Análisis | NieR: Automata

Análisis | NieR: Automata

30 marzo 2017 0 Por Alejandro Altaber

Yoko Taro no defrauda y vuelve a regalarnos una obra memorable con una emotiva historia y una maravillosa banda sonora, que mejora gracias a la estrecha contribución de Platinum Games y hace de NieR: Automata una increíble aventura de acción que se suma a la ya extensa lista de mejores juegos del año.

Ficha Técnica

Título: NieR: Automata Estudio desarrollador: Square Enix y Platinum Games Distribuidor: Kochmedia Número de Jugadores: 1 Plataformas: PlayStation 4 y PC PEGI: +18 Fecha de salida: 10 de marzo de 2017 Idioma: Voces en inglés y japonés // Textos en español Género: Acción, Rol, RPG Resérvalo ya por 62,94€: NieR: Automata

 

El NieR original fue lanzado en 2010 para PlayStation 3 y Xbox 360 y pasó bastante desapercibido entre el público en general, y más en España ya que llegó sin traducir a nuestro idioma. Sin embargo, pese a un comienzo poco satisfactorio, las sobresalientes opiniones de los jugadores hicieron convertir esta obra en todo un juego de culto gracias a su asombrosa historia y banda sonora. Square Enix era consciente que las ventas y repercusión que consiguió NieR en el mercado no eran acordes a la tremenda calidad de la producción, por ello, decidió darle una segunda oportunidad apostando por una colaboración con Platinum Games para mejorar su jugabilidad y sistema de combate, uno de los grandes lastres del primer episodio.

Es cierto que el estudio de Osaka no pasa por su mejor momento debido a importantes varapalos que se ha llevado en los últimos meses con la cancelación de Scalebound y el mejorable acabado de otros juegos como Star Fox Zero y Teenage Mutant Ninja Turtles: Mutants in Manhattan. No obstante, Platinum Games ha demostrado en numerosas ocasiones porque los llaman los reyes de la acción y el hack and slash, y es que cuenta con auténticas obras maestras en la faceta jugable como son Bayonetta 1 y 2, Vanquish o The Wonderful 101. Ahora mismo, tras el lanzamiento de NieR: Automata, ya no le quedan grandes proyectos para los próximos meses/años, pero al menos sabemos que Platinum Games sigue contando con la calidad que ya demostraron en el pasado y esperemos que pronto puedan sorprender con una nueva e importante propuesta.

NieR: Automata ha encarado su desarrollo de una manera diferente a cualquier otra secuela que vemos en los videojuegos. Square Enix sabía de sus defectos y ha querido mantener la esencia argumental potenciando el combate y el componente rolero. Por ello, plantea un nuevo título que puede disfrutarse por todos los usuarios nivel de historia dentro del universo que convivieron NieR y la saga Drakengard, con una jugabilidad que no deja de sorprender con el paso de las horas, apareciendo muchísimas estilos y géneros, todos ellos cuidados al extremo. NieR:; Automata, como cualquier obra del loco y genio Yoko Taro, es complicada de explicar salvo si no nos ponemos a los mandos, pero si se puede afirmar con rotundidad que estamos ante uno de los mejores juegos que veremos en 2017.

Historia

NieR: Automata  narra la historia de los androides 2B, 9S y A2 y de su lucha para recuperar el mundo distópico dirigido por las máquinas que han invadido unos poderosos mecanoides. Unos invasores de otro mundo han atacado inesperadamente desplegando unas formas de vida mecánicas. En vista de semejante amenaza, la humanidad se ve obligada a abandonar la Tierra y refugiarse en la luna. Los humanos preparan un ejército de soldados androides para acabar con las hordas de enemigos mecanizados, pero solo logran frenar su avance. A fin de obtener una ventaja decisiva, despliegan una nueva unidad de infantería androide denominada YoRHa. La guerra entre las máquinas y los androides se vuelve cada vez más encarnizada. Una guerra que pronto pondrá al descubierto la verdad sobre este mundo.

Terminar el juego por primera vez puede costar unas 16-18 horas si nos entretenemos un poco con las misiones secundarias, pero abandonar NieR: Automata tras visualizar los créditos en esta partida equivale a descubrir únicamente un 20-30% de su argumento. De hecho, nada más finalizar el juego nos llega un mensaje de la propia Square Enix avisando que hemos finalizado la primera vuelta y nos invita a continuar nuestra partida para conocer más hechos y acontecimientos de la aventura. Explicar a fondo este tema sería incurrir gravemente en spoilers, pero solo queremos comentar que si seguimos jugando, nos pondremos en la piel de otros protagonistas, viviremos nuevas historias y se ampliará la visión del mundo y la información respecto a todo lo que rodea el universo de NieR: Automata. Para alcanzar y llegar al verdadero final se necesitan más o menos unas 25-30 horas de juego, pero si deseamos completar el título al 100% esta cifra se puede elevar hasta las 50 horas.

