Análisis | GreedFall

Análisis | GreedFall

10 septiembre, 2019 0 Por Alejandro Altaber

Spiders firma su mejor trabajo con GreedFall, el nuevo título del estudio francés que al fin cumple con las expectactivas sin repetir errores del pasado fruto de su firme ambición. Una grata sorpresa de rol occidental donde nos espera una gran aventura en la que descubrir la cura a una grave enfermedad. Una misteriosa isla, criaturas mágicas, relación con muchas facciones y una enorme cantidad de variado contenido son las cartas que juega GreedFall como firme contendiente a convertirse en una de las propuestas RPG más convincentes del año.

Ficha Técnica

  • Título: GreedFall
  • Desarrollador: Spiders
  • Editora: Focus Home
  • Distribuidor: Focus Home
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +16
  • Fecha de salida: 10 de septiembre de 2019
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Aventura, Acción, RPG

 

Tras la tremenda sorpresa que supuso el lanzamiento de A Plague Tale: Innocence, Focus Home afronta un duro y competido mes de septiembre con dos proyectos muy esperados: The Surge 2 y GreedFall. La secuela del título de Deck13 tomará las notables bases de la primera entrega para ofrecer un más y mejor, cambiando de ambientación, puliendo el gameplay y aprendiendo de los pocos errores que cometieron en el original. Por otro parte tenemos la propuesta protagonistas de este texto, GreedFall, el tercer juego de Spiders en la presente generación de consolas los cuales se quedaron a medio camino y fueron bastante criticado por prensa y público pese a sus grandes intenciones e ideas ambiciosas.

Pese a que la compañía centra sus esfuerzos en el desarrollo de juegos normalmente de tamaño y presupuesto medio, la evolución en los últimos años es más que patente acercándose poco a poco a otras grandes editoras. Werewolf: The Apocalypse, SnowRunner, Necromunda: Underhive Wars, Fear the Wolves y hasta 12 proyectos por anunciar entre los que se encuentran trabajando estudios como Asobo Studio, Deck 13, Dontnod o Sumo Digital forman el futuro de Focus Home para 2020 y años venideros. Un amplio abanico de juegos de todos los géneros que seguro darán un salto de calidad en el final de generación y comienzos de la siguiente horneada de consolas.

GreedFall parece ser el último lanzamiento en el acuerdo de colaboración plenamente francés entre Spiders  y Focus Home Interactive, ya que el pasado 25 de julio la editora Bigben Interactive anunció la adquisición del estudio parisino. Los creadores de WRC, Tennis World Tour, The Council o The Sinking City buscan aumentar su conocimiento en el desarrollo de juegos del segmento AA con el fin de sumar a su catálogo ambiciosos proyectos en el terreno del rol y RPG.

Los propios desarrolladores afirman que mediante sus RPG pretenden cubrir parte del hueco que está dejando Bioware en el mercado, no obstante, los dos anteriores proyectos se quedaron lejos de la calidad esperada y las expectativas generadas. Bound by Flame y The Technomancer no lograron convencer por introducir demasiadas ideas sin llegar a ahondar lo suficiente en ellas, un sistema de combate satisfactorio pero con problemas en animaciones y multitud de misiones repetitivas con nulo peso en eso sí, una trabajada y compleja historia.

Para mejorar, primero hay que fallar y aprender de los errores. Es algo que se ha propuesto el veterano estudio de Spiders y los más de tres años de desarrollo han valido para llegar a publicar una de las sorpresas de 2019 y digno contendiente a uno de los mejores RPG’s del año.

Historia

Mientras que Bound by Flame nos llevó hasta un mundo plagado de demonios y en The Technomancer viajamos hasta un mundo de ciencia ficción, la historia de GreedFall auna arte, música, moda y la arquitectura barroca europea del siglo XVII en una ambientación plagada de magia, oscuridad, pelítica y referencias histórica. GreedFall nos lleva hasta un continente contaminado, superpoblado y devastado por una pandemia mortal e incurable que lleva a la gente a la más absoluta desesperación, la malichor.

