¿Gráficos en 2D jugados desde unas gafas de realidad virtual? Suena irónico, raro, sorprendente, o como queráis llamarlo. Y fue así fue como nosotros vimos el juego que del que hoy traemos su análisis, titulado Pop – Up Pilgrim y que ha sido desarrollado por Dakko Dakko, un pequeño estudio fundado en Gales.

Como hemos dicho, no es fácil imaginar cómo sentaría esta fórmula a un juego, pero una vez puesto en práctica, la verdad es que nos ha sorprendido para bien lo que ha conseguido este pequeño estudio de Cardiff.

Ficha Técnica
  • Título: Pop – Up Pilgrim.
  • Desarrollador:.Dakko Dakko.
  • Editor: Dakko Dakko.
  • Número de Jugadores: 1 – 2 jugadores.
  • Plataformas: PlayStation Vr.
  • PEGI: +7
  • Fecha de salida: 13 de febrero de 2018.
  • Idioma: Textos de pantalla en castellano.
  • Género: Plataformas y puzles.

La idea de Pop – Up Pilgrim no es una idea que parte de cero. De hecho, realmente es una adaptación de Floating Cloud God Saves the Pilgrims, un juego desarrollado también por la gente de Dakko Dakko y que llegó en el 2012 a Ps Vita. Pero adaptar un juego de una consola cualquiera, a la realidad virtual, no es tan fácil en el sentido de que necesita ciertos cambios en la mecánica y el control, si no, no tiene sentido alguno de pasar un juego a la realidad virtual. Y, aunque realmente estamos ante el mismo título que ya vimos en Ps Vita, no hay inconveniente alguno en volver a jugarlo, ya que la experiencia con las gafas PlayStation Vr dan una visión y jugabilidad diferente y, sobre todo, atractiva.

HISTORIA

La historia es un trance insignificante, pero que está. Nos metemos en la piel de una especia de Dios y tendremos que guiar a unos peregrinos a la salida del nivel, que agrupados, forman mundos, habiendo un total de seis. Cada uno de ellos, diferentes los unos de los otros, pero con la misma base.

Cada mundo está compuesto por un jefe final que, por desgracia, pasa sin pena ni gloria para el recuerdo del jugador, puesto que el combate no tiene ningún trance.

CONTROL

El control lo han adaptado de la manera más simple posible que, desde nuestro punto de vista, es lo mejor que podían hacer, ya que hacerlo de una manera podría hacer que quedara en un experimento no solo arriesgado, como es la propia idea de pasar un juego de plataformas 2D a la realidad virtual, sino también malogrado.

En resumen, un control básico con el que podremos dirigir a nuestros peregrinos.

Además de ello, tendremos también la opción de, con los gatillos, lanzar o saltar a nuestro peregrino seleccionado o impulsarlo con fuerza para que vaya pasando de una plataforma a otro. No esconde ningún tipo de misterio, pero seremos nosotros mismos quienes tengamos que aprender a calcular las dos mecánicas para seguir pasando a la siguiente plataforma.

Podremos jugar acompañado con la pantalla social dando consejos o controlando a uno de los personajes que nos acompañará toda la aventura.

La dificultad se ve muy rebajada ya que no necesitaremos llevar a un cierto número de peregrinos al final del nivel, pero para los más exigentes, sí que cuenta con un sistema de puntuación de medallas bronce, plata y oro.

Depende del nivel, y con una dificultad que va aumentando paulatinamente, habrá más o menos coleccionables, que es otro de los puntos donde la reside dicha dificultad.

GRÁFICOS Y SONIDO

El juego entra por la vista fácilmente, y es que en lo que respecta al tema visual, estamos ante escenarios llenos de colores llamativos y que encajan a la perfección en el camino de nuestros peregrinos. Este juego respira por los cuatro costados toda la variedad de la estética japonesa.

Haciendo referencia al uso de las PlayStation Vr, se usan porque son obligadas para hacerlo, pero el giro de 360º que nos da la opción de hacer es insignificante, ya que no aporta nada.

En el apartado sonoro, en cambio, aunque también recuerda ese folclore japonés, lo hace de una manera más tímida y con no mucha variedad. Puede que a lo largo de los más de sesenta niveles que presenta el juego, nos resulte un poco monótona o con sensación de vacío.

CONCLUSIÓN

Pop – Up Pilgrim es un juego que nos ha sorprendido para bien, ya que lo cogimos con mucho respeto por ser pionero en llevar a cabo una idea tan arriesgada. Por suerte, nuestras dudas quedaron resuelta en el primer escenario de juego y con el pequeño tutorial que nos dan mediante lecciones. Un juego de plataformas diferente y atractivo que tiene como peculiaridad esa fusión de 2D con la realidad virtual.

Author: Alejandro D. Coto

Un tipo normal y corriente que le gustan los videojuegos, el manga y el anime

Pop – Up Pilgrim

16,99€
Pop – Up Pilgrim
7.2

Control

8.0 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Gráficos

7.0 /10

Sonido

6.0 /10

Duración / Diversión

7.0 /10

Pros

  • Una idea muy buena y que por suerte ha salido totalmente jugable.

Cons

  • Banda sonora un poco pobre.
  • No hay grado de dificultad para los jugadores más exigentes.

Related Posts

Análisis | Shantae Half-Genie Hero

Análisis | Omensight

Avance | Street Fighter 30th Anniversary Collection

Reseña | Antología Osamu Tezuka

Análisis | Dragon’s Crown Pro

Avance | PixelJunk Monster 2

Comments

Reply comment