Análisis | Oninaki

Análisis | Oninaki

1 septiembre, 2019 0 Por Víctor González Valle

La nueva propuesta de Tokyo RPG Factory y Square Enix vuelve con un RPG con esencia añeja y una temática muy interesante.

Ficha Técnica

Título: Oninaki

Desarrollador/Editor: Tokyo RPG Factory / Square Enix

Distribuidor: Kochmedia

Plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch y PC

Fecha de salida: 22 de agosto de 2019

Género: JRPG

Tokyo RPG Factory es una desarrolladora de videojuegos vinculada a Square Enix, fundada en el año 2014 y que como su propio nombre indica busca desarrollar juegos de rol japoneses, en concreto con presupuestos más humildes, alejándose del triple A a los que nos tiene acostumbrados Dragon Quest o Final Fantasy para volver a las raíces del género.

La compañía ha lanzado ya tres títulos contando el que hoy os traemos, los cuales son I am Setsuna, Lost Sphear y Oninaki. Los anteriores títulos bebían de juegos como los Final Fantasy de SNES o el tan querido Chrono Trigger, sobre todo en el uso de cámaras o elementos de los sistemas de combate.

Bajo la supervisión del productor creativo Takashi Tokita ( Chrono Trigger, Parasite Eve ), Oninaki nos presenta un mundo donde la muerta está muy presente. Nuestro protagonista, Kagachi pertenece a los “Watcher”, una especie de cuerpo que es capaz de viajar entre el mundo real y el Velo, donde las almas de los muertos van antes de reencarnarse y continuar el ciclo que mantiene la vida en el mundo del juego.

Kagachi tiene un pasado bastante trágico, lo que ha motivado que se una a este cuerpo. Nuestras primeras misiones consistirán en cumplir los últimos deseos de las almas que han quedado atrapadas, ayudándolas a que crucen el camino hacia la ya mencionada reencarnación.

Tras conocer a una misteriosa muchacha llamada Linne, su destino se tiñe de sangre y muerte. Para enfrentarse al enemigo, Kagachi se vale de los poderes de los Daemons, que le proporcionan habilidades poderosas y destrezas únicas en combate.

Estamos ante una historia ni muy larga ni excesivamente compleja, pero que ofrece un tono bastante oscuro y más adulto del que podría parecer, tratando temas realmente duros como la propia muerte, el suicidio, el miedo a lo que vendrá o la perdida mientras desentrañamos los misterios de la pequeña Linne y varios secretos que esconde el mundo, que nos llevarán a un desenlace muy interesante.

A diferencia de las anteriores propuestas de Tokyo RPG Factory, Oninaki cambia los turnos por el tiempo real. Kagachi tendrá combos simples que dependerán del Daemon que nos equipemos. Habrá variedad de estos y cambiarán las habilidades y el arma de nuestro protagonista. Hay 10 de estos y cada uno ofrece unas mecánicas distintas. Desde katanas centradas en el equilibrio, pesadas hachas, armas a distancia, todo tipo de equipamiento para adaptarse a la manera de jugar de cada persona.

Estos Daemons tienen su diseño propio y podremos hacer ataques combinados con ellos, además , tendrán su propio árbol de habilidades que nos permitirán mejorar sus habilidades, aprender nuevos ataques e incluso desbloquear el lore de cada uno de ellos, que nos contarán el por qué acabaron como acabaron, con historias cortas, autoconclusivas y muy interesantes, que incitarán a usarlos a todos para ir consiguiendo esos trozos de historia.

El sistema es variado, pero puede caer en la repetición si nos quedamos solo con un Daemon y comenzamos a utilizar las mismas técnicas sin parar, algo que nos permitirá completar el juego sin problema alguno, pero que no recomendamos, ya que os perderéis parte del trabajo realizado por los desarrolladores para crear todo tipo de ataques, además, si decidimos apostar por la variedad, el juego gana enteros en diversión, ya que no será lo mismo afrontar un boss con un arma rápida y esquivas que con un arma lenta y que depende de los bloqueos, cambiando el enfoque totalmente.

