Análisis | One Piece: Pirate Warriors 4

Análisis | One Piece: Pirate Warriors 4

4 abril 2020 0 Por Alejandro Altaber

Los Piratas de Sombrero de Paja regresan con una nueva entrega de la saga musou y revivir la historia de la búsqueda del tesoro más famoso: el One Piece.

Ficha Técnica

  • Título: One Piece: Pirate Warriors 4
  • Desarrollador: Omega Force
  • Editora:  Bandai Namco
  • Distribuidor: Bandai Namco
  • Número de Jugadores: 1-4
  • Plataformas: PlayStation 4c Xbox One, Switch y PC
  • PEGI: +12
  • Fecha de salida: 27 de marzo de 2020
  • Idioma: Voces en japonés. Textos en español
  • Género: Acción, Musou

 

Aunque el exitoso manganime de Eiichirō Oda todavía no ha llegado a su fin, Omega Force vuelve a aliarse con Bandai Namco para el lanzamiento de la nueva entrega musou, One Piece: Pirate Warriors 4. Si bien el estudio nipón tiene sus sagas y desarrollos principales como Dynasty Warriors, los nombrados auténticos reyes del género musou siguen recibiendo continuos encargos para la adaptación de múltiples sagas como Persona 5, Dragon Quest, Attack on Titan, The Legend of Zelda o Berserk.

Desde 2012 llevan trabajando con la serie One Piece: Pirate Warriors mejorando episodio tras episodio hasta lanzar con la tercera parte una propuesta casi sobresaliente que cubría todos los arcos argumentales hasta aquella fecha, convirtiéndose en el más ambicioso y completo en términos jugables.  Ahora, cinco años después tenían un duro reto por delante y por desgracia no han conseguido superarlo, dejándose por el camino ciertas características que triunfaron en el pasado y no sabiendo pulir aquellos pequeños fallos que todavía existían.

Historia y Jugabilidad

Si bien el anterior título intentaba abarcar y condensar todo lo contado en el manga, One Piece: Pirate Warriors 4 permite descubrir los arcos argumentales de Alabasta, Water 7, Ennies Lobby, Marineford, Dressrosa, Whole Cake Island junto a una historia original creada por el estudio para el país de Wano. Si bien se han omitido ciertas tramas importantes, al menos se ha ganado en profundidad narrativa en cada una de ellas haciendo uso de un mayor número de cinemáticas y diálogos entre personajes.

Omega Force tenía una papeleta muy complicada de resolver en este aspecto, pues desde 2015 el manga ha seguido avanzando y sumando volúmenes. Esto se traduce en mayor contenido a llevar al videojuego, y teniendo en cuenta la enorme extensión actual de One Piece, plasmarlo al completo con todo lujo de detalles serían una tarea titánica para los desarrolladores, encima sabiendo que el equipo nipón afronta siempre la creación de varios proyectos al mismo tiempo. One Piece: Pirate Warriors 4 dedica más tiempo y batallas a cada uno de los arcos argumentales, pero por el contrario el precio a pagar es el enfrentamiento ante varios villanos y personajes que tienen un papel relevante en la historia.

Completar ‘Diario dramático’, nombre del Modo Historia, nos lleva en torno a las 12-15 horas de duración, y por desgracia, tras finalizarlo no existen más incentivos pues esta entrega ha obviado los retos y coleccionables que había en el pasado. Por otro lado tenemos ‘Juego Libre’ para disfrutar de cada capítulo o combate con el personaje que deseemos, y para rematar está ‘Diario de tesoros’, algo así como misiones de desafío con una dificultad preestablecida que se va incrementando progresivamente.

Aquí es posible escoger a los personajes que deseemos para después obtener medallas al finalizar la misión, sirviendo como moneda de cambio para potenciar las habilidades, pues esta entrega no dispone del habitual sistema de subida de niveles. Lo que inicialmente creíamos que iba a ser un modo adicional bastante descafeinado ha terminado siendo un buen pozo de horas para seguir enganchando a One Piece: Pirate Warriors 4 durante muchas horas probando y mejorando a los casi 40 personajes disponibles en el título.

La base de jugabilidad de One Piece: Pirate Warriors 4 es la misma que cualquier otro musou, manejar un personaje para enfrentarnos a hordas infinitas de enemigos. Es cierto que Omega Force también ha acercado este género hacia el Action RPG con la saga Dragon Quest Heroes, no obstante, esta producción está enfocada a las mecánicas puras del musou.

Las grandes novedades jugables de esta entrega llegan con la introducción de una mayor capa de profundidad al sistema de combate. Además de los dos ataques básicos habituales tenemos maniobras con golpes aéreos y ataques especiales asignados al botón R1 que tras su uso vuelven a recargarse con el paso del tiempo. Potenciadores, técnicas definitivas e incluso espectaculares transformaciones para dar rienda suelta a la locura y acabar así con los enemigos más poderosos. Eso sí, cabe tener en cuenta el factor del tiempo, pues al tener un límite de cuatro habilidades asignadas y colocamos las más potentes, estaremos en desventaja un lapso excesivamente elevado combatiendo con los meros golpes básicos que apenas sirven para reducir a los oponentes más débiles.

