Análisis | Mortal Kombat XI Aftermath

Análisis | Mortal Kombat XI Aftermath

15 junio 2020 0 Por Víctor González Valle

Mortal Kombat XI se expande tanto en personajes como en historia, con multitud de contenido que encandilará a los fans.

Ficha Técnica

Título: Mortal Kombat 11 Aftermath

Desarrollador/Editor: NetherRealm Studios

Distribuidor: Warner Bros Games

Número de Jugadores: 1-2 (Online)

Plataformas: PlayStation 4, Xbox One ,Nintendo Switch y PC

Género: Lucha

Mortal Kombat 11 ha sido uno de los juegos de lucha más valorados tanto por público como por crítica de esta generación. Su potencial gráfico, su jugabilidad y los personajes invitados siempre han llamado la atención de fans e incluso de gente ajena a la franquicia.

No cabe duda que Mortal Kombat fue y sigue siendo un máximo exponente en los videojuegos de lucha. Lanzado en los años 90 primero en el mercado Arcade y luego en el doméstico, la franquicia de Midway cautivó a la gente primero por su violencia extrema e incluso estrafalaria, llena movimientos sangrientos o los mortíferos fatalities, marca característica de la franquicia, a cada entrega más grotesco y espectacular.

Pero por supuesto no es el único interés de la franquicia. Mortal Kombat fue de los primeros juegos en utilizar captura de actores reales para luego trasladarlos a píxeles, dándole una estética única que se mantuvo durante toda la generación de los 16 bits.

Muchos años han pasado y Mortal Kombat está viviendo una nueva edad dorada. Con un Pseudo-Reboot en Playstation 3, reiniciando la cronología y cambiando ciertos eventos, NetherRealm Studios buscó atraer a nuevo público a sus nuevas entregas, lanzando Mortal Kombat X para Playstation 4 con nuevas mecánicas, personajes y un modo historia más cuidado.

Ahora, una vez lanzado Mortal Kombat 11 y su primer Kombat Pack, la gente de NetherRealm Studio nos lanza esta expansión que se puede adquirir por separado y hace las veces de Kombat Pack 2 y extensión de historia gracias a una nueva campaña que continua donde lo dejó el final del juego principal, haciendo participes a los nuevos personajes añadidos en los dos Kombat Pack y con especial protagonismo del hechicero Shang Tsung.

Esta expansión tiene contenidos de pago evidentemente pero también ofrece contenidos gratuitos para todos los usuarios. El juego añade los ansiados Friendships, el equivalente “amigable” de los Fatalities, donde cada personaje se pondrá o a bailar, o a jugar con una cometa entre muchos otros que recuperan una faceta muy divertida de la franquicia y se agradece que sea de manera totalmente gratuita. Se añaden tambien dos escenarios completamente nuevos y los Fatalities de escenario que regresan después de su ausencia en el lanzamiento original y las peticiones de los fanáticos.

Las novedades del contenido de pago incluyen la ya mencionada campaña, que nos ofrece momentos muy épicos asi como el control de personajes como Shang Tsung, NightWolf o Fujin, una de las nuevas incorporaciones. Esta historia tiene una duración bastante decente y cuenta una trama bastante satisfactoria.

Los personajes que se incorporan son Fujin, dios del viento y hermano de Raiden, Sheeva y sus poderosos brazos y nada más y nada menos que el propio Robocop, para el que se ha recuperado la apariencia y voz de Peter Weller, actor que le interpretaba en las películas de los años 80. A esto se le suman tres packs de Skins, que se suman a los tres packs distintos con los que podemos adquirir Aftermath: El DLC en solitario, el DLC más el primer Kombat Pack y el juego original más el Kombat Pack y Aftermath.

Rescatando del análisis original os pasamos a desentrañar el contenido del juego.

Una vez más nos encontramos ante un juego de lucha en 2D con unos controles semejantes a anteriores entregas. Contamos con un botón para cada extremidad, otro para defendernos y combinando estos botones podremos realizar diferentes combos y ataques especiales, dependiendo del personaje. A esto podemos sumar mecánicas adicionales como el utilizar elementos de los escenarios para atacar o defendernos o los Fatal Blow, ataques muy poderosos y con animación propia que podemos activar una vez por combate si pulsamos los dos gatillos cuando nos queda una porción muy reducida de vida.

