Análisis | Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

Análisis | Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

8 septiembre 2020 0 Por Alejandro Altaber

THQ Nordic recupera una gran licencia que parecía perdida trayéndola de vuelta mediante una remasterización que se queda a medio camino en sus mejoras jugables y audiovisuales.

Ficha Técnica

  • Título: Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning
  • Desarrollador: Kaiko
  • Editora: THQ Nordic
  • Distribuidor: Kochmedia
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 8 de septiembre de 2020
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: RPG, Rol, Acción

 

THQ Nordic sorprendía en septiembre de 2018 anunciando la incorporación de una nueva licencia a la ya amplia lista de IP’s desde su proceso de reconstrucción. Fue ni más ni menos que Kingdoms of Amalur, RPG desarrollado por 38 Studios y publicado por Electronic Arts en 2012 para PS3, Xbox 360 y PC, que apenas alcanzó el millón de copias vendidas y necesitaba al menos 3 millones de unidades para resultar rentable. Además, este acuerdo también incorporaba al “Proyecto Copernicus“, un MMORPG del mismo estudio que fue cancelado ya que  estudio acabó en bancarrota, la previsible secuela quedó congelada y la serie cayó en el olvido.

No obstante, THQ Nordic siguió trabajando y negociando con Electronic Arts, propietarios de los derechos de publicación de Kingdoms of Amalur, pues la mera compra de la propiedad intelectual les imposibilitaba cualquier tipo de remasterización, remake o port a consolas actuales, y solo les dejaba como opción la creación de una entrega completamente nueva. Tras un largo periodo de silencio, el pasado mes de junio se anunció de manera oficial Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning para este mismo mes de septiembre, una remasterización del original junto a la confirmación de una ampliación mediante una expansión prevista para el próximo año.

Kaiko Games ha sido el equipo designado para traer de vuelta uno de los RPG por excelencia de la pasada generación de consolas. Un estudio afincado en Alemania que trabaja actualmente como subsidiario de THQ Nordic y que en los últimos años se ha especializado en la remasterización de viejas glorias como Legend of Kai Anniversary Edition o Darksiders Warmastered Edition. Además, se han ganado la confianza de la empresa matriz ya que también están desarrollando ‘Fatesworn’, la expansión del juego que llegará en 2021.

Con mejoras gráficas y jugables, la fórmula RPG de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning sigue funcionando realmente bien y se estrena en PS4, Xbox One y PC a un precio reducido de 34,95€ para PS4, Xbox One y PC, siendo una magnífica opción para dedicar una ingente cantidad de horas como notable producto de remasterización

Historia

De la mente del autor de bestsellers R.A. Salvatore, el creador de Spawn, Todd McFarlane, y el diseñador principal de Elder Scrolls IV: Oblivion, Ken Rolston, se estrenaba en 2012 Kingdoms of Amalur, una aventura ambientada en un misterioso y mágico mundo de fantasía que tuvo un cálida recibimiento por parte de crítica y usuarios, pero que sin embargo no funcionó como la editora esperaba en términos de ventas.

La historia del juego nos invitaba a descubrir todos los secretos de Amalur, desde la vibrante ciudad de Rathir hasta la vasta región de Dalentarth y las siniestras mazmorras de las Cavernas de Brigand Hall. Un rico y profundo universo de ficción donde nos convertirnos en el salvador de un mundo asolado por una cruenta guerra entre una facción siniestra de inmortales y el resto de pueblos libres, controlando las llaves de la inmortalidad y encarnando al primer guerrero resucitado de las garras de la muerte.

A falta de lo que supondrá la expansión ‘Fatesworn’ el argumento sigue completamente intacto y por lo tanto volvemos a sufrir los problemas de narrativa presentes en la obra primigenia. Decenas de personajes, razas, lugares y regiones se apelotonan en nuestra mente en tan solo la primera hora de juego, abrumando al usuario con excesiva información que podría haberse tratado con mayor delicadeza para ofrecer una historia que en muchos momentos se vuelve realmente interesante. Por desgracia la difusa narrativa hace que Kingdoms of Amalur pierda fuelle en dicho aspecto, si bien tampoco acompañan las incontables misiones secundarias cuyo diseño, objetivo y planteamiento tampoco están demasiado inspirados. En total más de 25 horas son las necesarias para completar la aventura principal, aunque esta cifra fácil puede doblarse a poco que te entretengas y te pierdas completando tareas opcionales por el amplísimo mundo de Amalur.

Jugabilidad

 

El desarrollo original de Kingdoms of Amalur sucedió a caballo entre Dark Souls y The Elder Scrolls V: Skyrim, dos obras maestras que beneficiaron en cierto sentido su llegada pero que también perjudicaron el rendimiento comercial del título. Y encima las propuestas de From Software y Bethesda sirven como ejemplos para definir su estructura narrativa y diseño jugable, siendo RPG de acción con un sistema de combate similar al hack and slash que ofrecía una experiencia más básica y accesible para los usuarios.

