Análisis | Nioh 2

Análisis | Nioh 2

28 marzo 2020 0 Por Alejandro Altaber

Team Ninja se despide de la actual generación de consolas con Nioh 2, una secuela muy continuista que mejora gradualmente todo lo visto en el original salvo por el excesivo reciclaje de diversos elementos audiovisuales.

Ficha Técnica

  • Título: Nioh 2
  • Desarrollador: Team Ninja
  • Editora:  Koei Tecmo
  • Distribuidor: Sony
  • Número de Jugadores: 1-2
  • Plataformas: PlayStation 4
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 13 de marzo de 2020
  • Idioma: Voces en inglés y japonés. Textos en español
  • Género: Acción, RPG

 

Mientras las series Dead or Alive y Ninja Gaiden seguían avanzando y recibiendo entregas año tras año, parte de Team Ninja comenzó el desarrollo de una IP completamente inédita que debía lanzarse en PS3, Nioh. Sin embargo, fueron muchísimos los problemas que se sucedieron durante el proceso de creación, pues no encontraban un rumbo concreto a seguir para su faceta jugable sin repetir las mecánicas propias de Ninja Gaiden. El proyecto pasó por un turbulento y prolongado período de preproducción y múltiples revisiones hasta que su versión final comenzó a desarrollarse en 2014 para PS4 tomando como referencia los títulos de From Software.

El camino fue duro pero el desarrollo llegó a buen puerto en febrero de 2017. Siguiendo el estilo ‘souls-like’, Nioh se ha convertido en la IP de más éxito en el estudio nipón alcanzando las 3 millones de copias vendidas, unas cifras realmente impresionantes para tratarse de una propuesta enfocada a usuarios muy determinados.

Tres años después llega Nioh 2, una secuela (precuela en lo argumental) muy continuista que apenas arriesga en todos sus aspectos, pero que introduce agradables novedades en el combate y equilibra su dificultad para convertirse en uno de los ARPG más completos de la generación. No obstante y poniendo sobre la balanza ambas entregas, seguramente podríamos hablar más de Nioh 1.5 que de una secuela por sí misma. Team Ninja recicla multitud de modelados de enemigos, escenarios e incluso música, repitiendo por desgracia algunos de los principales fallos que se le achacaron al original. Pros y contras que vamos a desgranar por completo en el siguiente texto.

Historia

Dos de las peticiones más reclamadas por parte de los jugadores de Nioh fueron la introducción de un completo editor de personajes y un mejor trato de la narrativa. De hecho, para no dejar fuera a nadie el argumento de Nioh 2 sirve como precuela del original estando ambientado 45 años antes de los acontecimientos de la aventura protagonizada por William, el británico conocido como el primer samurái occidental de toda la historia.

Según palabras de sus creadores, el objetivo de la historia y uso de la narrativa es el de profundizar en la mitología de los Yokai para que más gente en Occidente pueda conocerla mejor. Nioh 2 vuelve a ofrecernos una alta dosis de exploración, esta vez en la violenta era Sengoku y el mortífero reino oscuro, ambos repletos de despiadados y grotescos demonios. En pleno periodo de los Reinos Combatientes, en el año 1555, las incesantes guerras han transformado el país en un reino de caos repleto de diabólicos Yokai, espíritus malignos que se nutren de sus víctimas.

Tras una breve secuencia introductoria, tocar pasar por el extenso editor para elegir el sexo y características físicas del protagonista. Sin importar que sea hombre o mujer, encarnaremos a un cazademonios que oculta un terrible secreto, es mestizo; un huérfano con sangre tanto humana como Yokai, y viaja solo al ser incapaz de encontrar su lugar entre los humanos. No vamos a entrar en más detalles pues a partir de aquí arranca un argumento basado en la historia del país nipón, apareciendo multitud de personajes reales pero llevados a un mundo de fantasía donde la magia, criaturas sobrenaturales y  demonios  tienen un papel fundamental.

Si bien es una narrativa bien hilada y se explica a la perfección los hechos del periodo Sengoku con unos personajes apropiados que presentan una grata evolución, vuelve a repetir los mismos fallos que su predecesor y no termina de convencer, quizás por la propia estructura jugable basada en misiones independientes. Asimismo, finalizar Nioh 2 cuesta unas 55-60 horas yendo directamente a la historia principal y dedicando un tiempo extra a las misiones secundarias y misiones del ocaso. Eso sí, dejar de lado el contenido secundario no es la mejor opción pues si no nos quedaremos rápidamente por detrás del nivel recomendado para superar las misiones principales.

