Análisis | Shenmue I & II

Análisis | Shenmue I & II

20 agosto 2018 0 Por Víctor González Valle

Parece increíble, pero Shenmue I & II ya está en nuestras manos, las aventuras de Ryo Hazuki vuelven después de casi 20 años a nuestras Playstation 4, un hito logrado en gran parte a la comunidad de fans que aún acumula el título después de todo este tiempo.

Ficha Técnica

Título: Shenmue I & II

Desarrollador/Editor: SEGA

Distribuidor: Koch Media

Número de Jugadores: 1

Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC

Género:Aventura

Yu Suzuki era un creativo de Sega allá por los años 80 encargado de desarrollar títulos para la división de máquinas recreativas de la compañía japonesa, innovador en todos sus aspectos y creador de grandes juegos como el mítico Out Run, Hang On, Space Harrier o los primeros Virtua Fighter. Junto a su equipo AM2, Yu tenia más ambición allá por mediados de los años 90.

Concebido primero para Sega Saturn como un Spin off de la franquicia de lucha de Sega, Virtua Fighter RPG iba a ser un juego de rol cuyo protagonista sería Akira y nos narraría los eventos previos a Virtua Fighter, viendo como un joven Akira aprendía artes marciales de grandes maestros de Japón y China. Pero la ambición de Yu Suzuki era aún mayor y Sega había empezado a trasladar todos sus proyectos a su nueva y última apuesta, Dreamcast, una consola de 128 bits que pretendía ser el golpe en la mesa de la compañía para competir con Playstation y la aún futura Playstation 2.

Fue aquí donde Virtua Fighter RPG empezó a transformarse en Shenmue (ya con el nombre de Shenmue se creó una demo técnica para Saturn, que podéis ver por internet), una IP completamente nueva y que desde inicio estaba planteada como una saga con varias entregas, que nos irían narrando poco a poco el viaje de Ryo Hazuki en busca de vengar a su padre de la muerta a manos de un misterioso personaje de origen chino que responde al nombre de Lan Di.

Shenmue aterrizó en Dreamcast en el año 1999 mientras que su continuación lo hizo en el año 2001 ( siempre hablando de Japón) y un tiempo más adelante para la primera Xbox con varias mejoras técnicas y un modo foto así como doblaje inglés. El alto presupuesto de estas dos entregas ( en su día fueron los juegos más caros de producir de la historia), el fracaso comercial de Dreamcast y otros factores propiciaron que  Shenmue no tuviese la repercusión que merecía , esto hizo que su tercera entrega se cancelase y la historia quedase completamente abierta, dejando a los fans desesperados por saber que ocurría tras los eventos de la segunda entrega, donde empezábamos a conocer detalles e intrigas de la trama de una franquicia que prometía unas cuantas entregas más.

Por suerte como dicen, siempre hay luz al final del túnel, y en el E3 del año 2015, Yu Suzuki apareció en la conferencia de Sony para anunciar un crowfunding para financiar y desarrollar con su propia empresa, Ysnet, la esperada tercera entrega de la franquicia. No cabe duda de que el crowfunding fue un éxito arrollador, financiádose en cuestión de horas y batiendo varios récord mundiales.

Dicho esto, la gente se preguntaba, si iba a lanzarse la tercera entrega, llegaría el momento de que Sega remasterizase el juego para las actuales plataformas, tanto para rejugar y ponernos al día como para que todo el nuevo público que no pudo acceder a el pudiese conocer la saga. Todo parecía negativo hasta que de repente Sega anunció que la compañía d3T Ltd se encargaría de portear las dos primeras entregas en un pack para nuestras Playstation 4, Xbox One y PC, manteniendo toda la esencia original, y con alguna que otra mejora para adaptarlo un poco mejor a la época actual.

Ya en nuestras manos y probados a fondo podemos decir que el trabajo de los chicos de d3T, sin ser perfecto, cumple perfectamente y pone al día la saga para poder disfrutarla de nuevo o por primera vez.