Para la remasterización todo se mantiene ya que además los enfrentamientos siguen funcionando de manera notable. Combinando ataques mágicos, cuerpo a cuerpo, a distancia y sigilo, los enfrentamientos son muy entretenidos y dinámicos pues también existen esquivas, bloqueos con escudos y un modo despertar para desatar todo el poder de nuestro personaje. Ya en su día estuvo influenciado por otras excelentes propuestas del género, definiendo un esquema menos profundo pero igual de disfrutable, donde quizás solo se echaba en falta la posibilidad de fijar a los enemigos y que por desgracia no han decidido incluir en el presente trabajo.

Como decimos, un combate directo que gana en versatilidad mediante su sistema de clases, enmarcadas en las típicas de cualquier obra de fantasía medieval: guerrero, pícaro y mago. No obstante, lo más interesante es poder enfocar el personaje a una única clase, o bien orientar la jugabilidad hacia dos de ellas e incluso una mezcla entre las tres. Pero aún hay mucho más, ya que el amplio abanico de armas (espadas, dagas, arcos, báculos, espadones, martillos, chakrams, espadas Fae, cetros), que se pueden equipar dos al mismo tiempo, está directamente unido a una gran variedad de habilidades y movimientos. Y todo ello lo completa el sistema looteo de armas y armaduras, por lo que constantemente vamos cambiando el set de equipamiento por otro con mejores estadísticas, ventajas y parámetros distintos.

Las novedades jugables finalizan con otras cierts características relevantes como son el reajuste y equilibrado de la dificultad, la inclusión de un nivel adicional ‘muy difícil’, asignación de atajo de 8 habilidades en vez de las 4 originales, aumento del número de objetos almacenables en los hogares, ajustes en la progresión del sistema de ‘loot’ y corrección de bugs.

Y en cuanto al contenido, se completa con el añadido de los DLC ‘Dientes de Naros’ y ‘Leyenda de Kel el Muerto’, suponiendo disfrutar de 12 misiones principales adicionales, 27 misiones secundarias, localizaciones, enemigos, mazmorras y los correspondiente sets de armas y armaduras. De esta manera la duración de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning se eleva todavía más, siendo un producto todavía más apetecible por el precio fijado de salida.

Gráficos y Sonido

Ya sabíamos de antemano que Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning era una remasterización directa del título de 2012, sin embargo, la evolución gráfico respecto al original se queda un poco corta en el terreno técnico. Kaiko ha aumentado la resolución ofreciendo compatibilidad 4K, pero por ejemplo la mejora de texturas de personajes, enemigos y localizaciones no es nada del otro mundo comparado con increíbles remasterizaciones como las de Gravity Rush, Dark Souls o diversas entregas de Assassin’s Creed, Final Fantasy o Resident Evil.

Asimismo, esa mejora gráfica se ha llevado por delante parte del encanto de la dirección artístico de los diseños originales, pues hay zonas donde los actuales colores desentonan en exceso y mazmorras muy oscuras han quedado bastante mal paradas. Es cierto que la experiencia es mucho más agradable en términos de rendimiento alcanzando una sólida tasa de 60 imágenes por segundo, pero en líneas generales se podría haber obtenido un resultado superior. Por último poco podemos decir de la faceta sonora, manteniéndose los temas y melodías y la correspondiente traducción al español, aunque la fuente de los textos y la interfaz del usuario ya son poco agradables a la vista.

Conclusión

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning fue un RPG de tremenda calidad que pasó demasiado desapercibido en la pasada generación de consolas, y por suerte THQ Nordic ha sabido ver el potencial de la IP remasterizando la aventura y programando una expansión completamente nueva para 2021. Este contenido inédito es casi seguro un primer paso para comprobar el actual interés por parte de los usuarios de cara a continuar la saga en el futuro, por lo que esperemos que funcione bien a nivel de ventas y veamos una secuela que aproveche la tecnología de PS5, Xbox Series X y PC.

Mientras tanto, Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning es una opción interesante para adentrarse en un rico y extenso RPG de acción y fantasía, cuya remasterización se queda a medio camino introduciendo unas pocas mejoras jugables y gráficas a expensas de ‘Fatesworn’. Al menos THQ Nordic ha sido inteligente y lo pone a la venta por un precio reducido de 34,95€, estando ya disponible en formato físico y digital para PS4, Xbox One y PC.

 

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning

34,99€
7.8

Historia

7.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

7.5/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Genial sistema de combate, clases y habilidades
  • Enorme cantidad de contenidos, incluyendo las dos expansiones
  • Habrá más Kingdoms of Amalur en 2021 mediante una expansión inédita
  • Estreno a precio reducido
  • Aumento de resolución y mejora del rendimiento llegando a 60fps...

Cons

  • ... pero pobre evolución en modelados y texturas
  • Excesivos tiempos de carga
  • Difusa narrativa y genérico diseño de misiones secundarias