Análisis | Syberia: The World Before

Análisis | Syberia: The World Before

15 diciembre 2022 0 Por Cristina Ferragut

Después de cinco años regresamos a la longeva saga Syberia con la nueva entrega póstuma del historietista belga Benoit Sokal. Si quieres saber qué nos depara esta nueva aventura siberiana no te pierdas las siguientes líneas. 

 

Ficha Técnica
 

  • Título: Syberia: The World Before 
  • Desarrollador: Microids, Koalabs 
  • Distribuidor: Meridiem Games 
  • Número de Jugadores: 1 
  • Plataformas: PlayStation 5, Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One, Microsoft Windows, Xbox Series X y Series S 
  • PEGI: 16 
  • Fecha de salida: 15 de noviembre de 2022 
  • Idioma: textos en español 
  • Género: aventura gráfica 
  • Cómpralo: Syberia: The World Before
 

 

En 2021 despedíamos a Benoit Sokal,  uno de los grandes artistas del cómic belga conocido por las aventuras de Canardo o Kraa, pero también por el mundo de los videojuegos tras fundar su propia productora (White Birds Productions) y dejarnos un magnífico legado de aventuras gráficas como L’ Amerzone, Paradise o la longeva franquicia Syberia, a la que dedicamos estas líneas con motivo del estreno de su nueva entrega. 

Si bien el mundo de las aventuras gráficas se mantiene bastante fiel a sus orígenes, algunas franquicias han aprovechado el avance tecnológico para renovar sus juegos, y la obra de Sokal no podía ser menos. Como ya vimos en 2017 con Syberia 3, el lavado de cara de nuestra protagonista fue más que evidente, así como los entornos, la iluminación o la finura de los detalles. Gráficamente dio un salto importante respecto a las dos primeras entregas lanzadas a principios de los 2000. Pero también hubo mejoras a nivel de controles, ahora mucho más intuitivos. Además de puzles perfectamente integrados y objetos clave que podíamos manipular e inspeccionar en busca de pistas o mecanismos ocultos que nos ayudaran a seguir avanzando. Todo ello sin perder la esencia tan característica de Sokal. 

Syberia: The World Before da un paso al frente mejorando con creces todo lo que vimos en 2017, para traernos una emotiva historia llena de matices y temas de actualidad como el racismo, la guerra o la pérdida de seres queridos en un escenario que el jugador podrá vivir a través de dos personajes y líneas temporales distintas que les situará entre principios de los 2000 y finales de la década de los años 30 en pleno conflicto bélico. 

Llegados a este punto os gustará saber que no es necesario haber jugado a los anteriores juegos para comprender la historia de Syberia: The World Before, aunque siguen el mismo hilo conductor, no son juegos continuistas por lo que los nuevos jugadores no tendrán problemas en comenzar la partida. Además, el mismo juego, desde el menú de inicio, permite visualizar un resumen de todas las entregas y ponerse al día si los jugaste hace tiempo.  

El primer juego de Syberia lanzado en 2002, nos presentaba a su protagonista, Kate Walker, una prometedora abogada estadounidense que emprende un viaje hacia Europa para cerrar un contrato de compra venta. Universal’s Toys, empresa a la que Kate representa quiere adquirir la fábrica de autómatas Voralberg ubicada en Valadilène. A su llegada a la villa, se entera de la triste noticia, Anna Voralberg, propietaria de la fábrica ha fallecido dejando como herencia la empresa a su supuestamente fallecido hermano Hans Voralberg. A partir de aquí, nuestra protagonista comienza un apasionante viaje mientras trata de localizar al heredero de la factoría Voralberg. Mientras que en Syberia II, el jugador seguía el sueño de Hans Voralberg de encontrar mamuts con vida mientras descubrían a una nueva Kate en busca de sí misma, mucho más decidida y aventurera. 