Igualmente, los seguidores de la serie Drakengard y el NieR original, encontrarán diversas referencias, guiños y detalles sobre estos títulos. Eso sí, para los iniciados en este amplio universo inventado por Yoko Taro, director del juego, la historia de NieR: Automata puede seguirse y comprenderse de principio a fin sin ningún tipo de problemas o lagunas argumentales. Hablar sería demasiado peligroso por spoilers, y solo decir que es una de las historias de ciencia ficción mejor construidas que hemos visto en los videojuegos, tocando temas adultos, maduros y que rara vez destacan en esta industria. Hacedle caso a Square Enix y seguir jugando tras finalizar la primera partida, pues en la segunda y sobre todo en la tercera, el juego explota en determinados aspectos variando mecánicas jugables y explicando a la perfección cada detalle argumental.

Jugabilidad

Calificar a NieR: Automata dentro de un único género es realmente difícil pues Platinum Games no para de sorprender transformando su apariencia hasta una vista en 2D, estilo twin stick shooter, plataformeo, combates contra espectaculares jefes finales o incluso fases shoot em’up. No obstante, la base principal de NieR: Automata es un título de acción en tercera persona con toques de rol y RPG que funciona realmente bien por su agilidad, frenetismo y profundidad. Aunque no es la producción del estudio nipón con mayores posibilidades a nivel de combos y movimientos, si cuenta con suficientes armas y alternativas para entretener durante todo el transcurso de la aventura, con ataques físicos y a distancia gracias al pod que nos acompaña constantemente.

Asimismo, los distintos tipos de combos se efectúan variando el set de armas equipadas, donde encontramos espadas pequeñas y rápidas, mandobles, lanzas o puños. No se trata de ninguna locura, pero si ofrece dinamismo y al mismo tiempo accesibilidad a todo tipo de usuarios. En muy pocos minutos y con un par de botones, somos capaces de dominar sin problemas su sistema de combate sin necesidad de aprender decenas de movimientos.

Aun así, se logra un punto más de profundidad con el sistema de ampliación de chips que permite potenciar habilidades, atributos y otras funciones que nos dan bastantes ventajas en la batalla. Con la equipación de los chips, NieR: Automata puede llegar a ser bastante fácil de cara a su parte final, pero siempre tenemos la opción de subir el nivel de dificultad y tener un reto superior ante los enemigos. Unos enemigos que comienzan siendo máquinas un tanto simplonas y torpes, pero que tal y como avanza el juego, y progresa también el protagonista, van transformando su apariencia convirtiéndose en amenazantes aparatos que llegan a formar ejércitos enteros en ciertas zonas.

Más allá de la inmersiva historia principal, podemos ampliar su duración con un buen número de misiones secundarias repartidas por el mapeado, que por desgracia, no cuentan con al atractivo necesario para involucrarse demasiado en ella, y quedamos como un mero recadero recorriendo los escenarios de un lado a otro para cumplir objetivos que poco aportan al extraordinario argumento salvo en contadas ocasiones.

Algunas de ellas cuentan detalles sobre el mundo bastante interesantes y aportan jugosas recompensas, pero en la gran mayoría de las veces, terminan siendo un simple añadido. La exploración es otro de los grandes puntos a resaltar en NieR: Automata por la total libertad que tenemos prácticamente desde el principio. No hablamos de un mundo abierto, sino zonas lo suficientemente grandes donde descubrir secretos, puntos de interés y ciertos tesoros ocultos en forma de potenciadores o nuevas armas. En total tenemos unas pocas zonas diferentes a explorar en el mapeado, aunque al igual que ocurre con las misiones secundarias, su acabado es un tanto irregular.

En un juego occidental sería raro encontrar esta decisión de diseño, ya que NieR: Automata no cuenta con guardado automático cada cierto tiempo, tras alcanzar un lugar o completar una misión. Aquí somos nosotros los que debemos guardar partida manualmente en los distintos puntos repartidos por el mapeado. En gran parte esto es así por otra razón de peso dentro del juego, y es que si morimos en combate, debemos volver a recoger nuestro cuerpo para recuperar los chips que llevábamos anteriormente equipados.