Pero aun queda esperanza en la misteriosa remota isla de Teer Fradee, donde todavía queda vida y naturaleza, así como la cura a la peligrosa enfermedad. Una inmensa isla que rebosa magia y que está habitada por seres mágicos y criaturas fantásticas junto a colonos, mercenarios, cazatesoros y muchísimos secretos por descubrir. Si bien le cuesta arrancar con un extenso prólogo por la ciudad de Serene (que sirve para habituarse a mecánicas y desarrollo de las misiones), conforme van pasando las horas y ya viajamos hasta la isla de Teer Fradee, el argumento gana enteros volviéndose más atractiva para el jugador.

La historia principal de GreedFall ronda las 30-35 horas pero puede alcanzar las 65 horas si nos dedicamos a completar las misiones secundarias e investigar cada una de las posibles relaciones con el resto de personajes principales. De hecho, uno de los objetivos es mantener el equilibrio político entre las diferentes facciones y el resto de la civilización, tarea complicada por el entresijo de lazos y conexiones posibles en la aventura.

Jugabilidad

Greedfall es una aventura de rol y acción en tercera persona que arranca como todo buen clásico del género, con un completo editor de personajes para crear a nuestro diplomático/a. Eso sí, siempre seremos De Sardet, miembro de la Congregación de Mercaderes, sin importar el género masculino o femenino. En una secuencia de introducción muy interesante y original posando para un artista mientras realiza un retrato, debemos escoger la apariencia y características físicas entre una buena variedad de opciones. Posteriormente podemos elegir la clase inicial entre guerrero (armas blancas a una y dos manos), mago (conjuros ofensivos y pociones) o especialista en técnicas (trampas) e invertir los primeros puntos en el árbol de habilidades, atributos y talentos, aunque posteriormente se pueden restablecer consumiendo  un objeto especial para rehacer el personaje desde cero si no nos gusta como está evolucionando.

Si bien las habilidades están relacionadas con la clase del personaje, es distinto cómo funcionan los atributos y talentos. En cuando a los atributos tenemos fuerza, constitución, precisión, agilidad, poder mental y voluntad, que pueden limitar el equipamiento de ciertas armas y armaduras. Por otro lado, en talentos tenemos artesanía (creación de armas), vigor (aumento de salud y maná), carisma (negociación precios, relación compañeros), ciencia (pociones, magia), cerraduras (sigilo, trampas) e intuición (mejoras en exploración y crafteo de recursos).

Siguiendo con los menús e interfaz del usuario, la pantalla de equipamiento nos permite fijar dos armas cuerpo a cuerpo y un arma de fuego. La defensa para el protagonista y los compañeros se fraccionan en seis apartados (cabeza, cuello, espalda, torso, manos y piernas) con más de 200 piezas diferentes que alteran tanto el aspecto como las características del personaje, clasificadas por colores y rareza como cualquier otro título de rol.

Spiders vuelve a apostar por el combate en tiempo real al más puro estilo Action RPG recordando y mucho a The Witcher 3. No solo en ambientación tiene un toque similar, sino que los enfrentamientos se basan en un sistema bastante parecido. Atacar cuerpo a cuerpo, uso de habilidades, lanzamiento de hechizos, bloqueo y esquiva son la estructura principal de las batallas de GreedFall, Aunque las batallas suceden en tiempo real, también se puede realizar una pausa táctica para acceder a todas las habilidades y objetos para crear una estrategia concreta buscando la debilidad del soldado o monstruo enemigo. De la misma forma, disponemos de hasta 12 atajos asignables a la cruceta y botón R2 para hacer los enfrentamientos lo más ágiles y amenos usando todo el arsenal disponible.

Greedfall dispone de hasta cuatro niveles de dificultad (fádil, normal, difícil y experto), pero recomendamos usar el implementado por defecto ya que no saber mantener las distancias, atacar sin sentido o subestimar al contendiente te lleva a la muerte en tres o cuatro golpes. Más allá de las armas blancas como espadas, hachas o martillos, también tenemos pistolas, rifles, trampas, alquimia, anillos de magia para desatar conjuros. Por eso mismo, lo mejor es ir aprendiendo al menos diversas técnicas básicas para tener recursos suficientes en múltiples situaciones en combate o para resolver entresijos de misiones.