Syberia 3 arrancaba justo donde terminaba Syberia II. Kate se encuentra inconsciente en tierras siberianas debido a un accidente meteorológico y es rescatada por la tribu de los Youkol que tras hacerle unas primeras curas la llevarán hasta una clínica de Valsembor  para que termine de recuperarse. Al despertar conocemos a Kurk, líder espiritual de los Youkol  que parece estar atrapado igual que muchos residentes de la clínica a merced de Olga Efinova quien colabora con el ejército impidiendo que los Youkols sigan con su místico peregrinaje junto a los avestruces de nieve. Kate tendrá que salir airosa del interrogatorio del Dr. Mangöling, poniéndonos al día sobre la biografía de nuestra protagonista e intentaremos convencer al galeno de que estamos totalmente recuperados. Kate, en forma de agradecimiento hacia los Youkols, se ofrece a acompañarlos en su peregrinaje hacia tierras sagradas donde cada veinte años es posible ver el apareamiento de los avestruces de nieve. En el camino las cosas se torcerán y pronto descubriremos que los espíritus malignos de los que tanto hablan los Youkols, son de carne y hueso. Y hasta aquí puedo contaros, pero ya os adelanto que las cosas no terminan demasiado bien para nuestros protagonistas.  

Syberia: The World Before nos presenta nada más comenzar el juego a una joven pianista llamada Dana Roze. Ella y su familia viven en Vaghen, una preciosa ciudad ficticia en el centro de Francia de 1937. Dana tiene un futuro prometedor en el mundo de la música, pero sus planes como concertista se truncan en cuanto el fascismo comienza a ganar poder ante la inminente Segunda Guerra Mundial 

Por otro lado, y tras conocer la vida de Dana y su familia nos reencontraremos con Kate que se encuentra encarcelada en una mina de sal de algún recóndito lugar de Siberia. También conoceremos a su compañera y a la carcelera que le hará entrega de una misiva donde Olivia, una vieja amiga del pasado, le comunica el fallecimiento de su madre. Los días en la cárcel no entienden de penas y enseguida debe incorporarse al trabajo. Mientras Kate y su compañera se encuentran picando una pared de la mina, ésta se derrumba revelando una galería secreta. Ambas jóvenes quedan atónitas ante el descubrimiento y aprovechan la ocasión para escaparse de su encarcelamiento. Sin embargo, lo que allí encuentran cambiará sus vidas para siempre. La sala alberga nada más ni nada menos que el vagón de un tren de la Segunda Guerra Mundial. Tras investigar la zona, descubriremos que el vagón atrapado en el tiempo, oculta algunos tesoros que fueron robados por la Sombra Marrón, y entre ellos, el bonito retrato de una joven que guarda algún tipo de relación con Kate a juzgar por su gran parecido. A partir de este momento la vida de Kate dará un giro de ciento ochenta grados, y tras escapar de la mina de sal, arrancará un apasionante viaje que la llevará a entrelazar su destino con la chica del retrato, Dana Roze 

De este modo Syberia: The World Before irá saltando entre los dos personajes protagonistas para que los jugadores puedan reconstruir la historia de ambas jóvenes, visitando las mismas localizaciones con sesenta años de diferencia. 

Jugabilidad
 

En cuanto a mecánicas, la nueva entrega de Syberia no innova, esto no quiere decir que sea algo negativo, simplemente funciona igual que en la anterior entrega y lo hace bien. A diferencia de la versión de PC donde los personajes se mueven a toque de ratón, en PlayStation 5 nos moveremos como en cualquier otro juego, mientras que, para interactuar con objetos o personajes, tendremos que pulsar un botón. Tal y como vimos en Syberia 3, al mantener conversaciones con algunos personajes podremos escoger entre varias opciones de diálogo que nos servirán para recabar información o pistas sobre cómo avanzar. En algunos momentos tendremos que tomar decisiones, pero estas no afectarán en el transcurso de la historia, salvo en un punto concreto y que tendremos que tener en cuenta si queremos conseguir el ansiado platino del juego. 

