Análisis | Road to Guangdong

Análisis | Road to Guangdong

4 septiembre 2020 0 Por Cristina Ferragut

Sunny acaba de heredar el restaurante familiar, pero ¿qué puede ofrecer una estudiante de arte? Acompañamos a Sunny y Guu Ma en un viaje de conocimiento y reencuentros familiares con el fin de reunir las mejores recetas de Guangdong. ¿Quieres saber qué nos ha parecido el juego?

Ficha Técnica

  • Título: Road to Guangdong
  • Desarrollador: Just Add Oil Games
  • Editor: Excalibur Games
  • Distribuidor: Meridiem Games
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y PC
  • PEGI: 3
  • Fecha de salida: 4 de septiembre de 2020
  • Idioma: español
  • Género: simulación conducción / aventura narrativa
  • Cómpralo: Road to Guangdong

 

Nos embarcamos hacia un viaje de descubrimiento de la mano de Road To Guangdong, una peculiar propuesta que se comporta como una aventura narrativa con ligeros toques de simulación de conducción. El juego, guionizado por Yen Oii pone sobre la mesa una historia cautivadora de madurez que se sitúa en el nostálgico telón de fondo de la China de los 90. Un evocador viaje que nos acercará las tradiciones y nos hablará sobre la importancia de los vínculos familiares y el respeto por los mayores a través de las ricas historias de fondo y el colorido elenco de personajes.

Historia

Road to Guangdong es una aventura narrativa que nos acerca la cultura pop China de la década de los 90 a través de Sunny, una joven estudiante de Bellas Artes que acaba de heredar el restaurante familiar. La reciente e inesperada muerte de sus progenitores acaba de poner su vida ‘patas arriba’ y no sabe por donde empezar. Suerte que su tía paterna Guu Ma estará con ella para ayudarla a poner en marcha de nuevo el restaurante en el que tantas horas han invertido sus familiares.

La vida de Sunny parece tomar un nuevo rumbo, y decide junto a su tía, emprender un largo viaje a través de Guangdong con el fin de conseguir algunas recetas familiares que garantizarán el éxito del restaurante mientras trata de reunir a la familia a la que no ve desde hace años.

Jugabilidad

Road to Guandong es una apuesta muy original. Por un lado, tendremos que completar varias misiones relacionadas con un familiar distinto, que de algún modo u otro estarán relacionados con las famosas recetas secretas que necesitamos para nuestro restaurante. Nuestro objetivo principal será conseguirlas todas y para ello tendremos que entablar conversaciones y tomar decisiones para desbloquear nuevas opciones de diálogo para hacernos con ellas. En cuanto a si las decisiones influyen o no, debo decir que es bastante fácil mantener los diálogos de forma correcta, pero es posible fallar la misión e irte sin receta o incluso que los familiares rechacen visitar el restaurante.

 Por otro lado, Road to Guangdong permite a los jugadores conducir un vehículo a través de las distintas ubicaciones. Como si de un simulador de conducción se tratara, tendremos que mantenernos al volante de forma impecable y cuidar al máximo de nuestro vehículo, esto implica un mantenimiento del mismo casi constante, mediante la sustitución y reparación de las distintas piezas. Mientras estamos conduciendo tendremos que estar atentos a tres indicadores distintos: combustible, aceite y temperatura. Lo ideal es mantener una conducción suave para no sobrecalentar el motor y garantizar la salud general de Sandy, que por norma general y al tratarse de un coche viejo, algunas piezas como los neumáticos, el motor o el filtro del aire se verán afectados de manera recurrente. Aquí es donde entra en juego uno de los elementos más divertidos de la aventura, la administración del vehículo y sus recursos.

