Análisis | Red Dead Redemption 2

Análisis | Red Dead Redemption 2

4 noviembre, 2018 0 Por Guillem Sanchis

Rockstar lo ha vuelto a hacer, Red Dead Redemption 2 se convierte en una de las aventuras más ambiciosas de los últimos años.

Los jugadores se embarcarán en una formidable entrega donde tendrán la oportunidad de vivir el ocaso de los forajidos junto a Arthur Morgan, miembro de la banda de Dutch Van Der Linde. Acción, diversión, mucha intensidad y emociones, en un mundo abierto que invita a la exploración y a disfrutar de una inmersión nunca vista por las baldías llanuras solitarias del bandolero.

Ficha Técnica

  • Título: Red Dead Redemption 2
  • Desarrollador: Rockstar Games
  • Editor: Take-Two
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4 y Xbox One
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 26 de octubre de 2017
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Acción, Aventura
  • Resérvalo ya por 61,99€

A pesar de que Red Dead es una de las sagas menos conocidas de Rockstar, cuenta con más de una década a sus espaldas, ya que el lanzamiento de su primera entrega se produjo allá por el año 2000. Pero lo más sorprendente de todo fue que en un inicio, el desarrollo de Red Dead Revolver no corrió a cargo de la compañía americana, sino que Angel Studios, equipo que por aquél entonces estaba bajo el mando de Capcom, tuvo la idea para comenzar con el primer prototipo.

No obstante, la compañía nipona decidiría cancelar el proyecto, momento en el cuál aparecería Rockstar en escena para adquirir el estudio, rebautizarlo como Rockstar San Diego, comprar los derechos de Red Dead Revolver y reanudar
su desarrollo. El resultado fue menos satisfactorio de lo que en un principio habían imaginado, consecuencia directa del lanzamiento de GUN (Activision) otro título del mismo estilo pero que nos situaba en un mundo más abierto, mientras que Red Dead Revolver mantenía una linealidad. No obstante, las bases que sentó Rockstar San Diego fueron suficientes para dar el siguiente paso: Red Dead Redemption. 

Cinco años tras el lanzamiento de Red Dead Revolver, Rockstar logró sorprendernos a todos con un nuevo giro en la trayectoria de los videojuegos: un mundo abierto que recreaba a la perfección el ocaso de la época del Salvaje Oeste y que incluía una emocionante historia con un final memorable.  De esta forma, Red Dead Redemption consiguió sentar nuevas bases dentro de la industria obteniendo no sólo un gran reconocimiento, sino que dejó huella en el corazón de muchos jugadores. 

Y ahora, en este final del 2018 la compañía nos ofrece una secuela sin fisuras, una auténtica obra maestra que desde el principio queda grabada en nuestras retinas. En pocas ocasiones nos hemos encontrado con una producción de estas magnitudes, ya que no sólo se trata del primer juego de la compañía desarrollado de forma exclusiva para PS4 y Xbox One (GTA V se lanzó en PS3 y Xbox 360 en primer lugar), sino que por primera vez Rockstar ha unificado el trabajo de todos sus estudios (Toronto, San Diego, Rockstar North, etc.) para el desarrollo de este proyecto. 

Con Red Dead Redemption 2, Rockstar da un nuevo golpe sobre la mesa y nos demuestra que es capaz de superar cualquier límite actual y llevar la tecnología más allá para crear uno de los videojuegos más impresionantes de la última década. No sólo a nivel técnico, sino también a nivel emocional, puesto que han logrado que un título sea capaz de transmitir unas todo un compendio de sensaciones: tristeza, alegría, diversión, frenetismo y fascinación.  La compañía americana se ha puesto como objetivo conectar de una forma única con los jugadores, a través de un título más real, inmersivo, dramático y donde la libertad y el libertinaje de la época fueran trascendentales. 

Historia

El primer elemento que define esta entrega en sin duda la emotividad y giros argumentales de su historia. Rockstar nos tiene acostumbrados a tramas profundas y de contenido adulto, donde el protagonista vive las lindezas y crudezas de la época con pocos filtros. Por ello, la compañía decidió que Red Dead Redemption 2 no fuera una secuela directa del título de la pasada generación sino más bien una precuela, donde el jugador pudiera descubrir los atroces actos que tuvieron lugar en la frontera allá por 1899. 

