Análisis | Steelrising

Análisis | Steelrising

8 septiembre 2022 0 Por Alejandro Altaber

Spiders se mantiene en el género RPG con una propuesta cargada de acción y cercana a los ‘souls-like’ que convence por su soberbia ambientación y exigentes combates entre autómatas.

Ficha Técnica

  • Título: Steelrising
  • Desarrollador: Spiders
  • Editora: Nacon
  • Número de Jugadores: 1
  • Plataformas: PS5, Xbox Series y PC
  • PEGI: +12
  • Fecha de salida: 7 de septiembre de 2022
  • Idioma: Voces en inglés y textos en español
  • Web oficial: https://hs.naconespana.es/steelrising
  • Género: Acción / RPG

 

Greedfall fue una de las sorpresas más agradables de 2019, pues además de tratarse de la mejor producción del estudio galo Spiders, era una destacable y recomendable experiencia de rol occidental que incluso fue comparada con las obras de Bioware, Bethesda e incluso The Witcher 3. Tanto es así que ya han confirmado Greedfall 2: The Dying World, primera secuela de un juego de la compañía que llegará en 2024 a consolas y PC.

Mientras tanto, Spiders ha estado trabajando duro en Steelrising, una nueva IP que mantiene parte de la fórmula y esencia RPG que tienen todos sus desarrollos, pero que esta vez se acerca mucho más a las mecánicas de combate propias del ya establecido género ‘Soulslike’. Ya os avisamos, Steelrising no alcanza el nivel de colosales producciones de la industria, no obstante es un título único gracias a su fantástica ambientación, originales ideas en su sistema de combate, equilibrada dificultad y profundas posibilidades en la progresión de nuestra autómata.

Historia y Jugabilidad[/su_heading]

Steelrising propone una historia completamente alternativa en la ciudad de París en 1789, es decir, en plena Revolución Francesa. La capital gala se encuentra bajo el yugo y tiranía de Luis XVI, un rey opresivo que ha enloquecido y que mantiene a la población atormentada por sus violentas legiones de autómatas.

Tú eres Aegis, una autómata y obra maestra de la ingeniería creada por Vaucanson para ser la guardaespaldas de la reina. A través de 8 fantásticas localizaciones como el Louvre, la Bastilla o los Jardines de Luxemburgo, aliados y enemigos con motivaciones poco claras se cruzan en tu camino, como María Antonieta, Lafayette and Robespierre. Una historia donde debemos salir airosos de toda conspiración, poner fin a la locura del rey Luis XVI,  permitir que triunfe la Revolución Francesa y encontrar a los hijos de la reina y nuestro creador, Eugène de Vaucanson.

Pese a que los compases iniciales puede parecer que Steelrising es una aventura lineal, pronto amplía las posibilidades con distintos encargos secundarios en zonas previamente ya completadas. En primera instancia recorremos el nivel con un objetivo principal definido, no obstante siempre se nos quedan varios rincones sin explorar al no disponer de herramientas concreta para acceder a ellas y que se desbloquean al derrotar a los grandes jefes finales.

Y es aquí donde entra el componente metroidvania para regresar a anteriores distritos de París y descubrir otros secretos ocultos con jugosas recompensas en forma de armas y equipamiento. Con todo ello, Steelrising eleva su duración hasta las 30-35 horas para completar todas las misiones principales y secundarias del juego.

Jugabilidad[/su_heading]

Steelrising sigue la estructura propia de otras producciones de Spiders, un RPG en tercera persona donde el combate cuerpo a cuerpo es el principal protagonista. Sin embargo, esta vez han querido acercar las mecánicas hacia el ya establecido género del ‘souls-like’, es decir, con enfrentamientos más exigentes y desafiantes que en sus otros juegos como The Technomancer o Greedfall.

Multitud de armas y equipamiento, clases de personajes iniciales, escenarios con atajos desbloqueables, progresión basada en atributos e incluso la pérdida de experiencia tras morir. Todas estas características básicas de la fórmula ‘souls-like’ no faltan en Steelrising, pero en gran parte gracias a su increíble ambientación se introducen ideas muy positivas, y otras que necesitan una vuelta para acabar de refinarse.

A nivel jugable no es lo mismo manejar y animar un humano que un autómata, y mucho menos cuando ha sido concebido inicialmente como una bailarina, caso de Aegis. Mientras que los enemigos cargan con ferocidad, la protagonista exhibe un set de movimientos más ágil y  acompasado propios de la danza. Cuesta unos minutos acostumbrarse, pero esa sensación se asimila rápidamente y todo fluye con soltura.

Uno de los toques originales de Steelrising está ligado con la gestión de la barra de resistencia. Una vez asestados o bloqueados varios golpes y se agota el aguante, es posible recuperar toda la barra  realizando algo similar a una “recarga activa” de Gears of War. Cuanto más precisos seas, mayor porcentaje de la resistencia recobras. Eso sí, llevarlo a cabo tiene una clara debilidad, pues empiezas a sufrir los efectos de la congelación y puedes llegar a quedar a merced del enemigo y caer en cuestión de segundos.