La carretera se genera de forma aleatoria a partir de distintos tipos de terreno y a lo largo de la misma, también podremos encontrar chatarrerías donde comprar recambios, así como gasolineras donde además de repostar podremos comprar aceite, gasolina o incluso reparar a Sandy si fuera necesario. Desde el principio de la partida contaremos con un presupuesto limitado, por lo que será de vital importancia administrar el dinero sabiamente a lo largo de nuestro viaje. No será lo mismo comprar las piezas en la chatarrería que reparar el coche en un taller donde además de las piezas, nos cobrarán la mano de obra. También es importante llevar siempre algunos recambios y combustible extra por si no encontramos donde repostar, ya que si nos quedamos sin combustible tendremos que pedir ayuda y esto nos costará un dinero extra. Si nos quedamos sin presupuesto, Sandy, Guu Ma y Sunny regresarán al restaurante con las manos vacías, sin recetario y sin poder establecer vínculos con la familia.

En cuanto a la conducción puede resultar bastante repetitiva, no obstante, el hecho de que la carretera o las estaciones de servicio se generen de forma aleatoria evitan la sensación de juego repetitivo ya que nunca sabrás cuando podrás hacer una parada. De igual forma, los ciclos día y noche, el cambio de decorados o incluso las conversaciones con Guu Ma ayudan a romper la monotonía dentro del vehículo. No obstante, el comportamiento de Sandy en carretera no es la más placentera, pues la conducción resulta algo tosca e imprecisa sobre todo en las curvas; por suerte no hay muchas.

Road to Guangdong nos mantendrá entretenidos durante unas 5 o 6 horas, aunque puede que te dure algo más si decides completar el juego al 100 por 100.

Gráficos y Sonido

En un primer contacto es muy posible que toda tu atención recaiga en el apartado artístico, que en este caso apuesta por el ‘low poly’, un estilo que está la orden del día en el mundo de los videojuegos y que ha conseguido resultados muy atractivos a pesar de la simpleza de sus rasgos. Y es que a Road to Guangdong no le hacen falta gráficos de última generación, pues es una apuesta cuya jugabilidad, trama guionizada por Yen Ooi o sus coloridos personajes son la guinda del pastel. En cuanto al audio, el juego dispone de varias pistas de corte oriental que se pueden reproducir en la radio de nuestro coche. Puedes escoger entre dos canales, uno de corte clásico y otro más moderno, aunque cambiar de emisora puede desatar una guerra interminable con la tía Guu Ma. En cuanto al idioma, Road to Guangdong carece de voces, pero llega con textos totalmente en español.

Conclusión

El estudio inglés Just Add Oil Games nos trae una historia bastante madura e interesante que nos ofrece una pequeña muestra de la cultura china. Gran parte de nuestro tiempo lo pasaremos conduciendo a Sandy, la vieja tartana familiar, aunque la conducción es bastante básica a pesar de los elementos de gestión de nuestro vehículo. En este sentido si buscas un juego de conducción como Spintires, Road to Guangdong no es lo que andas buscando. La historia es corta, pero hay cierto valor de rejugabilidad si lo que buscas es completarlo al 100 por 100. Por otro lado, la trama, los personajes o el estilo artístico pueden ser más que suficientes como para tenerlo en cuenta, sobre todo si eres de los que les gusta descubrir nuevas propuestas independientes. Y si además eres un amante del formato físico, Road to Guangdong llega en una edición especial que incluye tarjetas de recetas exclusivas y un manual.

 

 

 

 

Author: Cristina Ferragut

🎮 Jugadora desde 1986 🎮
‘Me gustan las personas que dicen lo que piensan, pero por encima de todo, me gustan las personas que hacen lo que dicen.’
❤ PSN ID: Hottarubi
❤ YT: https://www.youtube.com/user/inagameig

Road to Guangdong

24,99€
7

Historia

7.0/10

Jugabilidad

6.5/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.5/10

Diversión / Duración

7.0/10

Pros

  • Las opciones de diálogo
  • La historia y los personajes
  • El apartado audiovisual

Cons

  • La conducción puede resultar monótona con el paso de las horas
  • Control del vehículo algo tosco