Análisis | Shadow of the Tomb Raider

Análisis | Shadow of the Tomb Raider

10 septiembre, 2018 0 Por Alejandro Altaber

Viajamos hasta Perú en la última entrega de la trilogía de los orígenes de Lara Croft para evitar el apocalipisis maya que ella misma ha provocado.

Shadow of the Tomb Raider es un sobresaliente cierre que denota la madurez y evolución que han sufrido tanto la protagonista como la misma estructura jugable. Completo a nivel de cantidad y variedad de contenido en cuanto a tumbas, criptas y misiones secundarias junto a una cuidada jugabilidad y un soberbio apartado audiovisual.

Ficha Técnica

  • Título: Shadow of the Tomb Raider
  • Desarrollador: Eidos Montreal
  • Producción: Square Enix
  • Distribuidor: Koch Media
  • Género: Acción y aventura
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC.
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 14 de septiembre de 2018.
  • Idioma: Voces y textos en castellano
  • Comprar ya por: 64,95€

 

La joven arqueóloga y saqueadora de tumbas pone punto y final a la trilogía de sus orígenes con una entrega donde certifica su crecimiento y madurez a la hora de afrontar situaciones extremadamente peligrosas. La insegura Lara Croft ha pasado al olvido y en este cierre demuestra sus técnicas de defensa y supervivencia para evitar el Apocalipsis Maya que ella ha misma ha provocado.

La principal gran novedad en Shadow of the Tomb Raider es el cambio de estudio desarrollador. Debido a que el equipo de Crystal Dynamics está completamente centrado en el proyecto relacionado con ‘Los Vengadores’, con valentía, Eidos Montreal ha tomado las riendas de la serie para la creación de este último episodio de los orígenes de la protagonista, un reinicio que comenzó en 2013.

Un grupo de garantías repleto de talento que se ha apoyado en historiadores y asesores culturales para plasmar los diferentes orígenes, etnias y creencias religiosas que aparecen representadas en la aventura, junto a la magnífica ciudad de Paititi, asentada en las profundas selvas de Sudamérica. Aun así, Crystal Dynamics ha estado ligado a todo el proceso de desarrollo y ha actuado como colaborador de lujo supervisando hasta el más pequeño detalle de la producción del título.

Tras arrancar la trilogía con un juego que llegó a ser intergeneracional y que sorprendió a todos, Square Enix firmó en 2015 una exclusiva temporal con la consola de Microsoft para lanzar Rise of the Tomb Raider únicamente en Xbox One. No obstante, a las pocas semanas llegó también a PC y un año más tarde hizo la propio en PlayStation 4 en una completa edición que incluía todos los DLC’s, nuevos contenidos y funcionalidades con PlayStation VR.  Para Shadow of the Tomb Raider han dejado de lado cualquier posible asociación y todos los usuarios de PlayStation 4, Xbox One y PC tendrán disponible el título el próximo 14 de septiembre.

 

Historia

Shadow of the Tomb Raider nos lleva hasta la jungla de Perú, donde la Lara debe dominar una selva mortal, superar tumbas aterradoras y perseverar en su hora más aciaga. Mientras trata de detener un apocalipsis maya, la valerosa aventurera termina por convertirse en la saqueadora que estaba destinada a ser desde pequeña. En esta odisea la protagonista vuelve a enfrentarse a La Trinidad, liderada por el doctor Domínguez, un arqueólogo experto en la historia precolonial maya, y así impedir que la organización destruya el mundo y lo reconstruya a su gusto.

Arrancando en Cozumel, una isla de México situada en el Caribe, y tras superar varias catástrofes ambientales, Lara y Jonah viajan posteriormente al río Amazonas, en concreto en la región de Perú. Un argumento que esta vez no está escrito por Rhianna Pratchett, que abandonó la compañía a principios de 2017 y que participó en Tomb Raider, Rise of the Tomb Raider y varios arcos de los cómics. Podría tratarse de un punto secundario, pero se nota que la narrativa y argumento de Shadow of the Tomb Raider no están tan cuidados como antaño y presentan un ritmo irregular. Aun así, es una aventura y cierre de trilogía de lo más disfrutable, que encima guarda varias sorpresas que cada usuario debe descubrir por sí mismo.

