Análisis | Resident Evil 3

Análisis | Resident Evil 3

8 abril 2020 0 Por Alejandro Altaber

Lo que para muchos era una utopía ha terminado siendo una realidad. Un año después del sobresaliente remake de Resident Evil 2 toca ahora enfrentarse a Nemesis en una visión distinta de la tragedia de Raccoon City.

Ficha Técnica

  • Título: Resident Evil 3
  • Desarrollador: M-Two
  • Editora:  Capcom
  • Distribuidor: Capcom
  • Número de Jugadores: 1-4
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 3 de abril de 2020
  • Idioma: Voces y textos en español
  • Género: Acción, Terror

 

Hace unos meses saltó una información la cual indicaba que los remakes de Resident Evil 2 y 3 estuvieron planeados en primera instancia como un pack recopilatorio, sin embargo los retrasos y problemas en el desarrollo del título publicado el año pasado causaron que Capcom decidiera separar ambos lanzamientos, espaciándolos en el tiempo. De ahí que ambos proyectos hayan sido creados por equipos distintos, y también que la propuesta multijugador asimétrica Resident Evil Resistance se incluyese como parte del remake de Resident Evil 3. Son rumores que seguramente nunca sepamos con certeza de su completa veracidad, pero quizás sirven para comprender ciertas decisiones implementadas y descartas para esta nueva entrega.

Las comparaciones pueden llegar a ser odiosas, pero existe una gran diferencia entre el anuncio oficial de Resident Evil 2 y Resident Evil 3. Si bien el primero sorprendió en pleno E3 2018 con una espectacular presentación donde el terror era el elemento dominante, la aventura de Jill, Carlos y Nemesis se filtró por error en PlayStation Network y fue revelado días después causando un impacto menor un día cualquiera de diciembre de 2019. Ambas obras se anunciaron a muy pocos meses vista de su lanzamiento, pero ya las sensaciones que trasmitieron eran completamente opuestas.

Amado por muchos, y también ‘menospreciado’ por otra parte de la comunidad, el Resident Evil 3 original vio la luz en 1999 (año 2000 en Europa) como una visión alternativa a los hechos narrados en Resident Evil 2, transcurriendo unas horas antes de la historia de Leon y Claire. Con una orientación más clara hacia la acción, recicló ciertos contenidos como buena parte de la comisaría, aunque nos dejó escenas fascinantes, puzles memorables, eventos aleatorios, toma de decisiones, finales alternativos y quizá el enemigo más icónico de toda la saga, Nemesis.

Tras este avance a base de conjeturas y una mirada al pasado, es la hora de volver a la actualidad para analizar a fondo el trabajo de M-Two, estudio japonés fundado por Tatsuya Minami, antiguo presidente de PlatinumGames, que ya ha recibido el siguiente encargo por parte de Capcom para desarrollar un nuevo remake y traer de vuelta otra de las joyas clásicas de la compañía.

Historia y Jugabilidad

Argumentalmente, los acontecimientos de la narrativa de Resident Evil 3 transcurren tanto antes como después de los sucesos de Resident Evil 2. Jill Valentine, miembro superviviente de S.T.A.R.S. que sigue tratando de sacar a la luz la verdad tras los terribles eventos de la Mansión Spencer en Resident Evil 1, se encuentra sitiada en Raccoon City en medio del brote del virus T, el arma biológica creada por la compañía farmacéutica Umbrella. Empresa que esta vez ha ido un paso más allá creando a Nemesis, una imponente arma biológica humanoide que no cesará en su objetivo de acabar con todos los integrantes restantes de S.T.A.R.S.

Una historia que no vamos a desgranar pues seguramente es ya conocida por todos, pero sí recalcaremos que han variado aspectos bastante importantes del argumento respecto al original. El comienzo es completamente distinto,  con el transcurso del tiempo nos daremos cuenta que se han eliminado ciertas localizaciones para introducir nuevas zonas con espacios más abiertos. Por otro lado, tampoco han apostado por mantener el sistema de decisiones y finales alternativos alegando poder dotar a la narrativa mayor cohesión y consistencia.

