Desde que el primer Monster Hunter se lanzara en PlayStation 2, se convirtió en un éxito en Japón, donde cada entrega lanzada tenía gran acogida, aunque en occidente no gozaba del mismo éxito. Ahora con el lanzamiento de Monster Hunter: World, Capcom se ha atrevido a dirigirse a un público más amplio, haciendo ver al público occidental lo divertido que es cazar monstruos gigantescos. Ahora no es necesario tomar notas, consultar el wiki mientras estamos sumidos en la cacería. Ahora todo es mucho más simple, más acogedor para el público ocasional, y esto se ha visto traducido en el éxito de ventas que está teniendo Monster Hunter: World.

Vamos a ver en detalle que nos trae esta nueva entrega de Monster Hunter. !Que empiece la cacería!

Ficha Técnica
  • Título: Monster Hunter: World  
  • Desarrollador: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribuidor: Koch Media
  • Número de Jugadores: 1 (Online)
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC (Salida en Otoño)
  • PEGI: +16
  • Fecha de salida: 26 de enero de 2018
  • Idioma: Voces y Textos en Castellano
  • Género: Rol y Acción
Historia

Monster Hunter es una de las sagas más exitosas de Capcom, aunque la mayor parte de su éxito se concentra en Japón, es un juego capaz de ofrecer cientos de horas de diversión a los jugadores, ya que no se ponen límites para que podamos cazar a temibles monstruos de diferentes formas.

Es una saga de las más vendidas en Japón y que lleva a sus espaldas más de 40 millones de juegos vendidos en todo el mundo, y ahora por primera vez, el lanzamiento se produce a nivel mundial y debutando en PlayStation 4 y Xbox One.

En Monster Hunter: World, nos adentramos en un mundo en el que nosotros no somos los dominadores, sino que está habitado por monstruos que campan a sus anchas por tierra, mar y aire. Hay una gran diversidad de fauna que van desde pequeños animales herbívoros hasta bestias de tamaño descomunal. En este salvaje mundo, solo nos quedan dos opciones, cazar o ser cazado.

Monster Hunter: World se destaca del resto de juegos de la saga por su historia y trama, tras personalizar a nuestro personaje y Palico, un fiel escudero y compañero gatuno, estaremos a bordo de un barco que nos lleva hacia el Nuevo Mundo. Nuestro papel será el de un cazador de la Quinta Flota, que tiene como objetivo llegar a Astera, una comunidad de cazadores y eruditos que intentan averiguar los misterios de esta nueva región. En medio del viaje, un gigantesco Dragón Anciano emerge del agua destrozando uno de los barcos de la flota.

Nosotros y nuestra compañera caemos del barco sobre la espalda de la bestia y debemos abrirnos camino hasta llegar a Astera para reunirnos con el resto de compañeros. A partir de este momento da comienzo Monster Hunter: World y deberemos ir cumpliendo misiones, quedando Astera como centro neurálgico en el que preparar nuestras cacerías, crear armas y objetos, etc.

Como decíamos, Monster Hunter: World pone un gran énfasis en contar una buena historia que fácilmente nos llevará más de 50 horas completar. Nuestro protagonista, aunque no habla, se hace sentir parte de la historia. Es de agradecer que Capcom haya optado por contar una historia profunda en lugar de sumergirnos en amplios detalles de monstruos y armas como anteriormente, haciendo el juego más accesible para la mayoría del publico.

La historia está bien hilada, incluyendo escenas de corte, aunque esto tiene una desventaja, al estar en el modo multijugador, no se puede avanzar hasta que el jugador principal haya terminado de verlas, lo que genera esperas al resto de jugadores.