Ya hemos comentado que todas las zonas siguen una estructura fundamental muy parecida, avanzando linealmente por escenarios de considerable tamaño, abriendo atajos y tras acabar con el boss final, abriendo el camino hacia la siguiente. Pero aquí cabe hacer hincapié en las tres habilidades, las cuales dan acceso a lugares imposible de alcanzar en la primera pasada. El impulso áereo va genial, pero el gancho abre un nuevo espacio de posibilidades con un grado extra de verticalidad que le viene de maravilla a la exploración secundaria.

En cuanto a las armas, hay para todos los gustos con hasta siete tipos distintos. Desde las más rápidas y ligeras, hasta las más pesadas y contundentes, tolerando  crear builds muy concretas. Esto se traduce en tener que apostar por ataques rápidos, potentes o quizás apoyados en la Alquimia (daños elementales de frío, fuego y electricidad, y los correspondientes cambios de estado tanto a favor como en contra).

Asimismo, cada arma cuenta con una habilidad exclusiva que se activa con L2 y desencadena movimientos únicos tanto ofensivos como defensivos. Eso sí, hay hueco para equipar hasta dos armas al mismo tiempo para disponer de opciones ventajosas según el tipo de enemigos, y todas ellas pueden subirse de nivel con los elementos consumibles concretos.

También es muy importante el equipamiento, que aporta mejoras defensivas útiles para varios tipos de debilidades y distinta apariencia estética, y los módulos, potenciadores pasivos que añaden efectos o mejoran atributos concretos de las estadísticas de Aegis. En este caso hay módulos de hasta tres niveles, y para instalarlos en el cuerpo de la autómata hay que “abrir” los huecos mediante llaves que se encuentran en la exploración del escenario.

Gráficos y Sonido[/su_heading]

Steelrising ofrece tres modos gráficos diferentes para disfrutar de la experiencia: calidad, resolución y frecuencia de imagen. Analizando las particularidades del título y la gran importancia del sistema de combate, recomendamos escoger el modo que funciona 60fps. Las diferencias de calidad visual tampoco son excesivas, y durante toda la aventura no hemos detectado caídas de rendimiento reseñables, y que incluso está todavía más pulido en el parche ‘Day One’.

A decir verdad, sorprende que Spiders se haya centrado únicamente en PS5, Xbox Series X/S y PC, dejando de lado el gigantesco parque de consolas PS4 y Xbox One instaladas actualmente en todo el mundo. Se agradece que los estudios orienten sus desarrollos para exprimir el potencial técnico del hardware de nueva generación, no obstante, a nivel comercial quizás no acabe reportando resultados igual de positivos.

La dirección artística es sin lugar a dudas la gran virtud de Steelrising, con escenografías y localizaciones sobresalientes y un acertado punto de fantasía por las calles de París de 1789.Esto se ve reflejado también en el diseño de Aegis y el resto de autómatas enemigos, puesto que las animaciones, texturas y modelos de los personajes humanos presentan evidentes carencias. Y por desgracia, el tema más delicado llega por los bugs que hemos encontrado en nuestra partida, no por bloquearnos misiones, sino centradas en defectos gráficos y técnicos. No son graves y seguro quedarán solventados en cuestión de días o pocas semanas, pero sí han sido molestos en ciertos puntos de la aventura.

En la faceta sonora, Steelrising llega a nuestro país con doblaje al inglés y una fantástica traducción de los textos al español. La única pega que le sacamos es que Spiders y Nacon, ambas empresas francesas, no hayan optado por incluir doblaje de las voces al francés, como por ejemplo hizo Asobo Stuio en A Plague Tale: Innocence y fue todo un acierto. En cuanto a las melodías y temas, cumplen su propósito en cada situación, pero no estarán a finales de año entre las mejores bandas sonoras de 2022.

Conclusión [/su_heading]

Spiders sigue haciéndose fuerte en el terreno de las producciones AAA o de medio presupuesto. El equipo francés mejora en cada uno de sus juegos y le añade jugosas novedades a un género tan manido como el RPG y la fórmula ‘souls-like’, asentándose como un estudio de referencia en el rol occidental.

Steelrising es una propuesta sólida, equilibrada y que derrocha personalidad por su fabulosa puesta en escena e insólita narrativa dentro del contexto histórico de la Revolución Francesa. Además, funciona de maravilla en sus exigentes combates, trabajado sistema de progresión, variedad de armas, diseño de niveles y muchas horas de contenido principal y secundario por su grata exploración.  Un juego de corte similar a Remnant: From the Ashes, The Surge 1&2 o Darksiders III, entre otros. Tiene sus pequeñas taras propias de productos de dicho segmento, pero Steelrising es una opción a tener muy en cuenta y tremendamente recomendable en la fórmula ‘souls-like’. Ya está a la venta para PS5, Xbox Series y PC, con edición física de la mano de Nacon.

Author: Alejandro Altaber

Redactor en RegionPS.com desde enero de 2012

Steelrising

59,99€
8.3

Historia

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Increíble ambientación y diseño narrativo en una Revolución Francesa alternativa.
  • Fantástico diseño de niveles con multitud de atajos, recovecos, secretos y zonas ocultas para explorar.
  • Originales ideas en el combate con los sistemas de calentamiento y enfriamiento. Amplio abanico de selección de armas y equipamiento
  • Gran profundidad en el sistema de progresión y equilibrada dificultad ante todo tipo de enemigos

Cons

  • Irregular IA de los enemigos y jefes finales poco inspirados
  • Mejorable acabado técnico y diversos bugs
  • Banda sonora bastante olvidable