Análisis | Railway Empire: Complete Collection

Análisis | Railway Empire: Complete Collection

2 septiembre 2020 0 Por Alejandro D. Coto

Railway Empire vuelve con la misma fórmula pero con todo el contenido disponible.

Prácticamente en el mundo de los videojuegos hay títulos de todo tipo dentro de un género. Lo difícil es hacerlo diferente y no solo nos referimos a una estética visual, sino que el apartado jugable presente novedades dentro del propio género. Y con Railway Empire: Complete Collection, Railway Empire a partir de ahora para amenizar un poco todo, es un juego que se ha ganado por méritos propios que sea nombrado cuando pongamos algunos de los ejemplos de buenos juegos dentro del propio género. Y en este análisis, vamos a explicaros el por qué de ello.

Ficha Técnica
  • Título: Railway Empire: Complete Collection.
  • Desarrollador: Gaming Minds Studios.
  • Distribuidora: Kalypso Media.
  • Número de Jugadores: Un jugador.
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y Pc.
  • PEGI: +3
  • Fecha de salida: 7 de Agosto de 2020.
  • Idioma: Castellano.
  • Género: Simulación, estrategia.

Poniéndonos en situación, más que en la historia en el contexto del juego, es que en este simulador de estrategia y gestión de nuestra propia compañía de transportes por tren tenemos el objetivo lógico de conectar diferentes ciudades a través de nuestras vías ferroviarias.

Las herramientas más útiles, pero no únicas, son las propias vías que construiremos, estaciones propias y un gran puñado de elementos externos que harán que la compañía que creemos, desde cero, sea la gran potencia mundial del mundo ferroviario. No solo vamos a tener que crecer nosotros como empresa, sino que también las ciudades con las que iremos conectando nuestras vías, ya que eso hará que exista más oportunidades de negocios dentro de la misma y, por contra, más pasajeros para que se tengan que mover por nuestros trenes hacia ellas.

La gran novedad de Railway Empire, de ahí el nombre de Complete Collection, es que esta versión incluye todo el contenido digital disponible, es decir, todos los DLCs. Y estos son México, Grandes Lagos (Canadá), Cruzando los Andes (América del Sur), Gran Bretaña e Irlanda, Francia, Alemania, el Norte de Europa y Down Under (Australia).

La diferencia de peso de cada uno de estos ocho DLCs no es otra que tener una nueva topografía (estudiada) del terreno donde se encuentra la ubicación de cada uno de los DLC. Esto, a su vez, hace que podamos elegir entre nuevas y diferentes locomotoras, así como sus diferentes tecnologías para nuestros pasajeros y la mercancía y, también, diferentes materias primas de cada territorio.

Railway Empire no solo mete un nuevo mapa, ni tres cosas nuevas. Piensa en un factor importante y de peso: La climatología de cada uno de los lugares. Y es que si nos encontramos en Canadá, la nieve va a ser protagonista en nuestras construcciones y avances, ralentizando todo y haciéndolo más difícil. Algo a tener en cuenta a la hora de gestionar todo lo que tengamos planeado. Al principio sí que es cierto que nos cuesta, y notaremos mucho la diferencia entre un estado y otro. Pero con la práctica, un buen puñado de horas y la buena gestión, sin duda nos haremos con el control de todo.

Con lo que respecta al control, no tenemos nada negativo que reseñar sobre el control de un juego del género que se controla por mando. No es tedioso, y con el tiempo la verdad que nos haremos a las mil maravillas, pero de lo que no hay ninguna duda es que siempre sería mejor con ratón y teclado. Pero a día de hoy, esto ya no es un problema, ya que las compañías han ido aprendiendo con los lanzamientos cómo adaptar todo de la manera más cómoda posible.

Centrándonos en el apartado técnico de Railway Empire, destacamos que no estamos ante un portento gráfico, pero lo cierto es que es un juego que está muy cuidado en cada uno de sus detalles. Empezando por los propios trenes, la recreación de cada uno es de sobresaliente tanto a nivel de su recreación, como de sus características y demás datos a tener en cuenta. Y evidentemente, cualquier amante del mundillo de las vías ferroviarias que se meta en el juego gozará con todo este apartado. En cambio, quien no sepa apenas nada de trenes (mi caso personal por poner un ejemplo) con un mínimo de interés que se le ponga a todo esto podrá uno empaparse de información y demás. Y realmente, gusta, pero para eso hay que poner de parte de cada uno.

El apartado sonoro merece también una mención, ya que nos pone en situación con un variado de composiciones musicales que nos hará que nuestra gestión sea de agrado, intentando transmitir relajación al jugador y también.

Por zanjar el análisis, Railway Empire: Complete Collection es un juego más que recomendable, te guste o no los trenes, y casi obligatorio para los amantes del mundo ferroviario. No es el mejor del género, ni mucho menos, pero sí que es un juego que las pegas no son para nada dignas de ser mencionadas, aunque las tenga, gracias a su cantidad de cosas buenas que aporta el mismo.

 

Author: Alejandro D. Coto

Un tipo normal y corriente que le gustan los videojuegos, el manga y el anime

Railway Empire: Complete Collection

39.95€
8.2

Tutorial

7.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Duración/Diversión

8.5/10

Pros

  • Con todo el contenido hasta la fecha
  • La variedad en cada mapa del DLC

Cons

  • El control a veces es un poco tedioso.