Análisis | Just Cause 4

Análisis | Just Cause 4

20 diciembre, 2018 0 Por Alejandro Altaber

Avalanche Studios alcanza la entrega más divertida, completa y ambiciosa de la franquicia, aunque la nueva aventura de Rico Rodríguez tropieza en los mismos errores del pasado.

Ficha Técnica

  • Título: Just Cause 4
  • Desarrollador: Avalanche Studios
  • Editor: Square Enix
  • Distribuidor: Bandai Namco
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 4 de diciembre de 2018
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Acción

 

Iniciada en 2006, la saga Just Cause no ha dejado de evolucionar en todos estos años ofreciendo unas dosis de entretenimiento al alcance de muy pocos títulos de mundo abierto. Quizás en ciertos aspectos que más adelante detallamos necesita mejorar, no obstante, ha logrado dotar de la máxima libertad al usuario con regiones increíblemente grandes donde la extrema destrucción y los cientos de locuras para ejecutar definen a la perfección el desenfrenado ‘sandbox’ protagonizado por Rico Rodríguez.

Avalanche Studios y Square Enix se han guardado para finales de año el lanzamiento de Just Cause 4, al igual que ocurrió con la pasada entrega en 2015, y sorprende que el equipo sueco tenga entre manos dos producciones tan importantes para 2019 como son la colaboración con Bethesda para RAGE 2 y su nueva y prometedora IP, Generation Zero. Ambos títulos seguro darán mucho que hablar el próximo año, pero ahora llega el momento de desgranar Just Cause 4, una obra donde sus propios desarrolladores afirman que han aunado lo mejor de los elementos de la saga, físicas mejoradas y una jugabilidad perfeccionado para crear el Just Cause más ambiciosa hasta la fecha. Bienvenidos a Solís.

Historia

Como cada episodio de la serie, Just Cause 4 se traslada a una nueva ambientación. Rico Rodríguez viaja hasta la región de Solís, un lugar ficticio en Sudamérica sumido en el conflicto, la opresión y unas condiciones climatológicas extremas. En hasta cuatro escenarios totalmente diferentes como la selva, pradera, montaña y desierto, Rico Rodríguez se enfrenta a la despiadada líder de la Mano Negra, Gabriela Morales, la enemiga más complicada del protagonista que cuenta con su base de operaciones en Solís, entrenando a sus tropas especializadas almacenando armamento experimental de última generación.

Una historia principal que se alarga hasta las casi 20 horas desaprovechando una vez más el potencial por sacarle mayor partida a su argumento. Igualmente, tampoco acompaña el irregular diseño de misiones, repitiendo en exceso los objetivos a completar, aunque si algunas de ellas son tremendamente divertidas afrontándolas desde diversas  perspectivas de juego. El principal problema radica en una deficiente decisión de diseño, obligando al usuario a completar muchísimas misiones secundarias, a cada cual más insulsa, para poder avanzar en la campaña principal, con tareas más elaboradas e interesantes.

Jugabilidad

Just Cause 4 no varía su fórmula y estructura principal respecto a sus antecesores, es decir, tenemos a nuestra disposición un gigantesco mundo abierto y un sinfín de herramientas, gadgets y armas para sembrar el caos y ejecutar mil locuras. La esencia de la saga de Avalanche mezcla exploración, tiroteos y conducción, dotando a Rico Rodríguez de su equipamiento habitual de paracaídas, traje aéreo y  gancho de anclaje.

Este último es el que presenta más novedades, completamente personalizable siendo el utensilio más poderoso y creativo del inventario. Eso por no hablar de sus habilidades de agarre, propulsión, usar fuertes impulsos de energía o lanzar objetos mediante globos como si estuviésemos en Metal Gear Solid V. Poco a poco mediante progresemos en la aventura habrá opciones a desbloquear para dotar al gancho de mayor poder con usos adicionales como globos explosivos, mayor fuerza de agarre o incluso control sobre la potencia y fuerza.