Modificaciones que generarán controversia entre los seguidores más fieles de la franquicia pues se echan en falta escenarios muy emblemáticos del juego de 1999, aunque esto también ocurrió con el remake de Resident Evil 2 y no tuvo tanta repercusión como en esta obra. En términos de duración el original ya era bastante corto, por lo tanto, esta completa revisión también se puede terminar en más o menos unas 5-6 horas. En cuanto a la dificultad, disponemos de tres niveles desbloqueados desde el comienzo: asistido, estándar y hardcore. Valorando la duración general de la aventura, quizás lo más recomendable es afrontar la primera partida en la categoría media para después hacer frente a retos más exigentes.

Cuando finalizamos el juego en ‘hardcore’ (difícil) desbloqueamos la dificultad ‘Pesadilla’ (muy difícil), con enemigos más agresivos, mayor daño de los zombis y monstruos, cambios en la ubicación de objetos y enemigos más fuertes en las zonas iniciales. Si somos lo suficientemente hábiles y salimos airosos se desbloquea el nivel ‘Inferno’ (extremo), eliminando por ejemplo el autoguardado y reduciendo el número de máquinas de escribir y baúles en ciertas áreas seguras.

Es cierto que se trata de rejugar siempre la misma campaña, sin embargo, Resident Evil 3 guarda un brutal desafío para los amantes del survival horror. Si un mero zombi ya supone una adversidad considerable, lograr derrotar a Nemesis en los múltiples enfrentamientos puede llegar a ser un auténtico suplicio.

También, una de las principales diferencias respecto al remake de Resident Evil 2 es la inclusión de una tienda donde canjeamos los puntos recibidos al finalizar cada vez la campaña. Completando los méritos sumaremos puntos para comprar armas diferentes y más potentes disponibles desde el comienzo, riñoneras extra, objetos que aumentan las estadísticas (ataque, resistencia, regeneración de salud y mayor munición), trajes alternativos, etc. En resumidas cuentas, perdemos la segunda campaña de la anterior entrega pero se gana en profundidad y rejugabilidad para los más completistas.

Hablando puramente de géneros, Resident Evil 3 es una aventura de acción y terror en tercero persona que apenas difiere las bases jugables de Resident Evil 2. Aun así, el remake de la segunda entrega está mucho más enfocado al survival horror que el recién estrenado título, sobre todo si los comparamos en las primeras horas de partida, pues como todo Resident Evil, al avanzar las cosas se van desmadrando mientras nos adentramos en las profundidades de los laboratorios de más alto secreto.

Si eres de aquellos que solamente ha probado la demo de Resident Evil 3 donde al final nos encontrábamos ante un Nemesis desatado, la versión final presenta un mejor equilibrado. Eso sí, su aparición es menos terrorífica que Mr.X en Resident Evil 2, el cual te seguía de forma constante por la comisaría, sin prisa pero sin pausa en un lugar más cerrado y limitado para escapar. En el caso de Nemesis, que ofrece unas espectaculares batallas finales que no vamos a comentar pues es mejor vivirlas por uno mismo, nos persigue en contadas ocasiones en toda la aventura y si conseguimos esquivar sus violentas embestidas, el susto y la tensión desaparece hasta llegar a un punto seguro.

Capcom, o más bien el estudio M-Two, ha rediseñado por completo tanto la ciudad de Raccoon City como los acontecimientos narrados en la historia. El ritmo del juego es totalmente diferente al original, siguiendo una ruta inédita y presentando situaciones nunca vistas. Como buen remake, rompe con las bases del survival clásico con los baúles y máquinas de escribir para dar más importancia a la acción, apoyándose en secuencias guiadas al 100% donde gigantescas explosiones e increíbles derrumbes sustituyen a la tensión constante del título de 32 bits. De la misma manera, se han eliminado casi en su totalidad los clásicos puzles, dejando un par de ellos que apenas ofrecen dificultad y denotan un diseño bastante pobre.

En este sentido, el trabajo del remake de Resident Evil 2 era mucho más fino y denotaba más mimo en cada detalle, tanto en su puesta en escena con la comisaría como primer gran escenario, la sensación de agobio y terror, más problemas de munición, etc. No vamos a obviar aspectos que nos han encantado de Resident Evil 3. Ha sido una auténtica gozada explorar las calles de Raccoon City, explorar cada nueva tienda y encontrar todos los secretos ocultos. El backtracking está muy bien medido pero se le podía haber sacado incluso más partido a la zona para ampliar la duración y narrativa.

