Análisis | Outriders

Análisis | Outriders

14 abril 2021 0 Por Alejandro Altaber

People Can Fly se pasa al shooter-looter con una propuesta cargada de acción, aportando grandes ideas y sorprendiendo en el terreno jugable y narrativo.

Ficha Técnica

  • Título: Outriders
  • Desarrollador: People Can Fly
  • Editora: Square Enix
  • Número de Jugadores: 1-3
  • Plataformas: PS5, PS4, Xbox Series, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 1 de abril de 2021
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Acción, Shooter, RPG

 

People Can Fly es uno de los estudios más conocidos de Polonia por sus magnífico trabajo en Gears of War: Judgment y Bulletstorm, pero han pasado ya muchos años desde el último lanzamiento original más allá de la remasterización del último anteriormente citado

A pesar de ello, tras Outriders parece que tienen asegurado un futuro fantástico. De hecho tienen dos encargos a medio-largo plazo, a cada cual más emocionante y prometedor. El primero de ellos es un acuerdo con Take-Two Interactive para el desarrollo de un juego de acción y aventura a cargo de los miembros de las oficinas de Nueva York, del que por ahora no han trascendido más detalles al respecto. Y el segundo es una nueva colaboración con Square Enix, siendo la tercera con la reputada editora para publicar en 2024 un nuevo título AAA.

Pasado y futuro de People Can Fly, pero hoy toca hablar del más absoluto presente con Outriders, el juego más ambicioso de la historia del estudio en términos de presupuesto y tiempo invertido en su creación. En desarrollo desde 2015 y previsto en primera instancia solo para PS4, Xbox One y PC, el crecimiento exponencial de los contenidos de la obra y la inesperada pandemia obligaron a retrasar poco a poco su salida, tiempo que también aprovecharon para sumar versiones nativas de PS5 y Xbox Series X/S con las correspondientes mejoras gráficas, optimización del rendimiento y funcionalidades exclusivas.

Y por fin, tras un larguísimo periodo de desarrollo y superados multitud de impedimentos en el camino debuta Outriders, un shooter de coberturas en tercera persona con elementos RPG y cooperativo online para tres jugadores que no esconde su inspiración e influencias en obras tan laureadas como Borderlands, Destiny o Diablo.

Historia

Outriders nos cuenta una historia bastante trillada y que ya hemos visto en otros videojuegos, con la humanidad en guerra destruyendo la Tierra y viéndose forzada al exilio en busca de un nuevo comienzo y hogar. Llamando a los más brillantes héroes, deberán reiniciar la civilización en la otra punta de galaxia, pero acabarán hechos pedazos.

Ambientado en un futuro cercano, un grupo de soldados desciende de la nave a investigar el planeta Enoch con el objetivo de explorar un lugar desconocido y hostil. Sin embargo, en el intento de colonizar los monstruos  que habitan y las Anomalías, una especie de tormentas eléctricas que arrasan con todo, echan al traste el plan acabando prácticamente con todos los humanos. Muchos fallecieron, otros obtuvieron poderes, y cuando nuestro protagonista despierta de la criostasis 30 años después, su misión será la de encontrar la fuente original de las anomalías. ¿Qué este planeta quiere acabar con nosotros? Buena suerte.

La campaña sigue un diseño de niveles cerrado que nos va llevando progresivamente por hasta 15 escenarios únicos y variados, viajando por todo el planeta Enoch haciendo frente a exclusivos enemigos de cada zona, conociendo diferentes facciones y descubriendo todos los secretos ocultos mientras intentamos hallar la respuesta a la Anomalía y la extraña señal. People Can Fly se ha tomado muy en serio el argumento, guión y forma de narrar la historia, incluyendo una hora y media de escenas cinematográficas grabadas con motion capture y otras casi tres horas de escenas que aparecen exclusivamente en las misiones principales alejadas de la trama.

Todo ello durante unas 18-20 horas que puede durar la historia principal, aunque fácilmente podemos doblar esa cifra si dedicamos tiempos a todas las misiones de historia secundaria, misiones de caza de monstruos y misiones de asesinato de humanos. Y como buen shooter-looter, tras acabar el núcleo central de la aventura desbloqueamos el endgame, con contenido complementario y casi independiente de la narrativa.

Jugabilidad

Para traer el mejor juicio sobre el contenido y funcionamiento de Outriders hemos querido dejar pasar unos días más para publicar el artículo y compartir la realidad del juego. Quizás la peor idea que ha tomado People Can Fly al montar la infraestructura online es la de no contar con servidores dedicados, dejando la creación de las partidas a los propios usuarios con el correspondiente riesgo de que no funcione del todo bien la conexión. Igualmente, durante los primeros días se tuvo que deshabilitar la opción de juego cruzado entre plataformas debido a la inestabilidad que existía. Por suerte un par de días antes de la publicación de este análisis el estudio ya había solventado dichos problemas.