No podemos obviar los Fatalities, con dos por personaje y a cada cual más sanguinario y exagerado, donde la creatividad del equipo brilla más que nunca. También tenemos una gran cantidad de Brutalities, ataques semejantes a los Fatalities pero más sencillos, aunque cada personaje cuenta con muchos más.

En esta entrega tenemos dos barras, una ofensiva y otra defensiva, ,la primera permite potenciar ciertos ataques o cancelar combos para continuar otros más largos. La defensiva hará lo propio, mejorando nuestra defensa, ofreciéndonos recuperaciones etc.

Se sustituye la barra de resistencia y los controles de correr por un dash más convencional, propiciando combates más cercanos y tácticos, puede resultar extraño a quien haya echado muchas horas a la entrega anterior pero creemos que la mayoría de cambios son acertados, además el equipo se preocupa de ir modificando todo esto y puliéndolo mediante parches gracias al feedback de los jugadores.

A nivel técnico estamos ante un apartado simplemente espectacular. El juego hace uso del motor Unreal Engine 3, una versión muy modificada del mismo. Lo sorprendente es que pese a usar un motor anterior al ya tan conocido Unreal Engine 4 esta generación, el motor anterior consigue resultados sorprendentes, un salto enorme respecto a Mortal Kombat X tanto en animaciones como en el modelado y gestualidad de los personajes así como los efectos de los escenario y el detalle de los mismos.

El sonido también luce a gran nivel, con una muy buena banda sonora donde priman los sonidos que recordamos de anteriores entregas y la música épica, que se adapta a la perfección a la epicidad de las escenas del modo historia. No es excesivamente memorable en cuanto a sonidos concretos pero cuando la vemos añadida a la jugabilidad y las escenas vemos que casa perfectamente, que es lo importante para este apartado.

Contamos también con variedad de efectos y voces para los golpes, ataques etc. Desde el crujir de los huesos hasta el sonido de la sangre o los órganos en los fatalities. Como punto negativo respecto a las anteriores entregas decir que desgraciadamente en esta ocasión no contaremos con doblaje a nuestro idioma, teniendo que disfrutar un doblaje en inglés de bastante calidad acompañado de subtítulos en castellano. No habrá problemas en seguir la historia pero es extraño teniendo en cuenta el doblaje en entregas anteriores.

Conclusión

Mortal Kombat 11 Aftermath como contenido en solitario quizás se antoja un poco caro para incluir solo tres personajes nuevos y un modo historia, que una vez jugado y vistos los dos finales que ofrece, no tiene mucha rejugabilidad. Hay rumores de que añadirán más personajes pero esto es algo de lo que no tenemos constancia en el momento que escribimos estas lineas por lo que no podemos comentar mucho al respecto.

Para quien aún no tenga Mortal Kombat 11 es más que recomendable adquirir todo el pack completo, ya que tendremos decenas de personajes, dos modos historia y una cantidad de contenido personalizable gracias a la Kripta que nos hará pasar horas y horas jugando ya sea en las torres clásicas, en los eventos diarios así como en el modo online. Sin duda, esta entrega es una de las mejores de la franquicia y uno de los juegos de lucha más recomendables de los últimos años.

*La puntuación de este análisis se basa en el contenido del juego base junto al Kombat Pack y Aftermath en conjunto.

 

 

Author: Víctor González Valle

Gamer de nacimiento, amante del JRPG y redactor por vocación y en tiempos libres. Amante de Japón y los juegos RPG. Aprendiendo cada día.

Mortal Kombat 11 Aftermath

0.00
9.1

Historia

8.8/10

Jugabilidad

9.5/10

Sonido

8.9/10

Gráficos

9.2/10

Duración/Diversión

9.3/10

Pros

  • Aún más contenido que el original.
  • Robocop como invitado es un lujo.

Cons

  • Solo el contenido de Aftermath no es tan abundante para el precio.