Jugabilidad

Para comentar el apartado jugable de Nioh 2 prácticamente podríamos irnos al análisis elaborado hace tres años. Estamos ante una aventura de acción y rol basada en ofrecer un elevado reto al usuario, destacando una principal diferencia en su estructura respecto a otros ‘souls-like’. Team Ninja emplea un sistema de misiones completamente cerradas e independientes unas, de otras, por lo que los escenarios no están interconectados y al superar el objetivo final volvemos al mapa central.

Como hemos dicho en la introducción del texto, Nioh 2 trasmite la sensación de ser una gran expansión de su primera entrega pues se han reciclado enemigos básicos, escenarios, animaciones, yo-kai e incluso jefes finales. Debido a esta decisión Team Ninja ha podido crear una obra con tantísimo contenido adicional desde el lanzamiento, pues para los próximos meses también hay previstos tres contenidos descragables, cada una con su propia historia previa a los acontecimientos de Nioh 2 que traerán  nuevas armas, nuevas habilidades de combate y nuevos personajes, así como múltiples misiones principales y secundarias.

La propuesta del estudio nipón destaca sobre todo por dos pilares fundamentales: el frenetismo de sus combates y el sistema de equipamiento y looteo al estilo Diablo, todo ello en una experiencia inigualable tanto en solitario como en cooperativo. Nioh 2 plantea un sistema de combate ágil, ofensivo y tremendamente profundo gracias al sinfín de posibilidades mediante las armas, habilidades y uso de posturas. Yendo paso a paso, tenemos multitud de tipos de armas (hasta nueve alternativas) para afrontar las batallas bajo la majestuosa técnica de los samuráis o la astucia velocidad de movimientos de los ninjas. En ocasiones la obra de Team Ninja puede resultar frustrante incluso un punto injusta, pero está creada para dedicar los cinco sentidos y la máxima concentración si queremos seguir avanzando y salir airosos de los peligros que acechan en cada rincón del escenario.

La principal y más innovadora mecánica plasmada en 2017 vuelve a ser protagonista. Hablamos del uso de la postura alta, media y baja, cambiando así la forma de moverse y el daño causado, aunque también afecta de manera directa en el consumo de resistencia (ki). Pasar de una postura a la otra es un procedimiento sencillo, pero llegar a dominarlo y variar con cabeza entre ellas para sacarle el máximo partido es una tarea que lleva muchas horas de dedicación. En estas líneas solo explicamos una pequeña parte del amplio abanico de opciones, todas validas para lograr salir adelante y adaptables a diferentes estilos de juego.

Nuestro/a protagonista, como ser cambiante mitad humano y mitad Yokai, posee el poder de dominar los espíritus guardianes e incluso transformarnos en uno de esos entes mitológicos demoniacos. Una mecánica que añade una exquisita profundidad a los combates y esconde una grata variedad de habilidades a ejecutar. Bárbaro, Feral y Fantasma son las tres posibles formas Yokai a escoger, cada uno de ellos con propiedades, atributos y técnicas diferentes que emplean el ánima acumulada para desatar todo su potencial.

En la anterior entrega ya era posible transformarse en Yokai y usar su poder en situaciones límite ante los enemigos más temibles y peligrosos, sin embargo, en esta secuela se les saca toda la esencia con los contraataques y habilidades Yokai. Esta vez, todos los oponentes de la aventura, ya sean humanos o seres sobrenaturales disponen de ataques básicos y ataques especiales demoledores que vienen precedidos por un brillo de color rojo. Cuando ese ocurre es el momento de pulsar R2 + O para desatar el contraataque Yokai . Calculando un buen timing para no sufrir parte del daño dejaremos a los enemigos a nuestra merced para seguir soltando golpes, o con suerte, acabar con su vida.

En lo que se refiere a las destrezas Yokai, quedan asignadas o otros dos botones y son una especie de ataques “heredados” de los enemigos. De vez en cuando dejan caer su núcleo de alma al morir, dándonos la oportunidad de aprender su técnica más relevante y equiparla en nuestros espíritus guardianes, siempre y cuando el coste de ajuste no supere el límite. Una buena medida para no dejarte tener asignadas dos habilidades de enorme poder e ir alternando el estilo.

Al igual que los núcleos de alma se van obteniendo con un nivel cada más elevado, lo mismo ocurre con el armamento y equipamiento. Nioh 2 sigue el mismo camino de looteo al estilo Diablo, dividido por rarezas y estadísticas propias que nos llevan a variar el equipo continuamente, e incluso varias veces en una misma misión al haber saqueado objetos de mayor ataque o defensa que sean más útiles para nuestros intereses.