Sin llegar a ser similar, es una mecánica que From Software explotó con Dark Souls y sucedáneos. De esta forma, le añade un punto más de emoción a la vida de 2B, pues si no recobramos los chips, tendremos que equipar de nuevo por completo a la protagonista. Por otro lado, si jugamos conectados a Internet encontraremos por el camino los cadáveres de otros usuarios que han caído en el campo de batalla. Una vez los hallemos tenemos un par de opciones disponibles. La primera, utilizar su cuerpo para recuperar nuestra energía. La segunda, reparar al androide para que viaje temporalmente a nuestro lado siendo manejado por la IA.

Gráficos y Sonido

Si bien argumental y jugablemente Nier: Automata es un título sobresaliente, en su faceta gráfica no destaca demasiado. Si bien tiene estampas muy bonitas gracias al buen trabajo con la iluminación y efectos visuales, en su conjunto presenta unos escenarios bastante pobres en términos de acabado y número de elementos decorativos, acusa fallos de popping e importantes problemas para cargar las texturas de cada zona. Aun así, queda solventado por el magistral diseño y animaciones de los personajes protagonistas, el increíble diseño de niveles y una ambientación muy variada y atractiva visualmente.

NieR: Automata es otro de esos títulos que ofrecerá estilos gráficos diferentes entre el modelo estándar de PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro. En el modelo normal, el juego funciona a una resolución de 900p, mientras que PlayStation 4 Pro cuenta con una resolución superior de 1080p. Además, la versión de PS4 Pro añade motion blur y aumenta la suavidad y la sensación de refresco durante la acción del juego, junto a otros efectos visuales como la iluminación o mejor detallado en las sombras. Eso sí, en ambas versiones el título establece una tasa de 60 fotogramas por segundo, aunque en PS4 Pro tiene algunas extrañas ralentizaciones que aparecen en veces contadas.

Bastante por encima del apartado gráfico está su memorable banda sonora. Square Enix ha ido sobre seguro confiando en Keiichi Okabe, compositor encargado de la primera entrega de NieR y otros similares a la serie como Drakengard 3. Muchos pensaban que tras la espléndida BSO que realizó para NieR la de Automata no iba a superarla, pero el creador nipón se ha superado a sí mismo con una música para el recuerdo. Cada zona cuenta con una propia canción que se adapta a la perfección a los momentos tranquilos, cuando accedemos al menú, al entrar en combate, y siempre de manera sutil y perfecta. Además, cada tema cuenta con hasta tres versiones distintas: instrumental, vocal e incluso una versión 8 bits que hace recordar a viejas glorias de los videojuegos.

Por otro lado, NieR: Automata llega doblado con voces en inglés y japonés, y al contrario que ocurrió con el título de PS3 y Xbox 360, esta vez sí disponemos de subtítulos en español, que cabe decir, son de una calidad excelente. Se nota que Square Enix confiaba en este producto y por ello ha decidido apostar añadiendo más idiomas a la traducción, algo que no siempre ocurre en propuestas de corte japonés tan marcadas como puede ser el caso de Persona 5, que se estrenará en España en completo inglés.

Conclusión

Todo amante de las buenas historias y de la ciencia ficción tiene ante NieR: Automata un juego imprescindible a disfrutar en PlayStation 4 y PC. Un título muy especial que se construye a través de un argumento sólido y emotivo que toca temas muy maduros e interesantes. Todo ello unido a una jugabilidad pulida al máximo por Platinum Games, el exquisito universo ideado por Yoko Taro y una tremenda personalidad en su grupo de protagonistas. Quizás su apartado técnico y las misiones secundarias no están a la altura del resto, pero nada que empañe el sobresaliente nivel de la obra. Estamos a marzo y NieR: Automata se une a la amplia lista de mejores juegos del año, pero la aventura que nos brinda Square Enix tiene momentos y situaciones que te dejarán un vacío en el interior durante mucho tiempo.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

NieR: Automata

59,95€
9.2

Historia

9.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

10.0/10

Diversión / Duración

9.0/10

Pros

  • Una historia inolvidable, narrada de forma perfecta y acontecimientos maduros y conmovedores
  • Cuenta con una de las mejores bandas sonoras que hemos escuchado en la última década
  • Acción frenética en su sistema de combate y constante cambio de géneros jugables
  • Numerosos finales que abarcan de la A a la Z. Tremendamente rejugable
  • Diseño y personalidad de los protagonistas junto a su acertada dirección de arte

Cons

  • Las misiones secundarias no aportan mucho al argumento y universo del juego
  • Apartado gráfico mejorablecon problemas de popping y carga tardía de texturas