Análisis | Illusion: A Tale of the Mind

Análisis | Illusion: A Tale of the Mind

14 junio, 2018 0 Por José Manuel Medina

¿Alguna vez habéis oido una voz en vuestra cabeza que te deprime, que te dice que te hace sumirte en un pozo de tristeza e impide que seas feliz?

De esto va Illusion: A Tale of the Mind, un título indie que ha llegado de forma desapercibida sin el bombo del marketing, que llega a ser incluso más importante a veces que el propio juego.

Vamos a adentrarnos en este oscuro mundo de la mano de Emma y Topsy en un juego que consigue cautivar.

Ficha Técnica

  • Título: Illusion: A Tale of the Mind      
  • Desarrollador: Frima Studio
  • Producción: Ravenscourt
  • Distribuidor: PlayStation Network
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +7
  • Fecha de salida: 1 de junio de 2018
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Aventura – Puzzle

Argumento

Illusion: A Tale of the Mind nos invita a acompañar a Emma, una niña que aparece encadenada a dos máscaras que junto a Topsy, un conejito de peluche, deberán deambular por un mundo algo siniestro dominado por una especie de sustancia oscura y pegajosa.

Nada más avanzar un poco descubriremos que estamos dentro de los recuerdos de Euclide, un hombre que trabajaba en el circo como hombre forzudo y que quedó destrozado tras perder a su gran amor: Marion.

A lo largo de los niveles que componen el juego, iremos descubriendo el pasado de Euclide, mientras vamos  obteniendo respuestas a las preguntas que se nos plantean desde un principio como quien es la pequeña Emma, quien es ese ojo malvado que vigila todo cual gran hermano y de donde proviene esa maniaca y malévola voz.

Jugabilidad

Como bien indica el propio nombre del juego, Illusion: A Tale of the Mind juego con las ilusiones y las percepciones. Desde el principio, el juego no nos da pista alguna de lo que debemos de hacer, sino que nos deja solos para que con inteligencia y lógica vayamos resolviendo los puzzles que nos van apareciendo, por lo que en más de una ocasión nos pondrá a prueba.

La forma de resolver dichos puzzles van desde mover a nuestro personaje por el escenario hasta encontrar un punto en el mapa donde varios objetos forman una silueta en el aire, cambiar la perspectiva de varios objetos para que cumplan con su cometido, mover giroscopios hasta crear un dibujo con varias sombras, etc.

Lo dicho Illusion: A Tale of the Mind exigirá lo mejor de nosotros muchas veces para poder seguir avanzando, ya que cada puzzle puede ser un quebradero de cabeza.

Una de las cosas que me ha encantado de Illusion es que te traslada a la niñez, cuando imaginabas mover objetos sin tocarlos, formar figuras con varios objetos, guiñar los ojos para cambiar de posición algunos objetos etc. La verdad que las mecánicas de resolución son muy novedosas y sorprendentes a la par que complejas.

Está dificultad y confusión está realizada a propósito para simular la sensación de depresión y lo que hay en la mente de las personas con este problema, aunque a veces abusa en cierta de medida de hacernos ir y volver por el mapeado a por una simple pieza, alargando así las horas de juego.

Gráficos y Sonido

Illusion: A Tale of the Mind me ha cautivado por si estética y su dirección artística. Los personajes de Emma y Topsy parecen estar creados con acuarela, salidos de los cuentos que leíamos cuando éramos niños, aunque impregnados de un pequeño toque gótico que acompaña a todo el juego. El mundo donde nos traslada Illusion aunque colorido, parece siniestro y oscuro, donde veremos el uso de tonos sepia para carteles, el negro para las partes corruptas y unas voces un tanto siniestras para los recuerdos que se nos presentan.

Las voces aunque no están dobladas a nuestro idioma, la verdad que son muy acertadas, manteniendo algunas un acento francés acorde al mundo donde se desarrolla el juego. Las voces de Emma y Topsy también están muy bien elegidas y podemos apreciar el jadeo, el llanto y los gritos de Emma en consecuencia de los eventos que se produzcan.

Los elementos del escenario suelen ser surrealistas, como el gran ojo que todo lo ve o las neuronas que hay repartidas por el escenario, que si las golpeamos cambian de color o la perspectiva de los objetos.

Conclusión

Illusion: A Tale of the Mind, quizás no entre en la historia de los videojuegos, pero es un indie como dios manda. Modesto, pero destilando grandeza por los cuatros costados. La historia nos hace sumergirnos y sirve de marco perfecto para que todo funcione muy bien, solamente limitado por la corta duración y es cierto que tiene poca rejugabilidad.

La verdad que no soy una persona fácil de convencer e Illusion: A Tale of the Mind me ha cautivado, solo por la historia y su apartado artístico, el desembolso realizado ya está justificado.

 

 

Author: José Manuel Medina

Redactor en RegionPS.com y orgulloso de formar parte de esta familia. Amante de todo lo que tenga cables y circuitos.

Illusion: A Tale of the Mind

19,99€
Illusion: A Tale of the Mind
8

Historia

8.0 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

8.5 /10

Sonido

8.5 /10

Diversión/Duración

7.0 /10

Pros

  • Los puzzles están bastante conseguidos
  • El apartado artístico
  • Te cautiva desde el comienzo

Cons

  • Escasa duración
  • Poca rejugabilidad