Jugabilidad

Monster Hunter: World se basa en este pilar fundamental y en el cual vamos a hablar largo y tendido. Primero destacar que Monster Hunter: World cumple con su cometido, que no es otro que convertirnos en cazadores de monstruos. Tiene una infinidad de detalles que se unen entre sí para sumergirnos de forma sublime en la piel de un cazador, y en eso basa gran parte de su éxito. Deberemos de darle a la cabeza para poder eliminar a las bestias que se crucen en nuestra aventura, ya que no vale el ir a lo loco a cazarla, sino que deberemos de trazar una estrategia que requerirá observar a las bestias (como comen, como se mueven, como actúan, que sonidos emiten, etc.), analizar cuales son sus puntos débiles y también fuertes a evitar, analizar el entorno, ya que este puede jugar a nuestro favor y por último trazar una estrategia de ataque. Esto puede tomarse como una norma no escrita en Monster Hunter: World, pero que sin ello moriremos en muchas ocasiones a manos de las bestias.

En Monster Hunter: World nos enfrentamos a bestias enormes y de gran poder, Capcom ha mejorado aún más si cabía la IA respecto a títulos anteriores y las bestias logran mostrar comportamientos como lo harían animales reales, pudiendo observar a pequeños animales moviéndose en manada y juntos, en la que si atacamos a un miembro de la manada, los demás huirán despavoridos, o si es una cría, veremos como el adulto intenta protegerla. Otros como los Jagras, se reúnen en torno al Gran Jargas, el macho alfa de la manada. Incluso si nos enfrentamos a una gran bestia y esta se ve superada por nosotros, huirá y nos obligará a perseguirla o acorralarla para poder derrotarla.

Aunque la IA del juego y concretamente de los monstruos va un poco más allá, si algunos monstruos entran en contacto entre si, pueden iniciar una guerra por su territorio, lo que hará que los monstruos se hieran entre si, e incluso pueden llegar a matarse entre ellos. Si somos astutos, podemos utilizar esto a nuestro favor, atrayendo monstruos entre si para que se eliminen entre ellos y derrotarlos así rápidamente. También podemos utilizar el propio ecosistema a nuestro favor, ya que hay áreas donde los monstruos pueden ser envenenados o paralizarlos.

Como comentamos anteriormente, el juego esta vez cuenta con una historia profunda, pero la base principal sigue siendo la caza, aunque a veces también tendremos misiones en las que saldremos a luchar contra pequeños monstruos o para recolectar y obtener los medios y la información para hacer frente a los monstruos más grandes. Para ello, deberemos de rastrear los monstruos, cosa que es una ardua labor y más si tenemos en cuenta el tamaño de los escenarios. Para facilitarnos esta labor contamos con los Lafarillos, que son unos pequeños exploradores de color verde que nos ayudarán en nuestro trabajo encontrando objetos y huellas dejadas por los monstruos, lo cual nos será útil para recabar información sobre ellos, averiguando puntos débiles y las recompensas que nos dará su caza.

Además, los Lafarillos también tienen la función de que al abrir el mapa, nos permite seleccionar pequeños monstruos u objetos disponibles, lo que nos ahorrará mucho tiempo al tratar de encontrar materiales.

Centrándonos en el arsenal, decir que es bastante variado, contando con catorce tipos de arma diferentes, las cuales llevan adjuntas elementos o estados. Un punto diferencial con los anteriores títulos, es que Monster Hunter: World tiene un indicador numérico del daño que hacemos al golpear al monstruo y así poder saber que ataques hacen más o menos daño a los monstruos, ya que los monstruos no tienen barra indicadora de salud, por lo que tendremos que ir averiguando su estado de salud a través de sus acciones, lo que da lugar a batallas desafiantes y divertidas.

Otra sección que se ha visto cambiada, es la de que creación de nuevas armas, que ahora nos da la posibilidad de ver la actualización que vendrá del arma y así decidir que camino escoger, ya que nos da acceso a todo el árbol de armas, siempre que hayamos recolectado la mayoría de elementos que componen el arma, mostrando sus estadísticas para que así podamos compararlas. El árbol de armas al principio se muestra pequeño, pero a medida que vayamos superando misiones de rango alto, irán apareciendo el resto de armas disponibles para crear, lo que da lugar a un sistema de creación de armas más claro que en anteriores títulos.

