Análisis | Necromunda: Hired Gun

Análisis | Necromunda: Hired Gun

4 junio 2021 0 Por Alejandro Altaber

El mundo Warharmmer 40.000 regresa con un frenético shooter donde la acción, los aumentos cibernéticos y el fiel compañero cibermastín son los auténticos protagonistas.

Ficha Técnica

  • Título: Necromunda: Hired Gun
  • Desarrollador: Streum On Studio
  • Editora: Focus Home
  • Distribuidora: Kochmedia
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 1 de junio de 2021
  • Idioma: Voces en inglés. Textos en español
  • Género: FPS

 

El universo de Warharmmer 40.000 es posiblemente uno de los más expandidos que existen en la industria del videojuego, ofreciéndonos multitud de spin-off independientes de la serie principal, y además, abarcando géneros muy variados yendo desde las cartas hasta el RPG táctico. Esta vez el escogido ha sido el FPS con un frenético y violento juego de acción en primera persona editado por Focus Home y desarrollado por Streum On Studio, equipo que ya se encargó de Space Hulk Deathwing, otra de las entregas pertenecientes a la nombrada franquicia.

Auque quizás uno de los datos más relevantes es el escaso espacio de tiempo que ha pasado desde el anuncio oficial de Necromunda: Hired Gun. Fue el pasado 18 de marzo cuando se confirmó el lanzamiento de juego en PS5, PS4, Xbox One, Xbox Series X/S y PC para el 1 de junio en formato digital y para el 30 de junio en formato físico. Menos de 3 meses entre la presentación y su salida, un periodo muy corto comparado con el resto de producciones de hoy en día. Y además, Focus Home ha bombardeado con una ingente cantidad de vídeos para mostrar todas y cada una de las características del shooter tales como sistema de progresión, árbol e habilidades, armas, compañía del cibermastín, enemigos o ambientación La comunicación ha sido realmente bien, pero, ¿se ve reflejado en la calidad del producto final? Vamos con ello.

Historia

Ambientado en los confines más oscuros de la ciudad colmena más infame de Warhammer 40 000, Necromunda, la historia nos pone en la piel de un cazarrecompensas sin piedad. Siempre, por el precio adecuado, debemos eliminar a las bandas y mutantes más conocidos del lugar para eliminar una sociedad de carroñeros del crimen y limpiar la corrupción.

Una narrativa que no va variando en exceso, y durante las 8 horas que dura su campaña básicamente completamos los encargos principales para después regresar a la base, mejorar el equipamiento y salir al siguiente contrato. Eso sí, hay diferentes misiones secundarias a completar durante el proceso, y la historia se va hilando mediante diversas cinemáticas que acompañan y justifican todo el progreso.

 

Jugabilidad

Necromunda: Hired Gun es un shooter de acción en primera persona enfocado 100% a la experiencia para un solo jugador. Frenetismo y violencia de la vieja escuela que en un primer vistazo recuerda y mucho a la serie DOOM en sus últimas entregas, con una jugabilidad vertiginosa, un amplio arsenal de armas y un prometedor sistema de progresión con habilidades. De hecho la estructura de cada misión es bastante similar, con fases lineales plagadas de oleadas de enemigos, zonas secretas con jugosos objetos como cofres de equipamiento y buena dosis de exploración.

Nuestro/a protagonista, equipado con diversos implantes biónicos, puede ir mejorando su cuerpo con montones de aumentos personalizables para correr por las paredes, ejecutar dobles saltos por encima de los abismos o llegar a puntos imposibles mediante el gancho de agarre, moviéndonos con agilidad y rapidez por los enormes entornos industriales que predominan a lo largo de la aventura.

Y sí, hemos dicho que Necromunda: Hired Gun es un título single-player, pero siempre tenemos como apoyo al mejor amigo que puede tener la raza humana, un perro. Pero no un canino cualquiera, un mastín cibernético listo para la acción equipado con los mismos aumentos o incluso todavía más. Por ejemplo, puede olfatear cada rincón para localizar a los pandilleros, herejes y mutantes, sino que también echa una mano eliminando algunos oponentes durante la batalla. Incluso tiene su propio árbol de habilidades para ir mejorándolo y convertirlo en un arma imparable.