Spiders ha realizado una tremenda evolución en el sistema de combate respecto a Bound by Flame y The Technomancer, sin embargo, sigue siendo la principal debilidad de la propuesta. No quiere decir que no ofrezca variedad, si no que falta contundencia a los golpes cuerpo a cuerpo, animaciones y encontronazos entre personajes. En multitudes se vuelve un tanto caótico, los espacios cerrados llegan a ser una lotería por fallos en la cámara, etc. GreedFall es una obra que roza lo sobresaliente en prácticamente todos los aspectos, pero el combate debe mejorar y aprender de los grandes exponentes del género de rol y RPG.

Retiremos que GreedFall es la propuesta de mayor envergadura del estudio francés, y así se traduce en las clases de misiones, integración de profundas interacciones entre los protagonistas con la opción de disfrutar de varios finales y diversos caminos para completar los objetivos. Cada una de las misiones se puede finalizar mediante la fuerza bruta en combate, la diplomacia o las habilidades de engaño y sigilo, es decir, hasta la elección aparentemente más trivial hasta las decisiones políticas de peso influye en el transcurso de la historia y las relaciones entre las facciones asentadas en la isla.

Por ejemplo, desbloqueando las habilidades necesarias podemos seguir caminos a priori imposibles y evitar desembolsar una suma importante de dinero, emplear el carisma para ganarte la confianza de las personas, destruir paredes mediante los conocimientos de alquimia, evitar encontrar o robar una llave abriendo la cerradura, etc. De la misma forma, os habitantes de ciudades y poblados de la isla de Teer Fradee modifican su comportamiento y evolucionan según nuestros actos y decisiones. Incluso el grupo de compañeros (formamos hasta un grupo de tres integrantes) tiene sus propias misiones o puede acabar descontento al seguir una ruta que no consideren oportuna.

Los creadores han querido hacer mucho hincapié en la importancia de tus camaradas, tus relaciones con ellos y las historias que traen consigo junto a las de las restantes facciones y gremios que habitan la isla. Cada compañero cuenta con sus propias misiones personales y si les ignoras durante demasiado tiempo puede que decidan dejar de ayudarte. Por ello es vital cuidar las relaciones y mantener un clima sano para posteriormente disponer de un elenco amplio de camaradas que completen el grupo de acompañantes del protagonista.

Junto a los mercaderes, tenemos las facciones de la Alianza del Puente, la Guardia, los Nautas, los Nativos y los habitantes de Theleme. La actitud ante ellos, respuestas y decisiones o tomar posición ante unos u otros conlleva aumentar o disminuir la reputación, amistad, enemistad o crear un posible romance con los principales integrantes de las mismas. Hablamos de características muy vistas en el género de rol e incluso estaban plasmadas en The Technomancer, pero cuando te encuentras ante un título más pulido y redondo en todos los apartados, sientes como las ideas y mecánicas fluyen de manera orgánica.

Greedfall no plantea un mundo completamente abierto, si no que apuesta por áreas (ciudades, bosques, poblados) de gran extensión para su exploración que tienen límites físicos, siendo muy parecido en este sentido a Dragon Age: Inquisition. Puede parecer un paso atrás teniendo en cuenta los precioso y bastos mundos que se crean en la actualidad en las superconducciones, pero enseguida notas lo bien trabajada que está cada área, con multitud de tareas a realizar, recolección de recursos y un buen ritmo de juego que te mantiene entretenido en todo momento. Asimismo, los puntos de viaje rápido en la misma zona evitan largos paseos, pero en contraposición, se sufren tiempos de carga bastante elevados cuando si cambiamos de región.

Gráficos y Sonido

En el terreno gráfico, GreedFall se ha creado con el Silk Engine, el motor gráfico que maneja el estudio francés desde Bound by Flame que ha ido evolucionando con el paso de los años. Spiders ha exprimido al máximo el engine para sacar todo su potencial, no obstante, las caras y animaciones están bastante obsoletas y el equipo debe suplir las deficiencias técnicas con un excelso apartado artístico.