En cuanto a las sensaciones del gunplay, son tremendamente satisfactorias. Si Leon y Claire eran dos inexpertos tiradores, y era evidente en el manejo de las armas, ahora se nota la experiencia y cualidades de Jill y Carlos tanto en el apuntado como sus movimientos de combate.  Asimismo, cada uno de los personajes cuenta con armamento propio. Si bien Jill empuña pistola, escopeta, lanzagranadas o magnum, Carlos hace lo propio con otro tipo de pistola y rifle de asalto. A esto debemos sumarle, como no, el clásico cuchillo de combate, granadas flash o granadas de fragmentación.

De hecho una de las novedades más importantes es el sistema de esquiva en el caso de Jill. Pulsando R1 es posible evitar mordeduras o golpes de los zombis, e incluso si la acción es perfecta, hay un pequeño ‘tiempo bala’ para contraatacar rápidamente. Aun así, los ‘muertos no tan muertos’ como dice Mikhail soportan una cantidad ingente de balas, aunque sean todos en la zona de la cabeza y levantándose del suelo cuando parecían acabados.

Tal y como ocurría en el original, disponemos de un inventario extremadamente limitado con solo ocho huecos para llevar objetos, llaves, armas, munición, pólvora, botiquines y hierbas de curación (verde y roja, olvidando la azul para el veneno). Para todo lo demás están los queridos y clásicos baúles repartidos por el escenario para ir intercambiando según sea necesario. De la misma forma, al igual que hayamos piezas para mejorar las armas, existen distintas riñoneras repartidas a lo largo del juego que amplían los huecos del inventario progresivamente de dos en dos. Un detalle importante es que ciertas piezas pueden llegar a ser perdibles, ya que suele ‘soltarlas’ Nemesis cuando lo dejamos noqueado en alguno de los enfrentamientos y si solamente escapamos nunca más obtendremos la mejora de la pistola o escopeta.

Pero Nemesis no es el único enemigo. Los zombis básicos se transforman por un parásito inoculado por Nemesis, saliéndole un tentáculo por la cabeza al más puro estilo Resident Evil 4. Los Lickers dejan paso a las versiones ‘beta’ y ‘gamma’ de los Hunters, de mayor velocidad, resistencia y poder de ataque gracias a sus poderosas garras como cuchillas que nos arrancan la cabeza hasta de un golpe si nos enfrentamos a ellos con heridas previas. Tampoco faltan los Cerberus, perros infectados con el virus-T, las arañas, zombis cabezas pálidas e incluso enormes gusanos, que os damos una pista, no le gustan nada las granadas introducidas por su gigantesca boca.

Dejando de lado Resident Evil 3, hay que hablar también de Resident Evil Resistance, el modo multijugador asimétrico gratuito. Es tan independiente del juego principal y no cuenta para el canon narrativo, que hasta se instala en un archivo independiente de la consola y no como un modo en el menú principal del título central.

En la propuesta online un grupo de cuatro jugadores debe intentar escapar del ‘Cerebro’, un quinto integrante de la partida que ha urdido un plan mortal manipulando el entorno, creando peligrosos obstáculos, poniendo trampas y armando cámaras de seguridad. Además, va lanzando continuas criaturas a derrotar, bloqueando puertas e incluso manejando al temido Mister X o G-Birkin. A su vez, los cuatro Supervivientes deben trabajar juntos de manera efectiva, aprovechando al máximo una variedad de armas y las habilidades especiales únicas de cada jugador, para tener la oportunidad de escapar del experimento antes de que se agote el tiempo.

Igualmente, cada personaje va progresando desbloqueando habilidades y potenciadores para modificar el estilo de juego principal. Tampoco falta la típica tienda para gastar los puntos obtenidos en elementos estéticos, aunque pueden comprarse potenciadores con dinero real para ganar dinero virtual más rápido. A pesar de ser bastante escépticos en su anuncio, al final ha terminado siendo un modo divertido con amigos, si bien el clásico modo Mercenarios de Resident Evil 3 también debería haberse introducido de una u otra manera.

Gráficos y Sonido

El RE Engine está siendo sin lugar a dudas el auténtico salvavidas de Capcom desde su estreno en 2017 con Resident Evil 7. El nuevo motor gráfico de la compañía nipona sigue funcionando a un nivel espectacular, y en cada proyecto que se va lanzando al mercado el resultado es cada vez más asombroso que el anterior. El año pasado Resident Evil 2 y Devil May Cry 5 nos dejaron con la boca abierta, y ahora Resident Evil 3 repite con un sensacional modelado de los personajes, construcción de los escenarios, animaciones cinemáticas y dirección artística.