Queremos avisar, antes de comenzar el análisis que la propia Sega ha confirmado que no se trata de una remasterización de los dos títulos si no de un “port” con mejoras varias para adaptarse a la alta definición, controles y menús de hoy en día, por lo que tenemos que valorarlo como lo que es, un relanzamiento de los dos juegos en un solo pack.

No queremos entrar mucho en la trama de Shenmue, sobre todo en su segunda entrega, que es continuación directa, pero estamos ante un juego que nos presenta como hemos mencionado anteriormente a Ryo Hazuki en su búsqueda de Lan Di y la organización a la que parece pertenecer, todo ello mientras visitamos en la primera entrega su propia tierra, Yokosuka, en Japón y viajando por motivos varios a China en la segunda entrega, empezando en Hong Kong y adentrándonos cada vez más en la China más desconocida y mística, en una aventura sin parangón que nos trasladará a esos lugares como si estuviéramos allí.

Dicho esto y entrando en la jugabilidad, Shenmue en su día se definió como un género propio, denominado FREE. Para explicároslo mejor diremos que es una mezcla de muchos géneros, tendremos un mundo abierto de un tamaño no muy grande ( a día de hoy, en su momento fue un salto bestial en comparación a otros juegos de la época) por el que podremos movernos libremente, con un ciclo día noche y con la posibilidad de hablar con todos los transeúntes, cada uno de ellos creado individualmente con su propia personalidad y rutinas diarias, algo que demuestra la obsesión de Yu Suzuki con el detallismo. Así mismo los escenarios también serán excesivamente detallados, y no hablamos meramente de lo técnico, el juego recrea a la perfección el Japón de finales de los años 80 así como la China de esos mismos años hasta el punto de que miles de personas se han preocupado de compararlo, encontrado incluso los electrodomésticos, vehículos y demás detalles en la vida real.

En este mundo deberemos ir investigando poco a poco los secretos del asesinato del padre de Ryo y los misteriosos “Dragon and Phoenix mirrors”. Dispondremos de un diario donde Ryo irá anotando todos los eventos importantes , los números de teléfono que nos ayudarán a avanzar y que además harán que sepamos en que punto nos encontramos y si nos hemos dejado alguna cosa por hacer o que es lo que podemos hacer a continuación.

Pero no solo la historia es la parte importante de estos dos juegos. Shenmue está repleto de cosas por hacer ( quizás ahora no parezca tan grande como en su época, con juegos de la propia Sega como Yakuza, que cogieron ciertas bases y actualmente tienen contenido prácticamente inabarcable). Desde eventos secundarios que solo ocurrirán en ciertas épocas y a ciertas horas ( no es lo mismo pasear por Dobuita en septiembre durante la mañana que en plenas navidades por la noche, viendo distintos personajes y viendo los escenarios adaptados a la época navideña.

También podremos coleccionar diversos elementos , desde figuras basadas en personajes de Sega como Sonic y compañía , comprar objetos en diversas tiendas o participar en diversas actividades secundarias, como jugar a los dardos, a varios juegos que harán uso de los QTE ( no es para menos, fue a partir de este juego que se empezó a adoptar este término) e incluso dispondremos de varias recreativas, como Hang On en Shenmue o Out Run en Shenmue II, completamente jugables en su mueble arcade original.

Además de investigar y hacer lo que queramos en el juego , Ryo Hazuki es un experto en Jiu Jitsu y un amante de las artes marciales ( al igual que Yu Suzuki, que incluso entreno con grandes maestros para documentarse en la creación del título), por lo que tendremos enfrentamientos varios contra gamberros que pululan por la ciudad o con personajes más oscuros ( hay que dejar claro que la segunda entrega, por temas argumentales tiene muchísima más acción que el primero, aunque este también nos dará momentos muy divertidos en este aspecto).

Para la acción tendremos dos vertientes, los ya comentados QTE, donde deberemos pulsar el botón que se nos muestre en pantalla a tiempo para realizar una acción automática y que si fallamos o nos veremos obligados a repetirlo o incluso podemos perder el evento en cuestión para siempre en esa partida. Por otra parte tendremos el combate libre, aquí , utilizando el sistema de combate de Virtua Fighter, podremos realizar multitud de combos para enfrentarnos a uno o varios enemigos en combates cargados de acción y con un realismo en los movimientos inusitado en aquellos días.