 

Shadow of the Tomb Raider tiene una duración similar a las dos entregas anteriores, es decir, unas 13-15 de historia principal, que se pueden ampliar fácilmente hasta las 20-25 horas si vamos a completar las distintas misiones secundarias, criptas, tumbas y otros coleccionables de cada zona, que nos obligan a revisitarlas continuamente al no tener del equipamiento necesario al comienzo para saquearlas al 100%.

Jugabilidad

La saga ha evolucionado para ofrecer cada vez mayor cantidad y variedad de contenidos dedicados plenamente a la exploración, y en Shadow of the Tomb Raider esta decisión es palpable desde las primeras horas de la aventura. En los compases iniciales debemos acabar con contados soldados enemigos, más que nada a modo de tutorial y todo ello desde las mecánicas de sigilo. Exploración, tumbas, criptas y coleccionables son el eje principal del arranque de la historia, y pese a que con el avance de las horas hay más enfrentamientos contra los miembros de la Trinidad, el combate no es la columna vertebral sobre la que se gira la jugabilidad de Shadow of the Tomb Raider.

La estructura principal es extremadamente continuista y se rige por los pilares fundamentales de Rise of the Tomb Raider. Pese a la linealidad del título, disponemos de tres grandes asentamientos que actúan como pequeños mundos abiertos en escenarios imponentes. Además de las características tumbas y criptas, completar el 100% de la región pasa por recoger y descubrir todos los documentos, reliquias, monolitos, murales, alijos de supervivencia, mochilas de explorador, desafíos concretos, mapas, cofres del tesoro, oro y cacería de los animales más temibles de la comarca. Saquear todo en primera instancia es tarea imposible y entra en juego el ‘backtracking’, ya que en multitud de ocasiones necesitamos de equipamiento mejorado o armas concretas para alcanzar determinados lugares, y volver a los comienzos de la aventura es realmente sencillo con el clásico sistema de campamentos.

Perú, su jungla y todos los elementos exóticos, la convierten en el escenario más hostil y variado hasta la fecha, y que recuerdan a los títulos originales de la franquicia, con entornos subacuáticos llenos de cavidades, un profundo sistema de túneles, etc. Igualmente, ayuda el toque más oscuro que tiene el cierre de la trilogía, por lo que vivimos un viaje lleno de emoción y entretenimiento. Eidos Montreal no desmonta la fórmula que tan bien funcionó, por lo que repiten las misiones secundarias y las relaciones con otros personajes del lugar, yendo incluso un paso más allá.

La industria del videojuego evoluciona y las buenas ideas de otros estudios se ‘toman prestadas’ para crear títulos mejores. Es el caso de estas tareas, que tienen su propia narrativa y cinemáticas para darle de mayor personalidad a cada una de ellas. Pese a las buenas intenciones y las gratas recompensas, son un tanto descafeinadas y se podría haber aprovechado la ocasión para incluir algún sistema de diálogos en las conversaciones. Sin embargo, en ocasiones es la única manera de ver puntos concretos del escenario, inaccesibles en la exploración tradicional.

Más allá de la acción, si por algo se caracteriza Tomb Raider, y todavía más el reinicio de la saga, son por la exploración de los amplios escenarios, crafteo de materiales, plataformeo, puzles, y la verdadera joya de la corona, una gran cantidad de desafiantes tumbas a saquear a resolver y saquear. En este sentido la esencia se mantiene completamente intacta, y Shadow of the Tomb Raider es el episodio más desafiante en tumbas, desafíos y criptas.

Las raíces de Eidos Montreal están ligadas al sigilo con producciones tan importantes como Thief, Deus Ex: Human Revolution o Deus Ex: Mankind Divided, entre otros, por ello en Shadow of the Tomb Raider han puesto mayor énfasis en el sigilo y sus distintos movimientos en el combate. Han  implementando nuevas mecánicas de camuflaje y ataque que convierten a la protagonista en una auténtica asesina silenciosa.

La trilogía arrancó en 2013 con un gran juego de aventura y acción, al que le faltaba todavía la naturaleza Tomb Raider. El segundo episodio solventó ese problema y Shadow of the Tomb Raider lo ratifica con numerosas tumbas y criptas que denotan el genial diseño de niveles de esta entrega. Desde complejos templos antiguos hasta sombrías catacumbas repletas de numerosas trampas, frágiles estructuras y acertijos mortales que  crean un ambiente increíblemente oscuro.