Resident Evil 3 luce de forma sobresaliente gracias al genial uso de la iluminación, con luces y sombras colocadas con ingenio en cada una de las salas y espacios abiertos, y un tremendo mimo en la representación de los clásicos escenarios y edificios de Raccoon City y sus alrededores. Al mismo nivel están los modelados y animaciones de Jill Valentine y Carlos Oliveira, tomados directamente de Leon S. Kennedy y Claire Redfield. Asimismo, se desenvuelve a las mil maravillas en consolas ofreciendo un rendimiento excelente, principalmente en PlayStation 4 Pro. Es cierto que los usuarios de Xbox One X achacan ciertas ralentizaciones y caídas en el framerate, no obstante en el caso de la consola de Sony funciona de forma estable a 60 imágenes por segundo en todo momento.

Los efectos sonoros son completamente distintos respecto a Resident Evil 2, donde se escuchaba cada paso, cada grito, cada objeto cayendo o moviéndose, poniéndote los pelos de punta a casa instante. En Resident Evil 3 tiene más relevancia la música ambiental y las melodías de la banda sonora al centrarse mucho tiempo en espacios abiertos de la tragedia que se vive en Raccoon City, teniendo solo unas pocas zonas tranquilas en otros puntos que no revelaremos para evitar causar spoilers.

La apuesta de Capcom por Resident Evil en el mercado español está siendo brutal. Desde Resident Evil 6 en 2012 se han doblado todas las entregas de la serie, incluidos los spin-off de Revelations. Si en el remake del año pasado la elección de las voces fue simplemente impecable, con Resident Evil 3 se han vuelto a superar.

Quizás el nombre de Blanca ‘Neri’ Hualde no sea relevante para muchos, pero hablamos de la ganadora a ‘Mejor Doblaje Femenino’ de 2019 en España por su espectacular labor poniendo voz a Fragile para Death Stranding. El currículum de ‘Neri’ es una auténtica pasada, y lo engrandece ahora dándole vida a Jill Valentine en un papel magistral acompañado en todo momento por Héctor Garay en la voz de Carlos Oliveira, el otro gran protagonista del juego.

Conclusión

La opinión y valoración que sacamos de Resident Evil 3 Remake es muy similar a la que teníamos del juego publicado hace ya 20 años. Son varios los aspectos donde rinde por debajo de Resident Evil 2 al reciclar muchos elementos y acercándose al género de acción más que el survival horror. Esto no quiere decir que el trabajo de Capcom y M-Two sea mediocre, para nada, es una notable aventura que no llega a la excelencia pero ofrece una vertiginosa experiencia a la que no lo quitaríamos ni un solo segundo de su duración.

Se han perdido algunos puzles y zonas, pero la brillante jugabilidad sigue muy presente dándole una mayor variedad con la introducción de movimientos de esquiva en Jill, y empuje en Carlos. En cuanto a la narrativa, se ha apostado por una visión distinta para contar la historia, pero siempre estará la opción de volver a rejugar el argumento original. Audiovisualmente roza un nivel perfecto, y sinceramente, no sabemos hasta dónde puede llegar el RE Engine en PlayStation 5 y Xbox Series X. Solo el tiempo dirá el límite de Capcom en el apartado gráfico.

Resident Evil 3 ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC, y todo aquel que siga con asiduidad la actualidad del videojuego y toda la rumorología que lo rodea, puede estar perfectamente tranquilo pues la compañía japonesa tiene entre manos material muy interesante para los próximos años y consolas.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Resident Evil 3

59,95€
8.6

Historia

8.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

8.5/10

Diversión / Duración

8.0/10

Pros

  • Perfecto ritmo de la campaña y puesta en escena. Pese a los cambios, una gran narrativa
  • Excelsa jugabilidad, sistema de esquiva, gestión de inventario y backtracking
  • Divertido añadido de Resident Evil Resistance con una grata base en el componente cooperativo
  • Audiovisualmente es una obra increíble. Impecable rendimiento del RE Engine y magnífico doblaje al español
  • Gran reto en los niveles de dificultad e inclusión de la tienda...

Cons

  • ... pero la rejugabilidad es limitada a repetir una y otra vez la campaña
  • Eliminaciónde ciertas zonas y rompecabezas
  • Tyrant > Nemesis en todos los aspectos salvo enfrentamientos finales