Análisis | Shadow Warrior 3

Análisis | Shadow Warrior 3

15 marzo 2022 0 Por Alejandro Altaber

El sangriento y vertiginoso FPS recibe una tercera entrega demasiado continuista, que pese al frenetismo jugable y notable apartado visual, termina cayendo en la reiteración debido al mejorable diseño de niveles y falta de variedad.

Ficha Técnica

  • Título: Shadow Warrior 3
  • Desarrollador: Flying Wild Hog
  • Editora: Devolver Digital
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS4, Xbox One y PC
  • PEGI: +18
  • Fecha de salida: 1 de marzo
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Género: Acción, FPS

 

El estudio polaco Flying Wild Hog ha debido pasar por ciertos problemas internos y procesos de desarrollos igual de caóticos que su saga estrella. Fue en 2016 cuando se puso a la venta Shadow Warrior 2, y desde entonces han estado prácticamente seis años sin publicar ningún nuevo proyecto. Quizá nunca conozcamos dicha historia del pasado y por lo tanto toca centrarse en el presente, en pleno 2022 y con un gran desafío por delante que arranca este mismo mes de marzo.

Shadow Warrior 3 ya está a la venta en PS4, Xbox One y PC, y enseguida nos metemos en faena a comentar todo lo que trae la nueva entrega, pero previamente hay que resaltar que esta misma primavera llegará Trek to Yomi, una aventura de acción cinematográfica ambientada en la época del Japón feudal y apoyada en el cine clásico en blanco y negro. Un título menor de un corte más indie pero completamente diferente a lo que suele proponer el estudio. Y por último, en una fecha todavía por determinar de 2022 se lanzará Evil West, un cambio a la vista en tercera persona que estará enfocado a la acción en solitario o cooperativo en un estilizado y extraño universo del salvaje oeste.

La historia de Shadow Warrior 3 es igual de delirante que la de sus predecesores sirviendo como una mera excusa para aniquilar demonios sin ningún tipo de miramientos. El exsogún corporativo Lo Wang y su antiguo jefe Orochi Zilla, convertido en su némesis y más tarde su secuaz, deben embarcarse en una insospechada misión para recapturar a un ancestral dragón al que liberaron inconscientemente de su eterna prisión y ha traído un sinfín de demonios para destruir el mundo. Si bien en el transcurso de la trama aparecerán viejas caras, incluso los recién llegados a la saga pueden adentrarse en su argumento. Al fin y al cabo no hay mucho donde rascar y son unas 5-7 horas de mortífera sinfonía bailando con la katana y aniquilando con armas de fuego.

De hecho, Shadow Warrior 3 no esconde sus influencias y con este nuevo episodio más que nunca se parece a DOOM Eternal. Ni mucho menos cuenta con los recursos económicos ni humanos para llegar a las cotas de id Software y Bethesda, pero el planteamiento y concepto del apartado jugable siguen los mismos derroteros. Shadow Warrior 3 tiene una duración en torno a un tercio del total de DOOM Eternal, ¿y esto en que se traduce? Pues en un arsenal de armas más acotado y un sistema de progresión y obtención de habilidades con menores posibilidades.

En la nueva obra de Flying Wild Hog no hay ni un solo segundo de descanso cuando surgen los enfrentamientos. Tiroteos trepidantes, combates cuerpo a cuerpo con armas afiladas como cuchillas, espectaculares movimientos de esquiva, saltos y ejecuciones finales, etc.  El núcleo jugable es una auténtica gozada y en parte es gracias a su arsenal, que combina con maestría armas de fuego, la katana y poderes mágicos. Cada tipo tiene ventaja ante determinados enemigos, no obstante es esencial alternar continuamente puesto que asestar golpes cuerpo a cuerpo aporta munición, disparar con armas de fuego da puntos de salud, y finalmente las eliminaciones dejan caer un orbe dorado que rellena nuestro medidor para ataques especiales.

Duración bien ajustada, variado arsenal de armas y estructura jugable fluida y dinámica. Son muchas las bondades pero también hay un gran contratiempo, el diseño de niveles. Los polacos no se han complicado la vida y basan todo el avance en intercalar sesiones de plataformeo con arenas repletas de monstruos que encima también se repiten de manera constante, dando la sensación continua de reiteración. En este sentido esperábamos un punto más de atrevimiento y riesgo por parte del estudio, quizás ampliando el mundo y otorgando más importancia a la exploración, y finalmente han terminado yendo por el camino fácil.

Pasando a la faceta técnica, Shadow Warrior 3 recorre un Japón neofeudal, una mítica tierra asiática imbuida de la magia y la tecnología de los antiguos samuráis, y ahora invadida por yokai demoníacos del folclore japonés. Los escenarios son una auténtica pasada, un derroche de color y viveza en sus fantásticos países, que funciona genial con el extremo gore de las batallas. Asimismo, es cierto que se echa en falta más tipos de enemigos, pero cabe decir que el diseño y animaciones de los yokai existentes son sobresalientes.

Hemos podido probar la versión de PS4 (funcionando en PS5) y va como la seda a 60 fotogramas por segundo, aunque si se han detectado algunos problemas de rendimiento si lo haces en la consola original. Como decimos, Flying Wild Hog no ha creado versiones nativas para plataformas next-gen, ni tampoco se han pronunciado al respecto sobre el futuro. Por último, la banda sonora intercala temas de rock duro con melodías más propias de la temática tradicional asiática, mientras que llega a  nuestro país con doblaje al inglés y la correspondiente traducción de los textos al español.

Conclusión

Shadow Warrior 3 es un juego honesto y directo en su propuesta, que nunca esconde sus cartas y muestra todo lo que tiene desde los compases iniciales. Es cierto que no revoluciona el género del FPS y el cierre a la trilogía podría haber dado más de sí introduciendo una mayor profundidad respecto a su anterior entrega, sin embargo al final son 5-7 horas de puro espectáculo y frenetismo que te dejan tremendamente satisfecho. Una opción idónea para desconectar, sin excesivas pretensiones, con acción desenfrenada y toques de humor, y perfecto para descansar de otros mastodónticos juegos que demandan mucha más dedicación.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Shadow Warrior 3

44,99€
7.6

Historia

6.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.0/10

Diversión / Duración

7.5/10

Pros

  • Frenética jugabilidad con un ritmo implacable
  • Amplia variedad de armas para desatar el caos
  • Brutal apartado visual con sangre y gore infinito
  • Geniales toques de humor durante la historia

Cons

  • Mejorable diseño de niveles y escasa variedad de enemigos
  • Tiende a hacerse repetitivo, aunque al menos ajusta bien la duración