Análisis | Nexomon: Extinction

Análisis | Nexomon: Extinction

9 septiembre 2020 0 Por Guillem Sanchis

Una adictiva aventura que ofrece interesantes posibilidades al subgénero RPG basado en la cría de criaturas, muy desafiante y con un apartado gráfico colorido.

Ficha Técnica

  • Título: Nexomon: Extinction
  • Desarrollador: VEWO Interactive
  • Producción: VEWO Interactive
  • Distribuidor: Meridiem Games
  • Género: RPG
  • Número de Jugadores:
  • Plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
  • Idioma: Traducido al castellano
  • PEGI: +7
  • Fecha de salida: 28 de agosto de 2020

Todo recordamos aquella época en la que una desconocida serie de juegos llamada Pokemon aterrizaba por primera vez en Game Boy, fue sin duda el origen de un nuevo género dentro del RPG que llegó para quedarse. Ahora, varias décadas después y aunque parece totalmente increíble, la franquicia ha crecido exponencialmente tanto dentro del mundo de los videojuegos como fuera de él, ya sea en forma de películas, series, etc. obteniendo una influencia cultural sin precedentes. Evidentemente su notoriedad ha llevado a otras compañías a intentar imitar sus mecánicas y aunque no todas han tenido éxito, poco a poco van apareciendo algunas alternativas muy interesantes a la saga concebida por Game Freak que no sólo consiguen emular sus aventuras, sino crearse una identidad propia. Un ejemplo de ello es el juego que nos ocupa hoy, Nexomon: Extinction.

Esta aventura inspirada en la saga Pokemon actúa como secuela de Nexomon, un título para dispositivos móviles lanzado hace tres años y que como su antecesor, ha sido desarrollado por VEWO Interactive dando el salto a las consolas de sobremesa y PC. Aunque en principio no es necesario haber jugado a la precuela, Nexomon: Extinction esconde algunas divertidas referencias en su historia, asimismo, los fans del género disfrutarán de unas mecánicas muy familiares, personajes carismáticos, mucho humor y más de 350 criaturas para capturar, sin límites.

Mil años después de la derrota de Omnicron, un grupo de monstruos llamados Tyrants, se enfrentan en una batalla interminable por el control del mundo. Una guerra que afecta cada vez más a sus habitantes, por lo que los domadores del Gremio, una organización que vela por el bienestar de los ciudadanos, decide intentar poner fin al conflicto. Es en este momento cuando comienza nuestra historia, los jugadores encarnan a un niño que sale de un orfanato y se convierte en domador. Tras nuestro ingreso en el Gremio, nuestra primera tarea será capturar un nexomón a elegir entre 9 clases: Noki (agua), Gekoko (eléctrico), Behilda (fantasma), Dinja (normal), Mara (planta), Trebly (mineral), Lume (fuego), Mearn (viento) y Masquiti (psíquico).

Una vez cumplida con éxito la elección más importante de nuestra vida como domador, nos embarcaremos en un viaje lleno de peligros, muy desafiante y donde poco a poco iremos descubriendo en nuestra lucha contra los Tyrants, que quizá somos más importantes en esta guerra de lo que creíamos en un principio. Y es que el argumento contiene varios giros de guión inesperados que le aportan un toque necesario para que la historia te atrape y quieras seguir descubriendo cómo continúa. El estudio ha trabajado en un guión que establece un arco narrativo con mucho ingenio y si bien en un primer momento puede parecer bastante simplón, poco a poco va ganando fuerza. Además incluye multitud de críticas a los juegos de este género que convierten los diálogos en secuencias muy divertidas y amenas de leer.

La aventura no es nada sencilla si la comparamos con Pokemon, un pequeño handicap para el juego, ya que el público al que va dirigido no está preparado para los exigentes combates y desafíos que plantea. Y es que el nivel de los entrenadores y criaturas que encontremos en la hierba se va equilibrando al de nuestro equipo, por lo que cuanto más fuertes nos hagamos, los enemigos irán aumentando también su nivel.

Como en todo RPG, Nexomon: Extinction da rienda suelta a nuestra exploración con un mapa gigantesco que iremos desbloqueando poco a poco y con multitud de secretos por descubrir, para viajar entre zonas haremos usos de unos portales llamados warpstones que iremos desbloqueando conforme vayamos encontrándolos. Cuenta con una campaña bastante larga que compensa la ausencia de modo multijugador, ya que además de la historia principal, los jugadores podrán realizar numerosas misiones secundarias y actividades que le dan bastante frescura a la trama.