Disponemos de cientos de opciones jugables, no obstante, el título tampoco busca nunca que hagamos uso de ellas. Podemos desbloquear nuevas habilidades y jamás serán indispensables para superar una situación. Y es una auténtica pena, ya que Just Cause 4 podría ser un producto increíble por trepidante ritmo de la acción, als geniales ideas que existen en este sentido y todo lo ocurre a nuestro alrededor en todo momento.  No sabe sacar verdadero provecho del potencial de las simulaciones meteorológicas más interactivas y extremas nunca vistas en un videojuego, en forma de tornados, tormentas eléctricas y tormentas de arena.

Precisamente por no integrar todas estas novedades con un mejor diseño de misiones hace que Just Cause 4 acabe siendo una oportunidad fallida ya que terminas cansado de hacer exactamente lo mismo todo el tiempo. Encima resulta todavía más frustrante porque jugablemente también es una delicia. El gunplay funciona adecuadamente  y se siente contundente, planear es una gozada, la conducción ha mejorado notablemente y el gancho es una herramienta bien pensada. Es una base jugable que pocos sandbox tienen en la actualidad, pero ha falta arriesgar e innovar en el diseño general de las misiones, pese a que las pruebas de acrobacias, las de velocidad, la búsqueda de ruinas ancestrales son añadidos que alargan la duración de Just Cause 4.

Gráficos y Sonido

A nivel técnico y visual cabe enmarcar el espectacular rendimiento del motor Apex. Esta tecnología es la base de todo en Just Cause 4 y ha permitido alcanzar e introducir la meteorología extrema creando tornados, tormentas de nieva, lluvias torrenciales  o tormentas de arena, integrándolas en la propia jugabilidad. Estas simulaciones son una auténtica pasada en cuanto a físicas y posibilidades creativas, y lucen de manera espectacular en PlayStation 4 Pro. La tasa de imágenes por segundo está limitada a 30, y durante estos días Avalanche ha trabajado a fondo para mejorar la estabilidad general en consolas, obteniendo un resultado muy sólido.

Sorprende por los tremendos escenarios, la distancia de dibujado y el detalle de cada elemento. El salto gráfico respecto a Just Cause 3 en estos últimos tres años es simplemente extraordinario  en todos los lugares y localizaciones, que como hemos comentado en anterioridad, se reparten en desiertos, montañas nevadas, amplias praderas, ciudades y áreas salvajes, que dotan al título de una variedad tremenda.

Tampoco se puede dejar de lado el apartado sonoro, con un doblaje de las voces al español siempre agradecido en este tipo de producciones. Quizás la música puede pasar desapercibida, pero cada pista acompaña con maestría a las escenas de acción, y además siempre tenemos múltiples emisoras con canciones latinas para momentos de mayor tranquilidad.

Conclusión

Las conclusiones generales de Just Cause 4 no se alejan de 2015 y Just Cause 3. Avalanche Studios ha mejorado su fórmula plasmando un juego de mundo abierto más divertido y ambicioso que nunca, pero sigue pecando y tropezando con la misma piedra. El motor Apex ha permitido alcanzar cotas gráficas sorprendentes gracias a su sistema de climatología y la jugabilidad sigue siendo igual de sólida que antaño en cuanto a disparos, movimientos, habilidades y herramientas. Todo lo bueno comentado lo acaba echando al traste un fallido diseño de misiones que acaban convirtiendo Just Cause 4 en una experiencia demasiado repetitiva a largo plazo. Aun así, todos aquellos que disfrutaron con la acción y el sinfín de locas opciones de pasadas entregas disponen de una nueva oportunidad para sembrar el caos, ahora en la preciosa región de Solís.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Just Cause 4

49,90€
Just Cause 4
7.8

Historia

7.0 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

9.0 /10

Sonido

8.0 /10

Diversión/Duración

7.0 /10

Pros

  • El apartado visual es asombroso
  • Total sensación de libertad
  • Gran número de herramientas, gádgets y armas

Cons

  • Mediocre diseño de misiones
  • El sistema de progresión podría estar mejor pulido
  • Argumentalmente deja bastante que desear