Análisis | Grip: Combat Racing

Análisis | Grip: Combat Racing

20 diciembre, 2018 0 Por Alejandro D. Coto

Frenetismo y diversión son dos palabras que pueden resumir lo que veremos en Grip: Combat Racing.

Aunque en el mundo de los videojuegos, y prácticamente en todos los ámbitos de la vida como el cine o la lectura, hay un referente en el género y es ahí donde tendremos la referencia para encasillar al título en cuestión.

Ficha Técnica
  • Título: Grip: Combat Racing.
  • Desarrollador: Caged Element.
  • Distribuidora: Avance Discos.
  • Número de Jugadores: De 1 a 2 jugadores.
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, Pc y Nintendo Switch.
  • PEGI: +7
  • Fecha de salida: 6 de Noviembre de 2018.
  • Idioma: Textos de pantalla en castellano.
  • Género: Velocidad.
  • Precio: 39,99€ a través de este enlace.

Grip: Combat Racing es el juego de carreras, desarrollado por Caged Element, indie que hoy vamos a analizar en las siguientes líneas, un juego que nos ha hecho disfrutar de buenos ratos y considerado por muchos el sucesor espiritual de Rollcage.

JUGABILIDAD

La mecánica de juego se resume en hacer todo lo posible para terminar primeros y salir airosos en la carrera. Pero en la práctica, esto no es tan sencillo como se resume en estas líneas.

Las posibilidades para nosotros avanzar son variadas. El ir siempre con la mayor velocidad posible es una obligación a tener en cuenta en este título, pero también puede llegar a ser un arma de doble filo si cuando hagamos una maniobra (a más de 300km/h que es una velocidad hasta baja en las partidas) aterricemos en sentido contrario y nos alejemos de la meta. Parar, girar y empezar a correr es una acción que hará que el jugador pierda mucho tiempo, dando casi por perdida la carrera.

Os preguntaréis que qué es eso de aterrizar. Y aún no lo hemos dicho, pero en Grip no tenemos una única superficie plana para estar con nuestro vehículo como puede pasar en juego de carreras como Gran turismo o Forza (por poner dos ejemplos). Aquí, si entramos en un túnel, podremos girar el vehículo y en lugar de chocar con la pared, como suele pasar en los juegos de ejemplos que hemos puesto, lo que hacemos es seguir avanzando sin perder ni una milésima. Y hay que saber cuándo seguir por el camino estándar por así decirlo que por el camino alternativo, pues aunque casi siempre hay recompensas, es mayor la probabilidad de que el más mínimo despiste o hacer un movimiento más preciso se castigue con una pérdida de tiempo. Frenar es tan importante como difícil de dominar y obligatorio para no frenarnos en seco.

En Grip también es importante recoger una serie de potenciadores que hay a lo largo de los escenarios. Potenciadores que se consideran de ataque, y otros de defensas. Tales son algunos de estos como el incremento de la velocidad (muy recurrido y práctico pero recordad eso de pasar de 500km/h a 0km/h en cuestión de milésimas de segundo), misiles para intentar que colisionen con nuestro rival que está por delante, y entre otros, escudos de defensas para repeler, por ejemplo, los misiles mencionados anteriormente. Aunque no vamos evitar el sentirnos más cómodos, y desear siempre el mismo potenciador, la verdad es que todos son muy prácticos y ninguno es mejor que otro, ya que depende de la posición y del momento de la carrera. O por ejemplo, ¿de qué serviría un escudo si vamos último?

MODOS DE JUEGO

Grip ofrece una campaña sin más interés que el de ir superando retos a medida que la dificultad de las carreras va creciendo. Y no es una pega ya que pocos son los juegos del género que tienen un modo historia de interés y que no sea más o menos de la misma manera que lo han planificado con este título.

Hay también un modo de práctica, para que seleccionemos el número de rivales, la pista que deseemos y más opciones que es mucho más divertido que un simple modo de entrenamiento sin más, y más al principio cuando aún no dominemos nada. Desde aquí aconsejamos (por no decir obligamos) a pararnos en este modo incluso a quienes sean expertos del género, porque verá lo que realmente nos espera en este videojuego.