Otra novedad que va relacionada con la naturaleza del escenario es la posibilidad de bucear y moverse libremente bajo el agua, siempre controlando el nivel de oxígeno para respirar o pequeños depredadores de las profundidades como pirañas y morenas. Esta característica aporta muchísima variedad a la exploración, con sitios más complejos llenos de secretos y coleccionables,  espacios acuáticos están repletos de cavidades, sistemas de túneles profundos e increíbles recompensas para aquellos que se atrevan a alejarse del camino.

En lo que se refiere al árbol de habilidades, disponemos de tres ramas diferenciadas: Buscadora (exploración y observación), Guerrera (combate y armamento)  y Carroñera (fabricación y sigilo). Este completo sistema dispone de 20 habilidades para cada una de las vertientes. La gran mayoría se desbloquean con los puntos de habilidad que recibimos por cumplir todo el contenido citado anteriormente, no obstante, algunas son exclusivas por descubrir alguna tumba, cripta o  momentos concretos de la historia principal.

Igualmente, en los campamentos podemos mejorar los cuatro tipos de armas que maneja Lara en Shadow of the Tomb Raider: arco, pistola, rifle y escopeta. Para aumentar sus cualidades son necesarios los recursos repartidos por el mundo del juego, a las que también se les pueden añadir potenciadores que se adquieren entre los distintos comerciantes de la zona. Los asentamientos permiten conseguir algo más que recursos, ya que estos vendedores te proporcionarán armas, atuendos o mejoras de equipo para desbloquear nuevas áreas, comprándolo todo con monedas de oro que obtenemos por superar misiones, saquear enemigos o de yacimientos de minerales. Algunos asentamientos tienen varios vendedores, y puede que estos no siempre estén en la misma ubicación.

Para ofrecer a todos los públicos la experiencia que deseen, en Shadow of the Tomb Raider es posible adaptar la dificultad de los combates, exploración y puzles, todo ello por separado. Disponemos de hasta cuatro niveles de dificultad (el modo ‘muy difícil’ es fijo, todas las opciones están bloqueadas durante la partida) y entre las principales diferencias que existen, tenemos:

Dificultad de combate

  • Regeneración de salud en combate.
  • Número de cajas de munición.
  • Asistencia en el apuntado.
  • Nivel de salud, daño e inteligencia de los enemigos.
  • Activación o no del modo supervivencia, marcando posición de soldados.

Dificultad de exploración

  • Color de la pintura que marca la ruta principal.
  • Tiempo de reacción de mano salvadora.
  • Activación o no del modo supervivencia, marcando el lugar de objetos.
  • Campamentos apagados o encendidos, incluso necesitando recursos para desbloquearlos.

Dificultad de puzles

  • Pistas de Lara sobre el siguiente objetivo.
  • Instinto de supervivencia que marque o no los objetos para interactuar.
  • Mayor o menor tiempo para ejecutar mecánicas cronometradas.

Una grata decisión que debería imponerse en otros títulos del género, sobre todo para los usuarios más experimentados que busquen un mayor desafío en este tipo de aventuras.

Cuando finalicemos el juego tenemos la oportunidad de continuar en el modo ‘New Game Plus’, con características completamente nuevas y manteniendo todas las habilidades, armas, trajes, recursos y mejoras del equipamiento. También desbloquea tres nuevas rutas que Lara Croft puede dominar, eligiendo un camino único en función del estilo de juego. La ‘Senda de la Serpiente’ nos lleva a explotar las mecánicas de sigilo, la ‘Senda del Jaguar’ se centra en las habilidades de combate, y la ‘Senda del Águila’ presenta un énfasis en la exploración y el ingenio. Dependiendo de la senda escogida, obtendremos recompensas específicas en forma de armas, trajes y habilidades

Tras el lanzamiento, Shadow of the Tomb Raider con hasta 7 DLCs incluidos en el pase de temporada que se publicarán de forma mensual desde octubre de 2018 hasta abril del próximo año. El pase de temporada ofrece siete nuevas aventuras llamadas “Sendas”. Cada Senda incluye una nueva trama, nuevas misiones, una tumba de desafío, una nueva arma, un nuevo atuendo y una nueva habilidad.

Gráficos y Sonido

La versión que hemos probado es la de PlayStation 4 Pro y el acabado gráfico es simplemente increíble. Quizás no exista un salto demasiado grande respecto a Rise of the Tomb Raider, pero el conjunto del juego es realmente imponente. Existen dos configuraciones gráficas en esta consola, 4K y 30 cuadros por segundo o 1080p y una tasa cercana a los 60 fps constantes. Después de comparar entre ambas, vale la pena perder detalle en resolución para disfrutarlos con un rendimiento superior.