No obstante, como en toda obra del género, la baza más importante la juegan los combates. El equipo de VEWO Interactive ha desarrollado unos enfrentamientos muy estratégicos, donde habrá que tener en cuenta muchos factores tanto internos como externos para conseguir la victoria, alcanzando niveles bastante desafiantes en algunos momentos. Los jugadores podrán llevar consigo un total de 6 nexomon, con cada combate ganarán experiencia para subir de nivel, aprender habilidades y evolucionar, sin embargo, las batallas no tienen exactamente el mismo mecanismo que Pokemon. En primer lugar, en combates contra otros domadores no ganaremos experiencia tras derrotar cada una de sus criaturas, sino que tendremos que esperar hasta el final de la batalla para que nos la sume, un leve contratiempo, ya que si por ejemplo uno de nuestros nexomon no sobrevive, no ganará experiencia. El juego tampoco nos preguntará si queremos cambiar de criatura tras derrota a un enemigo, por lo que nos arriesgamos a cambiarla llevándonos un golpe. Otra clara diferencia reside en el uso de los ataques, en lugar de tener un número limitado de cada uno de ellos, en Nexomon: Extinction las criaturas disponen  de una barra de resistencia que se consume al utilizar ataques, si llega a cero se cansará y no podrá realizar ataques.

En lugar de pokeballs, los domadores harán uso de las nexotrampas para capturar a las más de 350 criaturas disponibles. Podemos comprarlas o crearlas con una serie de esquirlas que iremos encontrando por todo el mapa y que nos permitirán hacer nexotrampas especiales que utilizaremos según la clase de nexomon, ya sean de agua, fuego, planta, eléctrico, etc. Una característica que ayudará a aumentar las probabilidades de capturarlos, aunque también podemos incrementarlas si les damos de comer, los debilitamos e incluso si les afligimos algún estado dañino, ya sea veneno, agarre o dormirlo.

En las ciudades principales encontraremos un centro de salud para curar a nuestras criaturas, así como tiendas para pertrecharnos antes de los combates, y creedme que os hará falta ir siempre bien equipados con todo tipo de pociones, elixires (restablecen salud y resistencia) e incluso algún revivir. Los jugadores también tendrán la posibilidad de crear en los laboratorios que encontrarán en algunas zonas, otra útil herramienta para aumentar los atributos de los nexomon llamada núcleo. Hay varios tipos, y cada criatura puede llevar un máximo de cuatro núcleos, unos aumentan la vida, otros la resistencia, el ataque, la defensa, la velocidad, la experiencia o el dinero que ganamos tras los combates.

Gráficamente el juego es muy colorido y visual, optando por ese estilo en 2D muy llamativo, con una historia narrada con viñetas, sin cinemáticas, todo muy cómic. El diseño de los personajes es variado, además los escenarios son diferentes entre ellos, abarcando todo tipo de registros, islas paradisíacas, cuevas oscuras, tundras heladas, bosques profundos, calurosos desiertos, etc. La originalidad de los nexomon es genuina, ya que han sido elaborados cada uno con su propia personalidad, y aunque hay algunas que quizá nos recuerden a lo visto en Pokemon, por lo general tienen un diseño propio. Por último destacar que las animaciones de los combates son correctas pero sin efectos excesivamente destacables, al igual que la banda sonora, acompaña bien los momentos de tensión, acción, serenidad, etc. cumpliendo su papel en cada situación, pero no sobresale.

En definitiva, Nexomon: Extinction puede convertirse en una seria alternativa para aquellos amantes de la saga Pokemon que buscan un desafío más profundo y estratégico. Combates exigentes, misiones variadas, 381 criaturas disponibles para crearte multitud de equipos diferentes y con una duración estimada de entre 20 a 25 horas, todo ello envuelto con grandes dosis de humor.

Quizá le falte esa vertiente multijugador competitiva o un mayor equilibrio en ciertos enfrentamientos, tampoco desataca por ser un título original, sin embargo, introduce algunos elementos muy llamativos que lo convierten en una experiencia absolutamente adictiva.

 

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.

Nexomon: Extinction

36,61€
7.7

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.5/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Multitud de elementos que hacen el combate más profundo y táctico
  • Una historia interesante y divertida
  • Misiones principales y secundarias que te empujan a seguir explorando
  • Enorme abanico de criaturas para capturar

Cons

  • Le falta equilibrio al nivel de los combates
  • Ausencia de un mapa de cada zona
  • No tiene modo multijugador