En el modo mulijugador, tanto en red local como vía internet, podemos competir con hasta cuatro jugadores, y quizás este sea el potencial de Grip.

Carreras en las que sirven, según las normas, para ver quién ha jugado mejor en la carrera y tiene muchos modos de opciones, por lo que si nos aburrimos temporalmente de un modo, hay más. Muy recomendado.

El modo arena es para los más veteranos y hay opciones similares a “atrapa la bandera” y que no recomendamos si no se le ha metido un buen puñado de horas.

Por último, el modo Carkour exige el máximo incluso a los más veteranos, siendo así un modo realmente exigente y divertido.

CONTROL

El control de cada vehículo es diferente, pues habrá diferentes modelos (al principio muchos de ellos a desbloquear) y será cuestión de saber cuál es el idóneo para cada jugador. La diferencia de cada uno de ellos va mucho más de un simple cambio de color de la chapa, sino que estamos ante vehículos diferenciados y, aunque nosotros al menos no nos decantemos por cuál es mejor que otro, creemos que todos son buenos, con sus ventajas y con sus inconvenientes. Un gran trabajo en este sentido, todo hay que decirlo.

DIFICULTAD

La dificultad en Grip es un término relativo, puesto que hay dos cosas a tener en cuenta. Si jugamos contra otros usuarios, quien mejor domine todos los elementos mencionados en el análisis será quien más fácil lo tenga para ganar, pero no lo tendrá ni mucho menos asegurado, ya que una decisión mal tomada en un momento inoportuno hará que pasemos de estar primero a estar segundos.

Otra cosa que nos ha sorprendido es su brillante inteligencia artificial. Y es que en Grip, cuando un vehículo controlado por la CPU tiene un potenciador, lo usará. No lo guardará como en otros juegos y lo dejará sin usa. De hecho, cuando tenga un potenciador que no sea de su gusto, lo usará para poder recoger otro que mejor le venga. Una realidad que nos ha sorprendido ya que más de una vez lo hemos pasado realmente mal con un vehículo controlado por la IA.

GRÁFICOS Y SONIDO

El apartado técnico, tanto visual como sonoro, es donde se le pueden poner alguna que otra pega al gran trabajo realizado por la gente de Caged Element. Para nada estamos ante un apartado pobre, ni que tire por la borda el resto de apartado, pero como tenemos que tocar todos y cada uno de los aspectos que se ofrecen, aquí toca decir esto.

Visualmente hay una gran variedad tanto de los vehículos, como sobre todo de los escenarios. Y de hecho, reciclar elementos de los escenarios no es una de las cosas más socorridas por el estudio, y cuando lo han hecho, lo han sabido disimular a la perfección, porque sí, hay muchos túneles en muchos escenarios (o todos, incluso) pero cada uno está encajado con la estética del escenario en cuestión y no chocará nada.

En el apartado sonoro, aunque las melodías tienen bien seleccionadas el género musical, rollo tecno, la variedad es más bien escasa. Lo compensa al menos, que si estamos jugando con amigos, quedará muy de fondo y no se le echará demasiada cuenta, ya que los piques van por delante.

CONCLUSIÓN

Grip: Combat Racing es un juego que nos ha gustado mucho, porque si bien es cierto que no llega a ser el máximo exponente en ninguno de los apartados que ofrece, todo lo que Grip: Combat Racing ofrece lo hace bien y, además, con calidad. Un juego de velocidad diferente a lo que podemos estar acostumbrados, aunque no único, y muy divertido tanto a nivel de un solo jugador, como para jugarlo en compañía.

Author: Alejandro D. Coto

Un tipo normal y corriente que le gustan los videojuegos, el manga y el anime

Grip: Combat Racing

39,99€
Grip: Combat Racing
7.9

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

7.5 /10

Sonido

7.5 /10

Diversión

8.5 /10

Duración

8.0 /10

Pros

  • Diversión asegurada sea uno amante o no de las velocidades.
  • Frenetismo constante.
  • Suficiente contenido para disfrutar durante horas.
  • La inteligencia artificial nos ha gustado mucho.

Cons

  • Técnicamente no es nada del otro mundo, pero al menos es estable.