilizar contra dicho ser. Es un proceso realmente divertido y con una dificultad que exige, sin ser difícil del todo, ser meticuloso y hacer las cosas bien.

Este proceso hará que vayamos ganando dinero, que podremos destinar para la mejora de nuestro equipo.

La gran pega que hay en el juego, y no es de vital importancia porque no lo hace un incordio, es la inteligencia artificial de nuestros compañeros de equipo, que hará que no ayuden mucho y, en ocasiones, entorpezcan. Un mal menor que se podría haber mejorado un poco.

Ghostbusters es un juego lineal, en el que pese a ello podremos ir explorando, con sentido, los escenarios. Es un juego que, si vamos directamente a la historia, sin apenas pararnos a leer nada ni ver nada, podemos tardar aproximadamente unas seis – ocho horas, dependiendo de la dificultad que elijamos de un máximo de hasta tres. Pero si exploramos, y ponemos la dificultad estándar del juego, rondará las diez horas de juego, aproximadamente.

GRÁFICOS Y SONIDO

En el apartado técnico, el trabajo realizado para mejorar el producto de la anterior generación es más que aceptable. Y es que un juego que tampoco es que destacase en su momento por el apartado gráfico, ahora consigue al menos no desentonar en la nueva generación, algo que no ocurre siempre, e incluso con juegos de mayor presupuesto.

Además, el juego no sufre caídas cuando destrozamos algunos de los elementos que hay por los escenarios, ahora, en mayor cantidad y mayor número de partículas en nuestras pantallas.

En el apartado sonoro, el juego además de ofrecernos un gran variado de efectos sonoros y ambientales, toma mucha fuerza cada vez que sale la melodía principal de la marca de Ghostbusters. Imposible no leer esta palabra con el tono de dicha canción.

CONCLUSIÓN

Poniendo punto y Ghostbusters: The Video Game Remastered fue uno de esos juegos denominados Sleepers o juegos tapados de la anterior generación que, independientemente de si nos gusta o no las remasterizaciones, podemos volver a jugar o, si no lo hemos hecho, jugarlo por vez primera. Pensado para los fans, e igualmente disfrutable para los amantes de los videojuegos de aventura en general, estamos ante una oportunidad o bien de jugar de nuevo y echar unas risas, o hacerlo por primera vez. Y a un precio inmejorable.

Author: Alejandro D. Coto

Un tipo normal y corriente que le gustan los videojuegos, el manga y el anime

Ghostbusters: The Video Game Remastered

29,99€
8.1

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos y Sonido

7.5/10

Diversión

8.5/10

Duración

8.0/10

Pros

  • Pensado para los fans
  • Divertido y ameno.
  • Otra oportunidad para jugar a un tapado de la pasada generación.

Cons

  • No son los gráficos idóneos para las actuales consolas, aunque no desentonan.