Igual de importante son los árboles de habilidades que recuerdan y mucho al famoso sistema de reconocidos títulos de rol como Final Fantasy X o Final fantasy XII. Cada uno de los tipos de armas, así como el ninjutsu, magia Omyo o poder Yokai, cuenta con su propio árbol compuesto por más de 40 técnicas activas o pasivas. Eso sí, para desbloquear las ramas más lejanas precisa de completar previamente las misiones de Dojo, tareas especiales disponibles en el santuario que nos enseñan a manejar todas las mecánicas ofensivas y defensivas de cada arma.

Con siete regiones a explorar, más de una veintena de misiones principales y más de medio centenar de misione secundarias, Nioh 2 posee contenido para dar y regalar. Los niveles de las misiones principales son mucho más extensos que en su predecesor, y finalizarla en una primera pasada nos llevará con facilidad cerca de la hora de juego. Su enrevesado diseño, la inclusión de trampas, los habituales atajos, la recolección de los pequeños Kodama,  derrotar al cúmulo de enemigos, y reiniciar buena parte del progreso al caer en la batalla, llevan a que cada misión sea un auténtico reto. Y como no, cada fase finaliza con un brutal enfrentamiento ante un jefe final de exclusivo diseño, infinidad de patrones y técnicas demoledoras que acabarán más de una vez con nuestra paciencia. Como recomendación, si te quedas atascado en un boss, lo mejor es cerrar el juego y volver un tiempo más tarde con mayor frescura en las ideas y así lograr derrotarle.

Finalizar una misión principal conlleva desbloquear unos tres o cuatro encargos extra con una sencilla premisa argumental que casi siempre nos devuelve a escenarios vistos con anterioridad, e incluso reciclados de la primera entrega de la saga. Por suerte los objetivos si van variando y hacen más ameno su desarrollo, como es el caso de limitar un área muy pequeña del escenario para combatir ante varias hordas seguidas de los enemigos más feroces del juego.

NIoh 2 puede llegar a ser más llevadero al apoyarse en sus funcionalidades cooperativas. En primer lugar en determinadas misiones ciertos NPC se unen para echarnos una mano, aunque también está la opción de gastar las copas Ochoko para invocar a alguno de los espectros dejados por oros usuarios del mundo. De esta manera invocas una sombra de su personaje manejado por la IA que se quedará con nosotros hasta que desfallezca o bien agote su tiempo de ayuda.

No obstante, quizá lo más interesante es la Puerta Torii. Gracias a esta función creamos expediciones cooperativas para hasta tres jugadores en las que tendremos que completar toda la misión con un límite máximo de vidas para todo el grupo. Para quienes no puedan formar un grupo siempre está la opción clásica, acudir a uno de los santuarios del nivel e invocar un visitante que nos eche una mano. Eso sí, cabe tener en cuenta que la salud de los enemigos y jefes aumenta de forma considerable, por lo que la única forma de reducir la dificultad artificialmente es emplear los espectros azules explicados en el párrafo anterior.

Como hemos comentado a lo largo de todas estas líneas, y pese a que Team Ninja ha caído en el reciclaje de ciertas mecánicas, enemigos y escenarios, no podemos obviar el fantástico trabajo que han realizado durante todo este tiempo escuchando cuidadosamente las opiniones constructivas de los usuarios para afinar e ir introduciendo cambios, equilibrando la jugabilidad,etc. Por desgracia, también hay gestos desagradables como es la nula evolución de los menús, presentación del mapa central, interfaz en pantalla, tutoriales, etc. Son pequeños detalles que afean el conjunto y hacen que el usuario perciba menos cambios de los reales en la secuela.

Gráficos y Sonido

En la faceta audiovisual ocurre lo mismo que en el apartado jugable, no existe avances destacables respecto al lanzamiento del original hace tres años. Al igual que ocurrió con la primera entrega, Team Ninja vuelvea ofrecer diversos estilos gráficos que permitirán alternar en PS4 y PS4 Pro entre el modo Acción, modo Cinematográfico y modo Cinematográfico variable. A continuación os detallamos las diferencias que existen entre todos ellos:

  • Modo Acción – Busca mantener una tasa estable de 60 imágenes por segundo. La resolución es dinámica y en PS4 estándar suele rondar los 720p, ofreciendo una calidad gráfica e imagen bastante borrosa que llega a molestar si estamos jugando en un televisor de grandes dimensiones. En el caso de PS4 Pro la resolución roza casi siempre los 1080p, sacrificando a su vez algunos efectos gráficos, principalmente en el sistema de sombras.
  • Modo Cinematográfico – Ofrece un framerate bloqueado a 30 imágenes por segundo para primar la calidad gráfica llegando a 1800p constantes en PS4 Pro y 1080p en PS4, añadiendo unas sombras dinámicas más espectaculares.
  • Modo Variable – Sin lugar a dudas, el menos recomendado de todos ellos. Intenta plasmar la mayor resolución y tasa de frames disponible en ambas consolas. De hecho, el rendimiento oscila entre 30-50 fps y termina siendo una experiencia más negativa que tener la tasa bloqueada a 30fps.

Team Ninja estrenó su propio motor gráfico con Nioh y la evolución para esta entrega no tiene cambios reseñables. Es cierto que el sistema de iluminación deja estampas realmente bonitas, pero los efectos y partículas en combate se siente limitado, quizás por no sacrificar el fluido rendimiento.

No obstante, los desarrolladores han hecho un gran esfuerzo en el modelado del protagonista, jefes finales y el resto de personajes principales que suelen acompañarnos en la aventura. Lo mismo ocurre con las armaduras que nos equipamos, demuestran una recreación de genial calidad. Tampoco podemos obviar su punto más positivo, la mejoría en su dirección artística para plasmar escenarios variados tanto en su naturaleza en parajes exteriores como en construcciones y sus interiores, materializados con una paleta de colores muy vivos.

Cambiando de tercio, Nioh 2 también presenta una agradecida evolución en su banda sonora.  Si bien los nipones Yugo Kanno y Akihiro Manabe repiten como compositores principales y reciclan varias melodías del original, si hay multitud de nuevos temas de tremenda calidad que casan a la perfección con el estilo del juego. Aun así, salvo en los enfrentamientos ante jefes finales, Nioh se mantiene en completo silencio para que el jugador esté concentrado y escuche cualquier sonido que le avise un peligro cercano.

Todo cambia en los famosos enfrentamientos ante los jefes finales, donde la música gana fuerza con temas de fantástico ambiente con unas dosis de epicidad que esta vez sí han logrado emocionarnos. En cuando a la traducción, Koei Tecmo repite el mismo formato con un doblaje de las voces al inglés bastante bueno y una cuidada localización de los textos al español.

Conclusión

Si bien no se siente como una secuela con todas las letras, Nioh 2 ofrece la experiencia que aquel que disfrutó de la primera entrega imaginaba desde su presentación. No vamos a esconder que Team Ninja ha trampeado reutilizando excesivos elementos de su predecesor, pero también ha escuchado a la comunidad para pulir y equilibrar el resto de aspectos determinantes de la aventura.

Frenético, adictivo y tremendamente intenso, Nioh 2 nos convierte en indomables e imparables samuráis que unidos a su poder Yokai nos llevan a vivir una de las mejores propuestas ARPG de toda la generación. A esto debemos sumar el agradecido intento por contar una mejor historia, sobrebio modo cooperativo, rocoso apartado técnico plagado de opciones gráficas y una deliciosa jugabilidad que derrocha la esencia Team Ninja. Sin lugar a dudas, un indispensable para aquellos que se quedaron con ganas de continuar el camino del samurái.

Nioh 2 ya está disponible, actualmente como exclusivo de PlayStation 4, aunque casi seguro acabará viendo la luz en PC como ocurrió en la primera entrega al publicarse seis meses después la denominada ‘Complete Edition’ que incluía el juego base y las tres expansiones descargables.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Nioh 2

59,95€
8.8

Historia

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Diversión / Duración

10.0/10

Pros

  • Las transformaciones, destrezas y contragolpes Yokai y variedad de núcleos de alma son una auténtica pasada.
  • Genial mejora y funcionamiento del modo cooperativo, tanto invocación de usuarios manejados por la IA como online con otro usuario.
  • La jugabilidad y sistema de progresión es puro Team Ninja, bien medida, equilibrada, desafiante y muy adictiva. Más de 50 horas de juego solo en su primera vuelta.
  • Increíble editor de personajes y esfuerzo por llevar a Occidente la historia, tradición y folclore japonés.
  • Diferentes modos gráficos, variedad de escenarios y mejora de los temas de la banda sonora.

Cons

  • Toma muy pocos riesgos gráficos, sonoros y jugables, reciclando muchos escenarios, modelados y melodías de la primera entrega.
  • Misiones secundarias demasiado genéricas, ambientadas en niveles previamente superados.