Los jugadores se pondrán en la piel de Arthur Morgan, forajido que junto a su banda Dutch Van Der Linde se verá obligado a huir de agentes federales y cazarrecompensas que buscan acabar con los últimos vestigios de una estirpe al borde e la extinción, mientras saquea, atraca y destruye todo a su paso. No obstante, Rockstar ha querido ahondar más que nunca en las luces y sombras del alma de un criminal, ofreciendo al jugador la posibilidad de tomar sus propias decisiones y elegir que clase de bandolero quiere ser. 

Una increíble novedad que nos permitirá construir nuestro propio personaje y moldear el futuro del protagonista, ya que todas las elecciones (por pequeñas que sean) tendrán sus propias consecuencias, afectando no sólo al destino del Arthur sino a las vidas de otros NPCs o la imagen que estos tienen de nuestro personaje. 

Con una trama principal que nos lleva a vivir una aventura de más de 40 horas (sin contar todo lo secundario), Red Dead Redemption 2 se cimienta en un apartado narrativo consistente, pero su logro más destacable es hacer sentir al jugador parte de la historia. Nos hace empalizar tanto con el protagonista como con los miembros de la banda y aunque al principio habrá algunos que nos caigan mejor que otros no os dejéis engañar, el progreso y desarrollo de los personajes es tal, que los acontecimientos que vivamos a su lado nos harán cambiar en más de una ocasión nuestra perspectiva e impresión sobre ellos.

A pesar de que la ambientación de western está impecablemente conseguida, y es otra de las razones por las que el juego consigue sumergirnos de lleno desde el inicio, el aspecto más llamativo y que consigue engancharnos de lleno es sin duda la riqueza del mundo y los personajes que nos rodean. Red Dead Redemption 2 nos trasmite sentimiento de camaradería y llegamos a confraternizar con nuestros compañeros, ya que cada personaje tiene su propio trasfondo, con su personalidad y motivaciones. Diferentes historias que nos atraparán y nos obligarán a querer saber más y más sobre todos y cada uno de los personajes. 

Asimismo, muchos os preguntaréis, ¿y que pasa con Arthur Morgan? Hemos visto que el equipo de Rockstar ha cuidado hasta el máximo detalle de los NPCs con los que interactúa el protagonista, pero ¿ha conseguido crear un personaje principal a la altura de John Marston? Si bien es cierto que las comparaciones son odiosas, es inevitable que los fans quieren saber si el protagonista de Red Dead Redemption 2 está a la altura del anterior. Aunque la respuesta depende de la sensación e impresión que le pueda causar y transmitir a cada jugador el propio personaje, la verdad es que Arthur no sólo consigue superar en carisma a Marston, sino también en el cariño que le acabas cogiendo a lo largo del viaje. 

Como no podía ser de otra forma, si antes os hablábamos de que los secundarios contaban con un progreso y desarrollo del personaje totalmente inaudito, con Arthur pasa más de lo mismo. El trasfondo es mucho más profundo y con el que viviremos la evolución más grande. No queremos destriparos nada, por lo que tan sólo os diremos que cuando comienza la aventura el protagonista no tiene un objetivo claro en su vida, pero conforme vamos avanzando el carácter de Arthur se desarrolla tridimensionalmente hasta encontrar cuál es su verdadero propósito, momento en el cuál centrará todos sus esfuerzos en conseguirlo. 

Jugabilidad

Lo primero que trasciende de Red Dead Redemption 2 es su amplitud, jugablemente el usuario se encuentra ante un mundo repleto de posibilidades. Rockstar ha conseguido perfeccionar la forma en la que el jugador accede a las misiones (ya sean principales, secundarias o simples actividades cotidianas del juego) mientras va recorriendo el mapeado. Un detalle ayuda a lograr un efecto más natural, dejando que las misiones vayan surgiendo a medida que el jugador se desplaza, mediante una llamada de auxilio, un tiroteo, un ataque furtivo, etc.

No obstante, en Red Dead Redemption 2 todo evoluciona, el paso del tiempo afecta a todo, las estaciones, cambios en el clima, el ir y venir de la gente, los animales que se cruzan durante nuestros viajes o incluso el avance de construcciones. Aunque nosotros nos detengamos a admirar la belleza el juego, el mundo que nos rodea avanza de forma constante.  