De la misma manera, no es comprensible que ofreciendo la opción de disfrutar todo el juego en solitario sea necesaria la conexión permanente a internet, teniendo que sufrir alguna desconexión incluso aunque estés avanzando solo en la aventura, perdiendo además el progreso que llevabas en la misión. Son pequeñas trabas que han surgido tras el estreno de Outriders que seguro irán puliendo progresivamente, pero quizás dichos errores debían haber llegado solucionados tras odas las pruebas realizadas con la demo publicada a finales de febrero.

Aclarada la situación actual del título, lo verdaderamente importante de la propuesta de People Can Fly recae en el apartado jugable junto al diseño y estructura de misiones. Como decíamos, Outriders es un juego de rol y disparos en tercera persona con cooperativo para 1-3 jugadores ambientado en un universo de ciencia ficción, oscuro y salvaje. El equipo polaco ha querido satisfacer al rango de usuarios más amplio posible creando una experiencia disfrutable de principio a fin tanto en solitario como en cooperativo. De hecho, casi en su totalidad nosotros hemos tomado Outriders como una propuesta singleplayer, realizando en cooperativo solo unos pocos desafíos y misiones alternativas y más que nada para comprobar la fluidez al trabajar en conjunto.

No hemos hecho demasiado hincapié en el editor de personajes puesto que es bastante sencillo y no da muchas opciones la imaginación. Es un simple trámite antes de comenzar la aventura eligiendo el género, cara, pelo, marcas y color de piel y ojos del personaje.  En People Can Fly son auténticos maestros en el género del shooter, manejando por igual la vista en primera o tercera persona como demostraron en Bulletstorm y Gears of War Judgment respectivamente. Para Outriders han decidido darle continuidad a la cámara situada tras el protagonista, ofreciendo un combate divertido, ágil y frenético, recordando a una mezcla entre The Division, DOOM Eternal y Gears of War, con toques sci-fi de la serie Mass Effect.

Pese a que han plasmado hasta cuatro clases (Piromante, Devastador, Ilusionista y Tecnomante) distintas de personaje, en las mecánicas de combate hay una de ellas que prima por encima del resto, el posicionamiento en las coberturas del escenario para manejar la regeneración de salud. Cualquier tipo de enemigo y monstruo es tremendamente agresivo, y en cuanto descuidamos un poco la perspectiva defensiva somos acribillados sin piedad. Hablamos de ello ya que la vida del personaje solo se recupera de forma automática hasta un tercio del total, y la manera de devolver toda la salud varía según el rasgo exclusivo de la clase de personaje en la que hayamos decidido especializarnos.

Llegado un punto y tras haberte familiarizado con las mecánicas iniciales, Outriders cambia por completo y plantea combates directos repletos de frenetismo, acción visceral y vertiginosa donde se combinan y encadenan continuamente habilidades especiales con los propios disparos, y en resumidas cuentas, obligándote a estar en constante movimiento para salir airoso de cada enfrentamiento. Cubrirse, esquivar, disparar, enlazar poderes, cambio de arma, ataque cuerpo a cuerpo; un baile de acciones que demuestran lo cuidada que está la jugabilidad, donde todo funciona a un ritmo fascinante.

Outriders es un RPG de acción para todos los jugadores, tanto para los amantes del shooter-looter que desean tener el mejor equipamiento posible como para aquellos que únicamente desean disfrutar de una aventura entretenida sin buscar ningún tipo de aliciente competitivo. Todo esto es gracias a las denominadas ‘Categorías de Mundo’, la función que ha incluido People Can Fly para gestionar la dificultad del juego.

El medidor modifica el número de niveles que existen de diferencia entre nuestro personaje y los enemigos, haciendo escalar progresivamente la complicación de las misiones. Mayor ataque y defensa de los oponentes, más cantidad de estos o aparición de adversarios de élite, como no, a cambio de mejores recompensas en forma de botín de niveles superiores. La única condición para desbloquear un nivel de mundo es ganar experiencia jugando en el anterior nivel. Una idea que funciona magistralmente graduando la dificultad según las exigencias del usuario, otorgando una tremenda jugabilidad a cada misión y fomentando un progreso variable y adaptable.

Aunque quizás explotar al máximo las ‘Categorías de Mundo’ es mucho más recomendable una vez superada la historia principal para dedicar el tiempo que deseemos en el ‘Endgame’, donde también se desbloquean las ‘Expediciones’, mazmorras ambientadas en diferentes escenarios y localizaciones previamente visitadas donde debemos derrotar a una casi infinita cantidad de enemigos liderados por un poderoso jefe final.