Y es que como decimos, Shenmue no solo es una historia de venganza, se trata también de una historia de artes marciales, además de luchar , deberemos aprender y mejorar nuestros movimientos como si un RPG ( bastante simplificado) se tratase, estos movimientos los podemos aprender o bien comprando ciertos pergaminos en algunas tiendas como aprendiéndolos de varios maestros que nos encontraremos ya sea por motivos de trama o en eventos totalmente secundarios.

Como consejo , os recomendamos aprender todas las técnicas posibles y conseguir todos los coleccionables que podáis, ya que uno de los incentivos de Shenmue  es que una vez completamos la trama se nos creara un archivo de partida completada que podremos trasladar a la segunda entrega, manteniendo todo lo aprendido en la primera, el dinero que portásemos e incluso las figuras que hubiésemos coleccionado, y creednos, os vendrán de perlas en la segunda entrega.

Como decimos la segunda entrega mantiene exactamente la misma jugabilidad pero la extiende a cotas que hacen que la primera entrega parezca casi un prologo, los escenarios se vuelven gigantescos, poblados por cientos de personajes y la historia es bastante más larga y profundiza mucho más en absolutamente todos los aspectos. En esta entrega no solo visitaremos una población ( como en la primera entrega era Yokosuka) si no que aquí visitaremos Hong Kong, Kowloon y Guilin, y os aseguramos, que ninguna de estas ciudades os dejara indiferentes, ya que estarán recreadas al detalle.

Se añaden movimientos nuevos, mecánicas y minijuegos por doquier que alargarán la jugabilidad de esta entrega, dándonos la primera entrega si queremos conseguir prácticamente todo unas 30 horas mientras que la segunda nos aportará 40 o más. Por desgracia parece ser que no podremos pasar nuestra partida de Shenmue II a Shenmue III debido a que esta tercera entrega no la esta desarrollando la propia Sega, pero aún y así los completistas tendrán para horas de diversión.

Ahora entremos en como los chicos de d3T han porteado el juego. De entrada contamos con resolución 1080p a 30 frames por segundo ( parece ser que el juego no tendría problemas en ir a 60, pero la programación del mismo provocaba muchos errores en el sistema de tiempo real del juego así como en la jugabilidad, desequilibrándolo y provocando bugs, que no sabemos si es que no tenían arreglo o simplemente han decidido dejarlo tal y como esta). Además el título nos permite escoger entre varios estilos gráficos.

Para empezar se elimina el control de tanque de las versiones originales gracias al segundo stick del Dualshock 4, que nos permite como es ahora común, pero en aquella época no tanto, controlar a Ryo con el Stick izquierdo mientras controlamos la cámara con el derecho, por lo demás la asignación de botones es semejante a como lo fue en Dreamcast.

Contaremos con menús completamente renovados, más adaptados a las pantallas de ahora y mejor ordenados, para no perdernos buscando un Item o una opción en concreto.

Tenemos un modo Bloom , un filtro que permite que la iluminación hacia los personajes resulte más lograda y “realista” y que pese a que le da un toque bastante bueno en general, hay momentos en los que parece que el personaje brille demasiado. También tenemos un modo de alta resolución donde notaremos como muchas de las texturas serán más nítidas, en especial en Ryo, los diferentes carteles y los elementos más importantes, quedando como las originales las más secundarias.

Podremos cambiar el contraste a gusto así como el tamaño de la interfaz, pudiendo activar o desactivar estos filtros anteriormente comentados a gusto del consumidor. Por último podremos seleccionar si queremos jugar en 4:3 o 16:9. Aunque tenemos que avisar que pese a jugar a 16:9 , todas las escenas “pre grabadas”, las que no incluyen gameplay de ningún tipo se verán obligatoriamente en 4:3 algo que los desarrolladores han defendido como que si las dejaban en 16:9 solo veríamos escenarios vacíos ya que el juego no estaba programado en su momento para jugar a ese aspect ratio y las escenas no se pueden reprogramar a diferencia del gameplay, que luce de lujo en formato panorámico.