Pero la exploración también va ligada a libertad de acción, por tanto los jugadores no sólo tendrán tiempo de perderse por bellas praderas o admirar frondosos bosques y montañas nevadas, sino de realizar todo tipo de misiones principales, secundarias o actividades muy pero que muy variadas. 

Asimismo, como miembros de una banda de forajidos, Arthur Morgan colabora con sus compañeros de armas para atracar bancos, trenes, diligencias u otras más personales, como divertirte con meretrices, robar o matar transeúntes, asaltar una tienda o incluso reclamar préstamos. Las misiones principales están perfectamente estructuradas, dejando grandes detalles cinematográficos que nos enganchan para seguir avanzando y profundizando en la historia. Una vez completemos una misión, al igual que ocurría en el anterior entrega, recibiremos una medalla (Oro, Plata o Bronce) dependiendo del éxito de la misma y de una serie de parámetros como el tiempo transcurrido, las bajas, disparos a la cabeza, etc. Si no conseguís la máxima puntuación no os preocupéis ya que existe la posibilidad de repetir todas las misiones principales. 

Conforme vayamos avanzando en la historia principal nuestros objetivos se irán recrudeciendo y necesitaremos contar con una banda más fuerte. Como grupo de criminales, necesitan ir moviéndose de forma constante para evitar las autoridades, por lo que montan campamentos improvisados que actúan como cuartel general y donde conviven todos juntos como una gran familia. 

Arthur Morgan es uno de los principales cabecillas de Dutch y por tanto se encargará del bienestar de la banda. Una de nuestras labores será organizar estos campamentos y ofrecer el máximo todo tipo de comodidades a nuestros congéneres, ya sea consiguiendo comida, donando dinero a la caja común de la banda e invertir de esta forma en mejoras generales que nos ayudarán en las misiones (más munición, herramientas para trabajar el cuero, un mapa con viaje rápido, etc. Cuanto más desarrollado este el campamento, mayores serán las ventajas que podremos disfrutar y más contentos estarán nuestros compañeros. 

Arthur Morgan podrá interactuar con todos ellos, conversando e incluso estableciendo fuertes lazos con grandes conocidos de la saga como John Marston, Dutch o Hill Williamson. A lo largo de la aventura descubriremos que Morgan como todo ser humano, se equivoca muchas veces y modifica su criterio tras aprender de sus errores. Por tanto la lealtad, el honor y la libertad son tres temáticas muy recurrentes. Todos los miembros de la banda saben que sus días de gloria están muy cerca de llegar a su final, por lo que la redención también está muy presente entre ellos y al final acabas cogiendo mucho cariño (o incluso odiando) a gran parte de los compañeros. 

Son más de 100 misiones principales las que conforman la trama principal del juego, con una variedad sobrecogedora, divertidas y muy completas. Pero no sólo de la historia vive el juego, aunque completar todas las misiones que la conforman nos llevará más de 40 horas de juego, Rockstar también ha introducido un sin fin de actividades, minijuegos y misiones secundarias que van surgiendo poco a poco. La línea que separa las misiones principales y secundarias es casi inexistente, lo que demuestra que el equipo de Rockstar ha cuidado hasta el más pequeño detalle, nunca te aburres, cada hora que pasa descubres cosas nuevas e interesantes por hacer. 

El mundo que nos rodea está lleno de peligros, si nos aventuramos con Arthur en solitario por otros territorios tendremos que enfrentarnos a otras bandas igual de peligrosas que la nuestra. Sin contar que los agentes federales y cazarrecompensas investigarán nuestros crímenes y nos seguirán el rastro hasta dar con nosotros y capturarnos. Aunque también podremos cazar a nuestros propios fugitivos o batirnos en duelo, una actividad donde vendrá como anillo al dedo la posibilidad de alternar entre tercera y primera persona.