Destacar por la faceta artística no es rasgo propio de Spiders, si no que se extiende a todo el territorio galo y los desarrollos unidos a Focus Home como demuestra A Plague Tale: Innocence (Asobo Studio), The Council (Big Bad Wolf), Vampyr (Dontnod)o Call of Cthulhu (Cyanide). Francia cuenta con una enorme calidad en veteranos de la industria del videojuego junto a sublimes talentos que están surgiendo y sorprendiendo en los últimos años.

A nivel de detallado de texturas, modelados y animaciones no alcanza el de una superproducción triple A, pero como propuesta de presupuesto medio logra un acabado muy logrado teniendo en cuenta la tremenda escala de su mundo. No obstante, como complemento al apartado visual el juego soporta tecnología HDR y resolución 4K en PlayStation 4 Pro y Xbox One X, manteniendo un rendimiento completamente estable sin sufrir ningún bajón en combates o entre zonas. El arte barroco europeo del siglo XVII está perfectamente integrado en unos escenarios donde predominan los tonos cálidos apagados y los matices oscuros con localizaciones y parajes repletos de magia que dotan a GreedFall de una identidad artística fascinante.

Todas las buenas historias necesitan una banda sonora a la altura y GreedFall cumple dicho cometido con una buena selección de temas que corren a cargo del conocido Olivier Deriviere, encargado también de la composición en otros proyectos como Vampyr o Remember Me, aunque este año alcanzó la gloria con la sobresaliente música de A Plague Tale: Innocence. El compositor galo poco a poco se he hecho un hueco en el país participando en las bandas sonoras de importantes proyectos de desarrollo francés, si bien ya tenían buenas opiniones de él en Spiders pues suyos son los trabajos de anteriores títulos y próximamente pondrá su talento en Dying Light 2.

Conclusión

Es digno de admiración la evolución de Spiders en la última década tras los traspiés sufridos con Bound by Flame y The Technomancer. Los parisinos no se han rendido continuando fieles a sus ideas hasta alcanzar el proyecto más importante hasta la fecha. Dándose más tiempo de desarrollo, GreedFall se convierte en una de las sorpresas del año y una propuesta de rol muy recomendable para los amantes del género y los títulos que ofreció Bioware en la pasada generación principalmente con la saga Dragon Age y Mass Effect.

Spiders ha ido puliendo errores, aprendiendo de las críticas y trabajando duro para ofrecer el producto muy pulido que mantiene la estructura de sus anteriores juegos: una apuesta por la narrativa, las relaciones entre personajes, desarrollo y ramificación de misiones y una ambientación única. Por el camino se queda un sistema de combate con ciertos fallos en animaciones y falta de precisión, pero todos los aciertos y sobre todo el acertado contexto histórico europeo del siglo XVII suplen con creces este pequeño inconveniente.

GreedFall ya no solo demuestra el gran momento que viven los título de rol occidental, si no que es un alivio para Spiders al lograr lanzar el juego que todos esperábamos cumpliendo las expectativas que había colocadas, exhibiendo al mundo el talento escondido que había en el estudio. El trabajo ya está hecho, no hay planes para publicar contenidos descargables y toca prepararse para el siguiente proyecto ya con Bigben como editora al finalizar la relación Focus Home. Ahora esperemos que la avalancha de lanzamientos del mes de septiembre no pase factura a su rendimiento en ventas y las buenas críticas lleguen a los usuarios para que GreedFall tenga el reconocimiento que se merece.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

GreedFall

49,90€
GreedFall
8.5

Historia

8.5 /10

Jugabilidad

8.5 /10

Gráficos

8.5 /10

Sonido

8.0 /10

Diversión / Duración

9.0 /10

Pros

  • Interesante historia y desarrollo de misiones principales y secundarias
  • Mil opciones para resolver cada objetivo, guión y diálogos con personajes y relación con facciones
  • RPG con multitud de opciones de progreso
  • Fantástica ambientación y recreación de la Europa del siglo XVII
  • Magníficos escenarios en zonas abiertas...

Cons

  • ... pero limitados y repetitivos en interiores
  • Mejorable técnicamente y expresiones faciales desfasadas
  • Falta de pulido en el combate cuerpo a cuerpo