El diseño de las mismas no es el más original, pero sigue aportando contenido variado y frenético durante un buen puñado de horas. Eso sí, aquí la dificultad se computa por el ‘Rango de Desafío’, jugando con el riesgo como apuesta/recompensa Además, cuanto más rápido completes las arenas de combate, más y mejoras recompensas obtendrás. También queremos aclarar que pese a que existe todo el contenido postgame, Outriders no es un juego como servicio como pueden ser otras propuestas existentes. People Can Fly ha confirmado que tienen muchas más historias que contar e ideas que añadir, pero lo harán en el futuro mediante expansiones independientes de significativo contenido.

Otro aspecto que hemos pasado por alto y quizás a mucho es haya parecido extraño es que existen 4 clases de personajes y un modo cooperativo limitado a 3 jugadores. People Can Fly ya comentó durante los meses previos al lanzamiento que habían analizado partidas con distinto número de usuarios en pantalla, siendo 3 el componente ideal para una experiencia equilibrada, con mejor rendimiento y visibilidad. Sobre todo en cuanto a habilidades de movimiento y efectos especiales de los poderes se refiere, con cuatro personas el campo de batalla se volvía más caótico y difícil de interpretar. Aun así, todo el mundo tiene acceso a hasta 6 ranuras de personaje para ir probando las distintas clases e incluso una reserva que se puede usar para compartir objetos entre ellos.

Y cerramos la faceta jugable con otro elemento muy importante en todo RPG de acción donde el ‘loot’ es la base del progreso. En todo momento podemos emplear tres técnicas  activas junto a otras pasivas a desbloquear en el árbol de habilidades único de cada clase de personaje. Asimismo, cada una de las cuatro clases tiene tres formas distintas de especializarla, creando combinaciones exclusivas que se complementan con un sistema de modificadores para las armas y armaduras muy bien ideado.

Gráficos y Sonido

Una de las principales ventajas en el retraso del lanzamiento de Outriders hasta comienzos de 2021 fue poder trabajar duro en las versiones next-gen. Es cierto que el rendimiento en PS4 y Xbox One es más que óptimo, pero la experiencia que hemos disfrutado en PS5 ha sido sensacional sin bajar nunca de los 60fps manteniendo una resolución 4K dinámica, una auténtica gozada para el frenético ritmo del juego en la batalla.

Ahora bien, cuando has acabado con todos los enemigos y echas un vistazo a tu alrededor, sientes que el detallado de los escenarios, modelado de personajes, animaciones y expresiones faciales no son lo que cabría esperar en la nueva generación. En ese aspecto Outriders se siente que falta un punto de pulido general y que podría haber dado mucho más de sí para alcanzar valores de producción a la altura de los grandes referentes del género. Como dato interesante, comentar que People Can Fly ha desarrollado Outriders con Unreal Engine 4, pero el estudio ha confirmado que ya tiene implementadas algunas características de Unreal Engine 5, y ya valoran una actualización completa de los assets del juego para el futuro.

En cuanto al apartado sonoro cabe mencionar un rotundo acierto que demuestra la apuesta de Square Enix por el juego como es la inclusión de doblaje de las voces al español. Actores tan conocidos como Olga Velasco y Héctor Garay ponen voz al protagonista principal de la aventura según escojamos entre personaje masculino o femenino, sumándose otros tantos conocidos en producciones triple A de la industria. Por último, la banda sonora corre a cago de Inon Zur, compositor responsable de la música de Fallouy 3, Fallout 4, Fallout 76 o Dragon Age Origins que pone su talento en melodías con tonos fantásticos y postapocalípticos.

Conclusión

Los amantes del género y propuestas como Destiny, Borderlands o The Division tienen ante Outriders una compra obligatoria, ofreciendo una alta dosis de diversión, frenetismo y desafío.  Es cierto que no va a pasar a la historia por su innovación jugable o complejidad en sus mecánicas, no obstante ejecuta con total acierto todo lo que se plantea. People Can Fly aúna en su propuesta la intensidad de un shooter en tercera persona con la apropiada progresión del RPG, plasmando unos brutales combates que destilan intensos tiroteos, espectaculares poderes y puro entretenimiento.

Decenas de horas de contenido, sin contenidos descargables de pago, futuras expansiones de la historia confirmadas y una sensación inmejorable a los mandos. Solo empaña el conjunto un apartado gráfico que no está a la altura de la nueva generación de consolas y unos problemas de conexión que, eso sí, ya se están solventando progresivamente. Para nosotros ha sido una de las sorpresas más agradables de comienzos de 2021, y estamos deseando ver que tiene preparado el estudio polaco para ampliar Outriders en los próximos meses.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Outriders

59,90€
8.1

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Rendimiento inmejorable con sólidos 60fps en todo momento.
  • Gran cantidad y variedad de contenidos desde su lanzamiento.
  • Combate divertido y frenético con las cuatro clases.
  • Múltiples niveles de dificultad adaptables a todos los públicos.
  • Sistema de fabricación, modificadores y personalización de clases.

Cons

  • Fallos de conexión y estabilidad en su estreno.
  • Gráficamente es mejorable.