Nuestra interacción con el entorno también ha sido mejorado de forma notable, podemos acercarnos a cualquier personaje y saludarle, provocarle, desafiarlo o incluso amenazarlo con nuestra arma. Lo mejor de todo es que nunca sabemos cómo reaccionará el NPC, si de forma agresiva o conseguiremos coaccionarle para que nos dé todo lo que lleva de valor. No obstante, Rockstar ha introducido para la ocasión un sistema de honor que dependiendo de las acciones que llevemos a cabo con Arthur, determinarán si es un auténtico villano o un forajido de corazón noble. Aunque no influyen demasiado en la historia principal, si que afectan a la percepción que tiene la gente de nosotros. 

Otro detalle interesante que se ha mejora de forma notable en esta entrega ha sido el tema de la supervivencia. Arthur tendrá que descansar y comer para tener una buena vitalidad y mejorar sus puntos de salud o resistencia. Además deberemos vestir de forma adecuada según el tipo de zona y cuidar a de la mejo forma posible a nuestro caballo.   

Como ya ocurriera en Red Dead Redemption, los jugadores podrán cazar todo tipo de animales y es que la fauna salvaje de esta segunda entrega compone un complejo ecosistema con hasta más de 200 especies de animales repartidas por los diferentes hábitats y climas. Tendremos la oportunidad de domar caballos, cazar presas legendarias y adquirir sus pieles e incluso pescar. 

Cada especie responde a su entorno y se comporta de forma única. Los ciervos, bisontes y berrendos recorren las llanuras en manada, los carroñeros huelen rápidamente la carroña, los salmones rojos saltan corriente arriba, los lobos atacan rodeando a su presa, los gansos vuelan en formaciones fijas, las zarigüeyas se hacen las muertas, los roedores se esconden en los agujeros de los árboles, los osos pardos atacan cuando se sienten amenazados y las aves de presa planean sobre las corrientes. 

Además y para sorpresa de muchos jugadores, Arthur no sólo contará con armas de fuego, sino que tendrá la oportunidad de utilizar por ejemplo arcos para ser más sigiloso y no ahuyentar a sus presas. No obstante, un detalle muy importante a la hora de armar a nuestro protagonista será la imposibilidad de equipar más armas en el inventario de las que Arthur podría llevar si fuera una persona real. De igual forma ocurre con las piezas que cacemos o con los diferentes objetos que encontraremos durante nuestra aventura, el personaje no podrá transportarlo todo. Sin embargo, para este cometido tendremos a nuestro caballo, el cuál actuará como mula de carga y cada vez que dispongamos de nuevos objetos tendremos que pasárselos al equino para continuar nuestro camino. 

El caballo se podrá personalizar además el protagonista generará un vínculo con él, que perderá en caso de no ofrecerle el bienestar necesario, además puede morir de forma permanente y tendremos que empezar de 0 con otro caballo. Por lo que se refiere a las armas de fuego, existe una gran variedad de tipos y opciones de personalización para todas ellas, ya sean mejoras visuales (nuevos metales, maderas, barnices y grabados) o de rendimiento (nuevos cañones, empuñaduras, miras y miras telescópicas). Tenemos la posibilidad de personalizar nuestra arma hasta que alcance el diseño que nosotros deseamos e incluso añadirle grabados seleccionando distintos colores y dibujos para el cañón, culata o armazón. 

No obstante si lo que queremos es mejorar su rendimiento, cada arma varía dependiendo de su daño, alcance, cadencia de disparo, precisión y velocidad de recarga. Para ello podremos crear o comprar todo tipo de munición para aumentar el daño o incluso modificar y reforzar las fundas para evitar que se deterioren las armas por las inclemencias del tiempo o bien equipar una segunda arma para la mano izquierda. 

Un revolver tiene alta cadencia por lo que viene genial para disparar mientras vamos a caballo, mientras que la escopeta es letal a distancias cortas. El fusil Lancaster Varmint es ideal para cazar presas pequeñas porque es preciso y su munición más reducida, evitando así que se dañe la piel del animal. Por otro lado el fusil Springfield tiene una cadencia de disparo más alta, una gran ventaja para cuando nos enfrentemos a un grupo de enemigos. También disponemos de fusiles de precisión para ataques a larga distancia, aunque podemos añadir miras telescópicas a nuestro fusil favorito para alternar entre mira normal y de larga distancia. Arthur tendrá que elegir bien sus armas para enfrentarse a todo tipo de enemigos, ya sean defensores de la ley, forajidos, cazarrecompensas o la misma naturaleza.