El otro elemento principal de Oninaki es el de poder cambiar con solo una pulsación de botón entre las dos dimensiones, la de los vivos y la de los muertos, cambiando toda la paleta de colores y que deberemos usar constantemente en la exploración, tanto para buscar a otras almas, para desbloquear mapeado ( que precisará de que derrotemos a ciertos enemigos más poderosos, ya que si no el mapa del otro mundo estará completamente a oscuras y no nos podremos mover). Quizás podríamos echar en falta algún uso más de esta interesante mecánica pero valoramos el cambio de estética de cada uno de los planos, en especial el plano de los muertos.

El diseño de los enemigos es variado y aunque peca de reutilizar modelos con otras paletas de colores también destaca en el diseño y patrones de los diferentes jefes, variados y que requerirán de esquivar y atacar en momentos muy concretos para que no nos hagan demasiado daño.

En cuanto a los personajes personajes destacamos a  Kagachi por sus llamativos ojos o el principal villano, con un diseño muy interesante, los demás pecan de ser demasiado genéricos y algo repetitivos, en especial en los NPC. El diseño de los escenarios sigue la misma linea, con muchos tipos de ambientación y una ciudad central que da la sensación de vida aunque no podamos interactuar demasiado.

A nivel técnico los que conocieseis los productos anteriores de Tokyo RPG Factory sabéis que gozaba de un apartado algo regular. Oninaki continua sin destacar, pero se nota un salto gráfico y la estética escogida es muy acertada, ya que tiene un toque dibujo que hace que unos modelados algo simples luzcan realmente bien gracias a la utilización de colores.

El apartado sonoro en cambio cumple holgadamente , como nos tiene acostumbradas las producciones de Square Enix. Quizás es un juego donde abundan más los silencios que en otros exponentes del género, pero las canciones que suenan, además de estar colocadas perfectamente, son de una calidad excelsa, desde el tema principal a los temas nostálgicos o los que escucharemos en los diferentes bosses, ayudando a enfatizar la sensación de misticismo y nostalgia que inunda el mundo de Oninaki. Todo esto vendrá acompañado de doblaje japonés para las escenas más importantes y textos, por desgracia, únicamente localizados al inglés, por lo que las personas que no dominen el idioma tendrán problemas para seguir el argumento.

Conclusión

Oninaki es un JRPG que se atreve a tratar un argumento serio y con temas muy interesantes acompañados de varios misterios que nos mantendrán a los mandos expectantes de saber todo sobre Kagachi, Linne y los personajes que pueblan este extrañamente bonito mundo. Quizás peca de tener un sistema de combate algo descafeinado y repetitivo pese a la intención de los creadores de ofrecer variedad gracias a la multitud de Daemons que podremos equipar, pero que acabará traduciéndose en aporrear el botón de ataque constantemente y lanzar todas las habilidades en cuanto estén disponible sin orden alguno.

Algo más de profundidad le habría venido de perlas a un juego más que interesante, especialmente pensado para los que buscan un JRPG con sabor a los años 90, sin las altas cotas que busca ofrecer el mercado Triple A. Una evolución técnica de Tokyo RPG Factory que esperamos continuar viendo en futuros productos de la compañía, ya que intuimos el potencial que tiene en sus títulos, pero les falta esa explosión final que pueda conseguir un título memorable, mientras, podemos disfrutar sin mayores pretensiones del universo de Oninaki.

Author: Víctor González Valle

Gamer de nacimiento, amante del JRPG y redactor por vocación y en tiempos libres. Amante de Japón y los juegos RPG. Aprendiendo cada día.

Oninaki

Oninaki
7.3

Historia

7.5 /10

Jugabilidad

7.1 /10

Gráficos

7.0 /10

Sonido

7.8 /10

Diversión / Duración

7.2 /10

Pros

  • Historia muy interesante.
  • Gran calidad musical

Cons

  • Algo repetitivo.
  • Textos en inglés.