Aunque Monster Hunter: World cuenta con muchos elementos de rol, nuestro personaje no se hace más fuerte subiendo niveles, sino que mejorará a medida que mejoremos nuestra armadura y el arma. Además al seleccionar el arma que deseamos llevar, el juego nos indicará para que nivel están adecuados, aconsejándonos según nuestro nivel y experiencia. También podremos ir mejorando nuestra armadura y la de nuestro Palico, proporcionando así bonificaciones y atributos específicos o resistencias a ciertos elementos.

Aunque este es el juego de la saga más accesible para la mayoría del público, aún es un título que tiene un sistema de combate complejo y que te obliga a ser lo más eficiente posible para salir victorioso de tus cacerías. Habrá que tener en cuenta el medidor de afinidad del arma y el tipo de daño que hace, para saber cuales son las más adecuadas para cada enemigo, porque no es lo mismo romper una fuerte coraza que realizar rápidos cortes, por lo que al contar con catorce armas diferentes, podremos actuar de catorce maneras diferentes para luchar.

La curva de dificulta del juego va in crescendo de forma suave, comenzando nuestra aventura dando caza a pequeños Jargas y cuando el juego nos considera preparados nos lanza a la cacería del Gran Jargas, por lo que tanto los más veteranos como los recién llegados podrán disfrutar del juego sin verse sobrepasados.

En Monster Hunter: World, el desarrollo de misiones no es lineal, por lo que podremos elegir como y de que manera cumplirlas, ya que en muchas habrá objetivos secundarios, que si los completamos nos darán jugosas recompensas para mejorar nuestro equipo.

Si con todo lo que hemos contado anteriormente Monster Hunter: World ya es un gran juego, hemos de decir que la integración del modo multijugador cooperativo es simplemente perfecta. Ahora ya no hay diferencias entre las misiones single player a las multijugador, sino que podemos realizar todas las misiones tanto solos como acompañados y solo tendremos que hacerlas una vez para completarlas.

Podemos empezar una misión en solitario y esperar a que aparezcan más luchadores para ayudarnos en nuestra cacería. También podemos crear clanes y que otros jugadores se unan al clan. Además, los jugadores que estén jugando solos y necesiten ayuda, siempre pueden lanzar una bengala SOS para que otros jugadores se unan a nuestra misión y nos echen una mano.

Unos de los cambios que agrega Monster Hunter: World, es que cualquier jugador puede entrar y unirse libremente si está en una misión que se de lugar en el mismo área, aunque para quienes no quieran que  cualquiera pueda irrumpir en nuestra partida, hay una configuración que nos permite aceptar o rechazar jugadores que quieran unirse a nuestra partida. También contaremos con una sala de reuniones donde podremos interactuar con los demás cazadores. El juego también cuenta con un sistema de chat de voz fácil de usar y que ayuda en nuestra misión, además de contar también con mensajes rápidos que no hace falta escribir o mediante iconos visuales.

Monster Hunter: World es un título de tal envergadura que seguramente algo se nos haya quedado en el tintero, porque tiene tanta infinidad de detalles y secretos que descubrir; desde usar Kinsectos para recolectar materiales de manera automática, todo lo que hay en Astera, la herrería con su profunda elaboración y creación de armas y armaduras, el alimentar a nuestro personaje, recompensas, bonos diarios, camuflajes y un sin fin de cosas más. Solo con el paso de horas de juego iremos descubriendo todo lo que Monster Hunter: World ofrece y la verdad que el resultado no puede ser más espectacular y satisfactorio.

Gráficos y Sonido

Monster Hunter: World entra por los ojos a primera vista, comportándose como un juego de mundo abierto, con gigantescos mapas que recorrer horizontal y verticalmente, en los cuales no hay pantallas de carga entre áreas. Monster Hunter: World se ve francamente bien, contando con escenarios bien recreados y llenos de detalles, llenos de vida con pequeños animalejos correteando por ellos y dando la sensación de que están vivos.

Todo esto, contribuye a una fantástica ambientación que te hace sumergirte en el juego. El diseño de personajes está bien detallado, pero donde más desataca es en las bestias que nos encontramos en la aventura, sintiéndose vivas y naturales, y todo esto aderezado con una cinemáticas soberbias. Además los juegos de luces y sombras además de la paleta de colores, hace que cada zona de caza tenga su propia tonalidad y ecosistema, pudiendo pasar desde parajes selváticos, zonas desiertas, heladas, etc.