Como veis, deberemos que estar preparados para sobreponernos ante las adversidades que se nos presenten, pero no os preocupéis ya que Arthur contará con el mítico sistema Dead Eye, el cuál ha sido mejorado para la ocasión, permitiéndonos ralentizar el tiempo, marcar objetivos e incluso ver los puntos letales de nuestros enemigos. Pero no es el único, ya que para la ocasión Rockstar ha introducido el llamado Eagle Eye, otro sistema que se activa pulsando los dos sticks y nos ofrece la oportunidad de descubrir todos los detalles interesantes y con los que podemos interactuar del entorno que nos rodea. 

En las escenas de acción, Red Dead Redemption 2 destila muchos de los elementos que hemos visto en Max Payne 3. Tanto los intensos y brutales tiroteos, la cámara lenta, las coberturas, las impresionantes físicas de los enemigos y su IA o la enorme violencia son sólo algunos de los ejemplos. Y es que esta secuela cuenta con una impresionante cantidad de tiroteos, aunque la dirección del apuntado es algo tosca, la mecánica jugable en su conjunto es muy asequible, exceptuando algunas misiones, el juego no representa un desafío demasiado grande. Aunque siempre podemos reducir o desactivar directamente las ayudas al apuntar. Tampoco queremos olvidarnos de los combates cuerpo a cuerpo, otra de las divertidas alternativas jugables que ofrece esta entrega. Son muy sencillos y con tres simples botones podemos dejar K.O. a cualquier enemigo. 

Por último también tenemos la posibilidad de bañar o afeitar a Arthur, elegir la comida, bebida, nuestra montura o incluso la ropa o armas. Además tampoco faltarán los minijuegos de taberna, ya sea poker, dados, blackjack, dominó, etc., aunque más nos vale ir con cuidado para no meternos en ningún altercado. Si llegamos a este punto y disparamos en un pueblo o en una ciudad, no ocurriría como en otras entregas donde directamente estaremos infringiendo la ley, sino que el sheriff se acercará a nosotros y podremos convencerlo de que fue un malentendido. 

Gráficos y Sonido

Rockstar siempre ha sabido aprovechar al máximo el potencial de cada consola, ya lo hizo en su momento con el lanzamiento de GTA V en PS3 y Xbox 360, consiguiendo exprimir al máximo ambas plataformas para ofrecernos una entrega con un apartado técnico que superaba lo visto hasta el momento. Con Red Dead Redemption 2 vuelve a ocurrir algo similar, en pleno debate sobre la necesidad o no de una nueva generación, el resultado estético vuelve a demostrarnos que PS4 y Xbox One todavía no han dicho su última palabra. 

Haciendo especial hincapié en la iluminación del juego, el equipo de Rockstar ha logrado recrear unos paisajes y escenarios absolutamente magníficos. Y es que la luz juega un papel fundamental en todas las escenas del título, puesto que le ofrece un realismo a todos los rincones de la escenografía. Ya sea en las llanuras, bosques, montañas, pantanos o poblaciones, la iluminación natural se funde con el paraje haciendo cada imagen digna de un cuadro de exposición.

Los cambios de estación y la climatología en general también lucen de una forma impecable, con una representación de efectos y paletas de colores empleados en su diseño artístico que nos trasladan con sutileza de un periodo a otro con una fidelidad sin precedentes, creando unos paisajes que nos permitirán reconocer a la perfección en la época del año en la que nos encontramos. La nieve, la lluvia, relámpagos (algunos de ellos incluso llegan a caer en el mapa), el barro, etc. cada elemento se implementa en su estación apropiada y si a ello le sumamos una distancia de dibujado totalmente apabullante, Red Dead Redemption 2 consigue dejarnos completamente anonadados disfrutando de una enorme belleza en un extenso mapa donde se ha puesto atención hasta el detalle más nimio.  

En cuanto a los espacios interiores, el equipo ha desarrollado construcciones de todo tipo bien diferenciadas entre ellas y con estancias a las que no les falta mobiliario con el que nuestro protagonista podrá interactuar. Aunque no siempre podemos entrar en todos los edificios, la mayoría de los que permiten el paso incluyen todo tipo de cajones, armarios, mesillas, etc. que Arthur Morgan tendrá la opción de registrar en busca de objetos valiosos. Lo mismo ocurre con los vagones de tren, bodegas de barcos, plantaciones o mansiones privadas. 

