Análisis | Saints Row: The Third Remastered

Análisis | Saints Row: The Third Remastered

22 mayo 2020 0 Por Alex Fdez

Vuelve el juego más gamberro de los últimos diez años… y quizás ese sea el problema.

Ficha Técnica

Título: Saints Row: The Third Remastered
Desarrollador: Volition
Producción: Deep Silver
Distribuidor: Koch Media
Número de Jugadores: 1
Plataformas: PlayStation 4
PEGI: 18
Fecha de salida: 22 de mayo del 2020
Idioma: Español (textos), Inglés (voces)
Género: Acción
Precio: Desde 39,99€

Volvemos a jugar a uno de los mejores juegos de acción y mundo abierto de la década pasada. Un sinfín de posibilidades que nos abre la puerta a la ciudad de Steelport, para que campemos a nuestras anchas como líder de una banda criminal de lo más pintoresca. ¡Vamos allá!

Historia

Empezamos con un tiroteo en mitad de un banco, luego un tiroteo subido a un helicóptero, para terminar con una caída libre desde un avión. Desde luego, el comienzo del juego ya te deja claro cómo es Saints Row: The Third. A partir de aquí, la historia se desarrollará a través de los ojos de la banda Saints, que tendrá que recuperar el control de Steelport después de haberse dedicado demasiado tiempo a contratos publicitarios y patrocinios y no a sus… negocios.

Toda la trama que veremos a lo largo del juego está llena de humor y explosiones, que son los puntos fuertes de este videojuego. Como era de esperar, el juego mantiene intacta la narrativa (que para eso es un remaster), por lo que no hay nada que la diferencie de lo que vimos en 2011. Y quizás eso sí que chirríe un poco: el juego no ha cambiado, pero probablemente nosotros sí.

Jugabilidad 

La jugabilidad es seguramente el pilar en el que más se nota el paso de los años. Sin ser incómodo ni tosco, al enfrentarnos a Saints Row: The Third vemos a la perfección cómo los juegos de acción, de mundo abierto y RPG han dado un salto muy grande en estos casi diez años. Está lejos de lo que solemos tener entre manos en este 2020.

Aun así, sigue teniendo muchas misiones divertidas (aunque a ratos repetitivas), una ciudad que explorar que nos ofrece una enorme multitud de opciones y ese control por zonas que funciona tan bien incluso hoy en día.

Gráficos y sonido

El juego es como puedes recordar el de 2011 (que seguro que lo recuerdas mejor de lo que era), así que en ese aspecto es un punto positivo. Se pueden ver mejoras en las luces de los escenarios, en el acabado de los personajes, en las partículas de las explosiones… Un rework muy conseguido que da un aspecto pulido al juego.

En cuanto al sonido, encontramos una gran variedad de música en nuestra radio (de hace diez años o más, claro), y nos gusta poder usar tu propia mixtape para el coche. El problema (y por lo que hemos bajado medio punto en este aspecto) es que las voces están en inglés. ¿Se les puede pedir un doblaje diez años después? Pues no lo sé. ¿Que hubiese estado genial? Eso seguro.

Conclusión

Saints Row: The Third esta guay en general, pero se nota que es un juego anclado a su época. Parece mentira, pero el consumidor de videojuegos y la industria en general han cambiado mucho en muy poco tiempo, lo que nos deja un regusto agridulce con este título. Es divertido, eso sin dudarlo, aunque quizás fue más divertido jugarlo en 2011. Aún así, si no lo probaste en su momento, es una buena oportunidad para verlo con un nuevo lavado de cara.

Author: Alex Fdez

Nací a mediados del año 92 y, como cualquiera de mi generación, crecí a medias entre los balonazos en la plazoleta y los botones de una consola. Y hasta ahora. 🙂

Saints Row: The Third Remastered

39,99€
7.7

Historia

7.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Diversión

8.5/10

Pros

  • Una opción siempre divertida con la que pasar el rato.
  • La mejora gráfica es interesante, está bien trabajada.
  • Las opciones de exploración por Steelport y la personalización de tu personaje siempre son un punto a favor.

Cons

  • Feels old, muchas bromas o la forma de tratar al jugador queda un poco anticuada.
  • La jugabilidad también se ha visto resentida por los años, ahora que nos hemos acostumbrado a otro tipo de videojuegos.