En términos gráficos, pero sobre todo en su faceta artística, Shadow of the Tomb Raider va mejorando exponencialmente con el paso de las horas de juego. Aunque prácticamente toda la aventura tiene lugar en Perú, es asombrosa la facilidad que tiene para atrapar con un continuo cambio de escenarios. En apenas unos minutos pasamos de estar en una frondosa jungla rodeado de animales y vegetación a estar atrapado en una claustrofóbica cueva donde los túneles subacuáticos son la única escapatoria. Quizás el salto gráfico respecto a Rise of the Tomb Raider es escaso, pero lo solventa al tratarse de un título tremendamente rocoso siendo la entrega con el mapeado más grande y variado de la franquicia.

Si el diseño de niveles en cuanto a verticalidad y situaciones jugables es excepcional, los escenarios gozan de una recreación impecable, detallados con todo el mimo del mundo para plasmar las sombrías tumbas, los preciosos lagos, la frondosa vegetación y un sinfín de exóticas localizaciones de la jungla peruana. Cabe comentar ciertos problemillas que se van a solventar con el parche ‘Day One’ que están asociados a la sincronización labial de las voces, la físico del pelo de Lara o algunas animaciones faciales.

Como es habitual ya en la serie, estará completamente traducido y doblado al español, con el genial reparto de voces al que estamos acostumbrados. Un detalle que nos ha parecido muy curioso en las opciones sonoras es la inmersión idiomática de voces, para escoger el idioma que hablan los NPC’s. Si los activamos, los personajes utilizan su idioma nativo para comunicarse dotando al título de una experiencia más genuina. Si por el contrario lo desactivamos, todos los personajes hablan en el idioma en el que estemos jugando.

De la banda sonora se encargan Rob Bridgett y Brian D’Oliveira, que han utilizado instrumentos precolombinos y sudamericanos para trabajar en las texturas inconfundibles de la selva y de la civilización maya. Melancolía, alegría, tristeza, ira, violencia animal son algunas de las emociones que transmite la música de Shadow of the Tomb Raider, donde se suma la intervención del compositor y diseñador de sonido Martin Stig Andersen, conocido por su trabajo en Inside y Limbo, que se centra en las escenas bajo el agua.

Conclusión

No os vamos a engañar, teníamos dudas por el cambio de estudio de desarrollo al tomar las riendas Eidos Montreal.  Por suerte, el equipo ha despejado cualquier titubeo creando la entrega más completa de la serie. Shadow of the Tomb Raider es una sobresaliente aventura de acción, y principalmente de exploración, repleta de contenido en una magnífica ambientación, y puzles, plataformas y sigilo de máxima calidad. Quizás el sistema de combate es el punto más flojo del conjunto, y es en esta entrega donde han apostado por darle mayor importancia al sigilo.

El árbol de habilidades, campamentos, mejora de equipamiento y comerciantes funciona a la perfección agilizando el progreso siendo muy satisfactorio completar cada región. Si a esto le sumamos un apartado gráfico enormemente solido y un doblaje al español extraordinario, tenemos como resultado el mejor el capítulo de los orígenes de Lara Croft. Prepárate porque a partir del 14 de septiembre toca evitar el Apocalipsis Maya, enfrentarse de nuevo a la Trinidad, y disfrutar de muchas sorpresas que Square Enix y Eidos Montreal nos tiene bien guardadas en Shadow of the Tomb Raider.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Shadow of the Tomb Raider

64,95€
Shadow of the Tomb Raider
9

Historia

8.5 /10

Jugabilidad

9.0 /10

Gráficos

9.0 /10

Sonido

9.0 /10

Diversión/Duración

9.5 /10

Pros

  • Magnífico cierre de trilogía y jugablemente, entrega más refinada
  • Enorme cantidad de contenido: Tumbas, criptas, desafíos, coleccionables, etc
  • Una vez más, impecable doblaje y voces en español. Cuidadísimo a nivel gráfico.
  • Extensa historia principal con 13-15 horas. Más de 20 horas para alcanzar el 100%
  • Niveles de dificultad dinámicos, diseño de niveles y completo árbol de habilidades

Cons

  • Episodio bastante continuista en términos jugables
  • Las misiones secundarias, a pesar de ser interesantes, podrían haber estado mejor.