En el tema sonoro encontramos la misma banda sonora original así como los doblajes, que por primera vez se puede escoger entre inglés y japonés en ambos juegos. Esto provoca que las voces suenen un poco enlatadas, imaginamos que por la compresión original de Dreamcast, pero nada excesivo o que nos impida escuchar a los personajes.

Mención aparte a un pequeño bug que hemos encontrado y que parece ser que se corregirá en un parche inminente ( recordad que en el momento en que escribimos este análisis el juego no ha recibido su supuesto parche día uno). Este bug consiste en que en contadas ocasiones, algunos efectos de sonido no se reproducen, no hablamos de efectos y sonidos importantes, si no simplemente efectos al abrir o cerrar cajones y puertas o al dar pasos. Esto ocurre en ocasiones azarosas y en nuestro caso han sido relativamente pocas, investigando, parece ser que el chip Yamaha que poseía Dreamcast y en el que se programaron los sonidos directamente es bastante complicado de emular, dando este error que estamos seguros que arreglarán más pronto que tarde.

Por desgracia, y tenemos que comentarlo, el juego sigue sin venir localizado al castellano, pudiendo disfrutarlo solamente con textos en inglés, y pese a que no es un inglés muy elevado Sega tenia una oportunidad única de localizar el juego a nuestro idioma ampliando su potencial público, pero por desgracia el juego queda en el mismo idioma que el original. Eso si, no temáis, que para la tercera entrega si que esta confirmada la localización al castellano.

Conclusión

Shenmue I & II como bien ha dicho Sega realmente es más un port de la versión de Dreamcast de la primera entrega y de la de Xbox de la segunda, más que un remaster. Y es que pese a las mejoras obvias y los filtros añadidos, el juego se siente exactamente igual que el original, y quitando algún que otro bug puntual, el juego es idéntico al original con los añadidos de la resolución, fluidez y los obligados trofeos. Y esto no es precisamente malo, pese a que ya no impacta como antaño, si logramos hacer el ejercicio de colocarnos en el año de lanzamiento del juego, veremos que estamos ante un juego que marcó una época, que no se conserva precisamente mal y que nos va a dar muchísimas horas de diversión.

Por eso mismo, a la hora de puntuar el título, y quitando los problemas que hayamos podido encontrar generados en esta versión, siempre nos hemos basado en como el port mantiene , mejora o empeora los diversos apartados, porque seria imposible comparar por ejemplo a nivel técnico un juego del año 1999 con cualquier título lanzado hoy pensado para la potencia de Playstation 4.

Y pese a que esta vez seguirá dejándonos con las mismas dudas cuando completemos su segunda parte, podemos acabarlo con una sonrisa, sabiendo que el año que viene, tendremos en nuestras manos una tercera entrega, creada de 0 para esta generación gracias a Yu Suzuki, Unreal Engine 4 y sobre todo los fans, que gracias a los movimientos masivos en redes sociales durante más de una década han conseguido que existan estos “Remasters” que hoy hemos comentado, como dicen los más románticos, Shenmue ha sido salvado, el primer paso ya esta dado, ahora le deseamos toda la suerte del mundo.

 

Author: Víctor González Valle

Redactor de RegiónPlaystation desde octubre de 2014. Fan de los JRPG , el terror y casi cualquier tipo de género. Escribo sobre Anime, manga y libros además de videojuegos. Me encanta aprender hasta el menor de los detalles de los juegos, empresas y desarrollos. ¡Me encanta escribir!

Twitter: @BarryMurton29

Shenmue I & II

9.1

Historia

9.4/10

Jugabilidad

8.9/10

Gráficos

8.9/10

Sonido

9.0/10

Diversión

9.5/10

Pros

  • Mantiene la esencia y magia del original.
  • Las diversas opciones gráficas, que además son adaptables.
  • Volver a revivir estas dos grandes aventuras.

Cons

  • No cuenta con textos en castellano.
  • Algún que otro bug puntual en los efectos de sonido.
  • Quizás se podría haber trabajado un poco más en mejorar texturas o sombreados.