Pasando al equipamiento, disponemos de un gran abanico de opciones en cuanto a armas. Hay una amplia colección de pistolas automáticas, rifles de largo alcance, pistolas de plasma, cuchillos de potencia, lanzagranadas y muchas otras todavía más mortíferas. Asimismo, son personalizables en muchos aspectos, cambiando la mirilla, cargadores, cañón o culata para aumentar y variar de esta maneta el daño, precisión o cadencia, ajustándolas al estilo de juego que más se amolde a la situación. Y como colofón, se puede añadir daño elemental de fuego, radiación o tóxico.

Cuando finalizamos cada misión llega la hora de organizar todo el botín recolectado, que se ordena como en otros RPG de acción, por la clásica escala de colores y rareza, aunque con una profundidad mucho más liviana. Necromunda: Hired Gun cuenta también con un sistema de puntuación que valora nuestras acciones en cada contrato en función de nuestro estilo de juego, marcando si hemos encontrado todos los cofres secretos, número de muertes en el nivel, etc. Una buena forma de aportar un grado de rejugabilidad a la corta duración de la campaña principal con el objetivo de llegar al rango S en cada misión.

Todo suena genial, y de hecho en id Software son unos auténticos genios en este aspecto, pero en este caso Streum On Studio no ha logrado implementar una IA enemiga lo suficientemente potente, siendo bastante predecible en todo momento, a lo que se suma una escasa variedad de tipos de enemigos. Por ello si tienes bastante pericia con estos juegos de acción en primera persona, os recomendamos que la dificultad escogida sea en difícil para disfrutar de un reto a la altura, pues en normal hay excesivas concesiones en cuanto a munición, botiquines y jeringuillas para revivir si perdemos toda la salud.

Gráficos y Sonido

Antes de nada cabe remarcar que Focus Home siempre ha calificado Necromunda: Hired Gun como un ‘FPS indie trepidante en el universo de Warhammer 40.000’, sin embargo debemos decir que nos ha sorprendido gratamente el apartado audiovisual. Técnicamente es una obra más que solvente, funcionando fantásticamente bien en PlayStation 5 y presentando un alto nivel de detalle en todos los escenarios.

Efectos de partículas en explosiones, desmembramientos y sangre por doquier hacen del título un auténtico derroche visual, apoyado en un magnífico aspecto artístico gracias a la acertada ambientación y diseño de los escenarios. El universo Warhammer 40.000 y más en concreto Necromunda siempre ha destacado por sus tonalidades industriales, y en este caso Streum On Studio ha plasmado una escenografía increíble, teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias que tiene este proyecto.

En lo sonoro simplemente resuelve la papeleta con melodías de corte electrónico idóneas para la acción. No son nada extraordinarias y cumplen acompañando con frenetismo a la hora de enfrentarse a los enemigos, y volviendo a la calma instantes después cuando el avance está más enfocado a explorar y moverse entre plataformas. Por último, comentar que llega a nuestro país con voces en inglés pero perfectamente traducido al español.

 

Conclusión

Necromunda: Hired Gun no va a ser el FPS del año y quizás las expectativas que se habían colocado al juego eran demasiado elevadas para el tamaño de dicha producción. No es ni mucho menos un mal título, es la clásica propuesta AA completamente necesarias en el catálogo anual de lanzamientos, con una duración de 8-10 horas y que brinda una experiencia divertida sin alcanzar la excelencia.

Streum On Studio ha tomado prestadas ideas y características de obras excelentes del género para plasmarlas en un nuevo spin-off del vasto mundo de Warhammer: 40.000. Por desgracia la mejorable IA enemiga y la falta de profundidad en la progresión y estructura de niveles lastran el conjunto, puesto que el apartado artístico, el desplazamiento por los escenarios y el frenetismo del gunplay están más que conseguidos. En resumidas cuentas, un videojuego que con mayor presupuesto, personal y tiempo de desarrollo podría haberse codeado con los grandes del género de acción. Aun así, es una de las mejoras entregas en forma de shooter que ha dado la franquicia y una opción indispensable para los amantes de Warhammer: 40.000.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Necromunda: Hired Gun

39,99€
7.2

Historia

6.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Diversión / Duración

7.5/10

Pros

  • Gran trabajo plasmando la ambientación del universo Warhammer 40.000.
  • Variedad de armas y su alta personalización
  • Buen rendimiento y acabado gráfico en PS5
  • Una experiencia directa de 8 horas repleta de frenetismo

Cons

  • La historia está prácticamente en un segundo plano y no aparta nada relevante
  • Mejorable IA enemiga
  • Muchas buenas ideas a las que les falta un grado de profundidad