En cuanto a los puzles, tienen la misma dinámica que los de Syberia 3. Cada escenario contará con algún acertijo que nos bloqueará el progreso y aunque inicialmente, son bastante sencillos de resolver, conforme avancemos éstos serán cada vez más complejos. Pero no os asustéis, pues el juego brinda un sistema de pistas opcional para evitar frustrarnos 

Generalmente los puzles requerirán de algunas acciones que tendremos que imitar con el mando ya sea para girar manivelas con el stick analógico, tirar palancas, tirar de cajones, apretar continuamente un botón para mover algún objeto o incluso lanzar piedras. También podremos recoger objetos clave que se almacenarán en el inventario y que podremos inspeccionar e interactuar con ellos en cualquier momento en busca de pistas o mecanismos que nos ayuden a resolver algún acertijo. Junto con el nuevo argumento con un tono más dramático respecto a los anteriores juegos, los rompecabezas son el punto fuerte de la obra de Sokal y no lo digo por su ingenio si no por lo placenteros que resultan, lo bien integrados que están y, sobre todo, por la arquitectura de los mismos. Hasta el más sencillo de ellos es una pequeña obra de arte. 

Por otro lado, y teniendo en cuenta que se trata de un juego limitado a localizaciones relativamente reducidas, el juego ofrece una serie de misiones secundarias no obligatorias que revelarán más información sobre los personajes y los lugares que visitemos, además de dilatar algunas horas más la vida del juego ya que tiene una duración aproximada de 12 horas. 

Gráficos y Sonido
 

Como os contaba Syberia: The World Before ha evolucionado a nivel visual respecto a su antecesor aprovechando el poder tecnológico next gen. La dirección artística es muy sólida, algo que se refleja en las luces, los escenarios repletos de detalles y la arquitectura Art Noveau con ligeros toques steampunk tan característico de la obra de Sokal. Cada rincón del juego es un deleite para la vista y no os mentiré si os digo que tengo decenas de capturas de pantalla en mi PlayStation 5. No obstante y a pesar de las mejoras en este apartado, hay que tener en cuenta que no estamos hablando de una superproducción y que, por ende, aspectos como las cinemáticas, las expresiones faciales o algunas animaciones no son perfectas.  

Inon Zur al que de seguro conoceréis por su amplia carrera orquestando títulos como Dragon Age o Fallout entre muchos otros, pone la guinda de este apartado. La partitura es preciosa y consigue transmitir al jugador la emoción de cada momento vivido por nuestras protagonistas, consiguiendo incluso, emocionarnos en ciertos puntos de la partida.  

Por otro lado, es una lástima que finalmente el juego no llegue doblado al español como sí lo hizo Syberia 3, sin embargo, tanto la interpretación original en inglés a cargo de Sharon Mann como el doblaje en francés (idioma en el que jugamos de principio a fin), son impecables. 

 

Conclusión
 

Syberia: The World Before se mantiene fiel a la jugabilidad clásica de las aventuras gráficas pero ha sabido renovarse aprovechando la tecnología actual para ofrecernos una aventura con una calidad muy superior de la que cabría esperar de una producción AA.  

Nos ha sorprendido su argumento sólido y maduro cuyo trasfondo apuesta por la denuncia social y poner sobre la mesa temas de actualidad como la guerra, el racismo o el genocidio en un escenario que parece sacado de una postal. Los ingeniosos puzles y el diseño de los mismos harán las delicias de los jugadores más exigentes, pero sin llegar a frustrar  a los impacientes gracias a la ayuda opcional que ofrece el juego. 

Syberia: The World Before es el juego que todo amante de la saga merecía y también una puerta de entrada perfecta para quienes se inician en el género de las aventuras gráficas. 

Author: Cristina Ferragut

Jugadora desde 1986
‘Me gustan las personas que dicen lo que piensan, pero por encima de todo, me gustan las personas que hacen lo que dicen.’

💌 cristina.ferragut@regionps.com
🎮 PSN ID: Hottarubi
📺 YT: https://www.youtube.com/user/inagameig

Syberia: The World Before

44,99€
8.4

Historia

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

9.0/10

Diversión / Duración

8.5/10

Pros

  • Entornos de postal
  • Diseño de los puzles
  • Trama mucho más madura respecto a los anteriores juegos
  • Banda Sonora

Cons

  • Expresiones y animaciones algo acartonadas, aunque no se le puede pedir más tratándose de una aventura gráfica...