Quizás dos ataques normales y cuatro habilidades especiales puede sonar muy repetitivo, pero cuando lo unes a un plantel de 40 personajes jugables las combinaciones se vuelven casi infinitas. Por ello y mucho más, esta cuarta iteración eleva la jugabilidad a un nivel de agilidad y frenetismo extremo para encadenar combos, saltos y golpes mientras el contador de ataques y muertes va sumando sin cesar.

El principal inconveniente lo tenemos con la mediocre cámara, que nos deja vendidos en multitud de ocasiones por ser incapaz de seguir la acción y rápidos movimientos de los personajes, superponiendo objetos y texturas por delante de lo realmente importante. Al menos es posible destruir prácticamente todos los decorados del escenario y ‘limpiar’ la zona, o también fijar el objetivo que deseemos para llegar a seguirlo con menor dificultad.

Y hablando de dificultad, One Piece: Pirate Warriors 4 ofrece hasta tres niveles diferentes: fácil, normal y difícil. Desde nuestra humilde opinión de disfrutar de contadas propuestas del género musou, sin ligar a dudas os recomendamos elegir difícil desde el comienzo pues en la dificultad por defecto los enfrentamientos terminan siendo un paseo y casi nunca ofrece un reto a la altura, ni siquiera en las batallas de más intensidad ante jefes finales de la zona o los de tamaño gigante.

Como hemos dicho, Omega Force ha primado la fluidez y espectacularidad jugable, dejándose atrás cualquier componente táctico o estratégico que pudiera existir. Esto conlleva que el diseño de las misiones se haga excesivamente lineal, yendo del punto A al punto B arrasando con las hordas de enemigos y cumpliendo un abanico de objetivos muy básico.

Por último nos queda una característica quizá para muchos determinante en la compra de One Pirate Warriors 4, el modo cooperattivo. Esta la opción de disfrutar el juego completo en cooperativo local para dos jugadores a pantalla partida, o incluso hasta cuatro jugadores online formando equipos contra jefes gigantes y misiones exclusivas.

Gráficos y Sonido

Gráficamente tampoco es el título más rompedor que nos ha dado Omega Force. De hecho y volviendo a la comparación anterior, el estilo visual de Dragon Quest Heroes I y II dotaba al conjunto general de un acabado sensacional. One Piece: Pirate Warriors 4 es un título anticuado a nivel técnico comparado con otras propuestas similares al igual que si echamos la vista atrás hasta 2015 para ver las texturas y modelados de la tercera entrega de la serie.

Aquí vuelven a repetirse los mismos errores, con escenarios, texturas mejorables y efectos mediocres en la destrucción de los niveles, que esta vez sí pueden ser devastados al 100%. Todo esto según la versión analizada de PlayStation 4 Pro, la cual también posee aspectos positivos como la grata mezcla de cel-shading con el estilo de la serie o las trabajadas animaciones de todos los personajes en sus técnicas y movimientos definitivos.

En lo referente al apartado sonoro, primero agradecer la siempre traducción de los textos al español respetando los nombres originales de los personajes e incluyendo el doblaje de las voces en japonés con los actores reales de cada uno de ellos. Cerramos el texto con la habitual referencia a la banda sonora, que si bien no llega con los temas licenciados, si aporta unas melodías más que notables. Hay algunas remezclas de piezas de juegos anteriores, pero se sienten sorprendentemente frescas, actualizadas y perfectas para cada situación que vemos en pantalla.

Conclusión

One Piece: Pirate Warriors 4 es una propuesta muy recomendable para los fans del manganime, pero se queda lejos de marcar un antes y un después en el género musou pese a que la anterior entrega invitaba a ilusionarse con esta nueva obra. Omega Force ha sabido mejorar el sistema de combate e incorporar 40 personajes, todos ellos disfrutables en el fervor del campo de batalla, sin embargo, duele la pérdida de buena parte del argumento y la simplificación de las misiones en la historia principal.

Aun así, los seguidores de Eiichiro Oda tienen por delante un juego para desconectar y echar grandes ratos tanto en solitario como en cooperativo local y online, con una ingente cantidad de horas por delante en sus modos extra. One Piece: Pirate Warriors 4 ya está a la venta en PS4, Xbox One, Switch y PC.

 

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

One Piece: Pirate Warriors 4

59,95€
8.1

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Grata mejoría en el sistema de combate con la introducción de habilidades.
  • Hasta 40 personajes únicos y diferenciados en la batalla.
  • Decente duración de la historia que se amplía con el adictivo 'Diario de tesoros'.
  • Magnífica elección de temas en la banda sonora.

Cons

  • Omisión de varios arcos argumentales importantes en la trama.
  • Paso atrás en el diseño de misiones y nula evolución gráfica.
  • Severos problemas con el manejo de la cámara