La geometría, texturas y modelados son también excepcionales, así como las físicas y animaciones de los personajes, que han sido cuidadas hasta el mínimo detalle. Y todo ello consigue sumergir de lleno al jugador en una estampa vívida del Salvaje Oeste en la década de 1899. No obstante, también aparecen bugs ocasionales, pero para nada empañan en ningún momento la experiencia jugable ni hay fallos graves a los que prestar atención. 

Rockstar ha utilizado algunos elementos cinematográficos para introducirnos más todavía si cabe en el juego, con una cámara de tres perspectivas en tercera persona (que podemos modificar rápidamente y en cualquier instante con sólo pulsar el panel táctil) para que el jugador decida la amplitud del campo de visión respecto a Morgan y el uso de la cámara lenta que nos permiten disfrutar de nuestros mejores disparos. 

Por lo que se refiere al apartado sonoro, Red Dead Redemption 2 también incluye una de las mejoras bandas sonoras de todos los tiempos. Woody Jackson ha sido el encargado de componer una BSO que alberga casi 200 temas totalmente únicos y muy variados que enriquecen todavía más la sensación de inmersión y esa recreación tan verídica del viejo oeste. Jackson ha sabido crear toda una serie de piezas originales que imitan todos los estilos que asociaríamos con el western. 

Además el sonido juega un papel fundamental durante la aventura, no sólo en las misiones (cada una cuenta con su propio tema), sino que le confieren tintes épicos a cada asalto, robo, cacería, persecución, aunque también hay piezas más tranquilas ideales para nuestros momentos de meditación o esos simples y tranquilos paseos donde admiramos todo lo que nos rodea. Es difícil resumir con palabras todas las emociones que irradia el juego, únicamente lo podréis comprender si lo vivís por vosotros mismos. 

Como viene siendo habitual en los juegos de Rockstar, Red Dead Redemption 2 no tiene doblaje en español y aunque las voces originales en inglés son absolutamente sensacionales (cada una con su propio acento), tener que leer los subtítulos para no perderte el hilo de las conversaciones te impide disfrutar de la propia secuencia que tiene lugar en la pantalla. No obstante, por primera vez Rockstar ha introducido de inicio unos subtítulos mucho más legibles, tanto por su tamaño como por la forma en las que los han presentado en pantalla (con un fondo negro).    

Conclusión

En definitiva, Red Dead Redemption 2 no sólo nos ofrece una de las mejores experiencias de 2018, sino que se postula como el mejor videojuego de la actual generación. Rockstar cuenta una fascinante y emotiva historia donde fusiona la narración, acción, exploración y libertad de decisiones para construir un personaje y un mundo en constante cambio. Todo ello con un trasfondo lleno de detalles, misiones, actividades y un sin fin de posibilidades que nos llevarán a querer convertirnos en un forajido con todas las de la ley. 

A pesar de que no innova en ninguno de sus apartados, la compañía americana ha sabido crear un juego que por si sólo consigue transmitir toda una serie de sentimientos que recordaremos durante mucho tiempo. Una ambiciosa y extensa aventura de mundo abierto, donde Rockstar marca un nuevo límite en los juegos de este género, no sólo por su apartado jugable, sino por su nivel narrativo, técnico y sonoro. En Read Dead Redemption 2 todo evoluciona, incluso tú.  

Author: Guillem Sanchis

Redactor de RegionPlayStation desde el año 2011. Me apasiona la lectura y el deporte. Siempre orgulloso de formar parte de este gran equipo.

Red Dead Redemption 2

61,99 €
Red Dead Redemption 2
9.7

Historia

10.0 /10

Jugabilidad

9.0 /10

Gráficos

9.8 /10

Sonido

9.7 /10

Diversión

10.0 /10

Pros

  • Un guión de lujo con personajes que viven su propia historia.
  • La exploración de un mundo extenso y con infinidad de detalles.
  • Apartado técnico memorable, destacando por encima de todo los efectos de iluminación.

Cons

  • No tiene doblaje al castellano y algunas expresiones de los personajes están sin traducir.
  • Nivel de dificultad bastante bajo, no representa un verdadero desafío.