El motor gráfico utilizado ya es un viejo conocido para Capcom, el MT Framework sigue dando unos buenos resultados. A los usuarios de PlayStation 4 Pro, se nos dará tres opciones de configuración gráfica, pudiendo priorizar entre la resolución si tenemos una TV 4K, priorizar unos 60 fps estables en todo momento y por último el modo Priorizar Gráficos que se dedica a optimizar el apartado visual, lo cual mostrará entornos con un mayor nivel de detalle y unas mejores sombras. Todo esto hace de Monster Hunter: World un título con bastante músculo técnico y que luce espectacularmente bien.

Por poner alguna pega, la podríamos poner al sistema de cámara al hombro y al sistema de apuntado, ya que ambos puntos pueden ser mejorables, aún así, el título se comparte de forma estable y fluida.

Centrándonos en el apartado sonoro, el juego ralla al mismo nivel que todo el título, estando cuidado y trabajado como el resto del juego.

Los efectos de sonido están muy bien recreados, reproduciendo un amplio catálogo de rugidos de bestias y sonidos ambiente muy conseguidos. Esto nos hará poner los cinco sentidos, ya que estudiando a los monstruos, podemos llegar a predecir su estado y su próximo movimiento por los diferentes sonidos que emita.

La música que acompaña al título cumple con la marca de la casa, con temas que van fluyendo dentro de la mecánica del juego, aumentando en las batallas y disminuyendo en intensidad cuando estamos explorando el Nuevo Mundo. Los temas se adaptan perfectamente al escenario y nos deja sonidos memorables durante nuestra aventura.

Algo que es de agradecer y que viene siendo habitual últimamente en Capcom es que el título nos llega totalmente localizado a nuestro idioma, tanto en textos como en voces, con un doblaje de calidad y que logra trasmitir las emociones de los personajes a través de sus voces. Puede que haya algunas líneas de dialogo que “chirríen” un poco, pero por lo general todo tiene una producción sublime. Un aplauso para Capcom por invertir tiempo y dinero en mantener un apartado sonoro de calidad y localizado.

 

Conclusión

Monster Hunter: World sigue siendo un Monster Hunter en toda regla, con sus elementos centrales que han convertido a la saga en lo que es a día de hoy, batallas épicas, diversión sistema de progresión, lucha en solitario o con amigos, etc, pero se casualidad en ciertos aspectos para recibir a un número mayor de jugadores y haciendo el título más accesible.

Eso si, los desafios siguen siendo el eje central, por lo que los jugadores veteranos de la saga no se sentirán decepcionados. Está claro que Capcom ha puesto todo su esfuerzo en hacer de Monster Hunter: World la entrega más accesible con una producción de lujo, pero sin romper la esencia de la saga.

El título es tan grande y tiene tanto contenido que consigue crear una experiencia tan extensa para tenernos entre sus garras buena parte de nuestro tiempo, eso sin contar con las misiones vía DLC de forma gratuita que tengan programadas, lo que hace que la saga Monster Hunter entre en la actual generación de consolas por la puerta grande.

 

 

Author: José Manuel Medina

Redactor en RegionPS.com y orgulloso de formar parte de esta familia. Amante de todo lo que tenga cables y circuitos.

Monster Hunter: World

59,90 €
Monster Hunter: World
9.2

Control

8.5 /10

Jugabilidad

9.0 /10

Gráficos

9.5 /10

Sonido

9.5 /10

Duración / Diversión

9.5 /10

Pros

  • Un inmeson mundo que explorar
  • Historia profunda y bien hilada
  • Infinidad de misiones y búsquedas
  • Es el título más accesible de la saga
  • Técnicamente es un gran juego

Cons

  • La camara debería de estar mejor implementada
  • Algunas partes de la historia confunden

Related Posts

Análisis | Dark Souls Remastered

Análisis | Khara The Game

Análisis| Prey: Mooncrash

Análisis | MotoGp 18

Análisis | Illusion: A Tale of the Mind

Análisis | Moonlighter

Comments

Reply comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.